LAS COMUNIDADES DE VILLA Y TIERRA DE LA EXTREMADURA CASTELLANA – Gonzalo Martínez Diez

LAS COMUNIDADES DE VILLA Y TIERRA DE LA EXTREMADURA CASTELLANA
Gonzalo Martínez Diez

 1.- LAS COMUNIDADES DE VILLA Y TIERRA

             En el secular avance y repoblación de la Castilla altomedieval desde las montañas cantábricas hasta el Tajo se van a utilizar dos modelos de organización administrativa completamente distintos y cuya contraposición no ha sido suficientemente resaltada por los historiadores.

            De la aplicación sucesiva en el tiempo de estos dos sistemas administrativos se puede decir que nacen dos Castillas diversas: la Castilla de las Merindades y la Castilla de las Comunidades de Villa y Tierra. La frontera geográfica entre ambas sigue, en líneas generales, desde Tordesillas hasta Aranda, el río Duero, con la única excepción de las tierras de Curiel y Roa, que, aunque sitas al norte del río, pertenecen a las Comunidades; a partir de Aranda, la línea divisoria entre Merindades y Comunidades abandona el gran río castellano y por el norte del mismo deja la mayor parte de la hoy provincia de Soria, distribuida en Comunidades de Villa y Tierra. La frontera cronológica entre ambas Castillas la marcan las expediciones de Almanzor: las Comunidades de Villa y Tierra son las tierras restauradas, organizadas, repobladas y colonizadas de nuevo tras la desaparición de caudillo amirí.

            Las Merindades son las viejas tierras cristianas del siglo VIII con las repoblaciones de los IX y X.

            Se ha contado con padrones medievales, como el de Soria del año 1.270, o con elencos parroquiales, como los de Segovia de 1.247 y Ávila de 1.250.

            La Extremadura castellana rebasaba la frontera geográfica de la Cordillera Central, e incluso alcanza y rebasa el río Tajo.

Feria-1913-Venta-de-ganado

2.- NOTAS DIFERENCIALES DE LAS MERINDADES DE CASTILLA Y DE LAS COMUNIDADES DE LA EXTREMADURA

            La primera repoblación de la cuenca del Duero, la que se hace entre los años 850 y 975, partiendo de la base cantábrica, del baluarte defensivo creado por Alfonso I (739-757), allí donde acaba la meseta y comienzan las primeras estribaciones de la cordillera cantábrica, va a seguir una pauta organizativa uniforme, lo mismo en la zona leonesa que en la castellana.

            Aplicando viejos principios jurídicos tradicionales de origen romano, todas las tierras abandonadas (y lo son todas las de la meseta) pasan a ser propiedad del Rey, integrándose en su patrimonio, que no distingue entre patrimonio de la Corona y el del Rey como persona privada; así, el Rey se convierte inicialmente en el propietario universal de todas las nuevas tierras que se abren a la repoblación de los siglos IX y X.

            Este carácter realengo inicial de todas las tierras nuevas de repoblación no se va a mantener por mucho tiempo, pues muy pronto, casi desde los mismos inicios de los primeros asentamientos de población, el Rey va a hacer cesión de algunas porciones del realengo en  favor de los magnates e infanzones que dirigen o colaboran en las tareas de repoblación y en favor de entidades eclesiásticas, como monasterios, iglesias catedrales o no catedrales.

            Estas porciones cedidas por el Rey y segregadas del realengo constituirán los dominios señoriales de los magnates e infantizones y los abolengos del clero, tanto regular como secular.

            La organización de condados desaparecerá substancialmente en el siglo XI, y será sustituida por los tenientes directamente dependientes del Rey, que estarán al frente de uno o varios alfoces; la figura semi militar del teniente será muy pronto flanqueada por el merino del Rey, de carácter más económico – administrativo – judicial.

            Las campañas de Almanzor (976 – 1.002) significan una interrupción, más aún, un retroceso, en este proceso repoblador; los cristianos retrocederán por todas las partes hasta repasar el río Duero hacia el Norte. Cuando, después del 1.010, haya desaparecido el peligro musulmán, los cristianos dirigirán sus primeros esfuerzos a restaurar material y demográficamente los territorios sitos al norte del Duero.

            Pero cuando ya en la segunda mitad del siglo XI se continúa con la repoblación y organización de las tierras sitas al sur del Duero y especialmente después de la ocupación cristiana del reino de Toledo (1.085), se exige llenar con urgencia la discontinuidad que se crea entre las pueblas del Duero y los nuevos territorios incorporados allende la Sierra, se va a seguir otra pauta social – administrativa completamente diversa de la utilizada al norte del Duero; en vez de condados, alfoces y aldeas van a nacer Comunidades de Villa y Tierra.

            En este sistema, el centro y eje de todo él será la Villa, esto es, un centro de población con aspiraciones urbanas, dotado de un castillo o fortaleza y provisto de una muralla o cerca en torno a toda la población. Los vecinos de esta villa, organizados como Concejo, van ha recibir del monarca un amplio territorio de centenares y aún millares de Kilómetros cuadrados sobre el que van a ejercer todos los derechos de propiedad y de organización que en el realengo corresponde al Rey, y en los dominios señoriales y abadengos, al magnate o al abad.

