GUÍA DEL GESTOR DE SUERTES – I

05-Guia-del-Gestor-de-Suertes_Página_05

GUÍA DEL GESTOR DE SUERTES – I

Introducción
Durante la preparación de este trabajo, el equipo redactor ha recibido de todos sus interlocutores (gestores ellos mismos de suertes en sus respectivos municipios) la percepción de una cierta soledad en estas funciones, provocada quizá por la difusa aura arcana que rodea este objeto. Cree la Asociación Monte Modelo Urbión que esa aura es injustificada, que el privilegio y los valores asociados al mismo han demostrado con creces su capacidad para reforzar el vínculo entre las gentes y los montes, y que su vigencia en el siglo XXI es mayor que nunca.
El objetivo de este trabajo es simple: poner en común la problemática a la que se enfrentan las personas encargadas de gestionar las suertes entre esas mismas personas, de forma que las mejores prácticas encontradas por cada uno puedan ser utilizadas por todos, con la finalidad ya enunciada de maximizar el beneficio social obtenido. Esperamos desde la Asociación Monte Modelo Urbión que esta guía sirva a ese objetivo.

La Junta Directiva de la Asociación Monte Modelo Urbión
La Sociedad Vecinal de Maderas de Covaleda
La Sociedad Vecinal de Aprovechamientos Forestales de Navaleno

Ordenación del Monte

“Siendo el terreno áspero y greñoso, nada a propósito para la agricultura y producción de grano para alimentar a sus vecinos naturales y teniendo un terreno dilatado y prohibitivo sin comunidad con otro, a excepción de ciertos valles cortos que crían heno para pequeña porción de ganado vacuno, lanar y cabrío, recurren al rey para obtener la corta de 2500 pinos al año por entresaca a fin de que no se destruyan los montes y se conserven como lo exige la Real Ordenanza”.

El rey Carlos IV en el año 1792, (Canicosa de la Sierra)

Con la Ordenación del Monte se establecen los diferentes aspectos de la gestión forestal, sus características y los problemas que puede resolver, junto con los fundamentos silvícolas, dasométricos y económicos necesarios; se determina el objetivo de conseguir la persistencia, el rendimiento sostenido y el máximo de utilidades, planificado, de acuerdo con las técnicas selvícolas y dasocráticas adecuadas.

Además la Ordenación de los Montes incluye los procedimientos estratégicos necesarios para adaptarse a nuevas estructuras sociales y económicas de las funciones de los montes y poder determinar la rentabilidad de las actuaciones a realizar durante la gestión forestal como generadora de bienes, servicios y externalidades.

La actividad forestal no planificada trae como consecuencia la falta de regeneración del arbolado, la degradación del suelo, el riesgo de propagación de incendios, etc.… problemas forestales que pueden ser minimizados por medio de una adecuada ordenación de las masas.

Los Proyectos de Ordenación Forestal abordan, con carácter integral, los diferentes usos del monte. Estos proyectos hacen posible planificar, a corto, medio y largo plazo, de manera racional, la totalidad de los usos de cada monte (madera, leña, pastos, hongos, caza, pesca, uso social…). Las nuevas demandas de la sociedad pueden irse atendiendo mediante las revisiones de la Ordenación, como se ha podido comprobar en las últimas décadas con la incorporación del uso recreativo o de los aprovechamientos micológicos en proyectos de Ordenación modernos.

Debe realizarse correctamente desde el punto de vista formal, reconociendo las relaciones entre los objetivos a alcanzar y las restricciones existentes, coordinando la planificación a largo, medio y corto plazo, y la planificación de  los procesos biológicos, técnicos y económicos. Las tendencias modernas de la ordenación de montes se orientan a compatibilizar diferentes usos, huyendo de la explotación con objetivo único, que ha demostrado una carencia de durabilidad en el tiempo. Esta tendencia a la multifuncionalidad y compatibilización de usos, si bien aumenta la exigencia para con el trabajo técnico, se convierte en una característica fundamental para asegurar la resiliencia (capacidad del sistema para superar cambios de condiciones) tanto del proyecto de Ordenación como del propio monte, y se convierte así en herramienta fundamental para asegurar la persistencia de un bien natural que se caracteriza por los largos plazos involucrados en su gestión.

