DESCUBRE COVALEDA: FLORA – ÁRBOLES

Árboles

Madroño

Aunque por su porte se le considera como un arbusto, lo cierto es que donde pueda desarrollarse al límite de sus posibilidades se convierte en un verdadero árbol para ello debe alcanzar una longevidad muy considerable. El tronco y las ramas principales tienen un color pardo-grisáceo con algún tono rojizo, luciendo las ramas más pequeñas y nuevas un granate vivo. Las hojas son perennes, en forma de lanza, con el borde ligeramente aserrado. Las flores crecen en ramilletes colgantes y tienen forma de campanillas abiertas boca abajo:aparecen a comienzos o mediados del otoño. Muestran flor y fruto al mismo tiempo, la explicación es que las flores de este año se convertirán en frutos al siguiente. Además de aprovechar los frutos, su corteza y sus hojas se utilizan en trabajos de curtido. Es una planta pirófita, es decir, que ve favorecida su expansión por la acción del fuego.

Madroño

Madroño

Chopo o Álamo negro

Árbol de hoja caduca con una altura que puede llegar a los 25 m. La corteza es rugosa y de color pardo, blanqueada muchas veces por líquenes u oscurecida por musgos. Las hojas son triangulares, acorazonadas, terminadas en punta afilada y ligeramente dentadas. Son de color verde intenso y no presentan vellosidad. Es una especie dioica ya que las flores masculinas y femeninas no nacen en el mismo árbol, hallándose ambas agrupadas en amentos. Las semillas femeninas en cápsulas que cuelgan de unos rabillos, están recubiertas por una pelusilla para ser transportadas por el viento. Abunda en los parajes de vega y ribera, junto a prados o en los sotos fluviales. Por su crecimiento rápido, el chopo se cultiva para aprovechar su madera. Ha sido la más popular por ser más barata, para la fabricación de todo tipo de muebles domésticos, pero es madera blanda y rebelde para la buena ebanistería. De las yemas del chopo se obtiene una tintura usada contra la bronquitis crónica y la tos. También de las yemas se han hecho ungüentos con efectos calmantes o para curar hemorroides o heridas.

Chopo o Álamo negro

Chopo o Álamo negro

Castaño de Indias

Las hojas del castaño de Indias son palmeado-compuestas, muy grandes, con 5 a 9 foliolos, que se ensanchan hacia arriba y en su parte inferior se van estrechando como para formar una cuña.

Los bordes están provistos de dientes muy numerosos y desiguales. Las flores tienen apariencia de orquídeas, blancas teñidas de rosa, muy vistosas y en grandes ramilletes terminales apiramidados.

Castaño de Indias

Castaño de Indias

Hojas de Tejo

Hojas de Tejo

Árbol de relativamente poca altura, su tronco llega a medir más de un metro de diámetro y es muy ramoso. Presenta unas hojas inconfundibles, angostas, planas, de color verdinegro más oscuro por la cara superior, que se alinean en la rama en dos carreras. Unos tejos disponen de flores masculinas y otros de flores femeninas. Y después de la fecundación, con la maduración, las flores femeninas producen las tan características bayas rojas. Florece en primavera (abril) en suelos calcáreos, no formando bosques sino mezclándose con otra vegetación de montaña. Se encarama a la peña elevada y puede llegar a medir 15 metros de altura y sus ramas dibujan un cono parecido al abeto. Es muy venenoso en casi todas sus partes no en vano en Italia se le conoce como “el árbol de la muerte”. Su corteza pardorrijiza y surcada por el tiempo (puede llegar a vivir más de mil años) esconde una madera muy dura de color canela. Se utilizaba en la antigüedad para hacer arcos y hoy en dia es apreciada en ebanistería y talla artística.

Tejo

Tejo

Haya

Hojas de Haya

Hojas de Haya

El haya, es un árbol frondoso, de gran tamaño y longevidad (algunos ejemplares llegan a medir 250 metros). Crece en montes de hasta 1800 m. de altitud lo mismo en masa pura que mezclado con otras especies. Necesita suelos ligeros y calizos, profundos y ricos en humus. Su tronco es liso, de color gris plateado, casi vertical y cilíndrico, frecuentemente cubierto de líquenes. Las ramas abiertas que se cubren de follaje verde brillante en primavera y verano, marrón anaranjado en otoño y desaparecen en invierno. Son anchas, de limbo ovalado y poco dentado, con nervios prominentes y pelos sedosos y largos. Miden de 4 a 9 cm. Flores monoicas, las masculinas están dispuestas en amentos globosos, las femeninas agrupadas de dos en dos, cubriéndose con una especie de cúpula espinosa cuando son fecundadas. Esta cúpula encierra de dos a tres frutos de color pardo brillante, que son los hayucos, que se abrirán de septiembre a octubre para que se desprenda los frutos maduros. La época de floración va de abril a mayo. La madera es de color blanco brillante, volviéndose pardorrojizo muy claro, una vez cortada. Es bastante pesada y con alto poder calorífico. Por su resistencia al agua ha sido muy utilizada en la industria naval. De la madera se obtiene además, alcohol metílico, alquitrán y vinagre de haya… La flora dentro del hayedo está compuesta por especies arbóreas como el chopo (Populus nigra L.), el pino silvestre (Pinus Sylvestris), serbal de los cazadores (Sorbus aucuparia L.), arbustos como es espino (Crataegus monogyna Jacq.), la zarza (rubus ulmifolius schott), el brezo (Erica arborea L.), el acebo (llex aquifolium L.), hierbas como…

