ANDAR POR LAS SIERRAS DE URBIÓN, NEILA Y CEBOLLERA – VIII

RUTA SENDERISTA

COVALEDA – PICO DE EL HORNILLO

23-01

Duración: 8 h. · Desnivel: 1.157 m. · Agua: Hay en Bocalprado y laguna de El Hornillo.

Itinerario: Covaleda (1.212) > Bocalprado (1.620) > Tejeros > Alto de Tres Fuentes (1.923) > Laguna de El Hornillo (1.815) > Pico de El Hornillo (1.647) > Senda del Cuento > Pico de Mojón Alto (2.093) > Muchachón (1.890) > Casa de Becedo (1.640) > Covaleda (1.212).

Abordaremos hoy una de las rutas históricas que los pastores y ganaderos hacían para cuidar el ganado (bovino y lanar) en la hondonada de la laguna de El Hornillo y, también, para alcanzar la cuerda de Llanos de la Sierra y el pico de El Urbión desde Covaleda. Demos rienda suelta a nuestra imaginación pensando que entonces no existía la carretera que sube hoy desde Covaleda al pico de El Urbión, ni la que asciende desde Vinuesa a la laguna Negra.

Al llegar a Covaleda procedentes de Salduero, en la curva, la primera calle que nos encontramos es la de los “Hermanos Soria”.

Aquí iniciaremos nuestro itinerario. Descenderemos por una fuerte pendiente que surca un sendero ancho. Pasando el barranco empieza la ascensión y a los 5 minutos llegamos a unas tenadas (o tinadas) grandes y a una pequeña finca a la izquierda. Por entre ambas continúa el camino que asciende, dejando siempre la repoblación de pinos a nuestra izquierda y el bosque viejo y poblado a la derecha. A los 15 minutos de marcha llegaremos a los prados de la Cerradilla. El sendero marcado por hitos, puestos por nosotros, continúa hasta el paso de la Apolonia (15 minutos), que cruza un arroyo seco. En otros 15 minutos más estaremos en una explanada, un pequeño raso que atravesaremos, y saldremos de él por un casi simbólico portillo que los lugareños llaman “Portillo de la Arellana”. Cinco minutos más tarde dejaremos a nuestra derecha un cercado y seguiremos siempre junto al mismo para, en 20 minutos, alcanzar el puente de El Paso que permite cruzar un caudaloso arroyo, que viene de la fuente de la Hilandera y toma el nombre de río Ojeda. El bosque en esta zona es muy espeso. El trayecto hasta aquí ha sido de un suelo agradable en el que el biércol toma un color amarronado, y con muchas zarzas y helechos en el último tramo.

A nuestra izquierda, en el último tramo, el bosque ha ido elevándose de forma muy pronunciada.

A partir del puente, una fuerte ascensión, por una trocha muy bien marcada, nos llevará, en 10 minutos, hasta la explanada junto a la carretera que va de Bocalprado a la fuente de los Picos. Aquí, dos palos que sostuvieron una tabla de madera que indicaba el lugar y las direcciones -hoy totalmente destruida- nos señalarán bien a las claras el acierto de nuestra llegada al lugar correcto.

Cruzaremos la carretera y nos desviáremos un poco hacia la izquierda para visitar el bello lugar de la explanada de Bocalprado, con refugio, fuentes y mesas (un privilegiado lugar para descansar unos minutos y tornar un bocadillo). Al fondo de la campa, a la derecha de un árbol varias veces centenario, y que el peso de las nieves derribó en el invierno de 1996 al 97, cayendo sobre la mesa a la que daba sombra, sale un sendero que sube al lugar de Tejeros. En 1 hora habremos alcanzado esta zona. El recorrido durante este tiempo será una delicia, por una no muy pronunciada ascensión a través de un espeso bosque de pinos de gran altura y un sotobosque con profusión de helechos.

Toponímicos curiosos del recorrido podemos oírselos a los pastores que por aquí quedan o a los trabajadores del monte: “Latada de la Mosca”, “Pino Seco”, “Paso de los Hoyos”, etc..

El inicio de la trocha está marcado por un destacado hito. A los 15 minutos de subida cruzaremos un arroyuelo por la “Latada de la Mosca”; en unos 15 minutos más estaremos en Pino Seco”; y en otros 15 minutos alcanzaremos el “Paso de los Hoyos”, en donde podremos contemplar uno de los ejemplares de pino más gigantescos de los bosques de Urbión; y en otros 15 minutos estaremos en un punto de la carretera de Covaleda al pico de Urbión, a 400 m. de Tejeros.

