Seminario sobre Convergencia del Mundo Rural y la Biodiversidad, celebrado en Santo Domingo de Silos los días 8 y 9 de noviembre de 2006.- II

Recursos forestales
Antonio Martín Chicote

Soy agente forestal, pero bueno, estoy aquí como presidente de la Cabaña Real de Carreteros, que es una Asociación etnográfica, bueno intenta ser una asociación para que no se pierda, como hace Garzón con la trashumancia, los bueyes y el mundo carreteril, que movió la comarca de Pinares, de donde soy yo. Porque el mayor problema de los bosques, no es producir madera, sino dónde venderla y dónde colocarla, y eso fue el mundo de los carreteros, pero bueno, al margen de esto, la asociación nuestra también tiene otros fines, que es procurar que no se pierda las señas de identidad de la región pinariega, de la comarca de pinares de Burgos y Soria, tan puesta de modelo en varios foros por la ejemplar falta de incendios.

Pero los que vivimos dentro de ella no estamos tan a gusto con esa ejemplaridad que se predica, porque realmente muchos de los pueblos, quitando algunos grandes como Quintanar o Covaleda, están al borde de la extinción. Y es curioso que estos pueblos, hablamos de Neila, de Valle de Valdelaguna no son pueblos que vayan a desaparecer porque no tengan patrimonio, porque lo tienen y sobrado, por ejemplo Neila, por su proyecto de reordenación forestal, tiene unas existencias hoy, maderables valorables en más de 5 o 6 mil millones de ptas. Y en Valdelaguna pasa igual, estamos ante la famosa ley de montes y el famoso estatuto de utilidad pública del que aquí no se habla, se prefiere hablar de la Red Natua que por cierto está hecha toda o casi toda en montes de utilidad pública. Y no se habla del concepto de utilidad pública, cuando es un concepto, no estatuto, que liga a los bosques, a los 7 u 8 mil millones de ha. de montes españoles, los liga tan profundamente que en la práctica nos convierte en sitios como de la Unión Soviética.

No podemos usar nuestra riqueza, no podemos en absoluto hipotecar, embargar, muy bien, porque no se preserva, pero tampoco se tiene ninguna garantía de que la caridad del estado vaya a llegar allí. ¿Hasta qué punto la biodiversidad y la convergencia del mundo rural? Entramos en contradicciones, por ejemplo, un ganadero no puede certificar, con montes de utilidad pública, para recibir subvenciones de la P.A.C., tiene que buscarse fincas particulares por ahí … y sin embargo es la ganadería extensiva la que evita los incendios.

En otras palabras, si a cada ganadero le asignáramos 2.000 ha. de Castilla y León y le diéramos la factura de incendios que se gasta en Castilla y León, 10.000 o 12.000 millones de ptas. al año, tendríamos 4 o 5.000 puestos asegurados de trabajo, fíjense que son así las cifras, y no habría ningún incendio. Sin embargo la P.A.C., impide a los ganaderos que están en los pueblos que certifiquen hectáreas con cargo a los montes de utilidad pública. Es la eterna discrepancia que hay entre el medio rural, el medio de los ganaderos, el medio de los forestales.

paginas-desdedownload-as-pdf-libro-digital-runa-2

Es decir, primero tendrían que converger el mundo rural entre nosotros mismos, para saber a dónde queremos llegar y para saber qué funciones queremos asignar. A los montes se dice que debería de haber un obrero forestal por cada 300 ha., si debe haber para que se conserve el bosque tiene que tener ese obrero. Según afirma el Ministerio de Medio Ambiente los bosques españoles valen 100 mil millones de euros. Pero 100 mil millones de euros, si lo sacamos de la economía del mercado porque son inembargables, indescriptibles, no se puede pedir crédito sobre ellos, no se puede hacer nada sobre ellos. Es que hemos quitado a la economía nacional 100 mil millones de euros, por favor, y es así.

