DESCUBRE COVALEDA: LAS FIESTAS

Las Fiestas

Como decía 04-02Rafael Benedicto (director de la “Masa Coral” de Madrid, 25 de noviembre de 1944) “La provincia de Soria es, entre las de Castilla la Vieja, la que atesora lo más bello, lo más puro y más intenso del hermoso folklore castellano, que es lo más hermoso de España. Cultivar sus danzas y canciones, hacerlas revivir, salvarlas del olvido y renovar en “el pueblo” que las creó, el amor a su propia obra, es labor que debe intensificarse, pues nada hay que más exalte, que más enaltezca a un pueblo y que más represente su modo de ser y de sentir como su folklore, y el de Soria es oro de ley. Dejarlo perder sería lamentable.”

Pues bien, Soria y por ende, su provincia, tiene una de sus mayores riquezas patrimoniales en el folklore. Producto de generaciones sucesivas, saber de antepasados y mayores está condensado en él. Acaso todo ello se deba a su privilegiada situación, dentro de una península, la Ibérica, que utilizaron los más diversos pueblos (íberos04-01, celtas, fenicios, griegos, cartagineses, romanos, árabes…) como escala obligada a sus migraciones históricas. De este modo, todo el solar hispano fue enriqueciéndose con el saber valetudinario de estas heterogéneas civilizaciones, abonándose fecunda y admirablemente con su amalgama. No ha de extrañar por tanto, que en el intento de acercarnos a redescubrir el entorno en que se desarrollan nuestras vidas nos encontremos con un cúmulo de materiales pertenecientes a la sabiduría popular y transmitidos de generación en generación, que impregnan los más variopintos aspectos de nuestro actual modo de vida (vestido, vivienda, alimentación, oficios, religión, fiestas, costumbres, artesanía, música, danzas, etc.).

Entrando, pues, en materia diremos que las danzas más representativas de nuestra provincia poseen un tempo rápido y se ejecutan, en el mayor de los casos, al son de la dulzaina y tamboril en el marco de las procesiones y actos religiosos, marchando los danzantes de cara a la imagen de la Virgen o del Santo patrón (que es portada/o en andas), así como en las grandes solemnidades locales, cual las fiestas populares, en la plaza pública.

Dos son principalmente las fiestas de la localidad: San Lorenzo (en el mes de agosto) y San Quirico y Santa Julita (en el mes de junio).

A ellas hay que añadir otras, que no son menos importantes, sino a las que el covaledense dedica menos días, haciendo caso a la tradición.

Fiestas de San Lorenzo

04-03

Creo que este espacio debería de comenzar con la poesía que sigue, que describe perfectamente cuál es el alma de Covaleda en Fiestas:

Un pueblo de la sierra

04-04

Quien vaya a buscar la naturaleza viva, desnuda, el árbol, la sierra, el manantial y la montaña, ha de llegarse necesariamente a Covaleda. Yo os invito a este viaje, buscad en el calendario del mes de agosto al terminar su primera decena, entonces Covaleda prepara las fiestas en honor a San Lorenzo: !Que toque el gaitero! !que corra esa alegre bota!

En el transcurso de los años hay aspectos comunes en la celebración de las fiestas patronales de San Lorenzo:

-los actos religiosos tienen especial protagonismo. Destaca la homilía del 10 de agosto en la que algún sacerdote de reconocido prestigio se dirige a los asistentes.

-la música ha acompañado a los habitantes de Covaleda en sus más 04-06importantes celebraciones: el tradicional concierto de la Banda Local, los pasacalles y bailes públicos.

-tampoco han faltado los partidos de pelota, la afición en el pueblo a este deporte es importante.

Año tras año se vivía con emoción cada “tanto” que se hacia en el frontón donde se reunían numerosas personas, prueba de ello es la cantidad de fotos que conservamos.

-la celebración de la tradicional caldereta es de 1953.

