SEMANA SANTA EN COVALEDA

Extraído del libro titulado “Cofradías de Semana Santa en la provincia de Soria”, escrito por José Damián Herrero Monge y Jesús Martínez Carnicero, encontramos este artículo dedicado a la Semana Santa en Covaleda.

El artículo contiene errores referidos a las cofradías que existieron en Covaleda, ya que como se puede averiguar en los diferentes archivos históricos, en Covaleda, al menos, existieron estas cofradías con mucha más anterioridad, como indican las fechas en que se tiene constancia que existen documentos. Lo que no puedo garantizar es que estas cofradías salieran en procesión en Semana Santa, ya que carezco de datos en ese sentido.

Todo esto está muy bien explicado en la página http://www.descubrecovaleda.com/cultura/fiestas-y-tradiciones/tradiciones?start=3 en el apartado dedicado a la Semana Santa en Covaleda:

La Semana Santa

En los días de Semana Santa, el pueblo ya huele a incienso, ya están el silencio y la austeridad como telón de fondo en las horas procesionales.

La Procesión del Santo Entierro, celebrada el Viernes Santo, está en trámites de ser declada de interés turístico regional pero su principal inconveniente radica en que el rito debe haberse registrado durante al menos 20 años y ahora sólo llevan 13 después de su recuperación. Pero es de justicia, para el centenar de cofrades que año tras año desfilan por las calles con vocación y esfuerzo y para el gran número de personas que los acompañan.

Está plagada de ritos y tradiciones, que afortunadamente han subsistido en el tiempo y de otras menos que han sido recuperadas por el esfuerzo y el compromiso de los vecinos.

afra

La Semana Santa arranca en el domingo de Lázaro, el domingo anterior al de Ramos.

Dos cofradías son las protagonistas de estas fiestas: la de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado y la de la Soledad.

La Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado se fundó en 1955. Posteriormente se disolviló en el año 1974. Y fue recuperada y aprobada por el Capítulo General de sus Estatutos el día 2 de febrero de 1994 y desde entonces participa en la Semana Santa. En la actualidad son 38 hermanos. Es mixta.

El hábito está compuesto por una túnica negra ceñida por un cordón amarillo, capirote morado, guantes, calcetines y calzado negro. A todo ello hay que sumar una novedad en el año 2008, una capa color púrpura (color rojo subido que tira a violado) al igual que la muceta, en la que está representada la Cruz con el sudario.

En todos los actos se izará el Guión que consistirá en un estandarte de forma alargada, terminado en dos puntas, cuyo anverso será morado con una cruz amarilla y el reverso será negro, con el nombre de la cofradía en blanco.

cofradia

La cofradía realizará los siguientes actos religiosos:

Procesión del Domingo de Ramos, Subida del Paso de la Cofradía a la Iglesia parroquial (miércoles santo), Santos Oficios y Velatorio a Nuestro Señor Jesucristo (Jueves Santo), Procesión del Santo Entierro y Procesión del Silencio (Viernes Santo). La fiesta de la cofradía se celebrará todos los años el Domigo de Pasión con Misa de Comunión.

La Cofradía de la Soledad se fundó en 1990. En la actualidad son 41 miembros. Sólo se admiten mujeres.

El hábito será negro.También los zapatos y las medias o pantalón. Los guantes, el cordón y la capucha serán blancos.

Se puede pertenecer a ella, a partir de los 12 años.

El día de Viernes Santo, en la Procesión del Santo Entierro y en la del Silencio, se llevará la vela.

pendoncofradiamujerntra.-sra.-soledadcofradiamujeresoracionsoledad

Comienza la Semana Santa con el Domingo de Ramos: ya son las 12 del mediodía, el volteo de campanas nos anuncia que estamos en Domingo de Ramos y que la Semana Santa ha comenzado.

Los hermanos de la Cofradía de” Nuestro Señor Jesucristo Resucitado” y las hermanas de la” Cofradía de la Soledad”, sin traje de capuchino, acompañados por los vecinos del pueblo, se dirigen hacia la ermita de La Virgen del Campo para recoger los ramos y palmas y comenzar desde allí la Procesión por las calles del pueblo hacia la Iglesia de San Quirico y Santa Julita, donde el párroco del pueblo celebrará la Misa.

