INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – III

INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – III

Algunas conclusiones provisionales

page_428

Una vez vista la evolución general de los municipios sorianos, podemos afirmar que tan sólo algunos municipios, 24, han visto aumentar su población y que este minoritario comportamiento positivo del censo ha sido mucho más frecuente entre los municipios que ya tenían más habitantes en 1.996, ya que tan sólo aumentaron su censo la capital y los 2 municipios con una población superior a los 5.000 hab, pues en el grupo de los municipios con un censo entre 3.000 y 3.999 hab ya han perdido población 2 de sus 3 integrantes, y exactamente lo mismo sucede en el grupo de los municipios con una población superior a 2.000 hab. Ya en el grupo de los municipios con una población superior a 1.000 hab la unanimidad, en el sentido de perder población, ha sido impactante (tan sólo Palencia ofrece un dato igual de desolador, pues más es imposible).
Por ello da la impresión de que, en el caso de Soria, no hay ninguna barrera de la cual podamos decir que, por encima de ella, los municipios son capaces de incrementar o mantener su censo, pues por encima de los 5.000 hab, excluida la ciudad de Soria, sólo hay dos municipios, su evolución ha sido zigzagueante y, en cualquier caso, dos municipios no son una muestra suficiente como para tener mucha seguridad estadística de nada.
En cuanto a los municipios con menos de 1 .000 hab, tan sólo incrementaron su población 19 de 150 municipios sorianos. Es más, a lo largo de las páginas precedentes hemos visto que, cuanto menor era el censo, más abultado era el porcentaje de pérdida de población. Así, entre los 80 municipios con una población inferior a los 100 hab, han perdido el 24, 12% de su población inicial, por lo que quizá ese sea el triste destino que les espera a los 20
municipios que, en los últimos años, han perdido tanta población como para incorporarse a este grupo. De ser así, les espera un futuro poco halagüeño. Sin embargo, también es cierto que no existe una regla general para afirmar que existe un punto por debajo del cual todos los municipios, sin excepción, han perdido vecinos y están condenados a seguir este camino hasta la despoblación absoluta, pues en los tres grupos de pequeños municipios hay excepciones de núcleos de población capaces de incrementar o mantener su censo. Hay por tanto margen para la esperanza.

Pero lo cierto es que hay 24 municipios, que no deja de ser un número cuantioso, que han visto aumentar su censo (alguno de ellos de forma importante). Por ello, la tarea de ver cómo evoluciona la población de estos municipios, no estaría completa si no nos hiciésemos algunas preguntas, como por ejemplo, ¿dónde se encuentra ubicado este ramillete de municipios sorianos?, ¿el fenómeno de la despoblación se ha repartido uniformemente en esta provincia? Todos los lectores saben que los municipios no se reparten uniformemente en el territorio, ya que el relieve , la proximidad de vías de comunicación modernas, las distintas formas de aprovechamiento del territorio, el distinto momento y método de repoblación de las distintas comarcas durante la Edad Media, etc. hacen que en el espacio provincial pueda haber distintas formas de poblamiento y que, junto a algunos municipios relativamente populosos pueda existir una constelación de pequeños municipios que se benefician de su proximidad o, por el contrario, un territorio esté ocupado por menos municipios pero con un censo más abultado que les permita mantener un mínimo de servicios capaz de garantizar una calidad de vida aceptable para sus vecinos. Por tanto, es preciso dar un paso más y ubicar los municipios en el mapa, quizá de este modo obtengamos información valiosa acerca de cómo la localización de cada municipio es clave para entender su evolución y, quizá, permita plantear propuestas de futuro.
Para ello, en un nuevo paso para acercarnos a la realidad de la población soriana, y puesto que ya al inicio de este estudio se apuntaba el enorme contraste entre el crecimiento demográfico de la capital provincial y la fuerte pérdida de población rural, ahora parece que es el momento de acercarse al alfoz de la ciudad de Soria y comprobar si estar dentro de él supone una oportunidad de supervivencia para un municipio pequeño o, por el contrario, la distancia a una ciudad no es tan determinante en el devenir diario de la población rural. Una tarea que algún lector podrá pensar que es innecesaria, por obvia, pero que a lo largo de este trabajo es necesario hacer, porque de lo que se trata es de cuantificar estas situaciones y no dar nada por supuesto. Muchos son los municipios en torno a las ciudades y, por tanto, es de suponer que no será tan claro el comportamiento uniforme de todos ellos, y, además, ¿hasta dónde llega la influencia urbana de la ciudad de Soria?
Finalmente, y para no alargar el estudio provincial, englobaré en un sólo grupo todos los municipios que no están ubicados en el alfoz de la ciudad de Soria.

