DE COVALEDA Y PARA COVALEDA.- Ángel Terrel Cuevas (IV)

DE COVALEDA Y PARA COVALEDA.- Ángel Terrel Cuevas (IV)

Edificios.

Entre sus edificios descuella en primer término su Iglesia parroquial. Al exterior ofrece un gran aspecto, es grande, tiene la forma de una cruz latina, elevada, toda de sillería bien labrada y con el tinte propio adquirido por la influencia de los agentes atmosféricos. Adosada a la espalda de la Iglesia y en su centro se levanta la torre de forma rectangular cuadrada compuesta de tres cuerpos iguales y a nivel, sin más adornos que unas simples cornisas a la terminación de cada cuerpo y sobre la última cornisa la techumbre sin adorno alguno y en el centro del tejado una veleta en forma de cruz. Al interior está compuesta de una nave central a la manera de una pequeña catedral y a los lados dos grandes capillas a manera de pequeñas naves, por donde recibe la luz. La nave del centro tiene dos grandes pilastras rectangulares, prolongadas a manera de machones, de cuyas comisas parten arcos que dividen las capillas de la nave. Además del Altar mayor, cuyo retablo es majestuoso y con hermosísimo dorado, tiene, en la capilla de la izquierda dos altares, uno que llaman de Jesús y otro de la Soledad y en la de la derecha otros dos, uno la Resurrección del Señor y otro de San Sebastián. Adosado en la pilastra de la izquierda hay otro altar que se titula de San Antonio y en la pilastra de la derecha está el púlpito, todo de piedra. Adosado al primer cuerpo de la torre está el bautisterio. El coro no ofrece ninguna particularidad, solo que en su centro está sostenido por una columna de piedra, donde está incrustada la pila del agua bendita. El reloj del pueblo está colocado en el segundo cuerpo de la torre, debajo de las campanas.

img_53561

La ermita de Nuestra Señora del Campo era también un bonito edificio, pero ha sido tal la desidia, ha sido tal el descuido, que hoy está en ruinas y probablemente jamás se restaurará.

img_53631

Entre los edificios propios del pueblo, descuella en primer término la casa de Ayuntamiento.- Este edificio hasta hace muy pocos años era impropio del pueblo de Covaleda, pero siendo Alcalde D. Timoteo Herrero se reedificó, presentando hoy un gran aspecto. Su fachada principal es de mampostería, con sillería en las esquinas, puertas, balcones y ventanas y la mampostería enlucida de cal. El piso bajo tiene tres huecos, una puerta en arco y dos ventanas rasgadas, una a cada lado de la puerta, y el principal con otros tres balcones y un balcón corredor volado que ocupa casi toda la fachada.- Encima del balcón del centro hay una lápida con el rótulo de “Casa del Ayuntamiento de Covaleda”.- Al interior el piso bajo se conserva tal como estaba, de una habitación espaciosa, que es la Secretaria del Ayuntamiento; otro cuarto destinado a Archivo, otra habitación para el juzgado y dos calabozos.

En el primer piso se ha dejado un gran salón y se ha construido un pequeño teatro. De haber continuado de Alcalde D. Timoteo Herrero quizá hubiera realizado las reformas que se proponía y hubiese hecho un salón teatro muy aceptable.

Otro de los edificios también del pueblo es la Posada pública. Este edificio en su fachada principal es idéntico a la casa de Ayuntamiento, quitándole el balcón corredor, por lo que no lo detallaré. En su interior se han hecho reformas de gran consideración; han hecho habitaciones a la moderna y con mucha luz y ventilación.

Casa del tío Galgo y la Tia Rosa, tenían fonda.

Casa del tío Galgo y la Tia Rosa, tenían fonda.

Otro edificio del pueblo es el destinado para escuelas y habitación del Sr. Maestro. Su exterior no ofrece nada de particular; ahora su interior deja bastante que desear para el objeto a que se le destina. El piso bajo está destinado para escuela de niños; es espacioso, pero muy bajo de techo; además las luces son pocas, pues las ventanas son pequeñas y colocadas en malas condiciones y se da el caso que la luz da a espaldas del sitio que ocupan los niños en las bancas destinadas a la escritura. En el primer piso está la habitación del Sr. Maestro, y a un lado el local destinado para escuela de niñas. Si el local destinado para niños está en malas condiciones, en mucho peores estará el destinado para las niñas; basta decir que es casi la mitad, que es mucho más bajo de techos y que las luces son también muy malas. La construcción de un edificio para escuelas en buenas condiciones, es uno de los problemas que con más cariño debe resolver el pueblo de Covaleda.

