REVITALIZACIÓN Y PROMOCIÓN DE LA «RUTA DEL DUERO» – I

asopol

Han pasado ya casi 10 años desde que ese grupo de “locos” entre los que estaba y que puedo decir que partió la idea, se decidieran a emprender esa aventura que era recorrer las 936 Km de nuestro querido Río Duero, andando por sus orillas y acompañarlo desde su nacimiento en los Picos de Urbión hasta su desembocadura en Oporto. Muchas cosas han cambiado desde aquel año 2006 hasta ahora, muchas horas de trabajo, muchas reuniones tratando de convencer a los que podían hacer algo del potencial turístico y económico que tiene la ruta del Duero y sobre todo, muchas horas de poner en valor algo tan preciado como es nuestro querido río Duero.

Ahora ha caído en mis manos un estudio sobre el potencial que “nosotros” vendimos y que estamos convencidos que puede terminar siendo tan importante o más que otras grandes rutas senderistas, entre otras cosas, porque la Ruta o Senda del Duero lo tiene TODO: paisaje, gastronomía, cultura, historia, tradición, dos países, cinco ríos diferentes dentro del mismo Duero, dos orillas y dos sentidos para realizarla (del nacimiento a la desembocadura y al revés). Se puede hacer andando, en btt, en caballo o en vehículo a motor.

A día de hoy, la ruta se encuentra COMPLETAMENTE SEÑALIZADA (salvo algunas pequeñas deficiencias en Portugal pero que no tienen importancia ya que en el vecino país hay que hacerla toda por carretera, carretera que va pegada a la misma orilla del río).

Desde Historia de Covaleda me gustaría a animar a todo el mundo a realizar esta ruta o al menos a visitar los lugares más emblemáticos que recorre nuestro querido río: Aranda de Duero, Roa, Castronuño, Toro, Zamora, Miranda do Douro, arribes de Zamora y Salamanca, Alto Douro Vinhateiro y sobre todo Porto y Vila Nova de Gaia, estoy completamente convencido de que no os arrepentiréis.

Todo lo que pone en el informe que ahora voy a compartir, lo enviamos nosotros a la Junta de Castilla y León y otros organismos para que se hiciera “algo” y la verdad es que “algo” se ha hecho, aunque todavía queda mucho camino por recorrer.

ruta_duero_1

Cuadernos de Turismo, nº 20, (2007); pp. 103-130 Universidad de Murcia (ISSN: 1139-7861)

REVITALIZACIÓN Y PROMOCIÓN DE LA «RUTA DEL DUERO»: LAS INICIATIVAS DE EXCELENCIA Y LAS PROPUESTAS INNOVADORAS

Luis Alfonso Hortelano Mínguez

Universidad de Salamanca

RESUMEN

El río Duero constituye el eje natural que articula el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León porque surca de este a oeste toda la región, desde sus fuentes hasta la «raya» hispano-portuguesa, y ha condicionado históricamente las relaciones meridianas. Además, las tierras castellanoleonesas se identifican con la cuenca fluvial del Duero, excepto unas pequeñas zonas de los bordes que desagüan a los ríos del Norte, Ebro y Tajo. Las orientaciones emanadas de las instituciones europeas, en el umbral del siglo XXI, proponen una gestión compartida de los recursos naturales y culturales de la «eurorregión» del Duero/Douro. En este nuevo marco de cooperación transfronteriza juegan un papel esencial los proyectos vinculados a un turismo sostenible y de calidad. La propuesta de un aprovechamiento turístico integral del tramo castellanoleonés se materializó en la creación de la Ruta del Duero, con una base territorial ligada a las comarcas agrarias próximas al río, a la que se han sumado los esfuerzos económicos de diversas iniciativas.

rutaduero3

  1. LA RUTA DEL DUERO A ESCALA REGIONAL Y EN EL CONTEXTO TRANSNACIONAL

El último cuarto del siglo XX ha sido decisivo en España al consagrar un nuevo marco de organización territorial y de estructuración regional a raíz del Título VIII de la Constitución de 1978. En el ámbito de la España de las Autonomías, el territorio de Castilla y León nace de la fusión del Reino de León (León, Zamora y Salamanca) y de Castilla La Vieja (Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid) y, en concreto, de la superficie de las nueve provincias[1] vigentes desde la promulgación del decreto de 30 de noviembre de 1833 de D. Javier de Burgos, excluidas Logroño y Santander. Por tanto, la denominación contemporánea de Castilla y León comprende 94.147 km2, encerrados por los cordales cimeros de las montañas y los límites fronterizos con el vecino Portugal, salvo, pequeños enclaves históricos desagregados en otras comunidades autónomas.

