Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – VII

La-Sierra-de-Covaleda_Página_036La-Sierra-de-Covaleda_Página_037La-Sierra-de-Covaleda_Página_038La-Sierra-de-Covaleda_Página_039La-Sierra-de-Covaleda_Página_040La-Sierra-de-Covaleda_Página_041La-Sierra-de-Covaleda_Página_042

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – VI

La-Sierra-de-Covaleda_Página_031La-Sierra-de-Covaleda_Página_032La-Sierra-de-Covaleda_Página_033La-Sierra-de-Covaleda_Página_034La-Sierra-de-Covaleda_Página_035

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – V

La-Sierra-de-Covaleda_Página_025La-Sierra-de-Covaleda_Página_026La-Sierra-de-Covaleda_Página_027La-Sierra-de-Covaleda_Página_028La-Sierra-de-Covaleda_Página_029La-Sierra-de-Covaleda_Página_030

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – IV

La-Sierra-de-Covaleda_Página_018La-Sierra-de-Covaleda_Página_019La-Sierra-de-Covaleda_Página_020La-Sierra-de-Covaleda_Página_021La-Sierra-de-Covaleda_Página_022La-Sierra-de-Covaleda_Página_023La-Sierra-de-Covaleda_Página_024

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – III

La-Sierra-de-Covaleda_Página_012La-Sierra-de-Covaleda_Página_013La-Sierra-de-Covaleda_Página_014La-Sierra-de-Covaleda_Página_015La-Sierra-de-Covaleda_Página_016La-Sierra-de-Covaleda_Página_017

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – II

La-Sierra-de-Covaleda_Página_007La-Sierra-de-Covaleda_Página_008La-Sierra-de-Covaleda_Página_009La-Sierra-de-Covaleda_Página_010La-Sierra-de-Covaleda_Página_011

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Polémica construcción de una Sierra en Covaleda en 1916 – I

Nuestro buen amigo y colaborador Vicente Carnicero del Riego, nos envía una recopilación de noticias aparecidas en la prensa relacionadas con la polémica construcción de una sierra en Covaleda en torno al año 1916.

Sobre este tema ya se publicó un resumen en Historia de Covaleda el cual lo podéis encontrar en el siguiente enlace: https://historiadecovaleda.wordpress.com/2013/09/17/conflicto-en-covaleda-por-la-construccion-de-la-sierra-nueva-1917-18/

Si bien, Vicente lo que nos ha enviado son los artículos originales para que cada uno valore el problema que surgió en torno a dicha serrería.

Dado lo extenso y la magnífica recopilación que Vicente ha realizado, dividiremos la publicación a lo largo de varios días para facilitar su lectura y comprensión.

La-Sierra-de-Covaleda_Página_001La-Sierra-de-Covaleda_Página_003La-Sierra-de-Covaleda_Página_004La-Sierra-de-Covaleda_Página_005La-Sierra-de-Covaleda_Página_006

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CANTOS DE ESPERANZA POEMAS Y SÍNTOMAS de Julio Martín Llorente – XII