En los montes incluidos en el Monte Modelo Urbión, esta actuación corresponde a la Junta de Castilla y León, desde su Consejería de Medio Ambiente, con la participación de los correspondientes técnicos que desarrollan, establecen y aplican las normativas necesarias, para que la gestión forestal alcance los objetivos de sostenibilidad.

El fin último de la Ordenación es asegurar la persistencia de los montes, buscando un equilibrio entre los diferentes recursos existentes.

abc-suerte-de-pinos

Del Proyecto de Ordenación del monte sale un Plan Especial de 20 años, con un “semiperiodo” de 10 años. En este se hace un Plan de Cortas, que determina las que se hacen cada año.

En los elementos de este Plan de Cortas que se destinan al reparto (suerte o privilegio, según sus distintas denominaciones locales) empieza el trabajo del gestor de suertes, a quien se dirige esta guía, que debe a partir de ese momento gestionar los aspectos administrativos, fiscales y de toda índole que permitan maximizar el beneficio social del sistema. Este no es, por tanto, un trabajo técnico forestal, y tampoco estrictamente económico.

Determinación del Lote y la Lista

El aprovechamiento del monte por parte de la población de Tierra de Pinares, se ha ido produciendo de acuerdo con las distintas Ordenanzas que editadas a lo largo de la historia. Estas se han ido modificando para que las prácticas del buen gobierno se mantuvieran y contribuyeran a la conservación del monte, en beneficio de las generaciones presentes y futuras. De acuerdo con el momento vivido en la Comarca Pinariega los aprovechamientos de los pastos y las cortas de madera se han regulado.

Las Ordenanzas eran presentadas a la Villa de Soria y a su vez ratificadas por el Rey. En el s. XVIII el rey Fernando VI promulga la ”Real Ordenanza para el aumento y conservación de montes y plantíos” en cual se imponía la obligatoriedad de solicitar permiso a la administración real para realizar los aprovechamientos del monte.

Durante el s XIX, de grandes turbulencias políticas y económicas, se establece que las suertes de los vecinos se hagan por cuarteles del monte, es el primer intento de organizar las cortas. A finales de este siglo fueron establecidas normas e instrucciones para organizar los aprovechamientos, indicando además que estos se enajenen por subasta pública. En los principios del s. XX fueron reconocidos los repartos vecinales fijando un determinado número pinos. En los años 30 establecen una reserva para los ayuntamientos de parte de las cortas para cubrir los gastos, y en caso de no cubrirlos se gira una papeleta entre los vecinos para cubrir el presupuesto. Durante los años 40 y parte de los 50, se realiza la ordenación de la mayor parte de los montes de la  zona. En el año 49 es promulga una Orden en la que se podía acceder a la adjudicación de los recursos maderables. Hasta final del siglo se dictan distintas normas que ayudan a la conservación y mejor aprovechamiento del monte, llegando a la actualidad en la que corresponde a la Junta de Castilla y León la determinación de los lotes que corresponden en cada momento como gestor técnico de la ordenación.

La confección de la Lista es realizada por cada ayuntamiento. Y al igual que el lote ha pasado por distintos momentos históricos, las condiciones de pertenencia a las mismas ha estado de acuerdo con cada época, con la cultura, las costumbres locales y practicas sociales arraigadas en la zona y el estado de cada vecino, su vinculación y arraigo o permanencia.

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINOrevista_16

Capitulo 1: personalidad jurídica del Gestor

Se entiende por personalidad jurídica aquella por la que se reconoce a una persona, entidad, asociación o empresa, capacidad suficiente para contraer obligaciones y realizar actividades que generan plena responsabilidad jurídica, frente a sí mismos y frente a terceros.