Sin embargo, la región administrativa de Castilla y León, no se amolda a la región natural-fluvial del Duero en la parte española porque tan sólo recoge las aguas de 79.000 km2, es decir, la cuenca duriense ocupa el 84% del solar castellanoleonés (el total de la cuenca en la Península Ibérica asciende a 98.375 km2). Las tierras que quedan fuera corresponden a fosas y hoyas recorridas por ríos que desaguan en el norte (gallego y cantábrico) y en las cuencas del Ebro y del Tajo. El río ocupa la zona central de la meseta septentrional de forma desigual provocando una disimetría entre los afluentes de la margen derecha y los de la margen izquierda. También, estas diferencias se reproducen en la irregularidad y en la cantidad de los aportes hídricos, tanto por el norte como por el sur. El caudal a lo largo de sus más de 700 km, desde sus fuentes en las altas cumbres de los Picos de Urbión hasta que penetra en Portugal en el término municipal de La Fregeneda (Salamanca), está condicionado anualmente por las variables climáticas de la submeseta norte.

turismo-ruta-del-duero-4

En los últimos años, en el contexto de la Estrategia Territorial Europea correspondiente al nivel 2 de la Nomenclatura Territorial Estadística (NUTS), se ha propuesto la creación de un espacio común de desarrollo y de cooperación entre la Región Norte de Portugal y la Comunidad Autónoma de Castilla y León a caballo de los bloques transnacionales de las Regiones Interiores y de la Fachada Atlántica, denominado «Eurorregión del Duero»: «La región fluvial del Duero y su territorio ribereño de influencia atraviesa precisamente el territorio de una región interior característica, como es Castilla y León, y una región de la Fachada Atlántica, la Región Norte de Portugal. De este modo, el marco regional de referencia de la región del Duero abarca básicamente estas dos regiones y se puede decir se articula a modo de eurorregión, y es en este sentido, que la Comunidad de Castilla y León como la Región Norte, han de aprovechar este potencial de proximidad como una ventaja compartida en su posición común en relación a otras regiones ibéricas»[2]. El desarrollo de la idea de la región-proyecto (geoidea) parte del cordón común que supone para ambas partes el río Duero/Douro y de los lazos de vecindad que durante siglos han mantenido los municipios y las freguesias de la raya/raia húmeda. Las posibilidades de cooperación futura son grandes, no sólo en el papel de los centros urbanos y en la configuración territorial, sino en muchos campos sociales y económicos y, especialmente, en el sector turístico.

Con independencia de la organización regional, de las connotaciones físicas y de las propuestas de desarrollo y de cooperación, el río Duero ha ayudado a la creación de diversos paisajes, tanto naturales como culturales, en el espacio más próximo a su recorrido (ver mapa 1). De este modo, la influencia directa del río se deja sentir en una superficie de 2.650.072 ha (28,14% de la superficie regional), y donde residían 803.653 habitantes a comienzos del año 2006 (31,85% del total regional)[3]. En esta banda, dominada por el colector principal de Castilla y León, es donde se concentra un elevado porcentaje de población y muchas de las ciudades y villas más pobladas, incluida la capital regional. Sin embargo, como ha ocurrido a escala regional, la zona ha ganado 9.274 habitantes al inicio del siglo XXI. Para definir el área de influencia del Duero hemos optado por elegir las Comarcas Agrarias bañadas por el río porque, en definitiva, es la base territorial y demográfica de la Ruta temática del Duero (ver cuadro 1).