SÍNTOMAS

58. SÍNTOMA DE MALESTAR.
Me da vueltas la cabeza,
pero parece que estoy bien.

59. SÍNTOMA DE DOLOR
Sino es que me duela,
únicamente veo las estrellas.

60. SÍNTOMA DE LOCURA
Yo me vuelvo loco,
me vuelvo loco,
y me vuelvo loco.

61. SÍNTOMA DE ASCO
Qué asco de vida,
no vale la pena vivirla.

62. SÍNTOMA DE BONDAD
Que Dios tan bueno,
incluso ama a los pobres.

63. SÍNTOMA DE NERVIOS
Tengo unos nervios,
nerviosos.

64. SÍNTOMA DE CANSANCIO
Maestro, cuando llegues
a los 70 años,
podrás sentarte a descansar.

65. SÍNTOMA INFANTIL
Me siento como un hombre,
pero la verdad es que soy un niño.

66. SÍNTOMA DE CLARIDAD
Esto está tan claro,
que a veces, lo veo oscuro.

67. SÍNTOMA DE FRÍO
Hace un fu,
que parece en fa.

68. SÍNTOMA DE VERDAD
Sino es que te lo diga,
sino que ya lo ves.

69. SÍNTOMA DE ENFADO
Todo lo sabes,
y todo lo cagas.

70. SÍNTOMA DE MUERTE
Mira si estaría vivo,
que estiró la pata.

71. SÍNTOMA DE QUIETUD
Anda,
que no andas nada.

72. SÍNTOMA DE SOLEDAD
Un hombre sólo,
no es ninguno.

73. SÍNTOMA DE IRRESPONSABILIDAD
Eres un tío,
consciente de tu deber,
pero inconsciente,
de tu que hacer.

74. SÍNTOMA DE TONTUNA
Eres tonto,
o te lo haces.

75. SÍNTOMA DE INCOMPRENSIÓN
Aquí, lo único claro,
es que todo está oscuro.

GRACIAS POR VUESTRA GENEROSIDAD

12742781_539911372851902_2979836990621392453_n

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CANTOS DE ESPERANZA POEMAS Y SÍNTOMAS de Julio Martín Llorente – XI

51. VERDAD QUE ERES OPACA
La verdad ha sido escrita,
con palabras de oro y fuego,
y guardadas en corazones,
de los hombres prisioneros,

   La verdad era la vida,
que nacía con llanto fresco,
con una frase en la boca,
que era la voz de mi Pueblo.

   De rincón en rincón pasaba,
como mensaje venidero,
de padres a hijos saltaba,
como lo quiere el amor paterno.

   Verdad que eres opaca,
como la vista del ojo ciego,
y levantando la voz grita,
¡Libertad para mi Pueblo!

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

52. NADA SE SABE
Nuestra muerte,
no detendrá el nuevo mundo,
lo mismo que el mundo,
no detendrá nuestra vida:
Ambos seguirán su camino,
hasta quebrar,
en la nada ofrecida.

   ¿Cuántos pasos quedarán
hasta llegar a la meta prescrita?
¿Dónde se esconde el fin,
que aguarda a nuestros días?

   La interrogante,
llama a la duda,
la duda,
a la mente suplica,
mira que nada se sabe,
y que lo único cierto.
es la lucha cada día.

Poeta: Julio Martín, (1976)

 

53. CINCELES QUE PISAN
Detrás, va quedando el camino,
y la huella de la vida,
que día, a día, ha ido labrando,
la escultura más divina.

   Sudores, fueron martillo,
y los pies, cinceles que pisan,
ahondando poco a poco,
sobre esta tierra maldita.

   A mis pasos, otros siguieron,
y a los de ellos, otros seguían,
unos tras otros fuimos,
porque el que no andaba moría.

   Qué misión era la nuestra,
la de andar de noche y día,
y luchar por alcanzar,
el camino que se perdía.

   ¡Oh, camino empolvado!

   ¡Oh, cinceles que pisan!

   ¡Pasos que andáis solo andando!

   ¡En busca de la paz perdida!

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

54. TODAS LAS RAZONES
Quisiera volar sin más,
de la mente de los hombres,
para vivir mundos lejanos,
que se encuentran no sé dónde.

   Quisiera hablar sin más,
con paredes de la calle “once”
y escuchar fuentes que brotan,
allá donde la luz se esconde.

   Quisiera escalar montañas,
de esas que no tienen nombre,
y hacer un cobijo con ellas,
donde morar todos los hombres.

   Quisiera encontrar la paz,
que uniera todas las voces,
sin mirar razas, ni leyes,
sino todas las razones.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

55. PALABRAS Y SILENCIOS
Me hallo zambullido,
entre palabras y silencios,
que brotan como la espuma.
de mil galeones en sueños.

   Los ocasos de los Dioses,
dictaminan dolor eterno,
en justicia de unos males,
que todos ignoran saberlos.

   Sufre bestia, sufre hijo,
sufre como el obrero,
que ve el pan con el filo,
del cuchillo que es su dueño.

   El hambre le ha hecho presa,
y el ignora saberlo,
porque vive engañado,
de un salario sentenciero.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

56. UTOPÍAS DE SON Y PAZ
Hay una luz en el cielo,
hay una estrella en la mar,
hay un suspiro en el alma,
que no me deja callar,

   Por las noches, por el día,
por siempre quiere gritar,
pero la tierra donde vive,
le ha puesto hermoso bozal.