Seguiremos por la carretera hacia el Urbión y a 1 km. nos desviaremos a la izquierda para alcanzar el alto de Tres Fuentes (1.923 m.), donde este año de 1998 han trasladado la atalaya vigía que anteriormente estaba en El Muchachón, 1 km. más adelante de la carretera.

No perderemos la ocasión de subir a la torreta y contemplar el soberbio espectáculo que nos brindan estos lugares con más de 240 millones de años de historia (época Herziniana).

Subidos a la atalaya, de 30 m. de altura, un fastuoso golpe de vista nos deslumbrará.

Orientando la mirada hacia el norte, y haciendo un recorrido de derecha a izquierda, descubriremos el gran pico de Zorraquin, el Pico Mojón Alto – detrás del cual se encuentra el recuenco donde duerme la laguna Alta o Helada – y la enorme loma de Llanos de la Sierra que oculta los picos de Urbión. Sobre aquella loma, columbraremos la brutal agresión hecha al paisaje, originada por la construcción de la pista que desde Covaleda asciende hasta el mismo Urbión. En la caída de la loma divisaremos la depresión conocida por “Llanos de la Sierra” con los contrafuertes que parecen sujetar la montaña. Las paredes del contrafuerte se prolongan en otra pared dura y agrietada, rota en ocasiones, que viene del pico de Peñas Blancas y por encima de la cual se encuentra la plataforma de La Remesa que lleva a El Urbión. A la izquierda de la depresión, entre un bosque de pinos bajos por debajo de El Rasón, advertiremos una pequeña calva que corresponde a la zona de la laguna de Abantos.

Al sur se arropan en la hondonada del inmenso bosque – los mejores pinares de España -, Covaleda, Duruelo de la Sierra, Regumiel de la Sierra, Quintanar de la Sierra y Canicosa; y desdibujado en la lejanía Salas de los Infantes. Aquí todo es serenidad, luz y belleza.

Con nuestro amigo Raimundo Llorente, natural de Covaleda, pastor desde su juventud y hoy ya jubilado, que ha recorrido los más recónditos lugares de los bosques de Duruelo, Covaleda, Vinuesa, Salduero y Molinos, y las áreas de las Viniegras y Neila, reemprenderemos la marcha.

Salimos de nuevo a la carretera y; después de una suave ascensión de unos 8 minutos, nos encontraremos a nuestra derecha una campa cubierta de biercol y zonas verdosas (el área toma un color amarillento visto desde alguna distancia). Entramos en la campa y pronto descubriremos una serie de pequeños mojones que nos marcan un sendero un tanto escondido entre el biercol y las lajas, que nos llevará, en unos pocos metros, al borde que asoma a la gran hondonada de El Hornillo. El descenso se hace bien por un surco marcado en el terreno entre la maleza y un sotobosque de brezos, escobones, jaguarzos y arándanos. En la bajada podemos apreciar sobre el fondo del hondón un área despejada y amarillenta, ligeramente triangular: es el raso de El Hornillo, nuestro punto de referencia. Al final del descenso dejaremos a nuestra derecha la laguna de El Hornillo, normalmente seca en verano, – por aquí la llaman El Charcón – y atravesaremos una zona de hierba fresca y regajos por un bosque de pinos bajos para salir al raso de El Hornillo.

De la campa de la carretera al raso de El Hornillo habremos tardado unos 30 minutos. Mirando hacia al norte, a nuestra derecha y un poco al noreste, sale una pequeña senda marcada en su inicio por piedras que nos ha de conducir en delicioso paseo por uno de los bosques más viejos de la zona de Urbión, al pico de El Hornillo en 55 minutos.

Y acaso tengamos la suerte de toparnos con uno de esos gigantes pinos varias veces centenarios, con ramas a ras del suelo tan gruesas como los troncos; ¡soberbios ejemplares!.

Si merodeamos un poco por el raso de El Hornillo, podemos encontrar un viejo aprisco, hoy en desuso. Es el “Aprisco de Leopoldo”, hermano de Raimundo Llorente.

Por el camino desde el raso hacia el pico de El Hornillo llegaremos en 20 minutos al raso de la Genciana, así llamado por la profusión de esta planta silvestre; 10 minutos después estaremos en la fresca fuente del “Tío Periquillo” (viejo pastor de la Zona); desde aquí al chozo en reparación (donde tantos ajos carreteros hicieron los pastores) tardaremos 15 minutos; y por último, desde el chozo al entradero de la senda Mala, marcado por unos palos verticales, 10 minutos.

