DESCUBRE COVALEDA: Historia

Historia

Las fuentes documentales y las referencias bibliográficas sobre Covaleda son escasas, las aportaciones para el conocimiento sobre NUESTRO PASADO, nos ofrecen, frecuentemente, datos aislados, vulnerables a la interpretación que de ellos muestran diferentes autores; de esta forma la suposición, la posible relación de hechos, y la dudosa situación cronológica de algunos acontecimientos, nos han llevado, a menudo, a un análisis histórico un tanto subjetivo. La intención es noble y muy humana, buscar raíces, conocer nuestro pasado, por lo que, mostramos nuestro respeto hacia todas las personas que, desde la oratoria, el artículo y ahora la web han escrito sobre la historia de Covaleda; hacemos referencia a sus conclusiones porque somos conscientes de que tienen su razón de ser.

La tradición oral y el recuerdo de personas que atesoran hechos pasados sobre Covaleda, serán de gran ayuda, desde aquí, una llamada a la colaboración, el sentido de la historia, crece cuando se da a conocer, la ausencia de documentación en el archivo municipal, nos hace confiar en el buen recaudo y errónea acción de quienes tienen un extraño sentido de conservar nuestro pasado. Confiamos en encontrar, ver, hallar, investigar…, todo aquello que nos permita contarles, con lógica continuidad, nuestro pasado, aquí queda el compromiso de este primer Continuará…

Los refugios naturales de la Sierra de Urbión ofrecieron cobijo a los primeros pobladores de las tierras de Covaleda, en el periodo IV de la Edad de Bronce. Así, parece indicarlo el hallazgo, en 1954 durante los trabajos de explanación de un camino forestal en el paraje denominado “Cueva Medrano”, de un deposito (conjunto de piezas intencionadamente depositadas juntas, “deposito cerrado”, formado únicamente por piezas metálicas, principalmente armas), una caja de losas en cuyo interior se encontraban cinco objetos de bronce: “…dos hachas con nervio central, anillas laterales y talón; un hacha plana con anillas laterales y talón; un hacha plana con apéndices laterales y regatón de lanza, todos ellos fabricados en bronce” ; son de tipología avanzada dentro de la Edad de Bronce, pueden clasificarse cultural y cronológicamente en el Bronce Final (1200 a.C.), resultando prácticamente imposible asociarlo a un yacimiento concreto. (Amparo Hernando Grande).

Descubre-Covaleda

Según Teógenes Ortego, todo el occidente se ve invadido por pueblos arios e indoeuropeos, preceltas que se extienden a lo largo del Atlántico, abarcando Bretaña e Irlanda, Francia y la mayor parte de nuestra Península. Las fuentes clásicas (C. Plinio, Pomponio Mela, Estrabón, etc.) aluden en sus textos al Duero, a su ambiente geográfico y a la brava condición y medios de vida de los escasos moradores de esta apartada comarca en el occidente del territorio pelendón. En el libro titulado La Historia Natural de Plinio, se hace referencia a los Montes Duracos (Sierra de Urbión) y al río Durio que nace en ellos.

En el último milenio a C., una tribu celtibérica, se estableció en esta zona de pinares, los pelendones llegaron, hacia el S.VII a C. procedentes al parecer una zona belga, eran un pueblo eminentemente ganadero, en menor medida agrícola, con un gran conocimiento sobre la metalurgia, notables armeros y duchos en el arte de la guerra que marcaba, como en el resto de los que luego serían denominados celtíberos, su idiosincrasia de autoprotección y defensa. Se asentaron especialmente en lugares elevados desde donde dominaban con la vista pastos y valles. En España se inscriben dentro de la “Cultura de los Castros sorianos”, lugares parcialmente protegidos a los que se añadían defensas artificiales, como murallas, y series de “piedras hincadas” que dificultaban las agresiones desde los accesos más débiles. Portadores de la cultura celta. Los pelendones se describen como adoradores, en especial, del dios Belenos, del que se desprendería su denominación “belendi” = belendones = pelendones. Existen datos que indican que los “Belendi”, asentados en la región francesa de Aquitania serían los antecedentes de la rama que cruzó los Pirineos Atlánticos.

Descubre-Covaleda-02 Descubre-Covaleda-03Descubre-Covaleda-04

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s