turismo-ruta-del-duero-5

La promoción del valle del Duero como producto turístico es una vieja aspiración de los responsables de las cinco provincias por donde pasa el río, algunas iniciativas[4] se remontan a principios el siglo XX, al catalogarlo como una belleza natural. A pesar de estos pioneros intentos, no será hasta la década de los ochenta del pasado siglo cuando la Dirección General de Transportes y Turismo de la Consejería de Fomento lance la idea de una ruta por Tierras del Padre Duero, resaltando las leyendas y los valores asociados a cada uno de los pueblos que jalonan el lecho fluvial. Para la Junta de Castilla y León, recién obtenida la autonomía, acompañar el curso del Padre Duero suponía comprender la esencia y la idiosincrasia de las tierras castellano y leonesas, conocer la historia viva de los viejos reinos castellano-leoneses y revivir el potencial turístico de estas comarcas naturales. El río Duero en esos años se erige en un elemento de identidad a través de la herencia histórica de cada lugar y, al mismo tiempo, en un proyecto de futuro.

El primer Plan Regional para el Desarrollo Turístico de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, para el periodo (1995-2000)[5], partía de ocho líneas estratégicas y el respaldo a una serie de Conjuntos Turísticos (Rutas, Circuitos y Municipios Selectivos) para conseguir que el sector generara puestos de trabajo e incrementara la renta y, de forma indirecta, conservara los recursos naturales y patrimoniales subutilizados. La elección de los conjuntos turísticos estaba estrechamente relacionada con la valoración de los recursos turísticos, la calidad de las infraestructuras hoteleras y de la oferta complementaria y el nivel de proyección exterior. Tras la evaluación de los indicadores, la zonificación turística regional estaba compuesta por veinte rutas turísticas de carácter monográfico, por cincuenta y cinco circuitos por las comarcas naturales (uniprovinciales o interprovinciales) y por ciento ochenta municipios seleccionados por sus atractivos específicos. Las rutas turísticas monográficas giran alrededor de un eje central, bien sea monumental, costumbrista, natural, gastronómico o cultural, cuyos itinerarios discurren por varias provincias. De las veinte rutas turísticas[6], la Junta de Castilla y León se ha decantado para proyectarlas a escala internacional y nacional, por el Camino de Santiago, la Ruta Vía de La Plata, la Ruta de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, el Canal de Castilla y la Ruta del Duero. El soporte de la guía de la Ruta del Duero, desde su punto de origen en la montaña soriana hasta el final en los arribes salmantinos, son los variados paisajes y la riqueza patrimonial de las villas históricas del entorno del cauce. El resto de la propuesta es tan simple como seguir el trazado de las carreteras que unen las localidades: Duruelo de la Sierra, Covaleda, Vinuesa, Garray, Soria, Almazán, Berlanga de Duero, El Burgo de Osma, San Esteban de Gormaz, Aranda de Duero, Hoyales, Haza, Roa, Peñafiel, Quintanilla de Abajo, Tudela de Duero, Simancas, Tordesillas, Castronuño, Toro, Zamora, Fermoselle, Aldeadávila de la Ribera y La Fregeneda (Muelle de Vega de Terrón).

3932316282_937c462740_o

La apuesta reciente por la Ruta del Duero en la política turística regional ha estado unida a una nueva imagen y una campaña de publicidad más completa al incluir un documental televisivo, un CD-ROM interactivo y la web del Duero. Además, las acciones de promoción de la renovada marca de la Ruta del Duero: un viaje de color, han estado acompañadas de las actuaciones de la Semana del Duero destinadas a los escolares y a los profesionales de la hostelería de Soria, El Burgo de Osma, Aranda de Duero, Tordesillas, Toro, Zamora y Vitigudino. El guión del viaje de color está organizado como un libro por las riberas, donde se descubren las distintas caras del río y las vivencias de sus gentes, y también, cabe la posibilidad de rellenar los cuatro cuadernos de campo dedicados al conocimiento de la hidrología, la naturaleza, la cultura y la gastronomía. En esta nueva promoción, la Junta de Castilla y León, piensa que el Duero se puede convertir en el eje vertebrador del turismo regional y en el motor de desarrollo económico y social de las comarcas aledañas; es decir, un cauce de vida.

