DESCUBRE COVALEDA: EDIFICIOS REPRESENTATIVOS – IV

Edificios Religiosos

Entre nuestros edificios tan solo los religiosos poseen valor artístico, destacando la iglesia parroquial; las construcciones civiles tienen carácter representativo por lo que significa, para la vida del pueblo, la actividad que se desarrolla en ellos.

Iglesia de San Quirico y Santa Julita

12-06

Probablemente se edificase sobre la antigua iglesia románica.

Los datos que se exponen a continuación forman parte del Inventario Artístico de Soria y su provincia, Tomo I.

Se levanta sobre una roca en la que aparecían excavadas distintas sepulturas antropoides. En la actualidad está adosada a la casa curato. Construcción en sillar y tres naves, separadas por arcos de medio punto sobre pilares cruciformes. Los tramos de la nave central se cubren con bóvedas de terceletes. En las naves laterales, dos a dos, bóvedas de terceletes sencillos y terceletes con combados. El coro, a los pies, moderno con arco de medio punto e inscripción: “1958”. La torre igualmente a los pies, es un paralelepípedo de tres pisos y cinco vanos, conservando una puerta de arco conopial con baquetones que corresponde a finales del siglo XV. La portada principal se encuentra en el lado de la Epístola, de arco de medio punto rebajado y gran dovelaje con inscripción: “1700”, que se abre a una especie de ingreso, cuya puerta de acceso a la iglesia presenta un arco de medio punto con rosca decorada con casetones entre pilastras y entablamento coronado por frontón triangular partido, en el interior, venera la imagen de la Virgen Coronada. En el lado del Evangelio se encuentra en otra portada de arco de medio punto con casetones en la rosca y rematada en frontón triangular.12-09

Cronológicamente la iglesia fue construida entre 1697 y 1704, intervino en su realización, el maestro Baltasar de Pontones.

Lado del Evangelio: Retablo del Santo Cristo de mediano tamaño y madera policromada. Rococó.12-01

En banco, urna sepulcral con imagen de Cristo yacente. Un cuerpo de compuestas acanaladas con decoración de rocalla. En hornacina trilobulada Crucificado, coetánea. En ático, imagen de la Piedad de vestir e igualmente coetánea.

Retablo de madera policromada. Barroco del siglo XVIII.

Banco sencillo con decoración de rocalla. Un cuerpo de tres calles de salomónicas con uvas, en laterales y en hornacinas aveneradas, las imágenes de San Nicolás de fines del siglo XVI y San Roque del siglo XVIII.

Imagen restaurada del Ecce-Homo, del siglo XVII.

En hornacina central imagen del Niño de la Bola del siglo XVIII. Ático semicircular entre estípites e imagen de San Antón Abad. Imagen de gran tamaño, revestida y repintada de la Virgen con el Niño del siglo XIV.

Pila bautismal de gran copa de piedra con soporte semiesférico y gallones. De traza románica.12-02

Presbiterio: Retablo Mayor. De gran tamaño y madera policromada. Banco con decoración de angelotes y vegetales en relieve y con inscripción: “Hízose y dorose este retablo a honra y gloria del Santísimo Sacramento del Altar. A devoción de este lugar. Año de 1742“.12-04

Un cuerpo de cinco calles ochavado de salomónicas con uvas e imágenes coetáneas de San José, San Ramón Nonnato y San Lorenzo, en las calles laterales y en la central, gran expositor con baldaquino y hornacina con las imágenes de San Quirico y Santa Julita. En ático, semicircular y entre estípites, imagen de Jesús Crucificado.12-03

Lado de la Epístola: Retablo de tamaño medio y madera policromada. Clasicista del siglo XVI, un cuerpo de corintias acanaladas y tres calles, en laterales, las imágenes de Santa Lucía y Santa Catalina, coetáneas y en central imagen de la Virgen del Rosario, igualmente coetánea. En ático semicircular, imagen de El Salvador, repintada.12-05

Retablo de San Sebastián, de madera policromada. Del siglo XVIII. Un cuerpo de salomónicas con uvas y en hornacina central, talla de San Sebastián del siglo XVI.

Imagen de madera policromada repintada y de tamaño medio de San Cristóbal de siglo XVIII.

Retablo de madera policromada de siglo XVIII. Un cuerpo de estípites con la imagen coetánea de San Antonio.12-07

Capilla Bautismal: Fue la ubicación inicial de la pila bautismal, hasta que en fechas recientes se trasladó al lado del Evangelio.

Sacristía: Sin destacado valor artístico.

Coro: Aquí está el mediófono de la iglesia, de 1915.

12-08

Ermita Nuestra Señora del Campo

HISTORIA DE UNA ERMITA (D. Felix Palomar)

Covaleda, 8 de septiembre de 1985

No resulta fácil la tarea de relatar hoy la historia completa de la ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DEL CAMPO, ya que los documentos escritos a mi alcance son pocos. Sí en cambio son suficientes para acreditar su antigüedad y las vicisitudes por las que ha pasado. Para mayor claridad dividiré este relato en tres épocas:

12-10

1ª época: desde su construcción hasta 1912.