El Alfoz de la ciudad de Soria
Antes de entrar en el estudio del alfoz de la ciudad de Soria no está de más dar aquí, como en el resto de las ciudades, una pincelada sobre su ubicación en el entramado urbano de la Comunidad Autónoma y de otras provincias próximas.

  • Soria es, junto con León y Ponferrada, la única de las ciudades de la Comunidad que se encuentra a más de 100 km de cualquier otra, pues se encuentra a 116 km de Aranda de Duero, a 141 km de Burgos, a 163 km de Miranda de Ebro y a 190 km de Segovia, estando el resto de las ciudades de Castilla y León a más de 200 km de distancia.
  • Fuera de la Comunidad, Soria se encuentra a 107 km de Logroño, a 156 km de Zaragoza, a 159 km de Guadalajara, a 164 km de Vitoria y a 173 km de Pamplona.

Además, en el caso de la ciudad de Soria, para poder aproximarnos a la comprensión del desarrollo de su alfoz, hay que tener en cuenta que:

  • En 2.010, con sus 39.838 hab, era la décima ciudad más poblada de nuestra Comunidad, tan sólo por delante de Miranda de Ebro y Aranda de Duero (ver Anexo VIII).
  • Soria ( + 6.241 hab, un 18,58%), en los años comprendidos en este estudio, ha aumentado su población considerablemente, así en porcentaje es la segunda ciudad
    que más ha aumentado su censo desde 1.996 (tan sólo por detrás de Ávila) y, en cifras absolutas, sólo es superada por Burgos, Ávila y Ponferrada.
  • Tiene un término municipal de 271,77 km2, lo suficientemente amplio como para comprender varios núcleos de población (Las Casas, Pedrajas, Oteruelos y Toledillo). El suyo es, por tanto, casi el mayor término municipal de las 12 ciudades, pues tan sólo es superado por los 283,17 km2 de Ponferrada. En definitiva, una población reducida que dispone de un término municipal amplio hace que Soria, en el año 2.010, tenga una densidad de población de 146,59 hab/km2 , siendo, con mucha diferencia, la menor densidad de población de las doce ciudades (recordemos que la de Avila era ese mismo año de 251, 16 hab/km2).
  • Estas características previas, una población reducida aunque creciente y un término municipal muy amplio, pueden tener como consecuencia que la ciudad quizá todavía no necesite de los términos municipales colindantes para cubrir sus necesidades de suelo urbanizable o industrial (al menos no con la urgencia de otras ciudades con más población y menos término municipal), por lo que el desarrollo de su alfoz es más que posible que sea mucho más modesto que en otras provincias.