Son sujetos de las relaciones jurídicas no sólo las personas físicas sino también aquellas organizaciones a las que la ley reconoce una personalidad independiente de los sujetos que lo forman.

Su personalidad empieza desde el instante mismo en que, con arreglo a derecho, hubiesen quedado válidamente constituidos. Es una organización de determinadas personas o bienes para conseguir ciertos fines.

Cada uno de los pueblos de la zona establece su criterio para determinar la forma en que cada individuo es representado en todo el proceso de las Suertes.

En algunos son los propios Ayuntamientos los que realizan todo el proceso.

En otros se han creado figuras jurídicas que controlan todo el proceso de Lote, Subasta y Suerte, y cuentan con: Sociedades Civiles y Asociaciones.

La adquisición de Personalidad Jurídica, frente a la actuación individual y personalista, en actuaciones ante terceros aporta series de ventajas, que repercuten no solamente en el propio individuo, sino en todos los integrantes de la forma jurídica elegida y en los terceros con los que mantienen relaciones.

Al constituir una Personalidad Jurídica se obtiene una reglamentación o normativa, dictada por estatutos, lo suficientemente clara que orienta las actuaciones de la organización, asegurando que los cargos son electos, de forma democrática, representando el acto de elección la fuerza de la responsabilidad en el cumplimiento de las obligaciones por parte de los cargos elegidos.

El manejo de los fondos o recursos económicos y las acciones económicas emprendidas por los gestores, son transparentes, por el derecho de fiscalización, que tienen los componentes de la Personalidad Jurídica.

Además, la responsabilidad ante terceros, obliga a rendir cuentas, por escrito,  de la administración de los fondos y acciones emprendidas, al menos una vez al año en las asambleas generales, o cuando los estatutos lo determinen.

La adquisición de Personalidad Jurídica produce impedimento de confusión de patrimonios, tanto personales o de cualquier otra entidad, con los de la sociedad, o asociación constituida.

A la vez aumenta la entidad del organismo constituido, y favorece la vinculación con otras organizaciones, instituciones, municipios, juntas vecinales…. que coordinen acciones para beneficio de todos.

La Personalidad Jurídica se convierte en un instrumento al servicio de una organización con propósitos definidos, para trabajar con responsabilidad en beneficio de una comunidad.

007

Los Ayuntamientos

Legislación

Ley 7/1985 de 2 de abril reguladora de las Bases de Régimen Local Los municipios, para la gestión de sus intereses y en al campo de sus competencias, pueden promover toda cales de actividades y prestar cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal.

La ley ha establecido para algunas materias y según el numero de habitantes, unos servicios mínimos que deben de ser prestados por las entidades locales, por si solas o asociadas.

En todos los municipios se establecen como servicios mínimos: el alumbrado publico, cementerio, recogida de residuos, limpieza viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, acceso a los núcleos de población, pavimentación de las vías publicas y control de alimentos y bebidas.

A partir de 5.000 habitantes se van incluyendo nuevos servicios como, parques, bibliotecas, mercados, tratamiento de residuos; si superan los 20.000 habitantes, protección civil, servicios de sociales, prevención y extinción de incendios, instalaciones deportivas. Cuando son superados los 50.000 habitantes se complementan con servicios de transporte colectivo y protección del medio ambiente.

Como propietarios del monte, los ayuntamientos, comenzaron a prestar un servicio destinado a la gestión del reparto de suertes, cumpliendo durante un tiempo una función que no era realizada por otro tipo de entidad.

El desarrollo social, los continuos cambios y exigencias que se producen en la sociedad actual, tanto en la gestión de las competencias propias, como en las de sentido estrictamente economicista, ha contribuido a que la actividad de los munícipes y de sus funcionarios se haya incrementado con las actividades de gestión de las suertes, que actualmente se realizan por otro tipo de figuras, aportando nuevos conceptos propios de actividades económicas y no publicas, y en todos los casos mejor transparencia y eficiencia en la gestión.

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINOrevista_20

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a GUÍA DEL GESTOR DE SUERTES – I

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s