Hay que hablar de cifras y hay que hablar de números. Si queremos que haya un obrero por cada 300 ha. o que haya un ganadero por cada 2.000 ha. para  que no haya incendios, crearemos 4.000 mil puestos de trabajo en eI medio rural. Pero ¿tenemos capital para hacerlo?, teóricamente sí tenemos, porque tenemos todo ese dinero que va a los bosques, pero ¿cómo debe jugar ese dinero?, ¿cómo debe jugar ese capital?, esa es la gran pregunta.

Algo he oído hablar ahí, porque no he entendido muy bien, me pierdo en esas disgregaciones que creo que están muy bien, pero yo me pierdo, en eso que has dicho del capital natural.

Alguien debe responder a esto, porque no es lo mismo tener un monte de 1 millón de metros cúbicos de madera de una forma a tenerlos de otra, y hoy existe la ingeniería técnica forestal para decir este monte tiene una composición, tiene un valor de mercado, vale esto, pero si está gestionado “así” vale esto y sino está “así” no vale esto. Si no se hacen estos trabajos, esto es una ruina, y esto se debería cuantificar, todos los montes de España deberían estar así, porque para eso están catalogados, para eso se sabe su superficie, para eso tiene el ministerio, las administraciones todos los datos.

Si tuviéramos todos nuestros montes así, yo entiendo que ese capital debería de ser público y debería saberse, pero también se debe atender a esos pueblos, a esos propietarios, que son públicos, que son municipales, pero que es lo único que tienen para vivir, que no tiene costes, que no tienen agricultura excedentaria. Son nuestros bosques, nuestras montañas, con declararlos de utilidad pública y hacer todas esas declaraciones rimbombantes de sostenibilidad y leyes de montes, etc. si al final no vienen los presupuestos claros, donde a cada propietario le digan: usted tiene 2.000 ha. le corresponden al año 100 millones de ptas., porque son 1.000 por ha.

Y mientras estamos hablando se sigue despoblando el medio rural, no se están haciendo trabajos forestales porque encima todo se lo come la política de incendios, los hidroaviones, los medios para que salgan en televisión, porque eso es lo que se quiere ver, cuando hay un fuego que salgan muchos aviones en televisión. Sabemos que no lo van a pagar ya. Yo no discuto, tampoco soy un experto para decir lo que hay que hacer en la política de incendios. Lo que si digo es que mi zona es modélica porque trabaja el monte, pero también le está llegando su talón de Aquiles, a pesar de tener una gran industria maderera que lo mueve, y a pesar de que España es escasa en madera, pero no es capaz de sostener sus muchos pueblos de la sierra de la Demanda, a pesar de tener hoy patrimonios increíbles de dinero, que lo valen, que están cuantificados.

No estamos hablando de hipotecar el suelo, estamos hablando de hipotecar los bienes renovables, y tampoco de hipotecarlos, que jueguen en el mercado, que jueguen un poco para obtener recursos, para el monte.

Tampoco se puede silenciar más el tema del cambio climático y como está afectando a los bosques de pino silvestre de mi zona, allí no hay incendios pero el cambio climático se está cargando cientos de miles de árboles y por tanto habrá que empezar a tomar medidas porque claro otra cosa que ocurre con los montes de utilidad pública es que tampoco existen seguros forestales.