   Mañanas vendrán cantando,
utopías de son y paz,
no faltarán las razones,
y ansias por qué luchar.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

57. AUTORRETRATRO
Corazón de yunque quiero,
y por martillo mi palabra,
por fuego mi propio pecho,
y por Vida mi sangre humana…

   Este fuego bravo y fiero,
que abrasa mis entrañas,
da luz a mi camino,
que busca, sueña y Canta…

   No vive fines postreros,
tampoco el fracaso le espanta,
tiene fe en el presente,
y lucha por el mañana.

   Cuando por fin el día llegue,
de decir una palabra,
gritaré fui un hombre humilde,
de un pueblo con montañas…
(Covaleda)

Poeta: Julio Martín. (1976)

12744061_537141709795535_3749219653585015455_n

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CANTOS DE ESPERANZA POEMAS Y SÍNTOMAS de Julio Martín Llorente – X

45. MANOS VACÍAS
 En la calle se escucha el hambre,
que invade manos vacías,
y nadie hace un esfuerzo,
por llenarlas de caricias.

   Tu hermano, dicen los hombres,
tu hermano, tal vez dirían,
si estuvieran todas llenas,
de esclavitud y cobardía.

   Cuán villano, es el hombre,
que ofrece solo codicia,
olvidando que no se esconde,
la maldad que ellos predican.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

46. TODO TIENE SU PRECIO
 La vida no es fácil para nadie,
no la es para mí,
ni tampoco la ha de ser para ti.

   Todos tenemos nuestro propio tiempo,
y de este proceso irreversible,
no podemos vivir en un anticipado,
ni tampoco en un no llegado.

   Todo tiene su precio,
su día y su hora,
y su ha de llegar,
porque así es lo que nos toca,

   No hacer frente a esta verdad,
que revela nuestra historia,
es vivir sin ser vivido,
en una atmósfera engañosa.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

47. LUCHAR HASTA LA MUERTE
Sombras, imágenes y recuerdos,
atormentan mi mente,
y pregunta anonadada,
del por qué esto sucede.

   Las respuestas se hacen eco,
y ninguna es convincente,
ya que, en ellas no se encuentra,
la verdad que me engrandece.

   Contrariado me pregunto:
¿Por quién lucho, qué sucede?
y sorprendido solo hayo,
largas sombras que enmudecen.

   Sombras, imágenes y recuerdos,
que atormentáis mi mente,
decidme, dónde puedo hallaros,
para luchar hasta la MUERTE.

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

48. PEDESTALES ALTOS
Como el calor sale del fuego,
así de mí, sale la Vida,
que me ofrece como la rosa,
su hermosura y alegría.

   A los hombres doy la mano.
y a los niños mi sonrisa,
porque solo, el que ama,
dicen, que es feliz en esta vida.

   No busques, pedestales altos,
sino la tierra que pisas,
y de esta forma hallarás,
aquello que necesitas.

Poeta: Julio Martín (1976)

 

49. ENGAÑOSOS CAMINOS
   Son muchos los que esperan,
e intentan justificar su destino.

   Son muchos los que creen,
y viven pacientemente su camino.

   Son muchos los que lloran,
y nadie afirma haberlos visto,

   Son muchos los que cantan,
y oídos sordos, dicen no haber oído.

   ¡Contradicción!

   ¡Falso nombre!

   ¡Ausencia y espejismo!

   ¡No son cosas muy ciertas!

   ¡Sino engañosos CAMINOS!

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

50. EL NUEVO DÍA
 Cada día que muere, solo es,
terminación de algo,
que da paso a otro algo.
quizás sospechado,
aunque más bien,
será confuso y diferente,

   Todos decimos saber,
que el nuevo día ha de correr,
nuestro cauce ya previsto,
olvidando, sin embargo,
que más bien será distinto.

   El día engendra,
claridad resplandeciente.
La noche vive,
la oscuridad engrandecida.

   ¿Cómo explicar que,
en tan breve espacio,
haya tanta anomalía?
No pongo en duda mi mente,
si pongo en duda mi dicha.

   Más, vivir quiero el presente,
sin importarme demasiado,
el nuevo DÍA.

Poeta: Julio Martín. (1976)

14568175_649543298555375_2784770592664559969_n

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario