EXCURSIÓN DE EL AVISADOR NUMANTINO – EL AVISADOR NUMANTINO – Miércoles 12 de Julio de 1933

EL AVISADOR NUMANTINO – Miércoles 12 de Julio de 1933

Un día de fraternidad

EXCURSIÓN DE EL AVISADOR NUMANTINO

Como un consuelo para nuestra cotidiana lucha confeccionando éste periódico, descábamos descansar juntos un domingo, conviviendo durante unas horas, como buenos camaradas, como buenos y fraternos amigos, cuantos trabajamos en las distintas dependencias de la casa.

Sin “obstrucción” alguna se concretaron las bases de la gira. Hubo verdadera discusión para designar el sitio que había de recibir nuestra comitiva, pues sobre la mesa había proposiciones para ir a los pinares de Tardelcuende; al río Abión, en Aldehuela de Calatañazor, a Zarranzano; a Santa Inés y a la llamada “mesa de Covaleda”. La comisión organizadora fue eliminando con sesudos razonamientos y, reconocido por todos, que “lo de Covaleda es bonito”, pero no hay cangrejos, mantuvo el criterio romántico osea el de ir solamente a contemplar el campo, una minoría. Y he aquí una cosa que asombraría al jefe de1 Gobierno señor Azaña, si la conociese: triunfó la minoría.

Y hacia Covaleda salimos el domingo, dadas las siete de la mañana, en uno de esos magníficos y casi suntuarios autobuses que Godofredo de Marco tiene a disposición de ustedes por una insignificante tarifa que está al alcance de cualquier ciudadano de tercera clase, poniendo en tal clase a los que no “enchufamos”.AHPSo-12988

Ustedes, queridos lectores, como nos ven a través de la seriedad y formalidad del periódico, creerán que los que les servimos ni nos reímos ni sabemos ser alegres, pero no opinaron así los que nos vieron salir cantando las más escogidas piezas del repertorio foklórico provincial. A solicitud de un “peque” que tenemos en la imprenta que mide unos 65 centímetros de estatura y dando pruebas de amor a la democracia para que se recreara viendo Valonsadero desde la carreterita, hicimos la primera estación. Hicimos otra paradita en este estupendo pueblo soriano que se llama El Royo, que es tan hermoso como el que más; hubo quien tiró unas pelotitas en el hermoso frontón y quien mató el gusanillo en el café “La Unión” hasta que reanudamos el viaje para hacer una nueva parada en el Pantano de La Muedra, cuyas instalaciones visitamos favorecidos con una amplia autorización del amable director don Emilio Laportilla, Ayudante de Obras Públicas en la Confederación.

Después de admirar aquella obra reanudamos el viaje, -ya agotado el repertorio de cantables,- hacia Vinuesa y Molinos. Aquí aumentamos las viandas con un magnífico corderito, y así llegamos al merendero que un buen hijo de Covaleda ha preparado junto a la carretera, al río y a una fuente cristalina.

¡Sorianos de toda la provincia, visitad este paraje!

Distribuido el trabajo de la intendencia, comenzaron los servicios a funcionar y enseguida se se percibían ya los signos de la organización.Covaleda, Soria, 9/8/1913vista desde el campanario de la iglesia

El cargo de jefe de almacén se lo adjudicó porque le dio la gana, que es como ahora se hacen las cosas, Paco Soria y por la misma razón se hizo jefe de cocina postergando al ordenanza Moreno, que era el indicado por el pueblo soberano; Elena Martínez y Aguedita Tejero, de la administración y de la imprenta, respectivamente, secundaron como auxiliares los servicios del fogón.

Cajistas, dependientes y el fotógrafo señor González salieron a estudiar un curso de piscicultura en el Duero y nuestro querido Bienvenido Calvo quiso hacer de “Tarzán” saltando de rama en rama, pero ante su volumen y su peso, se rindió y se dedicó como los chicos de las primeras letras a la lectura y a la escritura.

A mediodía llegó nuestro querido Director don Felipe las Heras y don Eugenio, con algún que otro recuerdo para el festival forestal. Poco a poco, retornaron al hogar los piscícolas, sanos todos y salvo el pobre tipógrafo Gerardo que se nos cayó al Duero y hubo que desnudarlo, taparlo con una moderna bata y ponerlo al sol.

Luego las viandas ¿Para qué describirlas? Para que no falte nada en casa tenemos a la izquierda un Teófilo que después de habernos sorprendido con un plato hondo especial repitió por tres veces en el reparto. Un rico morapio de don Domingo Modrego, cosa especial para nosotros, caldeó el ambiente ya de suyo caluroso por los ricos rayos de Febo. La clásica y española baraja de Vitoria, un gramófono de Pastora, y otros espectáculos deleitaron a la concurrencia.

Rico café de Covaleda, copitas de González Byass, -no es propaganda, Juan Sanz,- puros habanos y de la tierra, obsequios del Director y, por aclamación, a Covaleda.

Allí saludamos a amigos cordiales: Cámara, Diez, Medrano … Escuchamos la simpática banda local, obra cultural que honra a Covaleda del simpático y culto Terrel, y de retorno al merendero.

Anocheciendo devoramos el famoso corderito de Molinos. No hay tiempo para la lírica y solo resta decir que con alegría y fraternidad retornamos. Ahora hacemos alto en Vinuesa, la Corté de los Pinares. Las famosas canciones que populariza la Banda Municipal y las ya popularizadas se oyen. Una señora reprocha la falta de originalidad y Vicente, de la imprenta canta:

En la villa de Vinuesa

hay unas chicas muy guapas,

pero vamos muy deprisa

y sentimos el dejarlas.

Aplausos. La copla se repite en la Plaza pública con cariño y respeto y ya bien entrada la noche siguiendo al coche de don Felipe y don Eugenio entramos en Soria, contentos y alegres, de haber fraternizado un día juntos, los que durante todo el año laboramos, desde distintas actividades, en la obra de hacer este periódico al que, sin ofensa para nadie, podríamos llamar, la voz de la provincia y en el que si hay un anhelo destacado de entre todos los que constituyen su historial, es el de decir siempre de corazón ¡Viva Soria!

img_53852

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EXCURSIÓN DE EL AVISADOR NUMANTINO – EL AVISADOR NUMANTINO – Miércoles 12 de Julio de 1933

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s