TURISMO POPULAR: EL DUERO-NUMANCÍA-URBIÓN (El Sol (Madrid. 1917). 26/11/1929, página 8)

El Sol (Madrid. 1917). 26/11/1929, página 8.

TURISMO POPULAR

Las fuentes de los ríos

EL DUERO.-NUMANCÍA.-URBION

Lejos están de las clásicas rutas del Extranjero en viaje a España, del turismo literario siglo XIX, Soria, sus parameras, sus montañas y la madre del río Duero. Poco se ha paseado por estas tierras altas el turista. El camino antiguo, el de las invasiones, venía del Ebro, por Tarazona, y de Numancia seguía a Cluniam. El de los franceses fué el que pasa por Pamplona, Estella y Logroño, por Almarza y Sarray. El de los madrileños, el único camino de hierro que ha tenido Soria durante muchos años; es decir, no el que pasa, sino el que duerme en Torralba las horas precisas para que el viajero conozca la soledad de Sierra Ministra. Pero Soria, con Numancia y las fuentes del Duero, constituye casi un viaje nuevo; si no un descubrimiento, por lo menos una reconquista semejante a la de Cuenca. Las dos ciudades olvidadas tienen hoy mayor, atractivo, y ya se dirige a ellas una corriente de turismo. A Cuenca quizá le favorezca lo más popular, lo de efecto más escenográfico: la Ciudad Encantada. Soria tiene en cambio, para el que busque escenarios universales, su número fuerte: Numancia. Así hay que juzgar los viajes rápidos. No basta la belleza íntima de cada lugar. Es preciso que el turista se apoye en algo sólido, y de la historia ha y que darle los grandes jalones. Por ejemplo: Numancia, la resistencia heroica; Mérida, la sumisión fructuosa.

DSC_0102

El Duero y las fuentes del Duero tienen ya un valor más emotivo, que acaso nos interese sólo a nosotros. Persona entendida en estas materias, que tienen su parte práctica, me hacía Observar que en sí mismos el manantial del Ebro o el del Tajo vienen a ser iguales a los de cualquier riachuelo, y hay que evitar siempre en el viajero la decepción, porque si espera mucho será difícil que lo encuentre en un sencillo curso de agua. Sería esto completamente atendible en el caso del río Duero si el valle por donde desciende y Vinuesa, Salduero, Covaleda, Duruelo de la Sierra, los montes de la Umbría y, por último, la honda laguna de Urbión no merecieran el viaje. Mejor es todo ello para recorrerlo despacio, y no hablo del encanto de hacerlo a pie, en una temporada de descanso veraniego; pero aun visto como puede hacerse en estas excursiones, deja recuerdo perdurable. Para aquilatarlo y avalorarlo está la visita previa a Numancia. Si el Duero en sí nada dice a los extraños, y los portugueses (y aun los extremeños que conocen la frase: “Soria pura, cabeza de Extremadura”) no experimentaran ningún sentimiento de curiosidad, están las ruinas de Numancia como etapa culminante de la excursión.

Primero, Sarray, a siete kilómetros de Soria, y al lado, el monte en que por tantos siglos ha dormido bajo la ceniza la ciudad celtibérica. Allí se puede ir con buena orientación. Los trabajos de D. Eduardo Saavedra, primero; los de Mélida y el profesor alemán Schulten, después, han servido para aclarar esa página histórica. El cuidado del actual director del Museo Numantino de Soria, D. Blas Taracena, ha hecho que cualquier persona culta pueda leerla. El día en que todos los vestigios del pasado tengan la misma suerte, la Historia de España habrá que estudiarla por los caminos. Pero además Numancia está viva en el cerro y en el museo. Aquí, con más de 18.000 objetos desenterrados en diversas épocas e instalados en el edificio que generosamente mandó construir D. Ramón Benito Aceña. En lo alto, dentro del cerco de los campamentos romanos y de los restos de sus murallas, con el sugestivo relieve de sus construcciones descubiertas hasta los cimientos. No sólo la vida celtibérica, síno la primitiva, ha ido apareciendo en continuas, excavaciones. ¿Qué era Numancia? Le describe Taracena la hora de su sacrificio: “El pueblo humilde de chozas cubiertas de ramaje alumbra con la gloria de su incendio el triunfo de Escipión y la historia de España. “Vemos, en efecto, casitas pequeñas. En las plantas aparecen las civilizaciones superpuestas. Pastores y guerreros, labradores de trigo, pescadores del Duero, dejaron memoria de sí en sus espadas cortas, puñales y escudos, frenos de caballo, anzuelos, “molinos individuales, circulares, como los que hoy se usan en Marruecos”, y sobre todo en la cerámica. Pero el Museo Numantino sin el cerro de Sarray sería un conocimiento incompleto. Y hecha esta primera peregrinación a un lugar sagrado, es preciso volver a Soria y seguir Duero arriba, pasando de una a otra margen, para conocer los pueblos más pintorescos: Langosto, El Royo y sobre todo, Vinuesa. El valle contrasta con la severidad de las montañas, y Vinuesa es uno de esos lugares sorprendentes, frutos del amor de los hijos que emigraron y de la probidad administrativa; tan escasos, que cuando llegamos a uno de ellos tenemos el deber de divulgarlo, señalándolo con piedra blanca. He de agregar aquí que en Soria hay, aparte de Vinuesa, otros muchos lugares, incluso los más pobres, que cuidan su urbanización y su cultura mejor que muchas ciudades, y así lo he consignado reiteradas veces en la visita de escuelas. El río Duero tiene la suerte de nacer bien. Si la tierra es fría, y de Duruelo para arriba áspera y empinada, no por eso podrá decirse nunca que nace en peñas bárbaras.

Al solar húrgales llega civilizado, y de aquí al vasto estuario de Lisboa va dando testimonio de buena voluntad.

Luis BELLO

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a TURISMO POPULAR: EL DUERO-NUMANCÍA-URBIÓN (El Sol (Madrid. 1917). 26/11/1929, página 8)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s