POR TIERRAS DE SORIA – COVALEDA (ABC 23/10/1945)

Las fotografías que acompañan al artículo son de poca calidad, pero son las originales que aparecieron en el periódico y me ha parecido interesante adjuntarlas.

ABC 23/10/1945

POR TIERRAS DE SORIA – COVALEDA

¿Este, el Duero, el de los saltos?

El pico de Urbión se encuentra a unos 2.400 metros de altura. Muy cerca de é (12 kilómetros), Covaleda. Viene a ser de ésta elevado centinela de sus tierras pinariegas. Al pie del pico, nace el Duero. Y viéndole discurrir y apreciando su estructura, parece más bien una acequia baja. No un río grande de categoría. ¿se obtienen de él presas y fuerza? ¡Quien lo dijera!. Su pobreza aparente bien advierte, por estos lugares, su miseria. Una faja de corta anchura. Tres metros a lo sumo. Y el cauce de su lecho no levanta veinte centímetros. He aquí para el señor Fernández Ladreda, ministro de Obras Públicas, un motivo de lucimiento. Un proyecto para ensanchar esta capacidad del río en su recorrido por estas tierras. Serviría para aprovechar mejor las aguas de las jornadas invernales. Y, como es lógico, afrontar estas sequías interminables del estío.

Los pueblos necesitados de guía

Covaleda es, posiblemente, un pueblo ignorado de España, con personalidad perfectamente clara, sin embargo, Covaleda no alcanza nombre en el horizonte nacional. Es uno de tantos cientos de casos de vida escondida y sin relieve. De prosperidad no bien sabida y dejada a su propio albeldrío. Y los pueblos son niños, muy pequeños, no han vivido, no viven, carecen de formación. Y precisan de la sabiduría de los mayores (de los mayores con sabiduría) para guiarlos en cuanto pueden y deben ser.

Mas aquí, los mayores, en todo tiempo, fueron los Estados. Y estos solo se preocuparon en hacer presencia por Hacienda. Y no, si dan mucho, aún podrían rendir más si se les cuidara y atendiera. Recoger y no sembrar conduce a agotar, algún día, aquella posibilidad.

Madera buena, la de Covaleda

En los montes (nueve mil hectáreas de superficie) crece el pino albar en manifestaciones de pujanza y soberbia sin iguales. Una madera, muy buena, superior. Se clasifica para carpintería. Tenemos la sospecha hasta de ser desconocida en la inmensidad de la rama profesional esta cualidad de Covaleda. ¡La aristocracia del pino!. Árboles centenarios prodigados, con cuerpos y alturas no frecuentes. Los hemos contemplado largamente, sorprendidos de este privilegio de la Naturaleza de desarrollarlos tan derechos y sin recurrir a la ayuda del tiralíneas. Una madera semejante o superior, en muchos casos, a la del Valsain, con ésta no cuenta con nombre grande en el país. ¡La de industrias directas, o bien derivadas, posibles de montar! ¡La de riqueza en facultad de alumbrar! ¡La de trabajo y bienestar!

Sin título-1

En la selva virgen, el drama

Montes inmensos, de selva virgen, donde el corzo, el jabalí y el lobo, en mala hermandad conviven y ponen el elogio a esta virginidad dramática. Los árboles apretados, estrechados, como si quisieran abrazarse en hermandad. Al sol naciente mirados descubren detalles de magnitud, perdidos en otra hora sin luz igual.

Mil trescientos vecinos cuenta el pueblo. Y un hecho nuevo. Los “inos” están dotados de su cadena para echar el agua. Esta es corriente en todos los cuartos. Y esto es progreso. La obra de alcantarillado y conducción de aguas es un buen servicio hecho por el Ayuntamiento.

Obras y ordenación de los montes

Se está construyendo un matadero. Las obras de encintado y pavimentación comenzarán en breve. Un nuevo Ayuntamiento, de tres plantas, se edifica en el centro del pueblo. Se hizo la ordenación de un monte, cuyo importe alcanzó 100.000 pesetas. Y ahora se sigue la de otro, cuyo presupuesto tiene un cuantía de 266.000. Muy importante es este trabajo. Habla de la preocupación por revalorizar estos bienes. Y bien estaría al Estado, con su Cuerpo de ingenieros, fomentar mejor este valor, pues al cabo él recoge muy buena parte del beneficio. Y los pueblos por si solos han de afrontar otros servicios, desatendiendo intereses de orden distinto.

En el recreo, las niñas cantan

Un gran jardín, con sus árboles, para el recreo escolar. La profesora no deja abandonadas a las alumnas. Han formado un gran corro. Ríen, cantan, gozan y aprenden el aire popular, típico. La canción, algún día ya mayores, reída y celebrada. Nos detuvimos, al pasar y viéndolas, pensamos si las sabrán educar (a todas) para saber ser madres. Este jardín forma parte de un espléndido edificio escuela, con siete secciones, en donde unos cuatrocientos escolares de ambos sexos reciben enseñanza. Dispone de cuartos de aseo con aguas corrientes, calefacción. Esta importó 70.000 pesetas.

Para el ferrocarril, falta carretera

Covaleda ha de sacar su madera por carretera. Carece de ferrocarril. Abejar (22 kilómetros), lo más cercano a ella. Una carretera a Pinar Grande (12 kilómetros) mejoraría el recorrido, desgravaría el coste y Covaleda se sentiría satisfecha y animada e incluso a apoyar la idea. Señor Fernández Ladreda, otra vez invoco su nombre para aceptar y hacer suya esta sugerencia. Y exculpe la reiteración y dedicación. Hombre de Asturias y amante de España, con ambición de elevarla, ha de mirar el buen fin de este pensamiento de intención constructiva.

Atención para engrandecerlos

A estos municipios poco se les escucha y se les atiende. Y pagan muy bien. De un presupuesto de un millón de pesetas, entre Hacienda, Diputación, etc… se llevan 800.000. La estación telegráfica es municipal. Su sostenimiento, 10.000 pesetas anuales. Si la recaudación pasa de 1.500, lo restante va al Estado. Una disposición de meses atrás dictada por Hacienda eximían a diversos pueblos de la provincia de Burgos del pago del impuesto del 20 por 100 de bienes propios sobre los pinos de privilegio. La medida ofrecía carácter retroactivo de quince años. ¿Cómo a estos pueblos se les excluyó de la medida también?

ABC_19451023013

 Desarrollo rural de la riqueza

Covaleda, pues, aspira a merecer mayor atención de la altura. Y, bien mirado, la altura había de darse cuenta de la importancia de su riqueza y, con ella comandada, hacer este desarrollo rural para grandeza de cuantos conocemos la posibilidad de ganarla a toda España.

La nueva gestora municipal ha tomado con cariño su misión y actúa y labora con fe ciega en incrementar los medios de hacer fructífera su etapa, preocupándose también en allegar mejoras, como la del teléfono, para la comunicación con toda España, servicio dependiente de la Compañía Telefónica Nacional. Es igualmente localidad de veraneo, muy concurrido.-

PEREZ BUENDIA

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a POR TIERRAS DE SORIA – COVALEDA (ABC 23/10/1945)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s