La Laguna Negra – Pío Baroja

EN LA LAGUNA NEGRA

La Laguna Negra

En la cima de ese monte,
en una extensa garganta,
cubierta durante al año
por una triste mortaja,
que van dejando las nieves
y las grandes avalanchas,
en medio de la blancura
y al fondo de la hondonada,
como una gota de tinta,
un círculo se destaca.

Ese círculo negruzco,
esa mota o esa mancha,
es la laguna que el pueblo
laguna negra la llama,
y piensa que en las tormentas
más espesas exhala,
y que hasta ruge y se encresapa
y como un demonio brama.

Se cree que ese abismo negro,
a pesar de su gran calma,
tiene habitantes monstruosos
en sus misteriosas aguas
que devoran cuanto cae:
las personas y las vacas,
los corderos y caballos,
las ovejas y las cabras,
y dejan sólo los bofes,
que en el agua sobrenadan,
como materia indigesta
que tiene poca sustancia.

Estas pobres fantasías,
estas diversas patrañas
hay quien quiere combatirlas
como mentiras livianas
y los buenos pedagogos,
para evidenciar la farsa,
se meten en la laguna,
se chapuzan y se bañan.
Mas a pesar que demuestran
que no le ocurre nada,
con una pureza que tiene
casi una fuerza axiomática,
no llegan a convencer
a la malicia serrana.

Pio Baroja (1901)

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s