Nos ha llamado la atención como en 1962, la caldereta fue el día 12 de agosto, último día de las fiestas en ese año. En 1963, ya fue el día 13 el día de La Caldereta, a las 14 horas, el ayuntamiento invitaba al típico plato de la Caldereta.04-05

-También queda constancia en esas fechas de las antorchas (que recorren el camino desde el paraje de El Cubo hasta el pueblo, cuando la luz del sol empieza a declinar, y que es un espectáculo muy agradable a la vista) y de la Gran Traca Final de fiestas.04-12

-La afición por los espectáculos taurinos se remonta a los primeros programas de fiestas de los que disponemos (año 1958). Era habitual dedicar una o dos tardes de las fiestas a los toros, bien fuese corrida o charlotada. El éxito y la asistencia estaban asegurados.

-Existe también desde hace ya muchos años en las fiestas de San Lorenzo, mención a los fuegos artificiales.

-El Pregón de Fiestas está presente desde que tenemos noticia de los programas de fiestas. Cada año corresponde “darlo” a una persona que tenga relación con el pueblo y en la que se unan además dos cosas: que quiera ser pregonero y que se identifique con lo que siente un covaledense hacia su pueblo.04-07

También se puede añadir, que la primera elección de Reina y Damas de las fiestas de San Lorenzo de que tenemos constancia, data de 1965. Acompañando a este acto solemne, se organizaba un Desfile de Carrozas, en el que el ganador se llevaba además del premio a la mejor, el honor de servir de medio de transporte para la Reina y Damas para sus desplazamientos durante las fiestas.

Cinco días fundamentales componen las Fiestas:

El primero de los cinco días a que nos referimos es el día 9 de agosto, el día del Pregón de las Fiestas, en el que se nombra a la Reina y Damas que representan a las peñas durante los cinco días, las fiestas comienzan bailando el primer San Lorenzo:

El segundo, es el día grande, el día de San Lorenzo (el 10 de agosto) en el que se celebra la homilía para honrar al Patrón. Toda una serie de actividades (partidos de pelota entre aficionados y también entre profesionales, fuegos artificiales …) atraen la atención de covaledenses y visistantes, que son muchos esos días.

04-08

El día 11 es el día de San Lorencito en la Misa de Difuntos cuatro parejas de chicas del pueblo vestidas de piñorra acompañadas de flautas interpretan una Danza Medieval. Terminada la misa, hacia el medio día, niños y mayores ocupan la plaza mayor del pueblo vestidos con sus “trajes de piñorra”, para bailar la Jota y la Rueda de Covaleda en una tradición que lleva desde finales de los años 80 y que demuestra más fuerza en cada año que pasa.04-09

El día 12, es el día de la Verbena, en el que se celebra entre otras actividades, un concurso de disfraces para chicos y mayores.Un concurso de calderetas entre aficionados y otro de mantones de manila, en el que se premia además de la elegancia del vestido, el arte de bailar.04-11 04-10

Las fiestas finalizan el día 13, el día de la Caldereta, en el que vecinos y turistas, se unen en el paraje denominado “El Cubo ” para probar un exquisito bocado típico de la zona de pinares, como es la caldereta.04-1304-14

Al atardecer, todos regresan al pueblo con antorchas que son apagadas en la plaza, es un espectáculo de luz y color. Seguidamente, todos los presentes animados por la música y la fiesta, bailan en la plaza mayor.04-15

Será una gran traca la que ponga fin a cinco días en los que al acto central de cada día, se unen noches amenizadas por orquestas, dianas floreadas que recorren el pueblo y permiten a los acompañantes disfrutar desde bien temprano del ambiente festivo, conciertos de la Banda Municipal , fuegos artificiales que inundan el cielo con sus colores y sonidos … y un largo etcétera de actividades que harán las delicias de vecinos y visitantes.

