INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – I

INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – I

Municipios con una población entre 2.000 y 2.999 habitantes.
Si hasta aquí todos los municipios sorianos vistos (los seis más poblados de la provincia, incluida la capital), han tenido una evolución demográfica que les ha permitido permanecer en los mismos grupos de municipios a los que ya pertenecían en 1.996, en el grupo de municipios que ahora comentamos, los que en ese año tenían un censo entre 2.000 y 2.999 hab, la tendencia al crecimiento demográfico, o la moderada pérdida de población desaparece al igual que hemos visto en este grupo de municipios en otras provincias. Así, el cuadro provincial nº 1 nos informa de que estos municipios han perdido 185 hab, un 2,98% de su población inicial, pasando de 6.199 a 6.014 hab, marcando un punto de inflexión pues, a partir de estos municipios, todos los demás grupos en esta provincia han perdido más y más población, aumentando el ritmo a medida que menor es el número inicial de sus habitantes.
Por otra parte, el cuadro provincial nº 2 parece reflejar estos cambios, si bien de forma más preocupante, pues el número de integrantes de este grupo de municipios ha pasado de 3 a 2, la población que suman entre todos ellos ha descendido considerablemente (pasando a ser tan sólo de 4.358 hab) y, en su conjunto, han pasado de representar el 6,68% a tan sólo el 4,57% de los ciudadanos sorianos en 2.010.
Para comprender lo que ha sucedido en estos municipios es preciso que veamos su evolución de forma más individualizada.

page_413

En efecto, excluida la capital, entre los cinco primeros municipios sorianos tan sólo hemos visto un crecimiento demográfico continuo e importante en uno de ellos, 2 que han aumentado poco su población (y no sin sobresaltos en los primeros años) y otros 2 con un declive demográfico preocupante (si bien parece que se frenó en los últimos años). Pues bien, aquí tenemos que entre los 3 municipios que originalmente formaban el grupo, los cambios también han sido profundos, si bien la tendencia demográfica es mayoritariamente a la baja, hasta el punto de que, por primera vez, aparece el fondo azul entre los municipios sorianos, pues vemos que 2 municipios perdieron población en cuantía suficiente como para pasar a formar parte de otros grupos de municipios con menos población.

  • San Leonardo de Yagüe (+ 189 hab, un 8,98%). El mayor de los tres, al igual que muchos otros municipios castellano-leoneses acabó el siglo XX perdiendo parte de sus habitantes, sin embargo, con el nuevo siglo recuperó la población perdida e inició una fase de crecimiento demográfico hasta el año 2.008 muy por encima de la marcada por casi todos los municipios sorianos hasta aquí vistos, pero en ese año comenzó de nuevo a bajar su censo de manera significativa.
  • Covaleda (- 162 hab, un 7,89%). Por el contrario, ha perdido población de manera continua, pues en ningún censo ha mantenido o recuperado población con respecto al anterior. El resultado final es que ha pasado a formar parte del grupo de los municipios sorianos mayores de 1.000 hab.
  • Arcos de Jalón (- 212 hab, un 10,38%). Ha seguido un camino parecido, pero las pérdidas de población son aún más acusadas que las de Covaleda y también ha pasado a formar parte del grupo de los municipios sorianos mayores de 1.000 hab.

Finalmente, en 2.010, el renovado grupo de municipios sorianos con una población superior a los 2.000 hab se completó con un nuevo integrante recién llegado al mismo por tener un aumento de población sorprendente y que más adelante comentaremos en el grupo de municipios al que pertenecía en 1.996. Se trata de Golmayo.
En relación con el resto de los municipios de la Comunidad Autónoma de este grupo de población, se puede decir que, tal y como nos informa el Anexo VII, la evolución demográfica de este grupo de municipios sorianos fue negativa (- 2,98%) y muy alejada de la media regional del grupo (13, 70%), si bien no está de más recordar que hay otras tres provincias que también tuvieron un balance negativo y que Zamora no contaba con ningún municipio en este grupo de población en 2.01o.
Además es de señalar, tal y como nos informa el Anexo X, que si en Soria solamente aumentó su población 1 de 3 municipios, en el conjunto regional tan sólo aumentaron su censo 23 de 51 municipios, de los que 9 pasaron a integrarse en algún grupo de municipios con más población. Por el contrario, en Castilla y León, en este grupo perdieron población 28 municipios, de los cuales 12 lo hicieron en tal cantidad que pasaron a incorporarse a grupos de menor población, entre los que se encuentran Covaleda y Arcos de Jalón.
Recapitulemos un poco:, Si entre los 9 municipios vistos (los más poblados de la provincia) han aumentado su población conjunta, y han pasado de aglutinar el 65,66% al 70,81% de la población soriana, es evidente que hay un proceso de concentración de la población en los municipios más populosos, encabezando el proceso, y con mucha diferencia, la capital provincial.
Ahora bien, si recordamos que la población de la provincia de Soria tan sólo ha aumentado
2.410 hab y resulta que entre los 9 municipios más poblados se ha incrementado en 6.486 hab, tenemos que convenir que el resto de los municipios sorianos han tenido que tener un importante descenso de su población. Pero ¿ha sido igual el desarrollo de los acontecimientos en la inmensa mayoría de los 174 municipios con una población inferior a los 2.000 hab?