El segundo Plan de Turismo de Castilla y León (2002-2006)[7] no sólo ha potenciado las rutas turísticas de rango regional ya existentes sino que ha proyectado tres nuevos itinerarios que recuerdan la Reconquista, la expansión de la lengua castellana y las luchas dinásticas de la Edad Media en Castilla y León (el Camino del Cid, el Camino de la Lengua Castellana y la Ruta de Carlos V), con el fin de prolongar la estancia media de los viajeros en la comunidad. Para este nuevo plan, las Rutas Turísticas de rango regional reúnen un conjunto de recursos turísticos con valor reconocido, que responden a un eje o fundamento determinado, disponen de servicios turísticos básicos y de una cierta divulgación o potencialidad de promoción. Asimismo, esas rutas contarán con los servicios turísticos de carácter público que sean necesarios, tales como señalización o información turística, y servirán de acicate a la inversión privada. La efervescencia del turismo cultural ha llevado a la administración regional, ante la generosa abundancia de estímulos de atracción cultural, a proponer recorridos y organizar objetivos culturales dentro de la planificación regional, que faciliten al viajero el conocimiento del territorio castellanoleonés. En este caso de forma cómoda y amplia, las Rutas de Turismo Cultural invitan al descubrimiento universal de la cultura: Ruta del Románico, Ruta del Mudéjar, Ruta de las Juderías, Ruta de las Catedrales, Monasterios y Castillos y Fortalezas. Por otra parte, la fuerte demanda por el turismo arqueológico ha obligado a los responsables regionales a dibujar y poner en el mercado varias Rutas Arqueológicas (Arqueoturismo)[8].

009 Ferradosa-Ruta Vinos (110)

[1] La superficie de cada una de las nueve provincias que componen Castilla y León es la siguiente: Ávila (8.048 km2), Burgos (14.269 km2), León (15.468 km2), Palencia (8.029 km2), Salamanca (12.336 km2), Segovia (6.949 km2), Soria (10.287 km2), Valladolid (8.202 km2) y Zamora (10.559 km2).

[2] LOPEZ TRIGAL, L. (1995). «El nuevo marco territorial de la región del Duero/Douro». Revista População e Sociedade, nº 6. Centro de Estudos da População, Economia e Sociedade. (CEPESE). Universidade do Porto. Porto, pp. 293-300.

LOPEZ TRIGAL, L. (1999). «La eurorregión del Duero como espacio común para el desarrollo y la cooperación». En: El territorio y su imagen, Actas del XVI Congreso de Geógrafos Españoles. Universidad de Málaga. Málaga, pp. 847-855.

[3] La Comunidad Autónoma de Castilla y León presentó unas cifras de 2.545.926 habitantes en el censo de población de 1991 y 2.523.020 habitantes en el padrón del año 2006.

[4] PEREZ-RIOJA, J. A. (1952). «Soria y el turismo». Celtiberia. Revista del Centro de Estudios Sorianos, Año II, Vol. II, nº 4. Centro de Estudios Sorianos. Soria, pp. 255-272.

[5] ACUERDO de 4 de agosto de 1994, Plan Regional para el Desarrollo del Turismo de la Comunidad Autónoma de Castilla y León (BOC y L nº 162, de 23 de agosto de 1994).

PRITUR Y SERVITUR. (1994). Plan Regional de Turismo de Castilla y León. Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo. Valladolid.

[6] Las veinte Rutas Turísticas son: Río Duero; El Vino; Embalses, Lagos y Lagunas; Montaña Meridional; El Mudéjar; Espacios Naturales Sur; Canal de Castilla; Románico Norte; Espacios Naturales Norte; Tierra de Campos; Semana Santa; Museos; La Frontera-Arribes; Ruta de la Plata; Monasterios; Ruta Gastronómica; Plazas Mayores Castellanas; La Montaña Norte; Camino de Santiago y Catedrales y Colegiatas.

[7] ACUERDO del Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba el Plan de Turismo de Castilla y León (BOC y L nº 11, de 16 de enero de 2002).

[8] DEL VAL RECIO, J. y ESCRIBANO VELASCO, Mª. C. (2001). Rutas de Arqueología de Castilla y León. Junta de Castilla y León. Valladolid.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a REVITALIZACIÓN Y PROMOCIÓN DE LA «RUTA DEL DUERO» – I

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

  2. ERRG dijo:

    Extraordinariamente interesante iniciativa.

    El programa “España entre el Cielo y la Tierra” ha presentado tiempo atrás uno de sus capitulos dedicado al Duero en su porción española. Fue un programa de extraordinaria factura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s