Pero no se puede hablar de estas fiestas, sin mencionar “las peñas”. Quien no se acuerda, entre otras de “Los de la Manta” que se creó como tal en 1961.04-16

Tampoco podemos hablar de ellas, sin referirnos al “Himno de San Lorenzo”, una canción que es una parte de las Fiestas (no se entendería San Lorenzo sin su himno). Fue compuesta por D. Daniel Abad Jimeno, vecino del pueblo, la música es del director de la Banda Municipal, D. Serapio García Alaejos. No hay covaledense que no la cante esos días.04-17 04-18

Quien haya vivido estas Fiestas de San Lorenzo no podrá resistirse a pronunciar el grito ritual del Pregón: ¡Viva San Lorenzo!, ¡Viva Covaleda! , que acompaña cualquier acto como telón de fondo.

Todos los años se celebra en la localidad, antes de las fiestas, un concurso destinado a elegir el cartel que las anunciará, y será portada del programa en el que se detalla hora y día de cada acto a celebrar durante las mismas.

No se puede despedir este apartado sin hacer mención al santo que da nombre a estas fiestas:04-27

“San Lorenzo, Patrono Insigne de Covaleda: conocemos a San Lorenzo, a través del testimonio verídico y del himno en loor suyo, del poeta Aurellio Prudencio, nacido quizá en Zaragoza (otros dicen que es italiano), hacia el año 410.

El diácono Lorenzo, había dejado en la antigüedad cristiana, un recuerdo indeleble, pero tras él no queda ningún documento escrito, hasta que primero San Ambrosio, y después Prudencio, recogen esta tradición.

Fue el más célebre mártir de la persecución de Valeriano. Murió a los diez días del mes “sextil” (agosto), del año 258. Era el primero de los siete diáconos de la Iglesia de Roma, “el diácono del Papa”, encargado de socorrer a los pobres , administrar las temporalidades eclesiásticas y de la “caja” donde se custodiaban las periódicas aportaciones de los fieles. El Estado codiciaba esos fondos.

El mismo día, o al siguiente de ser decapitado Sixto, el Prefecto de Roma llama a Lorenzo.

Prudencio pone en boca del magistrado una serie de cargos, desprovista de toda la realidad histórica, pero que demuestra un buen conocimiento de los prejuicios dominantes en la época.

Lorenzo responde como un meticuloso contador. Le es concedido un lapso de tres días en el que recorre la urbe y hace posteriormente una macabra descripción de las riquezas de la Iglesia; en su discurso corren desatados el énfasis y el sarcasmo. El Prefecto, burlado y mofado, lanza al diácono esta escalofriante amenaza: “yo tengo entendido que la muerte para el mártir es apetitosa, la tendrás. Podrás saborearla con morosa deleitación. Te tulliré en blando tálamo de ascuas. Ya me traerás noticias de Vulcano”.

Lorenzo sube al lecho de carbones encendidos.”

Fiestas de San Quirico y Santa Julita

04-19

Los titulares de la Parroquia de Covaleda son San Quirico y Santa Julita fiesta que se celebra el día l6 de junio; antiguamente, la mayoría de los hombres del pueblo, se encontraban de viaje con las carretas, puesto que Covaleda fue un pueblo con mucha tradición de carreteros. Por ello se trasladó la fiesta grande al mes de agosto, coincidiendo con San Lorenzo, fechas en las que sí estaban los carreteros en el pueblo y podían disfrutar de unos merecidos días de descanso y alegría.

04-21

Los días 15 y 16 de junio se celebran la fiesta en honor a los mártires Quirico y Julita, m adre e hijo, que dan nombre a la iglesia parroquial.

Santa Julita nació a finales del siglo III, en la ciudad de Iconio, capital de Licaonia, en lo que en la actualidad es Turquía.Se dice que descendía de noble linaje, pero que lo que más se respetaba de ella era su eminente virtud, Poco después de casarse quedó viuda con tan sólo 22 años y un hijo pequeño llamado Quirico, a quien educó en la vida cristiana.Sólo tenía 3 años Quirico, cuando los emperadores romanos Diocleciano y Maximiliano publicaron un Edicto contra los cristianos, empeñados en exterminarlos en todo el Imperio.04-20

Entonces llegó el momento crucial en la vida de Santa Julita: estaba 04-22dispuesta , por una parte, a sufrir martirio antes que renegar de su fe, pero por la otra, le asustaba que su hijo pudiera caer en manos de los paganos. Por eso abandonó todo y huyó con su hijo a Tarso de Cilicia, y allí sufrieron martirio y murieron ambos, siendo decapitada Santa Julita hacia el año 305. Sus reliquias fueron traídas a Francia, España e Italia, por el Obispo francés San Amaro.