Otro edificio también propio del pueblo es la casa-cuartel de la Guardia civil. Es un caserón grandísimo, de gruesas paredes, muy antiguo y que no ofrece nada de particular.

La casa que habita la Sra. Maestra es también del pueblo, sin importancia ninguna. Y por último la casa que hoy es de curato era antes del pueblo y hará cuatro años la cedió a la Iglesia para casa curato; está situada en el centro de la población y tampoco ofrece ninguna particularidad .

Entre los edificios particulares voy a mencionar en primer término la casa construida por Doroteo Rioja para posada.

Es un edificio grande, de mampostería enlucida en cal, con sillería en las esquinas, puertas, balcones y ventanas; tiene infinidad de huecos y es de construcción muy sólida. En su interior consta de un sin número de habitaciones, todas a la moderna, con buenas luces y bien ventiladas.

El nombre de posada no le corresponde, debe llamarse Fonda de Doroteo Rioja, que es el que propiamente debe de llevar. Este verano algunas señoras y caballeros que desde Urbión han venido a pernoctar a casa de Doroteo Rioja, al hablar conmigo, se han hecho cruces al ver la limpieza, el servicio, el trato y la amabilidad de la dueña y era tal el encanto que les producía encontrar en estos pinares una casa de servicio tan completo que me afirmaron que en muchas poblaciones no habían encontrado en fondas de fama las comodidades, ni el trato, ni la limpieza que encontraron aquí.

casa de Manuel Cámara, 1913

casa de Manuel Cámara, 1913

La casa-hotel de D. Manuel Cámara es también un gran edificio y aunque sin lujo al exterior, sin embargo, en su interior es hasta la fecha la mejor alhajada. Delante de la casa tiene un hermoso jardín.

casa de Manuel Cámara, 1913

casa de Manuel Cámara, 1913

El edificio de D. Antolín García es muy hermoso, de piedra sillería hasta unos dos metros y después de ladrillo y piedra sillería en las esquinas y en todos los huecos. La fachada principal, el piso bajo tiene tres huecos, la puerta de entrada con cuatro escalones en semicírculo y dos ventanas rasgadas, una a cada lado. Y el piso principal con tres balcones, el del medio volado, y los de los extremos antepechos.- Su interior está muy bien repartido y con habitaciones a la moderna.

Casa de Antolín García Tejedor, construida en 1908

Casa de Antolín García Tejedor, construida en 1908

Fermín García también posee un edificio muy bonito. Su fachada principal es de mampostería enlucida en cal y de piedra sillería las esquinas y huecos de la fachada. En el piso bajo tiene dos huecos, uno el de la puerta y otro una ventana rasgada, puerta y ventana en arco. Y en el principal dos huecos (balcones) cubiertos por un gran mirador que ocupa casi toda la fachada.

El edificio de D. Gaspar Romero es también muy sólido y grande, con buen balconaje y muchos huecos y su fachada también es de mampostería y sillería.

Pero el edificio mejor situado es el construido para D. Antonino Romero. Está situado en el centro del pueblo y tiene tres fachadas. La principal tiene tres huecos en el piso bajo y en el principal otros tres; en el centro un gran balcón con repisa y uno a cada lado, antepechos. La otra fachada da a la plaza y tiene en el piso principal cuatro balcones, dos antepechos (los de los extremos) y los dos del centro unidos por un balcón volado. Y la otra fachada al juego de pelota, también con tres balcones. Es una casa sólida y de sillería y mampostería enlucida de cal.

Pero el edificio que sobrepuja a todos, es el que en el día están construyendo obreros catalanes para D. Nemesio Escribano.

El chalet, 1913, año de su construcción.

El chalet, 1913, año de su construcción.

Hay además otros muchos edificios buenísimos; pero la descripción de ellos sería muy monótona por no haber variedad en ellos.

En fin, de diez años a esta parte Covaleda ha cambiado radicalmente, no es conocido, pues la emigración de sus hijos a las Repúblicas Americanas, en donde casi todos no bien hacen un capital, vuelven a sus hogares a terminar sus días, construyen edificios que superan a los de las capitales.

Muchas de las mejoras que se hacen en el pueblo, son (en parte) donaciones que hacen sus hijos allende los mares.

El juego de pelota, el piso que es de piedra sillar, fue construido por cuenta de ellos.

Para las fuentes públicas dieron algo. Estas fuentes se inauguraron en 1º de Octubre de 1911.- Y apropósito de esto copiaré el artículo que con motivo de su inauguración mandé a los periódicos locales.

Covaleda, fuente y pilón, 1913

Covaleda, fuente y pilón, 1913

Inauguración de las fuentes.

