ANOTACIONES SUELTAS PUBLICADAS SOBRE COVALEDA – IV

En Covaleda persisten romances y leyendas contadas degeneración ante la lumbre de un buen hogar:

 La Cruz de Lerín: cuentan que un vecino, llamado Lerín, tuvo problemas con el ganado y fue asesinado de un hachazo.

 La Cueva del Tío Melitón: en el siglo XIX vivió en Covaleda un siniestro personaje autor de múltiples vilezas y asesinatos que fue tiroteado y muerto por la Guardia Civil en el paraje los Adobes. Dice el historiador local Andrés Cámara Poza que su figura la recogió Pío Baroja en El Mayorazgo de Labraz.

La Cueva vivienda del Tío Melitón. Foto de N. de Diego

La Cueva vivienda del Tío Melitón. Foto de N. de Diego

José Antonio Pérez-Rioja en El alma de Soria en el lenguaje (Colección Temas Sorianos nº 50. Edita Excma. Diputación Provincial de Soria, Soria, 2.005, página 139) ofrece otro fragmento de Pío Baroja, esta vez de El escuadrón del brigante. También recoge algunos sonetos y poemas que el dedicó José García Nieto.

 Las mujeres de Covaleda tienen fama de buenas trabajadoras, no en vano existe un dicho que dice “El que se casa en Covaleda, mujer y mula lleva”.

 Guiso típico: el ajo carretero.

 Pedro Iglesia Hernández en Curanderos y exorcistas en Soria durante el siglo XX (Colección los libros del Santero nº 3, edita Centro Soriano de Estudios Tradicionales, imprime Gráficas Ochoa, Soria 2.001) incluye en su estudio a Saturnino Tejedor “el Giva”, recomponedor de huesos que fue honrado en su pueblo natal por el Ayuntamiento que dedicó una calle a este curandero que nunca cobró a sus vecinos.

 Isabel Goig Soler y Antonio Ruiz Vega en Remedios caseros y otras magias sorianas (Soria 1.999, página 142) informan sobre algunos remedios caseros recogidos en el pueblo para aliviar diversos males.

 Miguel Moreno , en un artículo de prensa publicado en Diario de Soria de 13/11/1.994, explica dos palabras exclusivas de Covaleda (según he sabido, la primera también se emplea en Duruelo), Bracil, dícese de una cinta ancha que llevan las mujeres de Covaleda en la frente y a la que atan las enormes cargas de leña, Jornea, es una especie de túnica estrecha y en tela áspera que usaban las mujeres como ropa interior hasta el siglo XVIII. Se ceñía con un fuerte lazo a la espalda que se apretaba gracias a una escarpia a tal fin colocada en la pared. Ya lo había dicho Juan Loperráez y Corvalán en Descripción histórica del Obispado de Osma con el catálogo de sus prelados (Tomo II, Madrid 1.788, edición facsímil por Ediciones Turner, Madrid 1.978, en la página 4).

Rincón de pueblo serrano 298 x 395 mm. Aguafuerte. Biblioteca Nacional, Madrid, núm. inv. 14459. Es uno de los ejemplos más claros de la seguridad técnica de Ricardo Baroja grabador, quien de forma estilizada transmite con toda su fuerza y elementos un característico rincón de pueblo serrano con el peculiar trazado de las casas pinariegas y sus tipos.

Rincón de pueblo serrano
298 x 395 mm. Aguafuerte. Biblioteca Nacional, Madrid, núm. inv. 14459.
Es uno de los ejemplos más claros de la seguridad técnica de Ricardo Baroja grabador, quien de forma estilizada transmite con toda su fuerza y elementos un característico rincón de pueblo serrano con el peculiar trazado de las casas pinariegas y sus tipos.

 Pío Baroja en El escuadrón de Brigante, escribe sobre el traje típico de Covaleda “El traje regional de los hombres consistía en una especie de marsellés atado por delante con una sola cinta, como un corsé, debajo del cual llevaban un pañuelo de colores, pantalones anchos y cortos y abarcas. Estos serranos del Urbión parecían bretones por su aspecto y, según algunos, procedían de unas familias llegadas allí desde Bretaña…”

 Desarrollo económico:

Su economía está basada en la explotación del pino albar y creo que no tiene campos de cultivo. En sus montes abunda la caza pudiendo encontrarse multitud de especies cinegéticas y otros animales. En término de Covaleda y cerca de la Laguna Negra existe un árbol destacado, un Tiemblo o chopo temblón (Populus tremula) que ha sido incluido en el Catálogo de Especímenes de singular relevancia de Castilla y León (2.005) que ha sido destacado por sus diecinueve metros de altura, unos cien años de antigüedad, pero sobre todo por ser el álamo situado a mayor altitud de la provincia.

