A quien conmigo viene – Avelino Hernández

A quien conmigo viene

 Escrito por Avelino Hernández

LAGUNA + PICO

A VER NACER EL DUERO

A ver nacer el Duero hay que subir una vez al año, cuando menos.

Y alguna vez en la vida en pleno invierno. (Ello es posible sin riesgo demasiado si te apuntas a colocar el belén que los excursionistas montan cada año en los días del sorteo de la lotería de navidad.)

Hay posibilidad de alumbrar la cumbre en vehículo. Y uno, que es opuesto de nacimiento a estos haceres, aquí no se atreve a negar la posibilidad de ascender de esta guisa si lo contrario significa no poder hacerlo.

Lo suyo es llegarse al sorprendente merendero entre rocas erosionadas que han preparado los de Duruelo -bastará que preguntes-. Y allí visitar las cuevas de entorno donde mana agua y duermen vacas; y luego tomar el sendero que, vuelta a vuelta, te mete en el bosque primero, luego te saca, luego te enfila ladera arriba y, revuelta a revuelta, te va entregando a tramos la cumbre; y el monte bajo; y la alfombra de gayuba; y luego el césped y riachuelos ocultos, sonando, por todas las partes. Hasta que, entre pinos añosos retorciéndose de tanto sufrir por no poder crecer, hallarás el peñascal verdeamarillo de musgos, a cuyo pie se escucha nacer el Duero.

Y la soledad extrema.

Que no se pierde por la presencia imprevista de ese lagarto sorprendido al verte; de ese pájaro que tu presencia no ahuyenta porque no ha aprendido que hay que temer al hombre; porque no ha conocido al hombre: acaso tú seas el primero que encuentra desde que abandonó el nido.

Y qué más hay que hacer a 2.229 metros de altura?

Asomarse al descomunal acantilado del cuaternario en cuyo fondo inmenso duermen un sueño eterno las lagunas, la Laguna Helada, la Laguna Negra… ¡Cuánto más impresionante es bajar desde aquí, que no subir por el puerto de Santa Inés, a la tan cantada Laguna Negra!

No sabrás hallar el tiempo de abandonar el espectáculo que te va desplegando el horizonte planetario desde la cumbre del Urbión.

Volverás al Urbión.

Pero cuida la hora; el descenso se toma su tiempo.

E irás a perderte, cuando esté cayendo la tarde, Duero abajo, por uno de los parajes sorianos más renombrados en lo que a placidez de la estancia o la visita se refiere: los pueblos de Pinares, el camino del alto Duero: Duruelo, Covaleda, Vinuesa, Molinos -¡aquel grupo de escolares de Molinos, y María del Pilar, su maestra!- Salduero, el pantano de la Cuerda… Y, al otro lado de la Sierra del Resomo, San Leonardo y Navaleno.

Pero estos pueblos tienen ya guía de visita. Y está bien expuesto todo cuanto hay que ver y cuanto se puede hacer. Obedece, que ahí te dejo. No te olvides de preguntar por la carretería, por las suertes de pinos y por las fiestas.

En las fiestas de uno de ellos, por cierto, de cuyo nombre me acuerdo perfectamente, hallé al más portentoso fabulador que haya producido este terruño celtibérico tan poco dado al escasamente útil ejercicio de la imaginación. Estábamos en la taberna, a la hora del vermut, naturales y forasteros y el hombre contaba que había sido toda la vida hachero en el Urbión y de los buenos; y los naturales asentían. Y que por cosas de la vida un día cruzó el charco y estuvo ejerciendo el oficio en la Amazonia venezolana; y los naturales lo ratificaban.

“El más espantoso peligro que pasé en aquella selva, señores -enfatizó el narrador para captar nuestra atención más si cabía- fue la tarde en que tuve que tronchar a hachazos una boa de ocho metros”. Y como en la sala se hiciera el silencio y los propios naturales no expresaran asomo de asombro, el hombre insistió en busca del impacto deseado: “¡Pero de ancho, eh, de ancho!”

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s