Los actos durante estos dos días festivos, se recogen en un sencillo programa, actos religiosos (procesión y misa), pasacalles con los gigantes y cabezudos, partidos de pelota a mano y bailes amenizados por orquestas.

Otras Fiestas

Hay otros dos días de fiesta que son el día 8 de septiembre y el día 10 de julio:

Entrando a Covaleda por la carretera de Soria, se levanta la Ermita de la Virgen del Campo, que en su día fue reconstruida a ratos y con gran esfuerzo por todos los vecinos. Su festividad se celebra el 8 de septiembre desde hace ya veintidós años.04-23

Solemne procesión acompañada de piñorras honran a la Virgen ese día, en una fiesta de carácter más religioso que las anteriores. El pueblo no se para por la fiesta, la gente trabaja, pero hay entre quienes la celebran, hay costumbre de reunirse al atardecer para celebrarlo con chocolate y otros dulces.

En el paraje de El Cubo, en un amplio cerro desde el que se divisa una panorámica del pueblo, se levanta la Ermita de San Cristóbal, cuya fiesta se celebra el 10 de julio.04-24

Las calles del pueblo que conducen a ese cerro, se ven invadidas ese día por camiones y coches adornados por flores, con el ruido del claxon como telón de fondo.

Todos en romería van hacia la ermita a dar gracias y pedir la protección del santo de las carreteras.

Luego los camioneros y sus familias se reúnen a disfrutar alrededor de la mesa, de un merecido día de distensión y descanso.

El Santo al que más o menos todos hemos rezado en alguna ocasión, no en vano es el “protector de los conductores”: Mártir del siglo III .Cristóbal significa “el que carga o portador de Cristo”.

San Cristóbal, popularísimo gigantón que antaño podía verse con su barba y su cayado en todas las puertas de las ciudades: era creencia común que bastaba mirar su imagen para que el viajero se viese libre de todo peligro durante aquel día. Hoy que se suele viajar en coche, los automovilistas piadosos llevan una medalla de san Cristóbal junto al volante.

¿Quién era? Con la historia en la mano poco puede decirse de él, como mucho que quizá un mártir de Asia menor a quien ya se rendía culto en el Siglo v. Su nombre griego, «el portador de Cristo», es enigmático, y se empareja con una de las leyendas más bellas y significativas de toda la tradición cristiana. Nos lo pintan como un hombre muy apuesto de estatura colosal, con gran fuerza física, y tan orgulloso que no se conformaba con servir a amos que no fueran digno04-25s de él.

Cristóbal sirvió primero a un rey, aparente señor de la tierra, a quién Cristóbal vío temblando un día cuando le mencionaron al demonio.

Cristóbal entonces decidió ponerse al servicio del diablo, verdadero príncipe de este mundo, y buscó a un brujo que se lo presentará. Pero en el camino el brujo pasó junto a una Cruz, y temblando la evitó. Cristóbal le pregunto entonces si él le temía a las cruces, contestándole el brujo que no, que le temía a quién había muerto en la Cruz, Jesucristo. Cristóbal le pregunto entonces si el demonio temía también a Cristo, y el brujo le contestó que el diablo tiembla a la sola mención de una Cruz donde murió él tal Jesucristo.

¿Quién podrá ser ese raro personaje tan poderoso aun después de morir? Se lanza a los caminos en su busca y termina por apostarse junto al vado de un río por donde pasan incontables viajeros a los que él lleva hasta la otra orilla a cambio de unas monedas. Nadie le da razón del hombre muerto en la cruz que aterroriza al Diablo.

