DESCUBRE COVALEDA: NUESTRO PASADO – Sabemos que…

Lo que exponemos a continuación son textos de contenido y procedencia diversa, que forman parte de documentos sobre Covaleda; son pequeños fragmentos de historia, de nuestro pasado…

“El 1 de octubre de 1911 se inauguraron tres fuentes en el pueblo, después de celebrar misa, todos los feligreses acompañaron a las autoridades y al sacerdote en procesión a las fuentes que recibieron solemne bendición. Después se dirigieron a la Plaza Mayor donde pronunciaron discursos, además del alcalde D. José Gabino Blázquez, el párroco, el fiscal municipal D. Timoteo Herrero y el joven Pedro Herrero Rubio. A continuación el Ayuntamiento obsequió con pastas y licores a los asistentes.”

“D. Manuel Ávarez, cura párroco de Covaleda terminó de confeccionar el día 1 de marzo de 1886 un libro de Índices de los libros de bautizados 1º, 2º, 3º, 4º, 5º, 6º y de matrimonios 1º y 2º.”

“El primer libro de Bautismos de la Parroquia comprende las partidas de bautismo desde 1581 hasta 1669.”

“El mediófono de la iglesia fue construido en Barcelona y se inauguró el día 2 de junio de 1915, este instrumento musical fue estrenado por el Sr. Organista de Molinos, siendo del agrado de todos.”

“En el 5º libro de Difuntos de la Parroquia que comprende las partidas de defunción desde el 1793 hasta 1851 constan enterramientos dentro del templo parroquial y en la ermita Ntra. Sra. Del Campo.”

“El 14 de enero de 1913, fue instituida la Asociación de Hijas de María de la Parroquia de S. Quirico y Sta. Julita, era conveniente tener la imagen de la Purísima que fué bendecida el día 19 de agosto de 1913. No había altar donde colocarla por lo que Francisco García hizo un altar para ella inaugurado el día 8 de diciembre de 1914.”

“Consta en el Archivo Histórico Nacional, en la Sección de Inquisición, la información genealógica de Julián Escribano, natural de Covaleda, deán y canónigo de la Catedral de Soria, que pretendía el cargo del Santo Oficio, de comisario del Tribual de la Inquisición de Valladolid, (1817).”

“En el Archivo Histórico Nacional, en la Sección Universidades, se encuentra el expediente académico de Pedro Pascual Miguel, natural de Covaleda (Soria), Bachiller en Teología (1859-1868) y alumno de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central (1861-1866) y también alumno de la Facultad de Derecho de la misma facultad (1868-1869).”

“En 1901 se aprobó el Catálogo de Montes de Utilidad Pública en el que figura el monte de Covaleda, con su superficie actual con el número 125 y que supone el reconocimiento legal de la importancia de estos montes”

“Las Ordenanzas de Covaleda nos informan de las diversas técnicas utilizadas en el aprovechamiento de la madera. Debía realizarse el “oreo” o exposición de la madera ya cortada, al aire libre del monte para curarla. Esta operación se llevaba a cabo en las “tozanas”, zonas del pinar donde se separaba la “toza” o corteza de la madera. Los troncos limpios se bajaban a los claros bajos del monte, utilizando los bueyes y las vacas propiedad de los vecinos de cada cuadrilla, mediante un dispositivo formado por una madera, un clavo grande y una argolla a la que se fijaba el pino cortado.”

“Durante el invierno se realizaba el “estercolado de los prados”, labor regulada por el concejo y realizada “a reo vecino” , tanto en los prados concejiles como en los prados pertenecientes a “los propios” del municipio y por lo tanto arrendados a particulares”

“En las Ordenanzas la exclusividad de los pastos, debían interpretarse como beneficio para los “ganados de los vecinos y moradores”.

“Con fecha 11 de septiembre de 1923 el Ayuntamiento de Covaleda envió un escrito al Presidente de la Sociedad Unión Pinariega solicitándole, que debido a las circunstancias que atraviesa la localidad y del estado de las viviendas con motivo del incendio “se hace preciso que desaloje el Café de esa Sociedad, con el fin de hacer las obras necesarias para el alojamiento de una o dos familias que se hayan sin hogar. El 25 de septiembre el local seguía sin haber sido desalojado y sin poder ser utilizado por las familias, por ello se pide la intercesión del Gobernador Civil de la provincia.

Con motivo del incendio ocurrido el 6 de septiembre de 1923, se constituyó una “Junta de Socorros” formada por diez personas “para recibir y distribuir los socorros a los damnificados”.

“Pedro Romero Herrero nació en Covaleda en 1828 y falleció en 1895. Al terminar la educación primaria, su padre se lo llevó fuera de Covaleda, concretamente a Madrid, donde en 1938 lo puso bajo la tutela de su hermano, que regentaba una casa mercantil. Así empezó a dedicarse al comercio. Con diecinueve años lo nombraron representante de la empresa para la contrata de sal en Santander, Burgos, Logroño y Palencia. Siempre estuvo muy pendiente del progreso de Palencia, sirva como ejemplo su lucha para trasladar la estación de ferrocarril de Venta de Baños a Palencia. En su necrológica, publicada en “El Diario Palentino” el 19 de febrero de 1895, nº3616,p.2, se le describía como “carácter energético cuando se trata de salir a la defensa de los intereses de la región a quien adora; voluntad firme cuando ofrece sus iniciativas en beneficio de la capital; lleno de hidalguía y generosidad para quien acudía a solicitar su ayuda; franco para la amistad y lleno de ternura para su familia; era el prototipo de caballero, personificación del trabajo y laboriosidad.” Se dedicó también y de manera plena al periodismo, además de a la actividad política y comercial. Las Elecciones celebradas en enero de 1869 para Cortes Constituyentes, propiciaron la vuelta a la arena periodística de Pedro Romero Herrero puesto que el Comité Unionista del que era diputado, entre otros, el alcalde de Palencia, decidió la creación de una periódico diario de dos páginas para propagar y defender esa candidatura. Le pusieron por título “La Libertad” y le encargaron su dirección al covaledense Pedro Herrero. Esta fue su última aventura periodística, por contra , su actividad política y comercial, experimentarían un desarrollo máximo en los años venideros, llegando a ser alcalde de Palencia en tres ocasiones (1877,1881 y 1889) y poniéndo en marcha un próspero negocio de venta de sales y madera.”

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s