Pero, razonamientos y conjeturas al margen (pues como tales pueden, o no, ajustarse a la realidad), de lo que se trata ahora es de comprender lo sucedido en los municipios de este alfoz, y para ello habrá que hacerlo contrastando la evolución demográfica de los mismos tanto con la dinámica de la propia ciudad de Soria como, en segundo lugar (pero no menos importante), con el comportamiento de los municipios de su entorno rural más inmediato, esto es, con los municipios sorianos alejados de las ciudades y que son de un tamaño parecido, pues es presumible que su dinámica económica y demográfica hasta 1.996, haya estado desarrollándose en unas circunstancias muy parecidas y, por tanto, la única diferencia entre unos y otros sea la proximidad capitalina. Así, la comparación de los 20 municipios del alfoz de la ciudad de Soria la haremos con 151 de los 162 municipios sorianos que más adelante serán descritos (esto es, con aquéllos que en 1.996 no superaban los 1.000 hab, pues en ese año no había ningún municipio en el alfoz que superase ese censo).
Hechas estas aclaraciones previas en torno a la ciudad de Soria ya podemos entrar en la descripción de lo acontecido demográficamente en los municipios de su alfoz.

page_431

En el primer sector, (de O a 1 O km de la ciudad de Soria), hay 5 municipios y, en estos años, todos ellos han aumentado su población. En conjunto han sumado nada menos que 1.845 nuevos vecinos que, dado lo escaso de la población inicial (1.565 hab), se han traducido en un aumento del 117 ,89º/o, un porcentaje de incremento de la población muy superior al de la propia capital de provincia.
Este aumento tan importante del número de habitantes, repartido entre municipios tan pequeños, ha hecho que 3 de ellos hayan pasado a integrarse en otros grupos de municipios con más población que aquéllos de los que formaban parte en 1.996. Es de destacar que si en toda la provincia sólo hay 4 municipios en esta tesitura, aquí están localizados 3 de ellos.
El único municipio de este sector que superaba los 500 hab, Gomayo ( + 1.470 hab, un 247,06%) es el municipio, de toda la provincia, que más ha incrementado su censo tanto porcentualmente como en términos absolutos (sólo superado por la propia capital de provincia) . Teniendo en cuenta el volumen inicial de población podemos decir que el suyo ha sido un incremento demográfico enorme, de tal magnitud que ha acumulado casi todo el incremento de la población del alfoz soriano, llegando a superar los 2.000 hab en el año 2.010.
De los 3 municipios con una población superior a los 100 hab, podemos decir que, tanto Garray (+ 272 hab, un 80,95%) como Los Rábanos(+ 85 hab, un 19,54%), están situados a 7 km de la ciudad (al Norte y al Sur respectivamente) siendo los dos únicos municipios sorianos que se han incorporado al grupo de municipios con un censo superior a los 500 hab. En cuanto al tercer municipio de este volumen de población, Aleonaba ( + 13 hab, un 7,43%), el aumento del número de sus vecinos ha sido mucho más modesto.
Lo mismo podemos decir de Velilla de la Sierra (+ 5 hab, un 20,83%), el único municipio de este bloque del alfoz que en 1.996 tenía una población menor de 100 hab.

En el segundo sector, (de 11 a 15 km de la ciudad de Soria), hay también 5 municipios. En estos años han tenido la siguiente evolución demográfica: 2 de ellos han aumentado su censo, otro lo ha mantenido inalterado y otros 2 han perdido parte de su población. En conjunto, entre los 5 municipios, perdieron 4 habitantes que, dado lo reducido de la población inicial (395 hab), se han traducido en un mínimo descenso del 1,01%. Podemos decir, por tanto, que su población ha permanecido prácticamente inalterada.
Esta ligera pérdida de población, repartida entre tan pocos municipios, ha hecho que los cambios hayan sido mucho menos acusados que en el grupo anterior, pues ninguno de estos municipios ha cambiado de grupo de municipios, permaneciendo todos ellos en los mismos grupos en los que ya estaban inscritos en 1.996.
De los 2 municipios con una población superior a los 100 hab, tan sólo Villaciervos ( + 2 hab), ha aumentado su población, pues Renieblas (- 16 hab) no ha sido tan afortunado.
Por lo que se refiere a los 3 pequeños municipios con una población inferior a los 100 hab, su evolución no ha podido ser más variada, pues Buitrago (+ 11 hab) ha aumentado el número de sus vecinos, Fuentecantos ha mantenido su censo y Fuentelsaz de Soria (-1 hab) ha perdido población.

En el tercer sector, (de 16 a 20 km de la ciudad de Soria), hay 10 municipios y lo primero que se aprecia al aproximarse a su cuadro-resumen, sin entrar en los números, es su monocromía, pues no hay ningún municipio que haya ganado o perdido población en cuantía suficiente como para haber pasado a formar parte de otros grupos de municipios.
En segundo lugar, vemos que 4 de estos municipios han aumentado su censo, si bien en cuantías mucho menores que en los municipios de la periferia más inmediata de la ciudad, e insuficientes para compensar la población perdida por los otros 6 municipios de este grupo.
Así, en conjunto, han restado 150 vecinos que, dado lo reducido de la población inicial (1.405 hab), se han traducido en un importante descenso del 10,68% de su población inicial de 1.996.
Así, de los 5 municipios con una población entre 100 y 499 hab, 2 han aumentado su población: Cidones (+ 17 hab, un 5,00%) y Almajano (+ 20 hab, un 10,20%), mientras que los otros 4 municipios han perdido vecinos en cuantías muy importantes Candilichera (- 88 hab, un 36,21%), Aldealafuente (- 57 hab, un 33,53%), Los Villares de Soria (- 26 hab, un 20,16%) y Arancón (- 13 hab, un 11,30%).
Parecida es la situación de los 4 municipios que no llegaban en 1.996 al centenar de vecinos, pues 2 de ellos han aumentado su censo: Ausejo de la Sierra (+ 8 hab) y Aldehuela de Periañez (+ 6 hab) y otros 2 han perdido vecinos: Narros (- 15 hab) y Aldealseñor (- 2 hab).

Así pues:

  1. A una distancia menor de 20 km, tomados desde el centro de la ciudad de Soria, se encuentran 20 municipios, todos ellos eran inicialmente (salvo uno) menores de 500 hab. Pues bien, la mitad de los municipios del alfoz han aumentado su censo (11 de 20) datos que quedan muy lejos de lo que ha sucedido más allá del alfoz (12 de 162).
  2. La evolución global de estos municipios ha sido muy positiva, pues han aumentado su censo, globalmente, un 50,25%, porcentaje que está muy por encima del experimentado por la propia ciudad de Soria (18,58%). En cuanto al número de sus nuevos habitantes (+ 1.691 hab) también es digno de consideración, pues la ciudad ha aumentado su censo en 6.241 hab.
  3. El incremento de población del alfoz soriano, al estar repartido entre un numeroso conjunto de municipios, no ha conllevado importantes cambios en los grupos de municipios establecidos en este trabajo, salvo en el caso de los 3 municipios más próximos a la ciudad, que han pasado a formar parte de otros grupos de municipios con más población que aquéllos a los que pertenecían en 1.996.
  4. Como se puede apreciar la evolución demográfica de estos municipios parece seguir una pauta común al resto de las ciudades: la población deja de aumentar o entra en una dinámica de descenso demográfico a medida que nos alejamos de la ciudad. Así, en el primer sector todos los municipios (5) aumentaron su censo (hasta llegar a un crecimiento conjunto del 117,89%), en el segundo sector la población tan sólo aumentó en 2 de sus 5 municipios (y otro la logró mantener, pero en conjunto ya perdieron población) y, ya en el tercer sector, aunque también aumentaron su población casi la mitad de los municipios (4 de 10) lo cierto es que, en conjunto, perdieron un 10,48% de su población.
    Estas cifras adquieren un valor importante cuando las comparamos con las dos ciudades de la Comunidad que, por su volumen de población, son más próximas al caso soriano, pues si ambas han aumentado su censo no sucede lo mismo en su alfoz: Así, Miranda de Ebro ha aumentado su censo en una cantidad de población que es casi la mitad que la sumada por Soria (+ 3.536 hab), y lo mismo sucede con su alfoz (+969 hab). Por su parte, Aranda de Duero también ha aumentado su población de forma menos intensa que Soria (+ 3 .932 hab) pero su alfoz ha perdido 549 hab (eso sí, al igual que en el caso soriano, la población del alfoz arandino tan sólo ha aumentado en el sector de municipios ubicados a una distancia inferior a 10 km, si bien en una cuantía, 476 hab, que no ha compensado la población perdida en el resto del entorno arandino).
    Con estos datos se puede afirmar que el área de influencia de Soria, por el momento, no parece que se extienda mucho más allá de los 10 km.
    Pero, como hemos comentado al inicio de este apartado referente al alfoz de la ciudad de Soria, para saber el verdadero efecto demográfico de la proximidad de los municipios a una ciudad, además de ver su evolución demográfica individual y en conjunto, también es preciso que comparemos el comportamiento de este bloque de municipios sorianos con el de los municipios que distan más de 20 km de la ciudad y que, por su volumen de población, eran similares a ellos en 1.996.
    Para realizar esta comparación vamos a extraer los datos de la parte final de este capítulo dedicado a la provincia de Soria que, con el título “La provincia de Soria excluida la ciudad y su alfoz”, acoge a 162 municipios sorianos, si bien aquí nos interesan los 151 municipios menores de 1.000 hab, pues en el alfoz no había en 1.996 ninguno que superase ese volumen de población.
    Una forma de realizar la comparación es organizando ambos bloques de municipios (por un lado los del alfoz y por otro el área provincial comparable) en grupos de municipios según su población en 1 .996:

page_434

  • Los tres grupos de municipios del alfoz han tenido una evolución positiva, entre el 3% de los municipios con una población inferior a los 100 hab y el espectacular 247,06% del único municipio con un censo superior a los 500 hab que había en la zona en 1 .996. En conjunto, estos municipios han tenido un crecimiento demográfico medio del 50,25% que les ha hecho incrementar el número de sus vecinos en 1.691 hab. Si excluimos el municipio que más población ha sumado, el saldo todavía seguiría siendo positivo ( + 221 hab, un 7 ,98%).
  • Por el contrario, la evolución de los mismos grupos de municipios sorianos fuera del alfoz ha sido muy negativa, y además sus datos parecen empeorar a medida que menor es la población del grupo de municipios al que nos acerquemos, pues si los municipios con un censo superior a 500 hab han perdido un 7,36% de su población, los municipios menores de 100 hab han perdido más de la cuarta parte de sus vecinos (- 26,96%). Teniendo este numeroso conjunto de municipios (151) una pérdida media de población del 21,34% que, en conjunto, han supuesto 5.266 hab menos (es decir, han perdido más población que la que ha sumado el alfoz y casi tanta como la que ha sumado la ciudad de Soria, 6.241 hab).
  • Si comparamos la evolución del censo de ambos bloques de municipios en conjunto, las
    diferencias se han agrandado con el paso del tiempo, pues mientras en el alfoz la media
    resultante vemos que se ha ido incrementado en cada censo (+5,35%, +27,76%, +41,04%, +50,25%), en el resto de los municipios sorianos la pérdida de habitantes ha sido muy acelerada y no se ha detenido en ningún momento (-6,92%, -14,70%, -18,88%, -21,34%).
    Incluso si comparamos la evolución del censo de los 5 municipios ubicados más allá de los 11 km de la ciudad (-1,52%, +5,32%, -2,78%, -1,01%), o la de los 10 municipios que distan más de 16 km (-4,27%, -6,12%, -11,03%, -10,68%), sus datos, con ser negativos, lo son mucho menos que los que ofrecían los municipios ubicados a más de 20 km de Soria.