Municipios con una población entre 1.000 y 1.999 habitantes.
Es uno de grupos de municipios sorianos en los que más justificada parece la apreciación individualizada de cada uno de ellos, pues las aparentes contradicciones entre los cuadros provinciales nº 1 y nº 2 son importantes. Así, en el primero de ellos vemos que la población inicial de los municipios pertenecientes a este grupo se ha visto seriamente mermada, pues han perdido 501 hab, el 13,06% de su población inicial.
Sin embargo, cuando pasamos al cuadro provincial nº 2, las cosas cambian radicalmente, pues el número de integrantes de este grupo de municipios ha pasado de 3 a 5 y la población soriana que vive en municipios de este tamaño ha pasado de suponer el 4, 13% del total de la población provincial al 7,41%. El motivo no puede ser otro que una gran
transformación entre los municipios integrantes del grupo.
Por ello, para comprender lo que ha sucedido en estos municipios, es preciso que veamos su evolución demográfica de forma más individualizada.

page_415

En efecto, entrando en la observación de lo sucedido en los 3 municipios que inicialmente formaban este grupo, vemos que todos perdieron población en unos porcentajes aún mayores que los ya vistos en los grupos de municipios con una población superior a esta, y que la unanimidad de su trayectoria es tal que permite verlos en bloque: Así Duruelo de la Sierra (- 171 hab, un 11,45%), Berlanga de Duero (- 226 hab, un 18,26%) y Vinuesa (- 104 hab, un 9,41%), perdieron población de manera constante, sin tregua, y en unos porcentajes elevados que aplicados a su ya escasa población inicial (muy especialmente en los dos últimos casos), les ha puesto al filo de los 1.000 hab, pues en ningún momento se ven síntomas de un cambio de tendencia, salvo en el caso de Vinuesa que, tímidamente, parecía haber frenado su caída demográfica en el último bienio.
Finalmente hemos de comentar que el grupo de municipios sorianos con una población superior a los 1.000 hab se completó en estos años con 2 municipios que contaban en 1.996 con un censo superior a los 2.000 hab, y que han perdido tantos vecinos que en 2.01 O ya no llegaban a ese umbral de población. Se trata de Covaleda y Arcos de Jalón.
En relación con el resto de los municipios de la Comunidad Autónoma de este grupo de población, se puede decir que, tal y como nos informa el Anexo VII , la evolución demográfica de este grupo de municipios sorianos ha sido claramente negativa (- 13,06%) y muy alejada de la media regional del grupo (7,42%), si bien no está de más recordar que únicamente Salamanca, Segovia y Valladolid presentan un balance positivo, pero tan cuantioso que ha contrarrestado la pérdida demográfica de los municipios de las demás provincias.