Sobre el momento de su construcción hemos de atenernos más a conjeturas que a documentos. Lo más probable según los entendidos en arte, es que se construyera hacia la segunda mitad del siglo XVI. Avala esta suposición el estilo de algunos restos arquitectónicos que se han querido conservar en la restauración, como son las columnas de estilo gótico, acaso un poco tardío, como parecen indicarlo los inicios de nervios que sujetaban la antigua bóveda de piedra que cubría el presbiterio.

El primer libro que se conserva relativo a la ermita es de la segunda mitad del siglo XVII (año 1661). Relata el proceso de la fundación “en la ermita”, de una capellanía por el capellán de la misma, D. Juan Pérez Artabe. El hecho de que en este libro no se hable de la construcción de la ermita, hace suponer que ésta ya estaba construida.

Las primeras cuentas que se conservan, son del año 1830 y las últimas, antes de la restauración de 1912, son de 1889.

Es posible, según parecían indicar algunas huellas dejadas en las paredes, que la ermita sufriera en el transcurso de los siglos, varios retoques, bien para hacerla más capaz, bien para adornar su estructura.

12-11

2ª época: años 1912- 1914.

En el año 1912, el entonces párroco de Covaleda, D. Francisco García, se encuentra al tomar posesión de la parroquia en el mes de abril, con la ermita en ruinas, de modo que está inhabilitada para el culto, sin las imágenes, y abierta, sirviendo para usos sucios…

  1. Francisco, hombre emprendedor (hizo la casa parroquial, compró el armonio de la parroquia…) decide restaurar la ermita: “determiné el arreglo de ella, que habría de consistir en destruir y reconstruir la mayor parte de la pared norte y del saliente, quitar dos arcos de piedra por amenazar ruina y ser los que desploman dichas paredes y sustituirlos por cuatro maderas fuertes que sostienen la bóveda, y levantar y colocar toda la teja de todo el tejado”.

La obra exterior se realiza desde el 13 de septiembre al 30 de octubre por los albañiles Anastasio y Julián Martínez, vecinos de Moradillo de Roa (Burgos). Esta primera parte de la obra costó 532 pesetas con 50 céntimos.

La obra interior (lucido de paredes…) se realiza dos años más tarde, en 1914, por un importe de 479 pesetas, con 15 céntimos, que , sumadas a las 532,50 dan un coste total de la obra de 1.011,65 pesetas.

Es evidente que la insuficiencia de medios económicos para reconstruir la ermita con solidez (se hubo de emplear barro en vez de cal y canto o cemento, para evitar mayores gastos) así como las numerosas goteras y la deficiente cimentación consiguieron que la ermita se derrumbara medio siglo más tarde. Y ya en ruinas, como todos sabemos, hace unos diez años, un incendio, no fácilmente explicable la asoló por completo, incluyendo el retablo, posiblemente valioso, que servía de bello entorno a la imagen de la Virgen del Campo.

12-12

3ª época: Febrero de 1983 a septiembre de 1985.

Esto lo conocéis todos perfectamente. No obstante, conviene que quede constancia de algunos pormenores.

Se ha intentado mantener al máximo su primitiva estructura en el exterior y conservar en el interior cuanto puede servir a las futuras generaciones de indicio, para conocer lo que la ermita fue en un principio. Por ello la conservación de las columnas góticas. Habría sido también interesante reconstruir el arco o arcos góticos, pero nos encontramos con que habían desaparecido la mayor parte de las dovelas del arco (posiblemente empleados como mampostería en la reconstrucción de 1912) y resultaba altamente costoso hacerlo. En el interior hemos querido dejarla en piedra sin revestir, tanto por la belleza de los edificios en piedra como para evitar en el futuro sucesivos retoques, pinturas, etc.

A primeros de agosto de 1983 se había terminado la cimentación siguiendo las instrucciones del arquitecto D. José Luis del Barrio, los esfuerzos a partir de ese momento fueron de titanes. Por fin, y después de dos años y medio, hemos llegado al final, a la fecha soñada de la inauguración solemne de la ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DEL CAMPO, bella y sólidamente reconstruida con la colaboración de todos: los que han trabajado en ella, los que han aportado su dinero, quienes han apoyado con su acogida gozosa, quienes han dado la madera o la han elaborado, los que la han dirigido, etc, etc .

12-13

Es frecuente la aparición de ermitas en los cascos urbanos, edificios de pequeñas dimensiones, de los que apenas quedan vestigios que, normalmente, albergaron la imagen del Santo del que recibían el nombre; este hecho pudiera estar relacionado con la delimitación de barrios o cofradías, cada uno poseía su propio templo, con el paso de los años y la desaparición de estos edificios ha pervivido el nombre de los mismos para denominar a la zona en que se encontraban.

