ABC 09/06/1956

ABC 09/06/1956

UN ÍNDICE SORPRENDENTE DE ANALFABETISMO

Los pueblos colaboran en la construcción de escuelas

Por ALFONSO INIESTA

Es frecuente una afirmación que carece de fundamento general: el analfabetismo persiste arraigado en zonas caracterizadas por la estreches de su estructura económica. Como la riqueza abundante, se suele razonar, o la mejora progresiva al menos, no les lleva crecientes signos de bienestar, el ritmo de perfección espiritual y el progreso intelectual de sus habitantes se estanca y mantiene aspectos de penuria Inevitable.

img_53352

Por lo que se refiere a la enseñanza primaria, los índices presentan datos muy diversos. Provincias, cuya economía se desenvuelve dentro de pequeño marco, pueden mostrar un cuadro de analfabetismo sorprendente por sus bajas cifras. Tales, por ejemplo, como Burgos, Segovia y Palencia.

Citemos también a Soria. Es provincia cuya rica tradición histórica le otorga puesto sobresaliente entre las españolas. Sobre sus altas tierras galoparon gentes heroicas, se llevaron a cabo famosas hazañas y la leyenda escribió páginas de oro en campos y ciudades. Desde los días remotos en que la Prehistoria señala diversas rutas de extrañas gentes, con sus toscos instrumentos de piedra y sus pinturas rupestres; desde los hechos Inmortales de Numancia, las correrlas de Mío Cid y sus mesnaderos, la Corte del malogrado príncipe don Juan y las devastaciones asoladoras de la francesada. El poeta asignó a Soria el titulo de “árida y irla”. Aun aceptándolos, sus gentes, al marchar decididas en busca de más rosados horizontes, guardan hondo, efusivo sentimiento de nostalgia en el espíritu y evocan, llenas de cariño y ternura, sus tierras altas, de inexpresiva sugerencia para el alma incapaz de sentir la honda emoción de su belleza propia.

Disuena el amplio contenido histórico del pasado con las presentes exigencias de la economía. Más en este orden de la cultura primarla.

El actual censo arroja un total de 164.578 habitantes. Pocos en verdad. Carece esta provincia de centros industriales o fabriles numerosos. Aunque existan en Olvegá, Arcos, Almazán y San Leonardo. La agricultura y ganadería constituyen sus fuentes principales de riqueza. No lo suficientemente próvidas que permitan despertar ambiciosas esperanzas. Ni aun contando las extensas zonas forestales, sobre todo en Vinuesa y Covaleda, variadas, pintorescas, que ofrecen productos abundantes de sus bien poblados montes.

Los analfabetos ascienden en toda la provincia a 706 varones y 2.031 mujeres. En total, 2.737, que representan poco más del 1,80 por 100. Menores de veinte años existen 38 varones y 25 mujeres. Comprendidos entre los veinte y cuarenta años, 120 hombres y 188 mujeres. Datos obtenidos mediante estudio muy riguroso, hasta exhaustivo, “en el que se ha Investigado detenidamente y aclarado cualquier duda o sospecha de error”, nos asegura el secretario de la Junta provincial contra el Analfabetismo.

En 41 Municipios no puede señalarse la presencia de un solo analfabeto. Algunos, escondidos entre la parda perspectiva del sobrio paisaje, trascendieron hace siglos a la fama y perviven en mentes infantiles: Calatañazor, en cuyo término perdió su arrogancia el victorioso Almanzor, y San Esteban de Gormaz, repetidamente citado en las páginas del “Poema del Cid”. Los demás siguen ocultos en el anónimo, entre modestas resonancias del vivir campesino.

La capital tiene actualmente siete analfabetos. En su casi totalidad, gitanos y vendedores ambulantes. De los cuales, tres se han redimido en el presente curso.

img_53322

El mayor número de analfabetos está localizado, bien se comprende, entre gentes que por sus actividades laborales permanecen la mayor parte de la Jornada diaria alejados de núcleos urbanos: pastores y trabajadores agrícolas, procedentes, además, de otras provincias lejanas.

La campaña para reducir el número de analfabetos, no obstante su bajo porcentaje, ha sido intensa: a todos los alcaldes de los pueblos en que se conocía la existencia de analfabetos, el gobernador civil, don Luis López Pando, les envió, poniendo de relieve su constante celo, una carta para lograr que la asistencia de todos ellos a clases especiales fuera obligatoria, efectiva y eficaces los resultados, corriendo los gastos, por mitad, a cargo del Municipio y de los interesados.

Los frutos están a la vista. Cada vez se cierra más el circulo del analfabetismo, reducido a cifras verdaderamente mínimas, que pronto quedarán totalmente extinguidas, sin duda alguna.

Conviene tener presente un dato muy importante. En la provincia de Soria la totalidad del censo escolar posee el necesario y suficiente número de escuelas para recibir la formación adecuada. De esta forma, a través de una asistencia diaria mantenida durante todo el curso, se logran felices resultados de carácter permanente. El mejor remedio, digámoslo una vez más, para extinguir el analfabetismo lo constituyen escuela y maestro.

Los edificios escolares merecen una especial mención. Los pueblos sienten deseos por tener bien instalados a sus hijos y se sacrifican hasta términos insospechados. Las “fotos” darán idea de algunos de ellos.

En el transcurso de los tres años últimos se han inaugurado 70 edificios de nueva planta, entre escuelas y viviendas para los maestros. Sin Incluir los que han sido objeto de pequeñas reparaciones llevadas a cabo en otros muchos, que Importan cifras de menor cuantía, no significando por eso menos su trascendencia en cuanto a las atenciones del servicio.

Un extraordinario celo mueve a los pueblos hacia la escuela nueva. Por tener edificio apropiado, que rompa la tradición de los viejos locales, hórridos y repelentes, que dejaron un ingrato recuerdo en todas las generaciones anteriores, los pueblos colaboran realizando esfuerzos muy meritorios y con eficaces prestaciones directas. Esto, tratándose de Municipios menores de mil habitantes, que por el articulo 52 de la ley de Educación primaria están exentos de contribución, al correr las obras, en su totalidad, a cargo del Estado. Kilos deben proporcionar solares y campos de juegos.

Pueblos modestos, de ritmo sencillo, en los que la vida moderna no ha puesto, con sus fuertes modalidades, la inquietud de su agobiante dinamismo y preocupaciones, saben sentir la benéfica influencia de la escuela, que ha de preparar el espíritu de sus hijos para un futuro mejor.

Otra vez citamos a Machado. Y con él formulamos, en favor de estas gentes austeras, entregadas con tan generoso empeño a una hermosa labor de colaboración, cultural, su mismo ferviente ruego:

¡Gentes del alto Ilano numantino,

que a Dios guardais como cristianas viejas,

que el sol de España os llene,

de alegría, de luz y de riqueza!

A.M.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ABC 09/06/1956

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s