Grantamente invitados con un B.L.M. del Sr. Alcalde para la inauguración de las fuentes, asistimos por la mañana a la bendición y por la tarde a la casa de Ayuntamiento, donde desde sus balcones, ocupados por las autoridades e invitados, y en la plaza congregado el pueblo, empezó el acto dirigiendo la palabra nuestra primera autoridad D. O. José Blázquez en un bien sentido discurso, en el que además de reconocer la importancia del acto y del progreso que supone la traída de las aguas, razonó y desarrolló el tema de la importancia que la conservación de los montes supone a esta zona de pinares. Terminó dando vivas al pueblo y al rey, y fue muy aplaudido y felicitado. A seguida tomó la palabra nuestro ilustre párroco D. Bernardino Arnal, el que como siempre, fue escuchado con agrado y nos tuvo pendiente de sus palabras por su gran oratoria. Lástima grande que le tengamos por tan poco tiempo[1] entre nosotros, pues el pueblo con su marcha pierde un gran sacerdote y nosotros un buen amigo.

A continuación dirigió breves palabras el Sr. Teniente fiscal y por último un joven del pueblo, un obrero, una inteligencia oculta, un joven que en vez de seguir la corriente de los demás, en vez de dedicarse al requiebro de las chicas y al placer del baile, dedica sus ratos que le deja el trabajo al estudio y a la lectura, nos desarrolló un tema preciosísimo, donde con palabras elegantísimas, impropias del que se dedica al trabajo, canta una oda a su país natal, tierna, sentimental, que levanta el espíritu del más incrédulo y donde con frases sonoras y sentimentales ensalza los progresos de su pueblo. Ese joven es Pedro Herrero. Muy bien, adelante. Cultura, mucha cultura, eso es lo que necesitan los pueblos.

Con esto terminó el acto y después el Sr. Alcalde e individuos de Ayuntamiento nos obsequiaron con pastas y vinos. Al pueblo se le dio un refresco. Es indudable que el acto realizado hoy por el pueblo de Covaleda es de una gran trascendencia, pues no solo hay que fijarse en la comodidad que al vecindario significa el tener el agua al pie de sus casas (pues se han colocado tres fuentes, dos de doble caño) sino que al mismo tiempo con la traída de aguas desaparece un foco grandísimo de infección, cual eran los dos arroyos que atravesaban el pueblo, donde se depositaban todos los excrementos e inmundicias, lo que hacia un gran peligro para la salud pública, por lo que podemos decir que estamos de enhorabuena y que hemos dado un gran paso en cuanto a higiene.

Muchos esfuerzos ha costado al pueblo de Covaleda hasta vencer los muchos obstáculos que para la traída de las aguas ha tenido que luchar, pero hoy pueden enorgullecerse por ello y dormir satisfechos en sus laureles.

Y por último, terminaré con Víctor Hugo: «Los pueblos escriben en piedra la historia de su civilización y consignan los adelantos de su época.»

Casa de Manuel Cámara 02

Los hijos de Covaleda allende los mares.

La emigración a las Repúblicas Americanas nos causa pena, nos entristece, pues en realidad es verdaderamente desconsolador ver pueblos que casi totalmente quedan deshabitados, es en verdad muy triste ver marchar a la juventud en busca de aventuras restando a su patria brazos que pudieran muy bien emplearse en la Industria y en la Agricultura; pero no podemos por menos de resignarnos ante la verdad tremenda de que tienen que buscar en otra parte la subsistencia que su tierra ingrata les niega.

Apena el ánimo de cualquiera al considerar el calvario que tienen que sufrir esos niños que a la edad de doce o catorce años los arrancan bruscamente de sus padres, de sus amigos, de sus juegos, para transportarlos al nuevo continente.

Si contempláis la salida de estos niños de su pueblo natal, la salida del hogar de sus padres, despidiéndose de los seres queridos confundidos en amoroso abrazo, sus hijos arrasados en lágrimas que se mezclan con las de sus padres, sin poder articular ni aun un adiós, mudos por la emoción, veréis que ya a la salida de su pueblo empieza el calvario. Y sus ojos por todo el camino no cesan de derramar lágrimas, y su corazón está hondamente entristecido y su pensamiento en el pueblo, en sus padres, en sus amigos, en sus juegos.

Llegan al punto de embarque y sus ojos no han cesado de llorar y su imaginación siempre es la misma, su pueblo querido.

Embarcan y al conducirlo a su camarote comienza de nuevo el llanto, su corazón se encuentra grandemente oprimido y su imaginación vuela hacia su pueblo: continúa el calvario.