01-7

  • Benigno Varillas:
    Yo te agradezco tu intervención porque efectivamente acabas de poner el dedo en la llaga, de un fallo de este seminario, que es, pues porque somos limitados y no podemos abarcar tanto. Que no está introducido el factor forestal, en la medida en que es importante, se ha hablado de tema de, bueno, control de incendios con herbívoros, hemos centrado el seminario demasiado en la carne y poco en el tema forestal. Es un fallo, tal vez fruto de que en dos días no puedes empaquetar ya más cosas. Pero gracias a tu intervención ha quedado salvado el honor y desde luego hay que recoger ese guante, porque efectivamente si nos vemos ahora mismo, y ahora hay personas en la sala que están en estas negociaciones de la nueva reforma de desarrollo rural y todo esto que se está cociendo.
    Vemos que los forestales han hecho bastante bien sus deberes y han introducido un montón de cosas, mientras que los del mundo de la biodiversidad apenas asomamos en la foto, es mi impresión. Entonces, por eso este seminario intentó centrarse en el tema de la carne, a nivel de ganadería o de fauna salvaje, carnívora. Pero ese tema es muy importante, el tema forestal.
  • Consultor 1: Creo que es muy interesante esta intervención y en la misma dirección que decía el compañero de Andalucía. El tema es cómo comenzar a pensar también en términos económicos, revalorizando ese capital natural. El bosque, el ecosistema forestal es mucho más que madera, y el valor económico total del ecosistema forestal es, el valor de uso directo por la madera, el valor de uso indirecto, por la función ecológica de los hábitats, el valor de opción para un futuro, por el valor existencial e intrínseco de esa naturaleza y por el valor legado a nuestros descendientes. Si sumáramos incluso, por la captación de carbono que hacen los bosques, es decir, otras múltiples funciones un poco más intangibles. Si sumáramos el valor total de esos ecosistemas, evidentemente estaríamos revalorizando mucho más el capital natural y poniéndolo naturalmente en ese valor económico de mercado.
    Que el medio ambiente o la biodiversidad no tenga un precio de mercado, lo que si que tiene es valor económico, pero eso ya lo decía Machado, “cualquier necio es capaz de confundir valor con precio”, y esta cosa es el valor económico de los bosques, que es mucho, mucho más allá de el valor de un producto de mercado de un producto concreto como es la madera. Yo creo que con ese planteamiento más genérico que el valor económico total de los ecosistemas se avanzaría mucho, lo que pasa que también es una verdadera revolución económica, para convencer a los economistas que el valor es algo más que el precio de mercado.
  • Consultor 2:
    Hay que matizar bastantes cosas. Lo primero, el 90% de la Red Natura no son montes públicos. Solamente en superficies esteparias son 130 mil ha. de  campiña, más otras 60 mil de otras cepas de tierras agrarias. Si me voy al sur de la comunidad, un 80% de las cepas no son montes públicos, sino fincas privadas de particulares, forestales, pero de particulares.
    Esa primera matización.
    Hay zonas donde evidentemente la carga del monte público es más alta, pero hay muchas otras donde prácticamente es escasa o nula. En cuanto a la valorización de qué supone la utilidad pública, evidentemente todos los montes que están hablando tiene una ordenación y hablan cuál es el aprovechamiento máximo, exclusivamente hablando de madera.
    Lo que se puede evaluar para un mantenimiento de un aprovechamiento es su renta, si yo me hipoteco puedo perder mi capital a largo plazo. Es decir, si lo que puedes aprovechar es la renta de un producto, eso es lo que da una sostenibilidad. Con lo cual no podemos hablar de 5.000 millones que valen las existencias, porque las existencias es el capital.
    A mí me han enseñado, y creo que todos los que hemos estudiado economía, lo que tú puedes trabajar con tu renta anual, para que sea sostenible, si yo trabajo con el capital he perdido mi capital.
    Por otra parte en ocasiones hay que incluir los gastos que se hacen en gestión. Si yo fuera un propietario particular tengo que meter también mis gastos de gestión y eso es lo que me permite, la inversión que hago en ellos, tener una mayor o menor rentabilidad de mi monte. Para más del 80% de los montes públicos que hay en España sino les meto unos in-put suelen ser bastante poco rentables.
    También matizaría el tema de la reforma fiscal y de la incentivación de la reintroducción de las externalidades vía la fiscalidad, ha quedado en el borrador, muy, muy laxo y se ha perdido una gran oportunidad de hacer algo que encierra gran parte de las posibilidades que tienen las administraciones del estado.
  • Consultor 3:
    Eso es totalmente fidedigno y para tenerlo muy en cuenta. Uno es en los montes de Valsaín, se están adjudicando lotes de madera a los mismos precios que en los 60 y 70. Valsaín, lo mejor de lo mejor. Y otro, esto es de ultimísima hornada, de la semana pasada, unas jornadas que hemos tenido ahí en la sierra del Rincón, es el hayedo de Montejo, el mítico hayedo de Montejo, el pinsapar de Grazalema, el mítico pinsapar de Grazalema. Los investigadores, y va a publicarse la cosa y yo puedo pasar información a quién quiera más firme, están empezando a darse cuenta de que esos bosques que se han dejado durante décadas intocados, se están muriendo, se están pudriendo, se están enfermando las hayas, se están enfermando los pinsapos ¿y por qué?, porque se han dejado de pastorear, se han dejado de podar, porque se han dejado de entresacar, simplemente eso.