Covaleda, procesión de San Lorenzo, 10/8/1913, 11:00.

3.- LA EXTREMADURA: ORIGEN Y ETIMOLOGÍA

(A. UBIETO ARTETA: “CARTULARIO DE SAN MILLÁN DE LA COGOLLA (759 – 1.076), VALENCIA 1.976)

            Al rechazar la etimología de Extrema Dorii para Extremadura y haberla relacionado únicamente con el concepto de Extremo o frontera implícitamente hemos desligado a la Extremadura de un espacio geográfico predeterminado por su propia significación y la hemos asignado un contenido dinámico, pues el concepto de Extremo o frontera es siempre algo móvil y variable, en continua dependencia de los avatares políticos, y mucho más en la Castilla Medieval, empujada por el ideal de recuperar el suelo peninsular ocupado por los musulmanes.

4.- FIJACIÓN GEOGRÁFICA DEL CONCEPTO EXTREMADURA

            El río Duero, como límite entre Castilla y Extremadura podía resultar válido en tanto se refiriera al curso medio del mismo, pero ya no lo era tanto si nos fijamos en el curso superior de dicho río, donde una gran parte de las tierras al norte del río, hoy sorianas, se consideraban también Extremadura.

            A mediados del siglo XII, podemos decir que la Extremadura castellana limitaba al Norte con Castilla; al Este, con el reino de Aragón; al Oeste, con el reino de León, y al Sur, con Toledo. De estos cuatro límites, tres son perfectamente definibles, porque el de Castilla es de naturaleza administrativa, y los de León y Aragón, de naturaleza política.

5.- OCASO DEL CONCEPTO EN LOS SIGLOS XV Y XVI

            A lo largo del siglo XV, la Extremadura, como entidad administrativa, desaparece en el Gobierno central castellano, y como tampoco había tenido nunca órganos propios en el gobierno territorial como Aldeanos y Merinos Mayores, ya que cada Comunidad de Villa y Tierra dependía directamente del Rey sin otra autoridad intermedia, su desaparición administrativa será total en ese siglo XV.

            Hacia 1.536 se produce la creación de unas provincias fiscales, que en sus demarcaciones desconocen ya la Extremadura histórica y contribuyen a borrarla definitivamente de la memoria de las gentes.

            Entre tanto ha ido surgiendo al sur de la Cordillera Central un nuevo concepto geográfico, que nunca tuvo realidad político – administrativa: el de Castilla la Nueva, y la Extremadura, en el sentir de sus propios habitantes, se desgarrará geográficamente en dos denominaciones que han hecho su aparición en el siglo XVI: Castilla la Vieja y Castilla la Nueva, divididas por la Cordillera Central.

Covaleda, laguna de Urbión, 1913

6.- EXTENSIÓN Y DIVISIONES ADMINISTRATIVAS DE LA EXTREMADURA CASTELLANA

            Su límite Norte, el que lindaba con las Merindades de Castilla, casi coincidía con el Duero, de Tordesillas a Peñafiel; esta frontera hidrográfica sólo era alterada por algunas aldeas de la Merindad del Infantazgo de Valladolid y de Cerrato, que se situaban al Sur, en las inmediaciones del gran río castellano; al llegar al Peñafiel, el límite de la Extremadura pasaba al norte del río para englobar dos Villas con su tierra y aldeas, a saber: Curiel y Roa, para volver a coincidir con el río de nuevo e incluso repasarle y apartarse del agua hacia el Sur para dejar Fuentespina, Fresnillo de las Dueñas y Vadocondes, como aldeas de la Merindad de Santo Domingo de Silos. A partir de Vadocondes, la frontera de la Extremadura abandonaba el río Duero, y, ya por el norte de dicho río, abrazaba toda la tierra y aldeas que un día fueron de San Esteban de Gormáz, de Ucero, de Cabrejas o Muriel Viejo, para ir a buscar el actual límite de las provincias de Soria y Burgos, entre Navaleno y Duruelo de la Sierra. Desde Duruelo hasta Ágreda, el límite de la Extremadura coincidía con el actual de las provincias de Burgos y Soria con Logroño, con la sola excepción de dos aldeas: Montenegro de Cameros, hoy soriana, perteneció históricamente a la Merindad de Santo Domingo de Silos, del mismo modo que Cigudosa pertenecía a la Merindad de Logroño.

7.- CONCLUSIÓN

            En sus orígenes la Extremadura castellana será una tierra prácticamente en su totalidad realenga dividida en 42 Comunidades de Villa y Tierra; estas Comunidades estaban dotadas de una amplia autonomía judicial, administrativa, fiscal, económica y militar; el representante del Rey en la Comunidad era el Teniente o Senior, de libre nombramiento del monarca en todas ellas, salvo en tres: Yangüas, Andaluz y Molina, en que el cargo estaba vinculado a una determinada familia, entre cuyos miembros podían los vecinos elegir el Teniente o Senior.

            La Comunidad de Soria estaba formada por 168 aldeas, 155 Despoblados, con una extensión de 2.998,21 Km² y 35 parroquias – villa.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s