Hasta que un día cruza la corriente cargado con un insignificante niño a quien no se molesta en preguntar; ¿qué va a saber aquella frágil criatura? A mitad del río su peso se hace insoportable y sólo a costa de enormes esfuerzos consigue llegar a la orilla: Cristóbal llevaba a hombros más que el universo entero, al mismo Dios que lo creó y redimió. Por fin había encontrado a Aquél a quien buscaba.

–¿Quién eres, niño, que me pesabas tanto que parecía que transportaba el mundo entero?—Tienes razón, le dijo el Niño. Peso más que el mundo entero, pues soy el creador del mundo. Yo soy Cristo. Me buscabas y me has encontrado. Desde ahora te llamarás Cristóforo, Cristóbal, el portador de Cristo. A cualquiera que ayudes a pasar el río, me ayudas a mí.

Cristóbal fue bautizado en Antioquía. San Cristóbal es un Santo muy popular, y poetas modernos, como García Lorca y Antonio Machado, lo han cantado con inspiradas estrofas. Su efigie, siempre colosal y gigantesca, decora muchísimas catedrales, como la de Toledo, y nos inspira a todos protección y confianza. Sus admiradores, para simbolizar su fortaleza, su amor a Cristo y la excelencia de sus virtudes, le representaron de gran corpulencia, con Jesús sobre los hombros y con un árbol lleno de hojas por báculo.

Esto ha dado lugar a las leyendas con que se ha oscurecido su vida. Se le considera patrono de los transportadores y automovilistas.

No podemos aquí dejar de referirnos a la festividad de Santa Águeda, día 5 de febrero, en el que según la tradición, manda las mujeres.04-26

Se celebran en Covaleda por las integrantes de la Asociación de Amas de Casa Santa Julita, y junto a ellas se puede unir cualquier mujer que lo desee , puesto que en el fin de semana siguiente al día 5, hay una cena a la que pueden asistir todas las mujeres del pueblo.

Santa Águeda poseía todo lo que una joven suele desear:

Una familia distinguida y belleza extraordinaria. Pero atesoraba mucho mas que todo su fe en Jesucristo. Así lo demostró cuando el Senador Quintianus se aprovechó de la persecución del emperador Decio (250-253) contra los cristianos para intentar poseerla. Las propuestas del senador fueron resueltamente rechazadas por la joven virgen, que ya se había comprometido con otro esposo: Jesucristo. Quintianus no se dio por vencido y la entregó en manos de Afrodisia, una mujer malvada, con la idea de que esta la sedujera con las tentaciones del mundo. Pero sus malas artes se vieron fustigadas por la virtud y la fidelidad a Cristo que demostró Santa Águeda.

Quintianus entonces, poseído por la ira, torturó a la joven virgen cruelmente, hasta llegar a ordenar que se le corten los senos. Es famosa respuesta de Santa Agueda: “cruel  tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con el que de niño te alimentaste?. La santa fue consolada con una visión de San Pedro quién, milagrosamente, la sanó. Pero las torturas continuaron y al fin fue meritoria de la palma del martirio, siendo echada sobre carbones encendidos en Catania, Sicilia (Italia).

Según la tradición, en una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda (c.250), la lava se detuvo milagrosamente al pedir los pobladores del área la intercesión de la santa mártir. Por eso la ciudad de Catania la tiene como patrona y las regiones aledañas al Etna la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes. Además de estos elementos, la iconografía de Santa Águeda suele presentar la palma (victoria del martirio), y algún símbolo o gesto que recuerde las torturas que padeció (ver imagen, arriba).

Tanto Catania como Palermo reclaman el honor de ser la cuna de Santa Águeda. En algunos lugares, el “pan de Santa Águeda” y el agua, son bendecidos durante la misa de su fiesta.

La Iglesia de Santa Águeda en Roma tiene una impresionante pintura de su martirio sobre el altar mayor. Hasta aquí hemos hecho un repaso por las fiestas que se celebran en Covaleda. Hay alguna más pero a ella se hará referencia en el apartado de “Tradiciones”.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s