En definitiva, las diferencias entre ambos bloques de municipios se han agrandado con el paso del tiempo, pues mientras los municipios del primer sector del alfoz han mantenido su crecimiento demográfico censo tras censo, y en los otros dos sectores es incuestionable el retroceso demográfico, en el resto de los municipios sorianos la pérdida de vecinos ha sido mucho más intensa, acelerada y generalizada, pues ha afectado a los tres grupos de municipios, independientemente de su volumen de población.
Estos movimientos de población han tenido como consecuencia lógica (como ya hemos visto en el alfoz) una redistribución de la población entre los distintos grupos de municipios que, con los siguientes cuadros, queda más clara:

page_435

El notable incremento demográfico de los municipios del alfoz y, por el contrario, una pérdida cuantiosa de población en el conjunto de los municipios del resto de la provincia (si bien partiendo de una población muy superior), ha hecho que el resultado, lógicamente, haya sido muy distinto.

  • Así vemos que en el alfoz soriano, en 1.996 tan sólo había un municipio con un censo con una población superior a 500 hab, y en 2.010 ya se contaban 3 municipios. Por el contrario, en el resto de la provincia se ha pasado de 8 a 7 municipios de este volumen de población.
  • También es muy distinta la evolución en los grupos de municipios con una población entre 100 y 499 hab, pues si en el alfoz se ha pasado de 11 a 9 integrantes (presumiblemente los dos que faltan son los que han superado los 500 hab), en el resto de la provincia, su número se ha reducido considerablemente, pues se ha pasado de 71 a 53 municipios.
  • Lógicamente también es distinta la situación en el grupo de los municipios con una población inferior a los 100 hab, pues si en el alfoz se ha mantenido invariable tanto el número de municipios (8) como la población que agrupaban, en el resto de la provincia se ha pasado de 72 a 91 municipios y su población se ha visto incrementada (de 3.820 a 4.351 hab), a pesar de lo cual su media ha pasado de 53 a 48 hab/municipio.

De lo visto se puede concluir que el incremento de la población del alfoz (+ 1.661 hab, un 50,25%) se ha repartido entre un reducido número de municipios que han pasado a integrarse en algún grupo de municipios con más población, con lo que la población se concentra en muy pocos de ellos, a pesar de lo cual el resto de los municipios del alfoz han mantenido relativamente su censo, pues ninguno ha perdido tantos vecinos como para
pasar a formar parte de algún grupo de municipios con una población menor a la que tenían en 1.996.
Muy distinta ha sido la situación en el otro espacio soriano, pues la población perdida ha sido tan cuantiosa (- 5.266 hab, un 21,34%) que los dos primeros grupos de municipios han reducido tanto el número de sus integrantes como la población que sumaban, especialmente en el grupo de municipios de 100 a 499 hab (que ha perdido casi un tercio de la población al pasar de 15.194 a 10.211 hab), mientras que, por el contrario, el grupo de municipios con una población inferior a los 100 hab ha experimentado un fuerte incremento, tanto en el número de sus integrantes (ha pasado de 72 a 91 municipios), como en la población que agrupaban (al pasar de 3.820 a 4.351 hab).
Pero a veces, el fuerte incremento de población (o su disminución) de un sólo municipio puede cambiar la suma de habitantes de un grupo entero de municipios. Por ello, para buscar una forma más individualizada de comprender estos cambios de ubicación de los municipios de un grupo a otro, podemos comparar los siguientes cuadros-resumen que nos simplifican el panorama de lo sucedido entre los años 1.996 y 2.010.