A lo largo de ese día tendrá lugar el sorteo del número de los boletos que dará a su poseedor el honor de “quitar el manto”de luto a la Virgen de la Soledad el Domingo de Resurrección. Boletos que previamente han sido vendidos por los hermanos de ambas cofradías.

boletoRifa

El día de miércoles santo al anochecer, los miembros de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado, ataviados con su traje pero sin capuchón, suben desde la ermita de la Virgen del Campo, los pasos a la Iglesia. Siempre se cuenta con la colaboración de los vecinos del pueblo.

El día de Jueves Santo, los cofrades suben en procesión hacia la iglesia parroquial, una vez allí, comienza la procesión por las calles del pueblo, que terminará en la Iglesia parroquial para escuchar misa. En la misa se lavan los pies a los apóstoles (que no son otros que los niños que ese año harán la Primera Comunión) . Después, los cofrades velan el sepulcro del Santo Cristo, de forma ininterrumpida desde las doce de la noche hasta las nueve de la mañana.

Al finalizar esta misa, se realiza “el traslado del Santísimo al Momumento”: ritual que significa que a pesar de que Jesús muere, sigue entre nosotros representado en la Sagrada Forma.

Es una procesión dentro de la Iglesia en la que algunos miembros de la Cofradía de N. S. Jesucristo Crucificado llevan bajo páleo al cura, que traslada las Sagradas Formas del altar mayor al Monumento.

El día de Viernes Santo tiene una originalidad especial desde hace 7 u 8 años, con el llamando “Descendimiento” de la talla de un Cristo articulado del siglo XV y que luego es sacado en la Procesión del Santo Entierro que transcurre de tarde- noche por las calles del pueblo, únicamente iluminada por las farolas y la vela de los hermanos cofrades.

descendimiento

Finaliza en la ermita de la Virgen del Campo, donde se guardan los pasos hasta otro año.

La imagen fue recientemente restaurada y el coste de los trabajos lo asumieron los propios cofrades, parroquianos y vecinos de Covaleda.

CAPUCHINOS

La Procesión del Silencio: lleva ya muchos años celebrándose y comienza a las 23.30 en la iglesia. Es una procesión “distinta” a las otras y por ello llama cada año a más público. Durante el recorrido hay un silencio sepulcral roto sólo por el ruido de los coches y por las palabras del párroco al finalizar este acto. Representa que Jesús ha muerto y los hermanos de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado, sacan el paso de la Cruz pero sólo con el sudario.

Otro rito tradicional en Semana Santa, es el celebrado el Domingo de Resurrección: las dos cofradías participan en la “Procesión del Encuentro”. Ësta, consiste en que los hombres con la imagen de Jesucristo Resucitado, al salir de la iglesia siguen un camino distinto u opuesto al de las mujeres, que llevan la imagen de la Virgen de la Soledad todavía de luto por la muerte de su Hijo. Todos se “encuentran” en la plaza mayor. Se hace una ceremonia con cánticos y el ganador del sorteo del domingo de Ramos, le quita el manto a la Virgen,que queda ya con su Vestido Blanco.

quitarelmantoQUITANDO_EL_MANTO_A_LA_VI_2encuentro

 Listado de Cofradías de las que se tiene constancia documental que han existido en Covaleda:

COFRADÍA DE NUESTRA SRA. DE LA ASUNCIÓN: 01-01-1686 / 31-12-1789

COFRADÍA DEL DULCISIMO NOMBRE DE JESÚS: 01-01-1729 / 31-12-1875

COFRADÍA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO: 01-01-1826 / 31-12-1862