Si a ese niño lo transportan a cubierta del vapor y contempla la inmensidad del Océano, y si se fija que a cualquier lado que mire no ve más que agua, mucha agua, y si ve que el vapor donde va podría ser juguete de la furia las olas y hacerle desaparecer y conducirlos de pronto a sus profundidades, otra nueva pena, otro nuevo suplicio. Pero se encuentra indiferente a todo, él no se fija en la grandiosidad del mar, él no se fija en la inmensidad del Océano, él no se fija en los peligros del mar, él sigue llorando y su pensamiento vuela a su pueblo, a sus padres, a sus amigos, a sus juegos.

Llega al fin a su destino y al pisar tierra americana al oír el murmullo ensordecedor de las grandes ciudades, al ver el constante trajín de ir y venir coches, automóviles, tranvías eléctricos, el ir y venir de las personas caminando deprisa con el fin de no llegar tarde … ¿qué de pensamientos no llevará ese niño en su imaginación? En su cerebro se agolparán tantas ideas y tantas cosas que solo será comparable con una cinta cinematográfica .

Y al entrar ya en el comercio o en el sitio donde vaya destinado y observe el cambio tan radical de costumbres, de trato, de vida, a sus ojos nuevamente acuden las lágrimas y su imaginación vuela otra vez a su pueblo, a sus padres, a sus amigos, a sus juegos.

Por último, el calvario que siguen en el comercio es grandísimo, aterrador, pero a pesar de las muchas amarguras siempre viven con la idea fija en su pueblo. Y a fuerza de muchos años de sufrimientos, a fuerza de mucha constancia, a fuerza de muchas privaciones, llegan a conseguir mucha o poca fortuna, y ahí está su ideal, el pensamiento que no ha abandonado desde su salida del pueblo natal, el retorno a su hogar.

Y de esta manera se forma el temple del hombre, y de esa manera se hace hombre, y de este modo, hecho ya hombre, es apto para el comercio, para la industria, para el negocio y para arrostrar con entereza las penalidades de la vida.

Digno del mayor elogio es la de éstos, cuyo amor a la patria parece que se aumenta cuanto mayor es la distancia que les separa de ella.

¡Hijos de Covaleda allende los mares!… ¡Yo os admiro!… Si, os admiro por la entereza con que habéis soportado el calvario que os impusisteis al abandonar el pueblo; os admiro por vuestra constancia en el trabajo; os admiro por el mucho amor a la tierra donde visteis la luz primera. Y si ya tenéis hecha una fortuna, grande o pequeña, pero que os sirva para descansar, volad a vuestro pueblo que allí encontraréis al padre y a la madre, y a vuestra llegada, confundidos en amoroso abrazo, confundidas las lágrimas de felicidad que derraméis, os compensará con creces del cáliz de amargura porque habéis pasado hasta cumplir vestras aspiraciones.

Si vuestros padres dejaron de existir, mientras vosotros luchabais por la vida, venid a Covaleda, que aun cuando no encontréis los brazos cariñosos de los que os dieron el ser, podéis acercaros al Camposanto donde reposan sus cuerpos, y allí, al pie de su sepultura, postrados de rodillas, elevad una plegaria y besad la tierra que cubre los restos queridos, y las lágrimas que allí derraméis os servirán de lenitivo al calvario que os impusisteis al abandonar vuestro suelo.

Y si no tenéis ni padres, ni amigos, volved a Covaleda, recorred los sitios que frecuentabais en vuestra infancia, y estos recuerdos os compensará del vía-crucis ya pasado y que os impusisteis hasta conseguir vuestros ideales.-

Y por último el amor a vuestro pueblo, el amor a la familia, el amor a las sencillas costumbres del país donde visteis la luz primera, lo demostráis grandemente construyendo edificios para aquí, en vuestro pueblo, terminar vuestros días. Lo demostráis grandemente también acudiendo todos los veranos a vuestros hogares, trocando gustosos las comodidades que en otra parte disfrutabais por los placeres de la familia y las sencillas costumbres del pueblo.

Pero no todo el que va consigue una fortuna. América la comparo con el reino de los cielos, que son muchos los llamados, pero pocos los escogidos. Los que dirigen su rumbo a tan encantados países van a romper lanzas como paladines de un torneo en que es reina la fortuna.

A quienes concede sus favores muy bien, pero a quienes los trata cruelmente, a los infelices a quienes mira con faz esquiva y desdeñosa, muy mal nunca harán fortuna.

[1] Cuando escribo estas cuartillas D. Bemardino Arnal ya no está en este pueblo.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DE COVALEDA Y PARA COVALEDA.- Ángel Terrel Cuevas (IV)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s