page_437

  • 11 de los 20 municipios situados en el alfoz de la ciudad de Soria han aumentado su población, e incluso 3 de ellos lo han hecho con tal intensidad que han pasado a integrarse en grupos de municipios con mayor población que aquéllos de los que formaban parte en 1.996. Mientras, en el otro bloque de municipios sorianos, las cosas han sido muy distintas, pues tan sólo han incrementado su censo 8 de 151 municipios y tan sólo uno de ellos ha pasado a formar parte de algún grupo de municipios con más población.
  • 8 de los 20 municipios del alfoz han perdido población, pero ninguno de ellos en tal cuantía como para haber pasado a formar parte de otro grupo de municipios con menos habitantes, mientras que en el conjunto de municipios sorianos más alejados de la ciudad, de un total de 151 municipios nada menos que 142 han perdido población, de los cuales 21 lo han hecho con tal intensidad que han pasado a formar parte de otros grupos de municipios con menos población. Especialmente impactante es el caso de los
    municipios con un censo en 1.996 entre 100 y 499 hab, donde han perdido población 70 de sus 71 integrantes de 1.996, y 20 de ellos (casi uno de cada tres) han pasado a formar parte del grupo de los municipios con una población inferior a los 100 hab, y que, dada la trayectoria demográfica de los municipios que ya estaban en este grupo (han perdido el 26,96º/o de su población), hace que su futuro sea más que preocupante.

En definitiva, si antes de hacer esta comparación entre estas dos áreas geográficas sorianas decía que ” parece que se puede afirmar que el área de influenc ia de Soria, por el momento, no parece que se extienda mucho más allá de los 10 km”, ahora se ha comprobado que la influencia de la ciudad es mucho mayor de lo que los datos de los propios municipios del alfoz nos aportaban por sí mismos, pues el “efecto ciudad”, hoy por hoy, no consiste tanto en lo que estos pueblos del entorno de la ciudad de Soria han podido ganar de dinamismo demográfico (que hemos comprobado que en realidad, salvo en algún caso, no ha sido mucho), como en lo que no han perdido, especialmente en comparación con el resto del ámbito rural en el que se ubican (que ha sido muchísimo).

En efecto, no está de más recordar que excluidos del cómputo de la población provincial estos municipios ubicados junto a la ciudad de Soria, comprendemos mucho mejor lo que ha sucedido en el resto de la provincia, pues, en definitiva, representando la ciudad y sus municipios más próximos un porcentaje realmente pequeño del conjunto provincial (21 de 183 municipios), resulta que agrupan un elevado porcentaje sobre el total de la población provincial y han pasado de 36.962 hab en 1.996 a nada menos que 44.894 hab en el año 2.010 (+7.932 hab, que han supuesto un incremento demográfico del 21,46%, dato que casi dobla al promedio de las ciudades de Castilla y León con sus respectivos entornos, que es de un 11,27%). Por el contrario, la población de la provincia de Soria, una vez excluida la ciudad y su área periférica, ha pasado de 55.886 hab en 1 .996 a tan sólo 50.364 hab en el año 2.010 (-5.522 hab, que representan una pérdida de población del 9,88%, dato negativo que poco tiene que ver con el incremento medio provincial del + 2,60% del que nos informaba el cuadro provincial nº 1 que veíamos al iniciar el comentario de la población de esta provincia).

Así pues, una vez más la localización de estos municipios en el entorno más inmediato de la ciudad, la calidad de sus comunicaciones con la misma, así como los servicios que en ella encuentran sus habitantes, parecen ser factores determinantes en el desarrollo de sus poblaciones. Pero si esto es un hecho de sobra conocido, ahora ya no intuimos, sino que lo tenemos cuantificado en el caso soriano y, además, nos servirá para poder comprender mejor lo que ha sucedido en el resto de la provincia donde, además de la lejanía de la ciudad, hay otros factores que han influido en su demografía en estos años y que siguen influyendo en su devenir presente y futuro.
Para finalizar este acercamiento a lo sucedido en la demografía de la provincia de Soria en estos años es preciso, por un lado, ver lo sucedido en los municipios con una población superior a los 1.000 hab (aquéllos que no han sido comparados con los del alfoz) y por otro lado acercarnos, si bien de manera más escueta, a ese gran conjunto de municipios cuyos datos globales ya hemos visto al compararlos con los del alfoz.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – III

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s