Fuentes para el estudio de la demografía en la localidad pinariega de Covaleda y su implicación geográfica – II

Fuentes para el estudio de la demografía en la localidad pinariega de Covaleda y su implicación geográfica – II

  1. METODOLOGÍA

4.1. FUENTES MÁS RELEVANTES CONSULTADAS

Para recabar información útil para el presente trabajo he consultado los siguientes archivos y bibliotecas: Archivos del Ayuntamiento de Covaleda, Archivo Histórico Provincial de Soria, Biblioteca Municipal de Covaleda, Biblioteca Municipal de Soria y UVA Biblioteca Universitaria. Es relevante, plasmar la información obtenida de algunas fuentes online son la web de Ayuntamiento de Covaleda y Descubre Covaleda.

4.2 TÉCNICAS UTILIZADAS. ENTREVISTAS Y CONVERSACIONES ABIERTAS

A parte de la anterior consulta documental he aplicado algunas estrategias del trabajo de campo que son las siguientes: entrevistas y conversaciones con personas vinculadas al ámbito del conocimiento de la localidad de Covaleda, como M. Ángel Llorente y Heliodoro Jimeno. Otra persona con la que he podido hablar y me ha aportado gran ayuda e información, Marifé Gollanes. No pertenecer a esta zona, pero tiene un gran dominio del municipio.

Como hemos citado anteriormente nos basamos en las técnicas de la entrevista y las conversaciones que son totalmente abiertas.

  1. PLANTEAMIENTO TEÓRICO

Lo primero que podemos preguntarnos es qué entendemos por demografía. La Real Academia Española recoge una acepción para definir demografía: 1.f. Estudio estadístico de una colectividad humana, referido a un determinado momento. Para entender con más precisión la población de Covaleda, es imprescindible aportar ciertos datos sobre el origen, la historia de la localidad y las Ordenanzas de los aprovechamientos forestales que son el detonante más importante de la demografía en el pueblo pinariego.

4.1 LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA

Covaleda es una localidad situada en la Comarca de Pinares de la provincia de Soria. El término municipal de Covaleda se encuentra entre las estribaciones de la Sierra de Urbión y las de la Sierra de Resomo. La altitud sobre el nivel del mar es de 1.214 metros y su topografía es muy irregular, pues se encuentra entre dos sierras y es atravesado por el río Duero de Noroeste a Sureste.

Ilustración 1: Mapa de la ubicación de Covaleda

Ilustración 1: Mapa de la ubicación de Covaleda

Los límites geográficos del término de Covaleda son los siguientes: al Norte, la provincia de La Rioja. Al Sur, los términos de Salduero y Molinos de Duero. Al Este, el término de Vinuesa. Al Oeste, el término de Duruelo[1].

4.2 CONOCIMIENTO GEOLÓGICO

Covaleda está rodeado, por rocas de origen sedimentario: areniscas, conglomerados, arcillas…..

Esto no siempre fue así, ni tampoco ocuparon este espacio. La historia geológica de este pueblo comienza con la formación de la tierra[2].

Ilustración 2: Era Primaria

Ilustración 2: Era Primaria

Era Primaria o Paleozoica

Hace unos 867 millones de años, este lugar estaba ocupado por un mar llamado Tethys, las únicas tierras que habían emergido en la península estaban situadas al oeste, y una pequeña isla que coincide con los montes catalanes. Los sistemas montañosos iban de norte a sur. Sus tierras eran de origen silíceo (granitos, cuarcitas…..)

Este periodo duró unos 570 millones de años.

Era Secundaria o Mesozoica. Hace 297 millones de años, tuvo lugar un cambio de clima que se caracterizó por ser muy lluvioso. Estas lluvias llevaron consigo la erosión y el transporte de los materiales formados en la era primaria. Esto dio lugar a un gran río que recorría de oeste a este, con afluentes a izquierda y derecha, desembocando donde hoy nos encontramos. La desembocadura de este río, creó un gran delta, donde se fueron depositando los sedimentos que se arrastraban. Llegando hasta cinco Km. de profundidad. Se calcula una duración de unos 230 millones de años.