COFRADÍA DE LA VERA CRUZ: 01-01-1680 / 31-12-1875

semana-santa

COVALEDA

El primer precedente que conocemos de una her­mandad penitencial en esta localidad pinariega procede del año 1.955 cuando un grupo de vecinos de COVALEDA funda la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado. No obstante, la existencia de Pasos antiguos que se encontraban en la ermita de las Angustias y que fueron sustituidos por los actuales, nos hace pensar que cuanto menos, si no como cofradías organizadas, el pue­blo sacaba a las calles imá­genes de la Pasión en los días de Semana Santa desde mucho mas atrás. Es signifi­cativo que uno de estos vie­jos Pasos que tuvimos ocasión de ver mostrado por los actuales hermanos de la cita­da Cofradía estuviera tallado en madera de pino, llevándonos a suponer que tal vez pudiera haber sido elaborado en la misma Covaleda. Este Paso en concreto representa­ba a la Madre de Dios reco­giendo el cadáver de su hijo bajo la Cruz, y es conocido en el pueblo por Nuestra Señora de las Angustias, pero según nos contaron los cofrades esta no es la única imagen antigua de estas características que se con­serva.

IMAGEN-EN-PROCESION15

Como hemos dicho todos estos Pasos fueron renovados y el Ayuntamiento de Covaleda trajo hasta la localidad soriana nuevas imágenes de Jesús atado a la Columna, Jesús con la Cruz a Cuestas y Nuestra Señora de las Angustias.

Las diversas cofradías que existían en Covaleda, aunque no tuvieran fines penitenciales, acogieron las imágenes.

Así la Cofradía de los Gloriosos Mártires San Fabián y San Sebastián se hizo cargo del Paso de Jesús atado a la Columna. Esta hermandad había sido fundada el 8 de enero de 1.674 y sus fines no eran penitenciales si no que trataba de honrar la memoria de sus santos titula­res. Pese a ello entre sus funciones encontramos activida­des que constituían una característica de las antiguas cofradías y que igualmente hemos visto en las de Semana Santa, nos referimos a velar a los cofrades enfermos y al acompañamiento en los sepelios de los hermanos falleci­dos. En la renovación de los estatutos el 21-1-1.958 se recoge entre sus actos reli­giosos, además de las proce­siones del 19 y 20 de enero y la misa de difuntos del 21, la asistencia en corporación a la procesión del Santo Entierro que organizaba la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado acompañando al Paso que designe el Sr. Abad (Párroco) y que no era otro que el de Jesús atado a la Columna. A esta procesión acudían los hermanos de la Cofradía de los Gloriosos Mártires, provistos de hachas y velas y encabezados por el pendón de la misma.

iglesia-y-procesion-semana-santa

Creemos que esta participación de la Cofradía en los actos de Semana Santa que recogen sus estatutos de 1.958, lejos de las fechas de sus celebraciones propias, se debía al auge que en aquellos momentos estaba tomando la conmemoración de la Pasión en Covaleda. Tres años antes se había constituido una ver­dadera hermandad penitencial e igualmente se contaba con imágenes nuevas. Ya hemos dicho que a la de San Fabián y S. Sebastián se le asigno el Paso de Jesús atado a la Columna, mientras que a la Cofradía del Dulcísimo Nombre de Jesús le correspondió el de la Cruz a Cuestas.

Por su parte Nuestra Sra. de las Angustias era sacada por el pueblo mediante los “entrantes de vecinos” nombrados por el Ayuntamiento.

La Cofradia de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado tenia a su cargo la imagen que da nombre a la hermandad representando a Jesus en la Cruz. Es esta una talla antigua de brazos articulados pues con ella los hermanos realizaban durante el Sermon de la Pasion de la tarde del Viernes Santo la funcion del Descendimiento subiendo a la Cruz con una escalera, desclavando la ima­gen de Jesucristo e introduciendola en el Sepulcro donde figuraba en la procesion del Santo Entierro.

imagenes_semana_santa3_20e21f6b

Los actos de Semana Santa en Covaleda comen­zaban el Domingo de Ramos con el traslado de los Pasos desde la ermita de Nuestra Sra. de las Angustias hasta la iglesia parroquial de San Quirico y Santa Julita.

El Jueves Santo tenia lugar la procesión partien­do desde este templo y regresando nuevamente a el. además del Sermón de la Pasión y el Santo Entierro en la tarde del Viernes, el Domingo de Resurrección tenia lugar la procesión del Encuentro.

