EL ISLAM Y EL PROCESO REPOBLADOR. Cómo participó Covaleda en esa repoblación.

EL ISLAM Y EL PROCESO REPOBLADOR

La invasión  musulmana del 711 confina en tan solo siete años a los reinos hispano-visigodos a una pequeña franja del norte de la Península.

La reconquista cristiana se inicia desde estos reductos del norte. Es un proceso lento que durará varios siglos y que no culminará hasta el reinado de los Reyes Católicos a finales del siglo XV.

sin-titulo-1

Árabes y Cristianos de la Cronica General de Alfonso X. Monasterio del Escorial.

Con el paulatino avance de la Reconquista, las tierras recuperadas a la dominación árabe van siendo repobladas con esas gentes del norte.

LA REPOBLACIÓN

A finales del siglo X las tierras al sur del Duero estaban desoladas. Los árabes se asentaban al sur de la línea imaginaria Coimbra, Toledo, Guadalajara y la mayor parte de estas tierras estaban  abandonadas a incursiones temporales, “racias” y “cabalgadas” que desde uno y otro lado arruinaban el territorio. Era tierra de nadie, refugio de aventureros  y maleantes de uno y otro bando. Eran, en palabras de D. Claudio Sánchez Albornoz “desierto estratégico” entre ambas culturas.

En el 939 Ramiro II, primer rey de León, vence en la batalla de Simancas a Abderramán III. Castilla aún era sólo un condado. Los cristianos refuerzan su línea fronteriza y dos meses después de la batalla intentan una primera repoblación de ciudades “desertas” del Tormes: Ledesma, Salamanca y otras además de Penna (actual Peñaranda); pero el intento no fructificó; los ejércitos de Almanzor el Victorioso raciaron y asolaron estas tierras en torno al año 1000.

sin-titulo-2

Ejercitos cristianos del siglo X. Miniatura del Beato de Liebana

La fortaleza del poder musulmán representada por el Califato se verá reemplazada, en pocos años, por veintitrés repúblicas oligárquicas –reinos de taifas– hecho determinante en la futura expansión cristiana, que con altibajos ya no cesará en su avance.

Fernando I el Magno ya inició el progreso definitivo asegurando la zona norte de la Meseta: Toro, Tordesillas, Coimbra y Zamora.

sin-titulo-3

Fernando I

“…(Zamora) que era mucho despoblada, e los de León pidieronle (a Fernando I)  ya por merced que la mandase poblar, ca nunca se poblara después que los moros destruyeron y el muro de ella destruyeron” (Lucas de Tuy, Chronicon Mundi. Crónica de Veinte Reyes. Citada por J. González. La Extremadura Castellana al mediar el siglo XIII)

Alfonso VI de Castilla llega hasta Toledo y establece en el Tajo la frontera (1088) lo que permite consolidar la acción repobladora en la retaguardia. Habrá aun contraofensivas con tropas beréberes venidas de África (Almorávides) que vencen a Alfonso, pero en el tiempo de su reinado se repoblará Segovia, Ávila y Salamanca. El Rey encomendó la repoblación de Salamanca a su yerno el conde D. Raimundo de Borgoña, casado con su primogénita Dª Urraca. Siguiendo la “Crónica de la población de Ávila”:  

“en la primera puebla vinieron gran compaña de buenos omes de Cinco Villas e de Lara e algunos de Covaleda. E los de Covaleda e de Lara veníen delante, e ovieron sus aves e entrante de la villa. E aquellos que sabían catar de agüeros entendieron que eran buenos para poblar allí, e fueron poblar en la villa lo más cerca del agua. E los de Cinco Villas, que venían en pos dellos… E Muño Echaminzuide, que veníe con ellos… la media villa arriba, E. fizo poblar y aquellos que con él vinieron …”

sin-titulo-4

La Jura de Santa Gadea por Hiráldez. Visión idealizada

  El rey un representante en su nombre, concedía a los repobladores privilegios para que habitaran en tierras tan expuestas, otorgaba “Cartas Puebla” o “Fueros“. En la concesión se determina donde establecer la cabeza de la puebla y las condiciones en las que la entrega a los repobladores. Los límites se establecían siguiendo accidentes geográficos, ríos, montes, etc. De estos tiempos hay pocos documentos por haberse perdido, haber sido falsificados en el trascurso de los tiempos, o porque la mayoría de las veces eran concesiones verbales.

Por su carácter fronterizo con el Islam, en estas tierras se formaron grandes concejos con un alfoz (territorio y aldeas dependientes del concejo) de enorme extensión. Cada concejo tendrá también sus propias “milicias concejiles” que acudiran en defensa de su rey cada vez que sean requeridas. En la repoblación del alfoz de Ávila, ordenada por Alfonso VI, se incluyó Salmoral. Este hecho que determinará su pertenencia desde la Edad Media a la denominada “Universidad de Ciudad y Tierra de Ávila”. Los repobladores al recibir las tierras se comprometían a hacer casa, vivir en ella y sembrar viñas y cultivar sus tierras.

Las gentes del alfoz de Ávila tenían fama de dureza, desde su participación en la toma de Almería (1147) se les califica de “gente fiera, gente fuerte que no teme a la muerte“. En 1159 atacaron Sevilla mataron al gobernador musulmán y obtuvieron un gran botín.

En 1222 Fernando III otorgó privilegios. Se conserva el de Ávila dado el 17 de julio de ese año:

sin-titulo-5

Caballero leonés

“El concejo pondría libremente cada año sus aportellados y adelantados, debiendo enviar escritos al rey los nombres de los elegidos, para su confirmación. Se exigiría la candidata tener casa habitada en la villa, caballo y armas.
El pecho se concretaba a un maravedí el que tuviese cuantía de 30, y la mitad el de 15. Lo cobrarían dos hombres elegidos por el rey en cada sexmo o de cada cuarto o collación, y otros tantos puestos por el concejo, los cuales previo juramento harían la lista de pecheros.
Las aldeas no se apartarían de la villa, siguiendo como en la época de Alfonso VIII.” 
(Citado por Julio González. La Extremadura Castellana al mediar el siglo XIII)

La repoblación no fue un proceso uniforme, lugares muy próximos fueron repoblados de distintas veces, lo que determinará -como veremos- el carácter fronterizo de estas tierras, con los problemas que ello originará. En el 1140 Alfonso VII otorgó el privilegio para repoblar las tierras de Alba, en las que se incluía Macotera. Sancho II donó en 1282 Santiago de la Puebla a la villa de Alba de Tormes.

sin-titulo-6En lo religioso desde la Reconquista, Salmoral pertenece de la Diócesis y Arcedianato de Ávila, hecho determinante que perdurará hasta prácticamente nuestros días. Salmoral perteneció a la Diócesis de Ávila hasta 1953, por la ejecución del Concordato con la Santa Sede.

Dicho carácter abulense, territorial y religioso es el caso también de otros pueblos próximos y que hoy tras diversos avatares político-administrativos, también se integran en la provincia de Salamanca como Peñaranda, Mancera de Abajo, Bóveda, Cantaracillo, Rágama, etc.

Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s