CANTOS DE ESPERANZA POEMAS Y SÍNTOMAS de Julio Martín Llorente – IV

16. CANTO A LA VIDA
Camino,
caminas, caminan.
¡Todos caminamos
en la Vida!

   Tropiezo,
tropiezas, tropiezan.
¡Todos tropezamos
en la Vida!

   Amo,
amas, aman.
¡Todos amamos
en la Vida!

   Lloro,
lloras, lloran.
¡Todos lloramos
en la Vida!

   Muero,
mueres, mueren.
¡Todos morimos
en la Vida!

   CAMINO,
TROPIEZO,
AMO,
LLORO,
Y MUERO EN LA VIDA.

Poeta: Julio Martín (1976)

 

17. CANTO A UN RECUERDO
   Mi día, tu día,
mis versos, tus versos,
ambos han sido escritos,
para simbolizar nuestro Amor,
que nació hace ya tiempo…

   Y ahora al recordar,
ese día y esos versos,
vemos que no han cambiado,
aunque en nosotros,
algo ya esté muerto…

   ¡No cambian los días!
¡No cambian los versos!
¡Cambian las personas!
¡Con su egoísmo y su desprecio!

Poeta: Julio Martín (1976)

 

18. CANTO A UN NIÑO
   El niño que hace unos años,
tuvo pan para comer,
hoy pasa hambre y miseria,
y nadie lo quiere ver.

   Mora solo en una casa,
y si padres tuvo una vez,
se marcharon de su lado,
para nunca más volver.

   Este niño enamorado,
de los que cuidaban de él,
ve cercana ya su muerte,
y se pregunta sin saber.

   No nací junto a unos Padres,
que me dieron calor y fe,
por qué muero solo en mi casa,
y sin un beso florecer….

Poeta: Julio Martín (1976)

 

19. CANTO AL MES DE ENERO
Enero que mueres,
triste y silencioso,
para dar paso a Febrero,
que resulta el mes más corto.

   Tus calles están cubiertas,
de amenazas y de gozo,
de nieve blanca que espera,
ser tu amiga para todo.

   Se la pisa, se la oprime,
se la hace muñecos con ojos,
resbalarizos de cristal fino,
que son la alegría de todos.

   Enero que mueres,
triste y silencioso,
para dar paso a Febrero,
que resulta el mes más corto…

Poeta: Julio Martín. (1976)

 

20. CANTO A LA CORDURA
 Duda, confusión, miedo,
¿Dónde estoy?
¿De dónde vengo?

   Cuándo seré libre,
para poder volar mi cielo,
correr mis campos,
caminar senderos,
beber las aguas limpias,
que dan vida a mi cuerpo.

   Miedo, confusión, duda,
¿Qué tememos?
¿Quién murmura?
La nada atestigua muerte,
y de la muerte nadie se esfuma.
¿Será verdad?
¿O quizás locura?

   No olvidemos este dicho,
que amenaza la cordura…

Poeta: Julio Martín (1976)

14695486_649543811888657_6680250370153083977_n

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s