Así de intensa fue la Semana Santa en Covaleda durante veinte anos, de 1.955 a 1.975, pero en esta ultima fecha la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado dejo de organizar todos los actor descritos y acabo disolviéndose. Covaleda únicamente conserva la procesión del Viernes Santo pero sin la asistencia de capuchones.

imagenes_semana_santa4_e8a0e959

Las causas de ello fueron, como en muchos luga­res, la falta de entusiasmo y dejadez de los componentes de las hermandades, la falta de apoyo por parte del clero y en general el clima poco propicio para este tipo de manifestaciones religiosas que suponía la nueva situación política en España. La consecuencia fue el languideci­miento y desaparición de cofradías penitenciales en aque­lla época.

Pero de la misma forma a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa se produjo de manera generalizada el fenómeno inverso con la revitalización y el renacimiento de las cofradías.

Covaleda no se sustrajo a esta corriente y en 1.988 un grupo de vecinas pensó en la posibilidad de vol­ver a crear una hermandad que en los días de Semana Santa participara en los actos propios de la liturgia y acompañara a la Virgen de la Soledad que se albergaba desde antiguo en la iglesia parroquial. Con este motivo hablaron con el sacerdote de la localidad quien no era par­tidario en absoluto de este proyecto.

IMAGEN-EN-PROCESION11

Pese a ello el grupo de mujeres perseveró en la idea y por su cuenta continuo con la preparacion de la Cofradia. Una de las mujeres miembro del grupo corto el que seria el uniforme de la hermandad para todas sus compañeras. El habito lo compone una tunica negra con muceta blanca sobre la que va cosida una cruz tambien negra mientras que el capuchon es de color blanco.

Con el habito se presentaron a la hora de la procesión en la iglesia el Viernes Santo ante lo cual el sacer­dote ya no puso ningún obstáculo y la imagen salio lleva­da por las mujeres del pueblo y acompañada por las nue­vas cofrades.

Una vez dado este primer paso decidieron consti­tuir de manera definitiva la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, para ello elaboraron un Reglamento por el cual se rigen desde su fundación. En el se recoge que la hermandad estará constituida únicamente por mujeres siendo la edad mínima para ingresar en la misma 12 años, contando con el consentimiento de los padres. Los actos de obligada participación para ]as hermanas son la misa del Domingo de Ramos, la subida de los Pasos a la igle­sia el Miércoles Santo, los oficios del Jueves, los del Viernes Santo y la procesión del Santo Entierro, igual­mente asisten el Sábado Santo a misa y acompañan al párroco a llevar la comunión a los enfermos. También están obligadas a comparecer en los entierros de las her­manas difuntas.

El único cargo directivo de la Cofradía, es el de Priora al que cada dos anos y por orden de lista va acce­diendo una nueva cofrade. La Priora es la máxima res­ponsable de la Cofradía durante su mandato. En la actua­lidad ocupa este puesto Ana Maria de Miguel de Miguel.

El numero de hermanas que hoy día componen la Cofradía de Nuestra Sra. de la Soledad de Covaleda es de cuarenta y seis, las cuales no pagan ningún tipo de cuota sino que cubren las necesidades con donativos y las apor­taciones individuales que creen convenientes.

IMAGEN-EN-PROCESION10

Así renovaron las antiguas andas de la Virgen encargando unas nuevas. Hemos de resaltar que en Covaleda todos los Pasos procesionales se llevan a hom­bros y el de Nuestra Sra. de la Soledad, alzado por las mujeres del pueblo o por sus cofrades femeninas, no es una excepción.

También encargaron la confección de un estan­darte para preceder a la Cofradía en las procesiones lle­vado por una hermana. El estandarte es de color blanco y dorado y en el se representa el corazón traspasado por los cinco puñales.

Unos pocos años mas tarde, realizando una visita a la iglesia de San Quirico y Santa Julita, coincidieron una de las mujeres miembro de la Cofradia de la Soledad y el vecino de Covaleda Victor Hernandez Ruiz. La mujer comento a este que los hombres de la localidad deberian animarse a constituir otra hermandad penitencial y asi realzar mas los actos de la Semana Santa. Victor estaba de acuerdo con la idea pero el problema era encontrar mas hombres que estuvieran dispuestos a ello. La misma cofrade le indico algunos nombres de esposos de herma­nas de Nuestra Señora de la Soledad que podian ser receptivos al proyecto.