Por su parte, el Anexo X nos informa de que si en Soria han perdido población el 100% de
los municipios de este grupo (3 de sus 20 municipios, aunque ninguno de ellos en 2.010 tenía un censo inferior a los 1.000 hab), en el conjunto de la Comunidad han perdido vecinos el 74,55º/o de los municipios de este grupo (123 de sus 165 municipios, de los que 50 han visto reducido su censo a menos de 1.000 hab), apreciándose grandes contrastes entre unas provincias y otras, pues en dos de ellas es mayor el número de los municipios que han visto aumentar su censo que el de los que menguan: Segovia (7 de 12) y Valladolid (13 de 22), mientras que también en Palencia (11) han perdido población todos sus municipios.
El desfase regional entre el Anexo VII (una población regional que ha aumentado un 7,42%) y el Anexo X (3 de cada 4 de los municipios del grupo perdieron población) no lo habíamos visto en ningún otro grupo de municipios anterior y habrá que buscar explicación al mismo más adelante. Lo cierto es que a partir de aquí todos los grupos de municipios con menos de 1.000 hab perdieron población, siendo verdaderamente escasos los municipios que han sumado vecinos.

Municipios con una población entre 500 y 999 habitantes.
El cuadro provincial nº 1 nos informa de que entre todos los municipios sorianos que en 1.996 tenían más de 500 hab concentraban 6.262 personas y que, al final del periodo, su número ha aumentado hasta los 7.315 hab. Además, y si lo comparamos con los grupos de municipios sorianos con más y con menos habitantes que éste, no deja de ser llamativa su evolución, pues rompe con una tendencia de pérdida de población realmente acelerada que hemos visto en muchos casos. Así, este grupo de municipios se convierte en el que más
población suma de toda la provincia de Soria (excluido el caso de la capital), pues el incremento de 1 .053 hab, ha supuesto en estos años un nada desdeñable incremento del
16,82% con respecto de su población inicial.
Sin embargo, cuando observamos el cuadro provincial nº 2 vemos que el número de municipios de este grupo sigue siendo de 9; que a lo largo del tiempo ha habido variaciones en ese número tanto al alza como a la baja y que, en su conjunto, en vez de aumentar su población, la han perdido y de forma bastante cuantiosa pues, en estos años, los municipios comprendidos en este tramo de población han pasado de agrupar 6.282 a tan sólo 5.981 hab, es decir han pasado de agrupar el 6, 74% al 6,28% de la población soriana.
Llegados hasta aquí, y antes de seguir, quizá sea bueno aportar algunos datos que nos den una perspectiva de lo que ha pasado en esta provincia, puesto que si sumamos los municipios sorianos vistos, contabilizamos en 2.010 (incluida la capital) un total de 13 municipios con una población superior a los 1.000 hab. Una cifra sensiblemente menor que en el resto de las provincias de Castilla y León, pues apenas llegaba a la mitad de los 22 de Ávila, 29 de Burgos, 68 de León, 23 de Palencia, 29 de Salamanca, 25 de Segovia, 43 de Valladolid o 20 de Zamora. Como se puede observar, si el caso de León rompe cualquier
estadística de conjunto, por lo elevado del número de municipios que aportaba, en el extremo contrario se encuentra Soria por su escasez.
Pues bien, ahora, en el grupo de mayores de 500 hab, tan sólo hemos contabilizado 9 municipios sorianos en el año 2.010, y la comparación con el resto de las provincias nos da la verdadera dimensión del despoblamiento del espacio soriano, ya que Avila en ese mismo año tenía 26 municipios en este tramo de población, Burgos 33, León 59, Palencia 13, Salamanca 38, Segovia 25, Valladolid 19 y Zamora 40.
Prosigamos viendo los municipios sorianos que aquí nos ocupan.

page_417

page_418

Se trata de un conjunto de municipios, como ya hemos comentado, que inicialmente estaba formado por 9 integrantes, de los cuales 4 han aumentado su censo (uno de ellos incluso ha superado los 2.000 hab) y 5 han perdido población (uno de ellos ya contaba en 2.01 O con menos de 500 hab). Veamos primero los que han aumentado su censo.
• Golmayo (+ 1.470 hab, un 247,06%). Ha tenido un crecimiento demográfico espectacular y que se sale de todo lo hasta aquí visto en esta provincia, pues ha sido un aumento de población ascendente y acelerado, censo tras censo, que ha hecho posible que sea el único municipio de este bloque que ha tenido un incremento demográfico lo suficientemente cuantioso como para pasar a integrarse en otro grupo de municipios con más población según los criterios de este trabajo, pues en 2.010 ya superaba los 2.000 hab.
En cuanto a los otros tres municipios que han aumentado su censo, pero no tanto como para pasar a integrarse en otros grupos de municipios con más población, son los siguientes:

