LA ESPAÑA (12/09/1851)

LA ESPAÑA (12/09/1851)

carretas-sacando-pinos

 Soria 9 de septiembre.-

Tengo que principiar contestando a una comunicación, fechada en esta ciudad, que publica El Orden del día 5 del presente mes, y en la cual se rectifica la noticia de di a Vds. Referente al incendio ocurrido en esta provincia, en los montes comprendidos entre los pueblos de Vinuesa y Covaleda. Manifesté a Vds. Con fecha 26 del pasado agosto las principales circunstancias del suceso, y hoy debo decir que a bien los daños pude ser cierto que no hayan llegado a la magnitud que en un principio se creyó, no por eso deja de ser una verdad que han sido de mucha consideración, y que el corresponsal del Orden no los ha apreciado debidamente al considerarlos de la insignificante cuantía que señala. Tenga los datos que quiera y por muy oficiales que sean, es lo cierto que el fuego dio principio el día 19 de agosto y que duró hasta el día 25, descubriéndose toda la noche del 24 desde esta ciudad las llamas y durante el siguiente el humo, con igual intensidad que en los anteriores. De la extensión que recorriera, puede juzgarse considerando la velocidad del fuego cuando es impulsado por un viento fuerte, y teniendo en cuenta el tiempo de su duración. En punto a su importancia, basta decir que sin embargo de hallarse el lugar del suceso a más de seis leguas de la capital, fueron a cortarlo las gentes de las aldeas inmediatas a esta ciudad, porque la alarma era grande y los vecinos de los veinte y dos pueblos que habían acudido, estaba ya rendidos de fatiga y desesperaban de contener el incremento del fuego, cuya verdad atestiguó persona muy perita, que al tercer día regresó a la capital.

Siento ver una idea emitida en la comunicación del Orden, respecto a la apreciación del terreno y a la manera de considerar el incendio. Si tales circunstancias hubieran de tomarse en cuenta, ¿para que la formación de causa por un hecho que en último resultado, según se desprende de aquella comunicación, produciría el beneficio de quitar materia inútiles?

Por último, no tengo el croquis del terreno, ni otros datos a la vista; pero juzgo sobre el terreno mismo, porque todo lo demás es pintar como querer.

Y como considera estas cuestiones bajo el punto de vista económico y de interés material para el país, creo que deben producir tanta alarma, cuanto es la pérdida que ocasionan. Además, hay otra razón que robustece mucho cuanto he indicado. El gobernador de la provincia, a consecuencia de aquel incendio, ha mandado al ayuntamiento que en un término muy perentorio, ponga a disposición del comisario de montes, seis celadores armados y equipados, dotados con cinco reales diarios cada uno, que deberán pagarse anticipadamente, fundando esta medida en que los guardas que hoy existen no son bastantes para vigilar el monte pinar de la ciudad y tierra. Esta medida, que sea dicho de paso, no encuentro ni conveniente ni necesaria, porque sobre aumentar el presupuesto de gastos, no ha de ser de resultados, y por otras razones que anunciaré a ustedes cuando esta cuestión se pueda dar al público, esta media, repito, prueba más que cuanto yo pudiera indicar hoy.

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s