12-14

Ermita San Marcos

12-16Probablemente esta ermita estuvo ubicada frente al actual Cementerio, cruzando la carretera a la entrada del pueblo, al lado de unos edificios destinados a almacenes; allí se levantaba una ermita del siglo XVII dedicada a San Marcos, denominación por la que se conoce a este paraje. A finales de los años 60 se conservaba una cruz, de 1661, que indicaba la presencia de un lugar devoto, punto de inicio o fin del Vía Crucis. Sobre un pedestal formado por escaleras de sillar, se levanta una columna con una cruz de piedra, esta cruz se conserva a la entrada de la iglesia sobre el arco conopial. Existe la posibilidad de que se tratase de un Humilladero que situado a la entrada o salida del pueblo marcaba un lugar para la oración donde los hombres al llegar se arrodillaban “humillaban”. Se conserva en la ermita de Ntra. Sra. del Campo una imagen de S. Juan Bautista (probablemente del s-XV) que pudo pertenecer, según “vox pupuli”, a esta ermita.

12-15

Ermita de San Cristóbal

12-17La primitiva ermita, estuvo ubicada en el mismo lugar que se levanta la actual construida por iniciativa de los conductores, fue inagurada en 1975. Edificio de pequeñas dimensiones, con espadaña y campana que alberga en su única capilla una imagen de San Cristóbal. Cerca de la ermita se conservan unos sillares, que han sido colocados a modo de mesa y bancos, en uno de ellos se lee la inscripción de 1 de octubre 1911, probablemente formasen parte de alguna fuente y pilón del pueblo inaugurada en esa fecha.

12-18 12-19

Ermita San Matías

12-20De este edificio solo conservamos mención de su existencia, el Libro de la Ermita de San Matías comienza en 1720. Estuvo situada en la explanada, junto a la calle principal del Barrio de San Matías, frente al pueblo.

12-21

Ermita San Martín

La ubicación exacta de este edificio resulta difícil, algunas personas ni siquiera recuerdan que existiese esta ermita. El paraje está cerca del pueblo, próximo a la carretera que va en dirección a Duruelo, cerca del polígono industrial, junto a la Pinada Liorde y es conocido como Prados San Martín, allí sobre unas losas de piedra debió levantarse una pequeña ermita en honor a San Martín.

12-22

Ermita de las Angustias

Estuvo ubicada en la C/ Las Angustias, junto a la carretera. Era un edificio de planta casi cuadrada, entramado de madera y cubierta con tejado a cuatro aguas. De sobria construcción, llamaba la atención sus sólidos muros formados por sillares de grandes dimensiones. Sin estilo arquitectónico que la defina, se integra dentro del caserío como un edificio más. El acceso se realizaba a través de dos sencillas puertas adinteladas de madera, separadas por un muro de sillar, en él una cruz labrada en piedra indica el carácter religioso del edificio.12-23

Pequeñas ventanas iluminaban su interior que albergaba junto a un viejo confesionario de madera dos tallas: la antigua imagen las Angustias y una imagen del Ecce-Homo que posee influencias Románicas, Góticas y Renacentistas. Estos “pasos” se llevaban a la procesión del Viernes Santo, hasta que se compraron los actuales. Temporalmente, al desaparecer la ermita de S. Miguel, se instaló la imagen de este Santo en las Angustias.

Desde hace unos años se ha recuperado este paso del Ecce-Homo, que fue restaurado en 1998, volvió a ser incorporado a la procesión y es sacado por los mas jóvenes. Junto a la ermita, se levantaba una cruz de piedra que apoyaba en una esbelta columna.

Aproximadamente en 1962 un conato de incendio provocó una gotera que nunca se arregló, comenzó a hundirse, sin poner remedio solo quedaban restos de sus gruesos muros. En los años ochenta fue vendido el terreno a un particular.

12-24

Ermita San Miguel

Esta ermita estuvo situada al Noreste del casco urbano, en la zona denominada “la Parada”, en la parte más alta del pueblo. El Libro de San Miguel, correspondiente a esta ermita comienza en 1831.

En su interior albergaba la imagen de S. Miguel Arcangel, una talla probablemente Renacentista, que fue trasladada a las Angustias cuando desapareció esta ermita de S. Miguel, en la actualidad se conserva en Ntra. Sra. del Campo. En 1920 solo quedaba del edificio los muros de sillar, era propiedad del ayuntamiento que cambió este terreno a un particular por un prado. El día 22 de agosto, coincidiendo con la Romería a Urbión, al volver era tradición celebrar baile en este lugar.

12-25

Ermita Santa María de la Fe

12-26Situada en el paraje del Campamento, se construyó en el año 1947, a la vez que el arco de piedra de la entrada. Se trata de una capilla de pequeñas dimensiones que alberga en su interior un altar con la imagen de Santa María de la Fe. El exterior del edifcio muestra una sólida construcción con piedra sillar, de gruesos muros destacando como elemento decorativo los contrafuertes y la gran cruz labrada en piedra, en la fachada principal se abre una gran puerta.12-27

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s