  • Medinaceli ( + 80 hab, un 10,91%). Como tantos otros municipios que ya hemos comentado, después de una trayectoria que le llevó a perder población los diez primeros años de este estudio, posteriormente recuperó los habitantes perdidos hasta llegar a tener en 2.010 un saldo demográfico positivo.
  • Almarza ( + 18 hab, un 2,81%). Tras un fin de siglo XX poco prometedor, tuvo una recuperación espectacular en el censo de 2.005, pero desde entonces ha perdido una parte considerable de los habitantes hasta allí ganados.
  • San Pedro Manrique (+ 138 hab, un 27,54%). Al igual que otros municipios acabó el siglo XX perdiendo población, pero pronto comenzó un recorrido ascendente que le ha permitido aumentar su censo de forma cuantiosa, especialmente si lo comparamos con el resto de los municipios de esta provincia.

Pero frente a estos 4 casos de municipios que han visto aumentar sus poblaciones, no podemos olvidar que hay otros 5 municipios que vieron menguar su censo.
Navaleno (- 37 hab, un 3,95%). Su caso es relativamente distinto al resto del grupo, puesto que hasta el año 2.005 incrementaba su censo, pero desde entonces ha perdido toda la población sumada anteriormente e incluso algunos habitantes más.

El resto del grupo está formado por los siguientes municipios: Langa de Duero (- 165 hab, un 16,70%), Tardelcuende (- 196 hab, un 27,68%), Quintana Redonda (- 106 hab, un 17,29%) y Gómara (- 149 hab, un 27,29%). En todos ellos la trayectoria es idéntica: pérdida creciente de población en cada censo con respecto al anterior, resultando finalmente una reducción de habitantes muy importante con respecto a la población inicial. El resultado de esta evolución es que Gómara, al final del periodo, dejó de pertenecer a este grupo (pues tan sólo contaba con 397 hab), para pasar a formar parte del grupo de los municipios con un censo de entre 100 y 499 hab y que tanto Tardelcuende como Quintana Redonda a duras penas lograban permanecer en este grupo de municipios con una población superior a 500 hab, pues tan sólo contaban ya con 512 y 507 hab, respectivamente.
Finalmente hemos de comentar que el renovado grupo de municipios sorianos con una población superior a los 500 hab se completó en estos años con 2 municipios que contaban en 1.996 con un censo menor a ese y que más adelante comentaremos en el grupo de municipios al que pertenecían en aquel año. Se trata de Los Rábanos y Garray. Dos casos singulares, casi excepcionales, pues provienen de un grupo de municipios numeroso, nada menos que de 82 municipios en su origen y que veremos a continuación.
En relación con el resto de los municipios de la Comunidad Autónoma de este grupo de población, es importante señalar que, tal y como nos informa el Anexo VII, por primera vez estamos ante un grupo de municipios que ha perdido población a nivel de Comunidad
Autónoma y que la evolución demográfica de este grupo de municipios sorianos ha sido claramente positiva (16,82º/o) e incluso muy superior a la media regional del grupo (- 8,70%), y que destaca cuando la comparamos con lo sucedido en otras provincias en este grupo de municipios: – 21,46% en León, – 19,36% en Zamora, – 15,60% en Avila, – 7,92% en
Salamanca, – 6,53% en Palencia y – 3,82% en Segovia, siendo las excepciones, junto a Soria, las provincias de Burgos (5,08%) y Valladolid (16,08%) que, en estos años, incrementaron su población.
Por su parte, el Anexo X nos informa de que si en Soria han perdido población el 55,56% de los municipios de este grupo (5 de sus 9 municipios, uno de los cuales en 2.010 ya tenían un censo inferior a los 500 hab), en el conjunto de la Comunidad han perdido vecinos el 82,80% de los municipios de este grupo (260 de sus 314 municipios, de los que 106 han visto reducido su censo a menos de 500 hab en 2.010), en una dinámica demográfica similar en todas las provincias, pues la única diferencia entre unas y otras ha sido el grado de intensidad de la debacle: desde el 55,56% de los municipios sorianos (perdieron población 5 de sus 9 municipios), hasta el 98,33% de Zamora (perdieron población 59 de sus 60 municipios).

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a INFORME SOBRE LA DESPOBLACIÓN EN LA PROVINCIA DE SORIA (AÑO 2011) – I

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s