Conclusiones

  • l. El 80% del territorio español tiene una actividad económica marginal en la que el envejecimiento de la población, la emigración de los jóvenes, en particular de las mujeres, lleva al colapso al mundo rural tradicional y a los agrosistemas que favorecen la biodiversidad.
  • 2. La participación de las mujeres en el mundo rural es un motor de una dimensión imponente. La deserción de las mujeres y el desequilibrio de género subsiguiente, junto con la ausencia de relevo generacional, es uno de los mayores problemas del mundo rural hoy por hoy.
  • 3. La rentabilidad de la actividad agraria tradicional debe medirse con parámetros no convencionales, y en su haber deben contabilizarse, además de los alimentos de calidad, su capacidad para favorecer las especies cinegéticas, la fauna y la flora silvestre, la prevención de incendios forestales con el pastoreo, que mantiene a raya la vegetación, la configuración del paisaje y otros beneficios ambientales y económicos derivados de un modelo social y económico multifuncional.
  • 4. La actividad rural marginal necesita ser rentable y dar prestigio social para fijar y mantener población en el campo. El reconocimiento que la sociedad postindustrial otorga a las entidades que protegen la naturaleza debe extenderse al mundo rural que favorece la biodiversidad, contribuyendo a dignificar y hacer atractiva la actividad agroganadera a los jóvenes para que no abandonen el campo o quieran recolonizarlo.
  • 5. La implantación de la sociedad de la información en el mundo rural y el acceso de banda ancha a Internet en zonas remotas es esencial para favorecer la recolonización del campo y para modernizar las actividades agropecuarias relacionadas con la biodiversidad.
  • 6. La coordinación entre las diferentes plataformas de comunicación en Internet, proyectadas por varias entidades, para la convergencia del mundo rural y la biodiversidad, es fundamental para evitar el solapamiento de información y aprovechar correctamente este nuevo impulso de convergencia. Dichas plataformas son herramientas valiosas para coordinar a las partes que intervengan en este proceso y lograr que la sociedad lo visualice y entienda con facilidad.
  • 7. Existen dificultades administrativo sanitarias que pueden suponer la desaparición, por falta de rentabilidad, de la agricultura tradicional y muy especialmente de la ganadería extensiva y trashumante. Las imposiciones sanitarias también suponen, en el caso de la obligatoriedad en la retirada de cadáveres, un factor de riesgo en el equilibrio de los ecosistemas y la supervivencia de la biodiversidad mas amenazada. Hay que tener en cuenta que los pastizales españoles constituyen uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta y que la trashumancia favorece, además de al desbrozamiento del monte, a la dispersión de semillas.
  1. Es imperativo que el sector agroganadero tradicional se vertebre a través del asociacionismo (sociedades agrarias de transforrnación, agrupaciones de defensa sanitaria ganadera … ) encontrando alianzas con el sector medio ambiental para coordinarse y defender los intereses convergentes de ambos.
  • 9. Dado que la supervivencia del sector agroganadero tradicional depende de la competitividad de sus productos en el mercado, uno de los puntos que deben ser reforzados es la transparencia y el equilibrio entre los productores, transformadores y distribuidores (organizaciones interprofesionales agrarias) generando, por ejemplo, contratos homologados entre las grandes superficies y/o la industria agroalimentaria y el productor.
  • 10. Debido a la apertura de fronteras de la OMC y de una mayor confianza de la OMS, gran parte de la industria agroganadera de Europa trasladará su producción a países donde esta le sea más rentable. La amenaza que esto supone para la agricultura y ganadería españolas, sumado a la paulatina retirada de las ayudas de la PAC, nos obliga a reforzar modelos de producción que apuesten por la calidad y se identifiquen con la riqueza natural, social y cultural que generan.