 Las subastas de pinos de Covaleda son el punto de referencia del resto de pueblos de la zona para conocer la situación del mercado de la madera. También hay algo de ganadería fundamentalmente vacas y algún rebaño de ovejas. Hay alguna colmena

 El aprovechamiento comunal de los pinos se rige por unas ordenanzas municipales muy características y que algunos consideran obsoletas pues no se consideran nuevas situaciones sociales como la existencia de un servicio militar voluntario, divorciados y temporeros. En Covaleda las últimas ordenanzas datan de 1.949 y establecen que los beneficiarios del lote entero de los pinos son los nacidos en esta localidad, mayores de veinticinco años, casados y con domicilio en la misma durante la mayor parte del año. Los solteros, hombres y mujeres, reciben medio lote, pero se entiende que cuando estas se casan ceden su media suerte a su marido, y también deben entenderse que si se separa pierde su parte ¿o no?. (Más información obre sentencias de “la suerte de pinos”, ver comentario en Avelino Hernández Lucas e Isabel Cuerda en Soria (Colección el Viajero Independiente, Ediciones Júcar, Navarra 1.994, página 85) y la obra de Miguel Moreno Memorial de Soria I y II. Imágenes (Soria 1.985)

 Enrique Díez Sanz en La Tierra de Soria. Un Universo campesino en la Castilla oriental del siglo XVI (Siglo Veintiuno de España Editores S. A, Madrid 1.995, página 22) relata las ordenanzas municipales que tuvo el ayuntamiento de Covaleda para favorecer que los mozos se casasen y asegurar así el recambio demográfico. A las solteras se le arrebataban las herramientas, si acudía al pinar a trabajar, le arrebataban el cántaro si salía a por agua, y le impedían sacar las gallinas a la calle. A los solteros les quitaban la leña y las herramientas aunque estuvieran en un pinar de su propiedad, y si los cogían con sus animales en los pastos comunales, les aplicaban las mismas penas y sanciones que a los forasteros. Con estas normas no es que el matrimonio fuera recomendable, es que era obligado y debía realizarse de la forma en que también se recogían en las ordenanzas. En 2.000 cada vecino viene a cobrar al año entre ciento diez mil a ciento doce mil pesetas.

 En el paraje Acebillos, crecen hayas.

SIERRA CHIQUITA (movida por agua 1985)

En el paraje los Cabañares y auspiciado por el proyecto Leader I de la Asociación de Pinares y el Valle (ASOPIVA), se estableció un moderno polígono industrial que acoge a varias empresas dedicadas a la fabricación de muebles, de cajas de madera y palés para embalajes. Cooperativas de muebles.

 Hay dos artesanos, Justo Herrero, forja, y Eugenio Nájera, talla de madera. El primero ha instalado un pequeño museo en la planta baja de su vivienda.

 Cámping El Refugio de Pescadores, de IIª categoría, ubicado en la carretera de Cidones-Regumiel. Tiene capacidad para cincuenta personas. En 1.991 se inauguró un hotel de tres estrellas donde se han concentrado varias ocasiones, equipos de fútbol de la primera división, Centro de Salud, Colegio Público “Manuela Peña” (una donante altruista que cedió el terreno), instituto de educación secundaria Picos de Urbión, Centro de día para mayores… En Covaleda existió el Cine Cerji, cerca de la iglesia, que cerró entre 1.987.

 El escritor ganador del premio Cervantes 1.996, José García Nieto, es un asiduo visitante de Covaleda.

 Tiene una Asociación de Amas de Casa Santa Julita

 Según el Catastro del Marqués de la Ensenada (1.752), hubo un hospital para pobres transeúntes.

 A dos kilómetros del pueblo riega el río Duero que a los cinco kilómetros de su nacimiento en término de Duruelo, se adentra en el de Covaleda para recorrer otros veinticinco.

 Covaledenses: gentilicio oficial de los de Covaleda.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ANOTACIONES SUELTAS PUBLICADAS SOBRE COVALEDA – IV

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s