Haya

Haya

Roble albar

Hojas de Roble albar

Hojas de Roble albar

Árbol que prefiere suelos lígeros medianamente profundos, pedregosos o arcillosos en lugares montañosos de clima suave en invierno. Es de hoja caduca, aunque no todas las especies pierden sus hojas en el invierno que se vuelven secas y de un color amarillento. Su madera ha sido y es muy apreciada en la industria, construcción y ebanistería. Se utiliza para leña, carbón vegeta. De los frutos, corteza y madera se obtiene el tanino, sustancia para curtir pieles. El roble es fundamental en nuestro paisaje al crear un ecosistema muy evolucionado que mantiene un ambiente húmedo durante todo el año, sin excesivo calor en verano ni frío en invierno, creando así un microclima extraordinario para el desarrollo de la flora y la fauna. En estos bosques se dan especies arbóreas como el pino albar y el serbal de los cazadores, arbustos como el endrino, el espino, el acebo, y subarbustos como el brezo. La época de floración va de abril a mayo. Sus hojas son de unos 5 cm de anchura por 8-12 cm de longitud, obovadas, de ápice redondeado, base estrecha y cuneiforme, bastante regulares y prácticamente simétricas en sus dos mitades.

Están divididas en 5-9 lóbulos redondeados no muy profundos, de color verde en la cara superior y más clara la inferior. Las bellotas se distribuyen en grupos de 2 a 6 sentadas o sobre cortos pedúnculos y maduran al año, poseen cúpulas de 1.2 a 1.7 cm de anchura que cubren sólo 1/4 de las bellotas. De las bellotas se alimenta el ganado porcino y gran número de animales que pueblan el robledal.

Roble albar

Roble albar

Cedro

Cedro

Cedro

Conífera de mucha altura con copa ancha pero termina en ápice romo. Ramas grandes, rectas dispuestas en oblicuo que se extienden dando lugar a la típica disposición en capas a modo de pisos. Corteza grispardusca, surcada, que se desprende en láminas. Sus acículas tienen una longitud de 1 a 3 cm. de largo, y son puntiagudas y se presentan agrupadas. La época de floración es en septiembre y su fruto son conos masculinos, (amarilloparduscos, de unos 3-5 cm. de longitud, cilíndricos y estrechados en el ápice y ligeramente curvados) y conos femeninos que son cilíndricos, que se observan cuando el fruto está maduro, presentan escamas muy anchas y a menudo con el ápice aplanado o ligeramente hendido, suelen tener unos 6 por 4 cm.

Cedro

Cedro

Abeto

Hojas de Abeto

Hojas de Abeto

Es una conífera de hoja perenne y se le puede considerar como el árbol autóctono europeo de mayor altura (suelo medir entre 30 y 50 m.). Presenta un aspecto inconfundible pues su copa representa una pirámide muy regular. Sus ramas, dispuestas en verticilos, cuelgan de la parte inferior aunque se mantienen rectas o ligeramente elevadas en la parte central. Las ramas muy viejas, las que están próximas al suelo, se enderezan en su tramo final. Las acículas, de entre 1 a 5 cm. de longitud, son bastante rígidas y apuntadas, verde oscuras, de sección romboidal dispuestas en dos hileras apenas definidas. La época de floración suele ser entre abril y mayo. Vive cómodamente en suelos ricos en humus y fríos en invierno.

