INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL COMERCIO ENTRE LAS CORONAS DE ARAGÓN Y CASTILLA DURANTE EL SIGLO XIV

Introducción al estudio del comercio entre las coronas de Aragón y Castilla durante el siglo XIV: las mercancías objeto de intercambio

Máximo Díago HERNANDO

  1. Madera

(…) En cualquier caso, además de este flujo exportador a Valencia de maderas de las serranías ibéricas de la submeseta sur castellana a través de los cursos fluviales, también alcanzó notable desarrollo otra corriente exportadora de maderas procedentes de los pinares sorianos y burgaleses hacia Zaragoza,  que se realizó por medio de carretas durante la segunda mitad del siglo XIV por multitud de vecinos de las aldeas pinariegas de la Tierra de Soria, y otros  lugares de su entorno.

sierra nueva - sepia

La dedicación de gran parte de la población de estas aldeas al transporte con carretas era ya un hecho bien conocido, sobre todo para los siglos XVI, XVII y XVIII, pero varios documentos del Archivo de la Corona de Aragón nos han permitido comprobar que dicha actividad ya se encontraba plenamente desarrollada en la segunda mitad del siglo XIV, y que la mercancía principal que estos carreteros entonces exportaban a Aragón en sus carretas era precisamente la madera. A este respecto hay que destacar la información que proporciona el registro del pago de «quema» en la tabla de Zaragoza de 1386, que pone de manifiesto que durante los meses de mayo, junio, julio y agosto de dicho año tuvieron lugar más de veinte entradas de carretas en las que vecinos de varios lugares pinariegos de la comarca soriana llevaron a vender madera a Zaragoza. La gran mayoría de estos carreteros procedían de Covaleda, aldea entonces ya perteneciente a la Tierra de Soria, y los demás de otras aldeas de esta misma jurisdicción, como Duruelo, Herreros y Cidones, o de otros lugares de la misma comarca, pertenecientes al señorío del obispo de Osma, como era el caso de Cabrejas del Pinar y Abejar. Y entre todos ellos metieron en Aragón en este breve período de tiempo algo más de 250 carretas cargadas de madera[1].

Otros documentos de esta misma época nos confirman por otra parte que la exportación de madera castellana al reino de Aragón a través de carretas alcanzó entonces gran desarrollo[2], y fue una actividad que los monarcas aragoneses trataron de fomentar, mediante la concesión de privilegios a los carreteros castellanos que la practicaban. En efecto, nos consta que en 1381 Gil Fernández, vecino de Duruelo, aldea de la Tierra de Soria bien conocida por su dedicación a la carretería durante los siglos modernos, al regresar hacia Castilla desde Zaragoza, a donde había llevado madera con bueyes y carretas, fue detenido en término de Tarazona por Juan Martín Navarro, guarda del puerto de dicha ciudad, quien le tomó 16 florines de oro y 24 reales de plata. Y entonces Gil Fernández le mostró una carta sellada del rey de Aragón en la que se ordenaba que se permitiese a cualquier carretero castellano que llevase de Castilla a Aragón madera u otra mercancía, que pudiese transitar libremente y sacar monedas de oro y de plata, a pesar de las disposiciones que lo prohibían[3] los de Cidones una, los de Herreros una, los de Cabrejas tres, y los de Abejar una. Hay que hacer constar igualmente que aparecen dos individuos identificados como procedentes de la propia ciudad de Soria. Algunos de ellos efectuaron más de una entrada durante estos cuatro meses, como por ejemplo Juan Domingo de Covaleda 96.

Resulta sintomático que en los documentos al hablar de los productos que se llevaban de la Tierra de Soria al reino de Aragón se emplee habitualmente la expresión «maderas y otras mercanelas». Vid. Por ejemplo ACÁ, C, reg. 2117-43, Zaragoza, 11-111-1398.

Se hace constar que había sido concedida una carta de marca contra sorianos a petición de Berenguer de Campgali, maestre en medicina, por razón de una cantidad de dinero que le debía a éste el concejo de Soria. Y por ello estaban siendo pignorados muchos vecinos de aldeas de Soria «ad civitatem Zaragoza cum fustibus et aliis eorum mercimoniis venientes». ACÁ, C, reg. 820-171, Zaragoza, 31-V-1381.

foto 17

[1] ACA, MR. 2908-2. Los vecinos de Covaleda efectuaron trece entradas. Los de Duruelo dos, los de Cidones una, los de Herreros una, los de Cabrejas tres, y los de Abejar una. Hay que hacer constar igualmente que aparecen dos individuos identificados como procedentes de la propia ciudad de Soria. Algunos de ellos efectuaron más de una entrada durante estos cuatro meses, como por ejemplo Juan Domingo de Covaleda

[2] Resulta sintomático que en los documentos al hablar de los productos que se llevaban de la Tierra de Soria al reino de Aragón se emplee habitualmente la expresión «maderas y otras mercancías». Vid. Por ejemplo ACÁ, C, reg. 2117-43, Zaragoza, 11-111-1398. Se hace constar que había sido concedida una carta de marca contra sorianos a petición de Berenguer de Campgali, maestre en medicina, por razón de una cantidad de dinero que le debía a éste el concejo de Soria. Y por ello estaban siendo pignorados muchos vecinos de aldeas de Soria «ad civitatem Zaragoza cum fustibus et aliis eorum mercimoniis venientes».

[3] ACA, C, reg. 820-171, Zaragoza, 31-V-1381.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL COMERCIO ENTRE LAS CORONAS DE ARAGÓN Y CASTILLA DURANTE EL SIGLO XIV

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s