Ilustración 3: Era Secundaria

Ilustración 3: Era Secundaria

Era Terciara o Cenozoica. Hace unos 67 millones de años, estas tierras eran la línea de costa del Mar Tethys, donde venían depositándose los sedimentos que arrastraban los caudalosos ríos de la era anterior, Estos provenían de la zona que ocupa actualmente la sierra de Guadarrama. Al mismo tiempo tenían lugar plegamientos y fracturas, debido a las fuerzas orogénicas del continente africano contra Eurasia, dando lugar a la formación de grandes cordilleras. Los grandes depósitos de sedimentos que se encontraban en este mar, comenzaron a elevarse formando las Sierras de la Demanda, Urbión y Cebollera entre otras. Además de plegarse se fracturaron, dando lugar a las cuerdas que caracterizan el paisaje de nuestros montes.

Con estos movimientos orogénicos la meseta se elevó de este hacia oeste, cambiando el sentido de los ríos.

Ilustración 4: Era Terciaria

Ilustración 4: Era Terciaria

Era Cuaternaria o Glaciarismo. Se caracterizó por su tranquilidad orogénica, pero es el clima el que determinó la formación de estos relieves alpinos. Estas tierras fueron cubiertas de hielo a partir de los 1.500 m. de altitud, creando un paisaje glaciar característico de esta zona: nuestra Piedra Andadera, Ambas Cuerdas, Cuevamujeres, Castroviejo, Pico Marallón…

Hoy se conservan las huellas de este glaciarismo: laderas escarpadas, paisajes rocosos y depósitos morrénicos tanto frontales como laterales. De este proceso nacieron las lagunas que hoy salpican nuestra sierra (Laguna Negra, Larga, Helada, Urbión….)

Ilustración 5: Era Cuaternaria

Ilustración 5: Era Cuaternaria

4.3 PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS HISTÓRICOS

Con el caminar de los tiempos nos ha sido dado encontrar datos y documentos con los cuales nos acercamos al pueblo de Covaleda. Pero, ¿Quiénes fueron los que habitaban estos bosques? Nos remontamos al periodo IV de la Edad de Bronce, ya que las cuevas de la Sierra de Urbión sirvieron de cobijo a los primeros pobladores de las tierras de esta localidad. Así, parece indicarlo el hallazgo, en 1954 durante los trabajos de explanación de la pista forestal del “becedo a bocalprado” en el paraje denominado “Cueva Medrano”, cuando se estaba retocando la cuneta aparecieron casi a flor de tierra una caja de losas en cuyo interior se encontraban cinco objetos de bronce: “…dos hachas con nervio central, anillas laterales y talón; un hacha plana con anillas laterales y talón; un hacha plana con apéndices laterales y regatón de lanza, todos ellos fabricados en bronce” ; son de tipología avanzada dentro de la Edad de Bronce, pueden clasificarse cultural y cronológicamente en el Bronce Final (1200 a.C.), resultando prácticamente imposible asociarlo a un yacimiento concreto. (Hernando Grande, A, 1992: 10). Hoy se encuentran depositadas en el Museo Numantino de Soria.

Ilustración 7: Refugio “El Becedo”

Ilustración 7: Refugio “El Becedo”

Teógenes Ortego (1966) expone en “ Duruelo de la Sierra. Algunas fuentes para su historia”: todo el occidente se ve invadido por pueblos arios e indoeuropeos, preceltas que se extienden a lo largo del Atlántico, abarcando Bretaña e Irlanda, Francia y la mayor parte de nuestra Península.

Después de haberme informado en diferentes libros, creo que la primera vez que vi a este trocito de tierra a la que quiero hacer referencia, es en el documento escrito “Naturalis Historia” de Plinio el viejo (77), un escritor latino, que hace referencia a los Montes Duracos (Sierra de Urbión) y al río Durio que nace en ellos:”El curso del Darius, uno de los mayores ríos de Hispania, nace junto a los Pelendoni y pasa cerca de Numantia“.