Abeto

Abeto

Pino albar

Es una conífera perenne que puede alcanzar los 30 m. de altura y es muy rico en formas geográficas. Sus ramas principales son casi siempre curvadas y proporcionalmente cortas. La corteza de su tronco sufre una gran variedad de cambios, pasando de un gris inicial a un grisrosáceo y con los años a un color negruzco que le confieren los profundos surcos que separan las grandes hojas que la dividen. Los brotes jóvenes son verdosos, lisos y un poco brillantes, cambiando posteriormente a un color verdegrisáceo. Las yemas tienen alrededor de 1 cm de longitud, lanceoladas y con numerosas escamas. Sus hojas se distribuyen de forma que dos se encuentran en cada braquiblasto y se disponen en ramilletes en el extremo de la rama. Son apuntadas y aplanadas y están recubiertas por delicadas estrías longitudinales. Su época de floración suele ser entre abril y mayo y sus piñas o conos femeninos se distribuyen solitariamente o en grupos de 2ó 3 y se insertan por pedúnculos cortos y curvados. Cuando maduran tienen un color marrón oscuro casi negruzco y hasta 8 cm. de longitud, y la forman escamas alargadas con placas ligeramente abombadas. Es una árbol que prefiere suelos flojos, pobres en bases y moderadamente secos. Se adapta bien a las condiciones extremas, que le provocan un cambio en su altura que disminuye exageradamente.

Pino albar

Pino albar

Pino negral

Es una conífera de hoja perenne que suele medir unos 20-30 m. de altura. Su época de floración suele ser entre mayo y junio y se da en suelos secos y calcáreos. En los ejemplares jóvenes, la corteza es lisa y con los años pasa a ser escamosa y toscamente surcada cambiando además de color a marrón negruzca o negro grisáceo. Sus ramas son muy fuertes y gruesas, de color marrón rojizo surcadas longitudinalmente con yemas de aspecto compacto con el ápice muy evidente y cubiertas con escamas blanquecinas muy delgadas y bastante largas. Haya dos acículas por braquiblasto muy fuertes y con una longitud de 10-15 cm, rígidas, débilmente puntiagudas y verdeoscuras. Los conos femeninos son de hasta 8 cm. de longitud de color marrón oscuro en su madurez.

25-10-Pino-negral

Sabina albar

Sabina albar

Sabina albar

Árbol o arbusto de hasta 12 metros de altura. Se asienta en lugares que combinan frío invernal y sequía estival, prefiriendo sustratos calizos. Sus hojas son escuamiformes e imbricadas, con forma romboidal y pueden llegar a medir hasta 2 mm. Se adhieren a la ramilla salvo por su ápice que al estar levantado da a los tallos un tacto áspero y se disponen opuestas formando 4 hileras.

Existen pies femeninos y masculinos. Su fruto es en gálbulo (falsa baya), globosa, azulada y pruinosa con 2-6 semillas en su interior. Florece de marzo a mayo.

Sabina albar

Sabina albar

Arce real

Hermoso árbol caducifóleo de hasta 25 m. de altura. La copa generalmente es regular y bellamente abombada sobre un corto tronco recto. Las ramas son ascendentes, verticales u oblícuas. La corteza, en los ejemplares viejos está finamente estriada y es de color gris oscuro.

Los brotes son fuertes y parduzcos, con yemas gruesas, ovoalargadas. Las hojas son largas, pecioladas, de unos 10-15 cm. de longitud y casi tanto de anchura, palmatilobadas, con 5-7 lóbulos desiguales, los más cercanos a la base claramente menores, cada uno de ellos con numerosos dientes delgados y largos. La coloración del follaje es verde puro o verde oscuro, adquiriendo tonalidades amarillas en el otoño. Numerosas flores que aparecen bastante antes de que se abran las hojas y desaparecen cuando el follaje está completamente desarrollado. Florece en marzo y abril. Prefiere para su desarrollo los bosques de ribera frescos y moderadamente húmedos o bosques mixtos.

Arce real

Arce real

Arizónica o Ciprés de Arizona

Tiene como nombre científico Cupressus arizonica, pero vulgarmente se la conoce como Arizónica, Ciprés de Arizona o Ciprés arizónico; pertenece a la familia Cupressaceae. Es una especie originaria de EEUU y del norte de México. Es una conífera: árbol perennifolio, monoico, de hasta 20 m. de altura, con la copa piramidal y con ramillos subcilíndricos ásperos. Crece de forma rápida y tiene un color azul-grisáceo, con la corteza del tronco pardo-rojiza. Posee una madera amarillenta, de grano fino, empleada como combustible y en carpintería. Se utiliza en jardinería para formar barreras que impidan el paso del viento por su porte compacto y robusto, ya que es muy resistente a la sequía, tolera los fríos y las heladas y puede vivir en casi todo tipo de suelos, pero sobre todo se da bien en los terrenos secos y calcáreos. Se reproduce por semillas, las cuales presentan letargo de embrión, de modo que la estratificación por 1 mes de 2-4º C mejora la germinación. Se siembra directamente en otoño o en primavera.

Arizónica o Ciprés de Arizona

Arizónica o Ciprés de Arizona

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s