Víctor Hernández hablo con ellos y corriendo la voz por Covaleda lograron juntarse una docena con lo cual convocaron la primera reunión para el 11 de enero de 1.994. Aquí tomaron el acuerdo no de crear una nueva cofradía sino de refundar la antigua de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado que como recordaremos había desaparecido en 1.975.

La idea básica era volver a recuperar las raíces que se habían perdido. Para ello buscaron los antiguos estatutos de la Cofradía e intentaron encontrar los libros de la misma pero el ultimo Secretario antes de la desaparición de la hermandad les indico que los había entregado a la Parroquia, donde actualmente ya no se encuentran.

IMAGEN-EN-PROCESION22

Con la idea clara en cuanto a lo que querían con­tinuaron transmitiéndola a otros vecinos en la calle o en los bares y para el 19 de enero del mismo 1.994 ya eran 28 hermanos.

De esta forma apenas ocho días mas tarde, el 27 de enero, en nueva reunión se produce la refundación de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado de Covaleda y se reajusta el antiguo Reglamento a los tiem­pos actuales. Este es el texto literal de ambos acuerdos:

“En Covaleda a 27 de enero de 1.994, en núme­ro de veintiocho hermanos y movidos de Santo Celo y fer­vorosos de servir a NUESTRO SEÑOR CRUCIFICADO: FUNDAMOS esta COFRADÍA DE HERMANDAD, ahora y para siempre”.

“Con el fin de levantar mas el Espíritu de esta Cofradía, restaurando y aumentando en Ella, si posible fuera, la Religiosidad que impulso a sus fundadores en el año de gracia de 1.955, comprendida en el Acta de su fundación: DECIMOS RENOVAR LOS ESTATUTOS y, adaptándolos a los tiempos actuales, para mayor HONRA y GLORIA de nuestra Cofradía de JESÚS CRU­CIFICADO Y NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO” .

El nuevo Reglamento indica que la Cofradia esta­ra regida por una Junta de Gobierno compuesta por cinco miembros con los cargos de Hermano Mayor, Hermano Teniente, Hermano Cetro, Hermano Secretario y Hermano Tesorero.

El Hermano Mayor ostenta la representación de la Cofradía y preside todos sus actor. Es el Hermano Teniente quien suplirá la ausencia del Hermano Mayor mientras que al Cetro corresponde la organización efecti­va y el orden de las procesiones y demás actos organiza­dos por la Cofradía.

A estos cargos se accede por orden de lista empe­zando el periplo como Hermano Cetro y pasando sucesi­vamente durante tres años consecutivos por los demás puestos concluyendo como Hermano Mayor.

Por su parte el Secretario y el Tesorero, con las funciones típicas de estos cargos, desarrollan su cometido durante cinco anos.

QUITANDO-EL-MANTO-A-LA-VIRGEN---2

La Junta de Gobierno vigente para el periodo 1.997-1.998 es la siguiente:

  1. Mayor: Víctor Hernández San Quirico
  2. Teniente: Santiago Herrero Sanz
  3. Cetro: Casto Herrero Sanz
  4. Secretario: Vicente Herrero Hernández H. Tesorero: Víctor Hernández Ruiz

En la renovación del Reglamento se observa inequívocamente la intención de mantener ]as raíces y conexión con sus predecesores. Así encontramos la obligación de acudir al domicilio del hermano cofrade fallecido para acompañarlo en el sepelio hasta el cementerio, y el nom­bramiento de turnos de vela de dos miembros de la Cofradía para asistir por la noche al cofrade enfermo que así lo precisara. Como vemos se trata de viejas y piadosas costumbres propias de las antiguas cofradías.