Hacia el siglo VII a.c., una tribu celtibérica, se estableció en esta zona de pinares: los pelendones. ¿Qué sabemos de ellos? Procedentes al parecer de una zona celta-germánica, originarios de Westfalia, (Alemania) presionados por los pueblos vecinos se desplazaron a Holanda y Bélgica; desde allí siguiendo el litoral Atlántico francés, llegan hasta España afincándose entre el Alto Duero y el Moncayo. Los pelendones se describen como adoradores, en especial, del dios Belenos, del que se desprendería su denominación “belendi” = belendones = pelendones. En España se inscriben dentro de la “Cultura de los Castros sorianos”, lugares parcialmente protegidos a los que se añadían defensas artificiales, como murallas, y series de “piedras hincadas” que dificultaban las agresiones desde los accesos más débiles[3]. En aquel momento estas tierras estaban pobladas por gente de vida cazadora, recolectora, pastoril y ganadera. Su delimitación territorial podría fijarse desde Salas de los Infantes (Burgos), hasta Fitero (Navarra), siguiendo la línea montañosa. Como pueblo esencialmente pastor, permaneció en su “habitat serrano”, obligado por los rigores climáticos a una periódica trashumancia hacia las llanuras del Ebro.

Ilustración 6: Hachas de apéndice y talón

Ilustración 6: Hachas de apéndice y talón

La economía de este pueblo era más bien rudimentaria, casi exclusivamente ganadera. Con una producción que apenas llegaba a su propio sustento porque el intercambio mercantil apenas existía. Parece ser que esta sociedad estaría dividida socialmente en varias clases: guerreros, ganaderos, plebeyos y pastores pobres.

Hacia el año 450 A.C. una oleada celta representada por los arévacos se extiende por el valle del Duero, adueñándose de gran parte del territorio de los pelendones, incluida su capital Numancia, quedando arrinconados en la zona montañosa.

Ilustración 8 Mapa de los pueblos de la península ibérica en el s. III a.c Los Pelendones 02

Ilustración 8: Mapa de los pueblos de la península ibérica en el s. III a.c : Los Pelendones

Ilustración 8: Mapa de los pueblos de la península ibérica en el s. III a.c : Los Pelendones

Según Estrabón, escritor griego, la entrada de los pueblos celtas fue uno de los acontecimientos más importantes, ya que estos invasores se impusieron por la fuerza, provocando duras batallas y continuos desplazamientos de las tribus que vivían en aquellos momentos en la Península. Ellos impusieron su lengua, su organización política y su economía. Se alimentaban la mayor parte del año de bellotas, las secaban y trituraban convirtiéndolas en harina para hacer pan que se conservaba durante bastante tiempo. Usaban manteca y sebo para sustituir el aceite. Para cultivar las tierras sustituían el arado por la azada. Los hombres se vestían de un sólo color generalmente negro, (La raza de ovejas predominante en estas tierras eran de color negro), las mujeres de colores variados, unos y otros se abrigaban con un tosco manto el “sagum”, una especie de sayo que podíamos considerar el precedente de la capa española. La unificación de los celtas con los indígenas creó una etnia característica los “Celtiberos”.

Afirman Ruiz Zapatero (1989) y F. Romero (1991) en la historia de la investigación arqueológica en la provincia de Soria, que es una de las regiones más emblemáticas del mundo celtibérico.

También señala Ángel Terrel y Cuevas en su libro “De Covaleda y para Covaleda” (1998) que seguramente se asentaron en estas tierras tribus celtas de los Bracos o Bretos[4], que debieron entrar en contacto con ramificaciones vasconas por lostopónimos y costumbres que han quedado: “Urbión” (dos aguas buenas), y la palabra “Doura”, (Duero). Los repobladores, o los pobladores, de la Rioja Alta eran vascones o de origen vascón, parece probable que los repobladores de la marca oriental de la antigua Castilla, en las zonas montañosas de las actuales provincias de Burgos y de Soria fueron en gran proporción también de origen vascón, como ya apuntó Don Ramón Menéndez Pidal (1962) en su libro “En torno a la lengua vasca”.

Los Pelendones no recobraron sus antiguos territorios hasta el final de las guerras numantinas. Una vez destruida la ciudad de Numancia por Roma en el año 133 A.C., Roma devuelve a estos sus tierras.

La llegada de los romanos a la Península, trajo consigo dos siglos de guerras intermitentes, violentas y crueles, tras las cuales las culturas prerromanas fueron exterminadas. La dominación de Roma perduró hasta el siglo V, formando durante estos 700 años una población homogénea conocida como “Hispanorromana”.

Roma transformó de tal manera la vida y costumbres de esta gente que hay un antes y un después: su economía, legislación, lengua, manifestaciones artísticas, infraestructuras…., hicieron un “nuevo pueblo”.