  • 11. Es importante promover una política europea sobre el medio rural que coloque a la economía multifuncional y al individuo como eje de la misma. Dicha política deberá promover y facilitar las prácticas respetuosas con el medio natural y reconocer a los pueblos como ejes vertebradotes del territorio, receptores y custodios de la riqueza cultural, patrimonial y natural del mismo.
  • 12. Los contratos de explotación sostenible podrían ayudar a la agricultura y ganadería tradicionales a formar parte de un modelo económico competitivo, reconociendo y vinculando a este tipo de producción primaria, su capacidad para conservar y modular el paisaje y la biodiversidad.
  • 13. Es importante que los contratos de explotación sostenible sean accesibles a recolonizadotes del territorio rural cuya renta principal no sea necesariamente de la actividad agroganadera, ya que son éstos los que más podrán invertir en procesos productivos de rentabilidad económica baja pero de alta rentabilidad en calidad de vida, satisfacción personal y autoestima.
  • 14. Debe de existir un mayor vínculo y convergencia entre las administraciones agraria y ambiental tanto a nivel nacional como autonómico con el objeto de evitar las actuales contradicciones e incoherencias que como consecuencia, frenan el desarrollo rural y la conservación/producción de la biodiversidad.
  • 15. La consolidación de prácticas agroganaderas tradicionales que conservan y generan biodiversidad, dependen no solo de su rentabilidad en el mercado. También son importantes factores como dignificarlas de cara al mundo urbano, darles identidad propia, prestarles apoyo institucional y fomentar su modernización a través de acceso a las nuevas tecnologías como a la comunicación.
  • 16. Es importante que el impulso que puedan tener las iniciativas que se gestionen al amparo de este nuevo concepto de CONVERGENCIA, no caigan en una retórica fácil y sin contenido, donde prime la gestión de recursos públicos y no un auténtico trabajo en el territorio.
  • 17. Se deben buscar formulas objetivas que garanticen que se está haciendo un correcto uso de los recursos y los esfuerzos.
  • 18. Se debe presionar para adaptar ciertas políticas europeas generalistas, a la realidad de la fauna y sus relaciones con los usos y costumbres campesinas en España.
  • 19. Actualmente se cierne el reto de superar un sentimiento entre los agricultores de ser permanentemente “agredidos” por parte de los movimientos conservacionistas, y que a su vez convive con la percepción de los naturalistas de ser vistos por los agricultores y ganaderos como “enemigos” de sus prácticas de producción.
  • 20. De cara a lograr una convergencia es importante tomar en cuenta el papel que pueden jugar los Grupos de desarrollo local, y el reforzamiento que en ese intento de converger adquiere la transversalidad otorgada a la metodología Leader en el nuevo Reglamento. En el primer caso los Grupos son el lugar de encuentro de agraristas y conservacionistas; en el segundo, el método participativo y de práctica de la gobernanza que es Leader, puede facilitar que se lleguen a consensuar objetivos y a encontrar soluciones y respuestas a problemas del medio rural, importantes para ambos colectivos.
  • 21. La planificación en el mundo rural, ha de ser participada por sus habitantes.
  • 22. Es una buena idea contemplar BAJO INDICADORES, la desgravación en los impuestos por parte de los propietarios rurales, para incentivar prácticas beneficiosas hacia el medio natural.
  • 23. La gestión del territorio adecuada es la propia de la cultura rural tradicional, que se ha mostrado eficaz a lo largo de los siglos.
  • 24. Buscar este nuevo paradigma de CONVERGENCIA supone una verdadera revolución del pensamiento de los ciudadanos, rurales o no, destinada a capacitarnos como individuos para entender la complementariedad de lo urbano y rural y del hombre con su territorio y las especies que lo cohabitan.
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s