El habito de los cofrades es tambien el mismo que vestian los antiguos hermanos desde 1.955: Túnica negra con cíngulo amarillo, capirote morado y muceta del mismo color sobre la que se encuentra cosida la Cruz alargada símbolo de la Cofradía. Esta Cruz será de color amarillo en los herma­nos numerarios y blanca para los menores que son los comprendidos entre la Primera comunión y los 14 años.

Los hábitos fueron confeccionados para la mayoría de los hermanos por el establecimiento de la capi­tal “Saldos Muñoz” y se pre­pararon casi en un tiempo record pues una vez adopta­do el acuerdo en la referida reunión del 27 de enero se pudo contar con ellos para la Semana Santa de ese mismo año.

Por su parte el estan­darte de la Cofradía es el antiguo que había sido con­servado. Morado con la Cruz amarilla bordada en su parte delantera mientras que en el reverso en fondo negro se puede leer el nombre de la Cofradía con letras blancas.

Siempre teniendo como modelo los origenes de la Cofradia se trato de recuperar aquellas procesiones y actos que fuera posible. De esta manera aunque por el momento no se ha logrado volver a organizar todos aque­llos que antaño se realizaban, si se ha conseguido recupe­rar alguno de ellos lo que le ha vuelto a dar a la Semana Santa de Covaleda gran vistosidad e interes. A ello sin duda ha contribuido la existencia de las dos hermandades (la femenina de Nuestra Señora de la Soledad y la mas­culina de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado), la estre­cha colaboracion de ambas y el entusiasmo e ilusion de todos sus miembros, sin olvidarnos del buen recibimien­to que este resurgir de la Semana Santa ha tenido por parte de todo el pueblo de Covaleda.

La colaboracion general de la localidad se ve plasmada en la preocupacion del Ayuntamiento en que el recorrido de las procesiones quede expedito y libre o en el detalle de los bares por delante de los cuales pasan los cortejos de quitar la luz y bajar la musica. Todo ello, como deciamos, ha dado lugar nueva­mente a que la Semana de Pasion sea vivida con inten­sidad en Covaleda.

Así el Domingo de Ramos por la mañana ambas cofradías, sin vestir habito se dirigen con palmas a la ermi­ta del Campo y desde allí en procesión llegan a la iglesia parroquial. A las cinco de la tarde nuevamente ya con habito pero sin capuchón realizan el mismo recorrido para trasladar de un templo a otro los Pasos procesionales que se encuentran en la ermi­ta (Jesús atado a la Columna, Jesús con la Cruz a Cuestas, Nuestra Señora de las Angustias y el Paso de la Cruz).

El Miércoles Santo se organiza una procesión en que participan todos los Pasos menos la Virgen de la Soledad aunque si figuran en el cortejo las hermanas de su Cofradía.

Las dos hermandades asisten a los oficios del Jueves Santo en los cuales se realiza el lavatorio de los pies a doce miembros de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado. A las doce de la noche iniciaran los hermanos de esta Cofradía con sus hábitos los turnos de vela ante el Monumento que se prolongaran a lo largo de toda la noche.

Nuevamente las dos cofradías comparecerán a las cinco de la tarde con habito, pero sin capuchón, en los ofi­cios del Viernes Santo. Una vez finalizados estos se organiza la procesión del Santo Entierro. En ella figuran en primer lugar los Pasos de Jesús atado a la Columna, Jesús con la Cruz a Cuestas y Nuestra Señora de las Angustias, todas ellas alzadas por gentes del pueblo.

A continuación desfilan los llamados “Apóstoles”, niños que ese año han hecho la Primera Comunión y que visten simulando la indumentaria de los discípulos de Jesús. Tras los “Apóstoles” va el estandarte de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado y las alegorías de la Verónica y las “Marías”.

Inmediatamente después el grupo de cornetas y tambores en el que marchan juntos los componentes de ambas cofradías. Son alrededor de veinte (siete cornetas, una caja y el resto tambores de los cuales seis son muje­res pertenecientes a Nuestra Señora de la Soledad).

