Leyendas de la Laguna de Urbión

Hace tiempo que tengo recogido de un antiguo periódico de finales del siglo XIX del cual no encuentro su referencia, estos datos relativos a la Laguna de Urbión, espero que os gusten.

LAGUNA + PICO

La laguna o lago de Urbión, llamada así por el pico de este nombre que se levanta a unos doscientos metros de ella, es un hoyo de agua frigidísima, proveniente de los enorme bloques de nieve que cubren tanto en invierno como en verano, el famoso pico y sus laderas, a modo de fantástico sudario. La fama de esta laguna ha salvado los linderos de la provincia y aun los de España, y es conocida en toda Europa.

Geógrafos e historiadores se han ocupado de ella con harta frecuencia, y es de lamentar que la más de las veces, lo hayan hecho con notoria inexactitud, escribiendo de oídas o dando crédito a las patrañas más absurdas.

Según ellas, el horripilante pozo no tenía fondo. Sus aguas eran saladas observándose el flujo y reflujo del mar, con el que estaba en directa comunicación.

Las horrorosas tormentas de agua y de piedra que muchas veces han devastado las cosechas, llevando la desolación y la ruina a muchos pueblos de la comarca tenían su origen en las aguas del célebre pozo, donde cargaban tan destructores elementos.

De todos los pueblos circunvecinos se oían con terror sus espantables y pavorosos bramidos en los días de tormenta o de revueltas atmosféricas.

Algunos de los pocos temerarios que se habían atrevido a llegar hasta sus márgenes e intentar sondear su profundidad, habían echado cientos y cientos de varas de cordel atados a una piedra sin llegar jamás al fondo.

Otros habían sumergido en el pozo reses muertas, atadas por los cuernos y habían visto con espanto que al poco tiempo solo quedaban estos, desapareciendo el cuerpo de la res, devorado por invisibles monstruos submarinos de que estaba infestado el pozo.

Otros aseguraban que en su centro existía una hoya o remolino del agua que tragaba y arrastraba a su fondo cuanto en ella cabía, ejerciendo además una poderosa tracción, de la que no podían librarse los que se acercaban demasiado a sus márgenes; y que los ganaderos se habían visto obligados a construir una valla, empalizada o murete para que no fuesen absorbidas sus reses.

Y, finalmente, por personas ya de edad madura, pero de inteligencia no tan avanzada, se ha dicho con profunda convicción, que sobre las aguas del pozo se habían visto flotar varios restos del Crucero Reina Regente, perdido en el Estrecho de Gibraltar, al regreso de conducir la embajada mora a Tánger, el año 1.894.

Estas y otras muchas consejas semejantes, todas realmente fantásticas, han venido sucediéndose a través de los tiempos, y creyéndose como artículo de fe por algunos de aquellos sencillos indígenas, completamente sugestionados por la tradición, y en los que la ilustración corría parejas con su mísera vida, y de aquí el que considerasen como insigne locura, el que nadie intentase penetrar en tan terrible pozo.

laguna de urbion

Laguna y Pico de Urbión

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s