Salduero: estudio de un municipio de los pinares sorianos del Alto Duero (Zaragoza 1958). ANA MARÍA GARCÍA TERREL

Del libro publicado en el año 1958 sobre Salduero, extraemos unos interesantes datos que también afectaban a Covaleda

ANA MARÍA GARCÍA TERREL: Salduero: estudio de un municipio de los pinares sorianos del Alto Duero (Zaragoza 1958).

* LAS GUERRAS CARLISTAS

            Las incursiones carlistas (Merino y Basilio García), apoyados por los tradicionalismos radicales, encontraron en la provincia, además de soldados para sus filas, una zona de pinares donde refugiarse, organizarse y atacar por sorpresa con la guerra de guerrillas, práctica ya seguida en la guerra de la independencia.

            Desde los comienzos de esta Guerra Civil de 1833 a 1840, Soria quedaba incluida en la zona afecta a Isabel II y por tanto parece perfectamente decantada del lado liberal; sin embargo, en el interior de la provincia se agudizaban los enfrentamientos entre liberales y carlistas y entre los propios actores del liberalismo Soriano.

GUERRAS-CARLISTAS-CARLOS-SAEZ-DE-TEJADA[1]

* La madera, con una baja cotización en los mercados hasta esos momentos, precisamente en la década de los años cuarenta, experimentó un alza fulgurante.

* LA MADERA

            Pero la madera, que durante largos siglos representará la base económica de esta comarca, al llegar aproximadamente a la segunda mitad del siglo XIX y primer tercio del XX, sufrió un duro golpe en los mercados y descendió el precio de la misma hasta límites desconocidos. Este panorama se vio agravado además por las dificultades del transporte {hasta 1929 no se terminó el ferrocarril Burgos-Soria} y así en el transcurso del siglo XIX, muchos habitantes de la zona pinariega emigraron a otras regiones españolas o a países extranjeros: Argentina y México principalmente.

            Después de la Segunda Guerra Mundial, la madera alcanzó cotas insospechadas llegando a superar en algunas zonas de esta comarca, cuatro veces el coste de la vida.

            Casi todos los montes comunales se declaran de Utilidad Pública corriendo a cargo del Distrito Forestal la administración de los mismos. Se inscriben y catalogan cada uno de los montes, dándoles a su vez de un número identificativo oportunamente registrado.

midiendo la madera

 

Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s