La principal diferencia entre el cortejo del Miércoles y del Viernes Santo, además de la no participación en el primero de ellos de la Virgen de la Soledad, la encontramos en que el Miércoles la talla de Jesucristo titular de la Cofradía masculina, aparece clavada en el Paso de la Cruz, en cambio el Viernes Santo la Cruz figu­ra desnuda colgando de ella una sabana mientras la ima­gen articulada de Nuestro Señor yace en el Santo Sepulcro que en 1.997 fue escoltado por un piquete de la Guardia Civil. La Caja, como se conoce al Santo Sepulcro entre los miembros de la Cofradía, fue renova­da en 1.996 cuando varios hermanos dirigidos por el cofrade José Fernando Hernández de Miguel finalizaron la nueva.

El coste de la actual supuso 100.000 Ptas. gracias a que fue realizada por los propios cofrades.

Bastante mas, alrededor de 400.000 pesetas, supuso un año antes, es decir en 1.995, la restauración de la imagen titular de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado.

Con la cuota de 2.000 pesetas que tienen estable­cida los hermanos no era posible afrontar el pago por lo que fue necesaria la colaboración con donativos de gran parte del pueblo, el esfuerzo de los cofrades y la enorme ayuda recibida de las hermanas de la Soledad.

El esfuerzo ha valido la pena puesto que además del meritorio estado en que ha quedado la imagen, esta luce a lo largo del año en la pared izquierda de la iglesia sobre otra cruz en un gran tapiz de color rojo. Dicha Cruz es llevada a hombros por un penitente en las procesiones.

En ellas los cofrades se dividen en dos turnos para alzar los Pasos y aquellos que no alzan acompañan las imágenes con una vela eléctrica apoyada en la cadera. El Hermano Mayor cierra el desfile de su Cofradía.

Una vez pasa el cortejo de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado figura el estandarte de Nuestra Señora de la Soledad y las hermanas que acompañan a la Virgen igualmente con velas de luz eléctrica. La imagen, como ya hemos dicho, es alzada indistintamente por her­manas cofrades o por mujeres del pueblo.

La procesión de la tarde del Viernes llega hasta la ermita del Campo donde quedan los Pasos menos la Cruz desnuda, el Sepulcro y la Soledad que tornan a la iglesia.

Una vez finalizado este desfile ambas hermanda­des se dirigen al Ayuntamiento donde toman un ágape y departen amistosamente hasta las once de la noche hora a la que hace su salida la procesión del Silencio.

Todo el cortejo se dirige en un impresionante silencio desde la iglesia parroquial a la ermita del Campo únicamente con el Paso de la Cruz desnuda. Los tambo­res y cornetas no suenan y respetuosamente los partici­pantes en la procesión y aquellos que la ven en su paso evitan hacer el menor ruido. Ello da lugar a unos momen­tos de especial intensidad.

Llegados a la ermita el sacerdote hace una orato­ria y despide el cortejo que nuevamente torna a la iglesia de San Quirico y Santa Julita.

El Sábado Santo asisten las cofradías a la Vigilia Pascual siendo este el ultimo acto dentro de la Semana Santa.

Pero la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado lleva a cabo algunos mas. Dentro de las dos semanas siguientes a esa fecha, celebraran la misa de difuntos y en el mes de Julio tienen una comida de her­mandad con caldereta en el campo. En 1.997 incluso pre­pararon para ese día unas camisetas iguales para todos los cofrades.

La fiesta de la Cofradía la celebran el Domingo anterior al de Ramos y tras la misa a la que asisten con habito y sin capuchón tiene lugar un vermú.

Como futuro proyecto de esta Cofradía los her­manos nos hablaron del deseo de volver a procesionar, como se hacia antiguamente, el Paso del Ecce Homo actualmente en restauración. En é1 se representa a Jesucristo sentado con una caña en la mano. La idea es hacerle unas pequeñas andas para que sea sacado por los “Apóstoles” en las procesiones.

Vemos que la Semana Santa en la población pina­riega de Covaleda esta muy viva y es muy intensa e inte­resante, algo que en absoluto los cofrades de ambas hermandades pudiendo constatar el enorme entusiasmo y cariño que sienten por sus cofradías así como la gran armonía existente entre sus miembros.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SEMANA SANTA EN COVALEDA

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s