Hasta la llegada de Roma las vías de comunicación estaban formadas por sendas de tipo localista, rutas de ganadería trashumantes y caminos de arrieros. La principal vía que llega a las puertas de nuestra tierra es una vía secundaria que parte de Numancia a Sasamón pasando por Lara de los Infantes en total 148 Km. Se encuentra documentada esta vía por una inscripción que aparece en Molinos de Duero, donde consta su construcción por el Duunviro (Censor de los municipios y colonias.) L. Lucrecio Denso.

Ilustración 9: Inscripción de la vía secundaria que parte de Numancia a Sasamón.

Ilustración 9: Inscripción de la vía secundaria que parte de Numancia a Sasamón.

Por su interés vamos a documentar su itinerario:

Parte de Numancia en la desembocadura del río Tera, continúa por el Camino Real del Royo, hasta Vinuesa. Cruza el Duero en el lugar de los vados, Pasa por Molinos y Salduero. Entre Salduero y Covaleda va por el camino viejo del que se conservan algunas plataformas. En una cota superior a la actual carretera. A la altura del Puente Soria cruzaba el río, siguiendo el camino viejo hasta Duruelo, llega hasta Quintanar por la actual carretera, pasa por Vilviestre, Palacios, Moncalvillo, Campolara y Lara de los Infantes. Moreno Gallo, I. (2012)

Ilustración 10: Camino de la ruta: Molinos de Duero

Ilustración 10: Camino de la ruta: Molinos de Duero

En Covaleda, uno de los restos que podemos considerar como típicamente romano, es la fuente que se encuentra a la entrada de los castillos, junto con el propio nombre Cova-leda (cueva-alegre), el nombre deriva de la palabra cova que en latín vulgar significa cueva y el adjetivo laetus/a/un qué significa alegre, en lenguas romances, como el gallego, se conserva el adjetivo “leda” para expresar alegría, la zona del alto Duero fue uno de los territorios más intensamente romanizados[5].

Ilustración 11 Fuente romana en la entrada de los castillos 01

Ilustración 11: Fuente romana en la entrada de los castillos

Ilustración 11: Fuente romana en la entrada de los castillos

En el siglo V D.C. tiene lugar la caída del Imperio Romano, el pueblo Visigodo que viene a la península como tropas federadas de Roma para echar a Suevos, Vándalos y Alanos que estaban devastando todo el país, se quedan como nuevos gobernantes.

Los visigodos encuentran en la península un sólo pueblo, el “Hispanorromano” de religión católica que los diferencia de los invasores que son arrianos. Durante los dos siglos que dominan los Visigodos, desaparece la administración romana, quedando toda esta zona sin ninguna que le sustituya. Sabemos por los restos encontrados que gran parte de la población Visigoda, queda aposentada en lo que hoy son las provincias de Soria, Guadalajara, Burgos y Segovia. Se dedicaron mayoritariamente a la ganadería, tenían grandes rebaños que trasladaban según la época del año, a los pastos más abundantes y fértiles. En esta época la unidad económica era la aldea o marca, cuyos miembros poseían colectivamente el ganado y las tierras, los cuales se sorteaban periódicamente entre los miembros de la marca para su aprovechamiento particular; sólo la casa y el huerto situado alrededor de ella eran propiedad privada y enajenable de cada uno. Los pastos, los montes y los bosques eran propiedad comunal y de aprovechamiento colectivo. También las faenas agrícolas se realizaban colectivamente. Sánchez Albornoz (1978, 167-72)

Recalco las formas de vida de los visigodos porque, estoy viendo los pilares de la organización actual de Covaleda.

[1] Información de la página web del Ayuntamiento: http://www.covaleda.es. (Consultado el 18 de noviembre de 2014).

[2] Información del Bloc. Geografía.2º Bachillerato. (Consultado el 18 de noviembre de 2014)

[3] Información de la página web: http://www.canicosa.info/articulos/pelendones.htm (Consultado el 12 de noviembre de 2014)

[4] Bretos” es el nombre que hoy en día son conocidos los vecinos del pueblo de Covaleda.

[5] Eleuterio Carracedo Arroyo. Toponimia de la Tierra de Soria(1996). Ed. De la Excma Diputación Provincial de Soria. Colección Temas Sorianos nº 32.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fuentes para el estudio de la demografía en la localidad pinariega de Covaleda y su implicación geográfica – II

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s