EL MEDIO RURAL ESPAÑOL: CULTURA, PAISAJE Y NATURALEZA (1992)

EL MEDIO RURAL ESPAÑOL: CULTURA, PAISAJE Y NATURALEZA (1992)

Valentín Cabero Diéguez
José M. Llorente Pinto
Juan I. Plaza Gutiérrez
Carmen Pol Méndez

EL TRANSPORTE Y EL COMERCIO AMBULANTE

Una cuarta característica de las migraciones y desplazamientos de la población en la España decimonónica es aquella que va implícita en la práctica de un oficio.

Con un sistema de transporte carente de vías de comunicación y de medios que permitiesen movimientos recurrentes de corta duración, los transportistas salían por campañas que duraban meses. Igualmente, mientras la dotación comercial no estuvo desarrollada, el abastecimiento de las aldeas y aún de los centros comarcales dependía de los vendedores ambulantes. La arriería y la carretería eran practicadas esporádicamente en la casi totalidad del país y las menciones que de ellas se hacen son muy numerosas.

Sin embargo, es conocida la importancia que esta actividad tenía en algunas comarcas, incluso concentrada en determinados pueblos de las mismas. También desde el punto de vista de los desplazamientos tienen un valor desigual, sobre todo por la amplitud del recorrido. Los sistemas montañosos, bisagras entre ámbitos agrarios complementarlos (trigo, vino, aceite por ganados y madera) son base de la arriería.

Los habitantes de la comarca leonesa de los Argüellos y varios pueblos bercianos transportaban vinos y granos hacia Asturias, retornando pescados y ferretería. Al otro lado de la cordillera, los vaqueiros de alzada y otros campesinos dedicaban especial atención al tráfico desde el mes de septiembre, haciendo rutas cortas o largas.

En las sierras de la Culebra y Gata los arrieros transportaban aceite, bacalao, lino o lencería. Los vecinos de algunos pueblos de los partidos onubenses de Valverde del Camino (El Alosno) y Aracena (Jabugo, Aljar,…) se dedicaban al tráfico de drogas desde el puerto de Cádiz. Como en otros lugares fronterizos, incluían a Portugal en sus desplazamientos. También los caminos que van, por ejemplo, a los puertos del Cantábrico y el canal de Castilla fomentaron esta actividad en las rutas y la importancia de algunos núcleos (Reinosa) se debe a su papel de escala.

carreteros-07

Un área importante de carretería se encuentra en la Tierra de Pinares Soriana y burgalesa. Desde el siglo XIII se tienen noticias de este tipo de Transporte, que en 1497 quedó integrado en la Caballa Real de Carreteros de Burgos y Soria que englobaba a diez pueblos, entre ellos Duruelo, Quintanar y Covaleda. La carretería tuvo su esplendor entre los siglos XVI y XVIII y a finales del siglo XIX quedó limitada al transporte local ante la competencia del ferrocarril. Con una organización técnica en carreterías, convoyes de 25 a 30 carretas, y amparados en privilegios reales, los carreteros firmaban contratos con la corona y los particulares que duraban desde San Marcos hasta San Martín (de 25 de abril a 3 de noviembre) para abastecer al ejército (1.000 carretas en la campaña de Cataluña de 1646), para el transporte de lana, madera o brea a los puertos del Cantábrico y, por el interior, sal a los alfolíes de la meseta norte (incluso hasta Villafranca del Bierzo), azogue a Sevilla, granos, vino, carbón, brea…. por toda la Península.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s