Ilustración 7 Refugio El Becedo

Ilustración 7: Refugio “El Becedo”

Si queremos asomarnos a la vista que ofrece el pico de El Hornillo recorreremos unos cientos de metros, (unos 10 minutos), atravesando un pequeño claro del pinar. El lugar bien merece la pena visitarlo por la verticales caídas desde el pico.

Al regresar a los palos del entradero de la Senda Mala, en lugar de descender a ésta, a nuestra derecha, tomaremos el sendero que gira suavemente hacia la izquierda y asciende por el pinar para ir a buscar la Senda del Cuento, sobre la árida plataforma que conduce a El Mirador. Si se pierde el sendero, la referencia es ir a buscar, siempre a nuestra derecha, la arista desde donde se dominan las grandes caídas sobre la senda Mala. Desde el pico de El Hornillo hasta El Mirador – recorrido ya descrito en Itinerario 31 – emplearemos 40 ó 45 minutos.

Desde El Mirador seguiremos la Senda del Cuento, atravesaremos la carretera que viene desde El Peñascal a la laguna Helada, y seguiremos el sendero que asciende por la ladera del Pico de Mojón Alto hasta alcanzar la cumbre. La ladera es un pedregal con rodales de hongos y brezos, feo, pero que tiene el aliciente de saber que desde la cumbre volveremos a descubrir una nueva y augusta perspectiva de El Urbión y Llanos de la Sierra y, a vista de pájaro, la laguna Alta o Helada. Al fondo de la laguna columbraremos el senderito que busca el camino hacia El Urbión. Desde El Mirador hasta el pico habremos empleado 30 minutos.

El aire es tan puro e intacto en estas cumbres que sentimos una profunda emoción, la tierra se nos antoja ingrávida y el aire que llega es recio y seco, secular brisa de estos altos.

Reina un hondo silencio; y se nos escapa el tiempo mientras “nuestros ojos en tomo hacen la ronda / y cantan el perfil a la redonda / de media España y su fúnal de lumbre” como cantó el poeta Gerardo Diego.

Desde el Pico de Mojón Alto, el mejor descenso se consigue bajando por la Ioma.

para ir a buscar el encuentro de la pista que viene de la laguna Helada con la que sube a El Urbión en el punto de El Peñascal.

En 30 minutos o menos estaremos en El Peñascal y en 10 minutos más, situados ya en la pista principal, recorreremos unos 500 m. para encontrar, a nuestra derecha, las explanadas de El Muchachón donde se conserva el refugio forestal. Pasaremos cerca del refugio y; a nuestra izquierda, veremos, bien clara, una senda que discurre por un terreno arenoso y de hierba seca y biercol, que nos lleva, 200 m. más abajo, a la fuente de la Hilandera.

Una flecha roja, sobre una piedra vertical. a la derecha, señala la situación de la fuente a nuestra izquierda. junto a la fuente existen unos grabados alusivos a la Leyenda de Alvargonzález (recordemos que en la fecha en que escribió la leyenda D. Antonio Machado no existía la carretera actual de Vinuesa a la laguna Negra).

Más abajo se llega a una explanada muy próxima a la carretera de Covaleda al pico de El Urbión y donde se encuentra el refugio casa de Becedo.

Desde El Muchachón a casa de Becedo habremos tardado unos 40 minutos.

Cruzaremos la carretera, y enfrente nos encontraremos con un cortafuegos que desciende hacia Covaleda por el espeso bosque. A los 30 minutos se llega al prado de Mancería. El  cortafuegos se pierde siguiendo la repoblación, pero un sendero ancho que gira hacia la derecha (que parece continuar el cortafuegos) nos llevará hasta la tejera de por la mañana, junto a las tenadas y a la finca con valla de piedra, pasando antes por el Poyal de

Sancho, una gran piedra a la izquierda, según bajamos.

Desde Mancería hasta la tejera emplearemos 15 minutos. En 5 minutos más estaremos en el punto de partida.

Tiempos parciales aproximados:

Desde Covaleda hasta Bocalprado: 1 h. 20 m.
Desde Bocalprado hasta el raso de El Hornillo: 2 h. 15 m.
Desde el raso de El Hornillo hasta el pico de El Hornillo: 55 m.
Desde el pico de El Hornillo hasta El Mirador: 50 m.
Desde El Mirador hasta el Pico de Mojón Alto: 30 m.
Desde el Pico de Mojón Alto hasta El Muchachón: 40 m.
Desde El Muchachón hasta casa de Becedo: 40 m.
Desde casa de Becedo hasta Covaleda: 45 m.

Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s