INCIDENCIA DE LAS “SUERTES DE PINO” Y LAS ORDENACIONES DE MONTES EN LA COMARCA DE PINARES DE URBIÓN DE SORIA – I

INCIDENCIA DE LAS “SUERTES DE PINO” Y LAS ORDENACIONES DE MONTES EN LA COMARCA DE PINARES DE URBIÓN DE SORIA – I

3ª Reunión Ordenación de Montes – 2001

INCIDENCIA DE LAS “SUERTES DE PINO” Y LAS ORDENACIONES DE MONTES EN LA COMARCA DE PINARES DE URBIÓN DE SORIA

José Antonio Lucas Santolaya

Ingeniero de Montes. Servicio Territorial de Medio Ambiente de Soria. Junta de Castilla y León.

RESUMEN
La comarca de pinares Burgos-Soria constituye en la actualidad un claro exponente de las ventajas que ofrece el desarrollo sostenible para la revitalización del medio rural en nuestra Comunidad.

El aprovechamiento de los recursos forestales, que hunde sus raíces en las “suertes de pinos” bajomedievales, ha generado en esta comarca una auténtica conciencia conservacionista y de protección del monte y de sus recursos naturales a través del tiempo, que ha conducido asimismo a una organización y aprovechamiento del espacio característicos.

La industria transformadora de la madera -con un centenar de empresas relacionadas con el sector- se ha erigido en verdadero motor económico de la zona. La explotación forestal, la ordenación de montes y las industrias madereras aglutinan la base principal de la economía de esta comarca, junto a otras actividades de impronta más reciente, como la producción micológica o el turismo rural. Todo lo cual se traduce en el mantenimiento de un saldo demográfico positivo y en la integración equilibrada de los componentes social, ambiental y económico del desarrollo sostenible.

INTRODUCCIÓN

La Comarca de Pinares Burgos-Soria (Sierras de Urbión y Demanda) es una de las más envidiadas a nivel nacional, desde el punto de vista de gestión de conservación de la naturaleza. Recordar las recientes declaraciones en la prensa de Joaquín Araujo, en las que manifestaba que “en esta Comarca se realiza una de las mejores gestiones del planeta”.

La comarca de Pinares cubre una extensión próxima a las 100.000 ha de masas forestales naturales autóctonas, principalmente de pino silvestre o albar (Pinus sylvestris) y pino negral o resinero (Pinus pinaster), con enclaves importantes de especies tan notables como el haya (Fagus sylvatica), el pino laricio o pudio (Pinus nigra), el roble rebollo (Quercus pyrenaica), el enebro o sabina albar (Juníperus thurifora) o el quejigo (Quercus faginea).

Está integrada por 23 términos municipales pertenecientes a las provincias de Soria (16 ayuntamientos; Salduero , 244 ha; Molinos de Duero, 2.610 ha; Duruelo de la Sierra, 4.230 ha; Covaleda, 9.987 ha; San Leonardo de Yagüe, 3.486 ha; Navaleno, 2.437 ha; Casarejos, 1.634 ha; Vadillo, 890 ha; Cabrejas del Pinar, 1.140 ha; Abejar, 1.033 ha; Vinuesa, 2.507 ha; Muriel Viejo, 674 ha; Muriel de la Fuente, 168 ha; Cubilla, 532 ha; Talveila, 1.005 ha; Soria extratérminos, “Pinar Grande”, 12.511 ha) y Burgos (7 ayuntamientos; Palacios de la Sierra, 3.061 ha; Vilviestre del Pinar, 2.689 ha; Quintanar de la Sierra, 5.572 ha; Canicosa de la Sierra, 2.483 ha; Regumiel de la Sierra, 1.994 ha; Hontoria del Pinar 4.774 ha; Neila, 5.731 ha), a los que se podrían sumar varios municipios colindantes con pinar que, aunque tradicionalmente no han entrado en la zona de pinares, si que se les podría haber incluido; como Santa María de las Hoyas, Espeja de San Marcelino y Espejón en Soria, o Huerta del Rey en Burgos, todos ellos en los que la vida de los vecinos ha ido fuertemente ligada al pinar y que poseen extensas masas de pinar declaradas de utilidad pública y ordenadas.

Hacer constar que las cifras recogidas en este párrafo corresponden aproximadamente a las superficies de montes de utilidad pública ordenados (71.392 ha de pinares prácticamente en su totalidad) que son propiedad de cada ayuntamiento. Si comparamos las cifras vemos que nos falta superficie y que corresponde fundamentalmente, en primer lugar, a montes comuneros propiedad de varios pueblos a la vez, y, en segundo lugar, que hay casos singulares como el monte “Santa Inés y Verdugal”, con cerca de 10.000 ha de superficie de pinar ordenado declarado también de utilidad pública, que es propiedad de Soria y su Tierra (Ayuntamiento de Soria y Mancomunidad de los 150 Pueblos de Soria y su Tierra al 50%), pero que está ubicado en el termino municipal de Vinuesa. En estas cifras no se han incluido otros pinares no ordenados, aunque se hayan declarado de utilidad pública.

Se trata de una comarca que sobrepasa el ámbito administrativo provincial, pero que presenta como uno de los rasgos más característicos su unidad y singularidad geográfica, expresada no sólo por sus aspectos físicos, sino también históricos y demográficos (costumbres de la gente), y por la organización y aprovechamiento del espacio.

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINOrevista_20

Integrada además en las Reservas Regionales de Caza de Urbión y Demanda, y una parte de ella componente también del Parque Natural del Cañón del Río Lobos, puede presumir de que, en estas últimas décadas, es la única zona rural, no sólo de la provincia, sino de toda Castilla y León y posiblemente de las pocas de toda España que no ha disminuido de población (como así han manifestado los censos de población) e incluso en muchos pueblos ha aumentado ligeramente. El motivo fundamental es que sus habitantes han sabido vivir del y para el monte, fundamentalmente de la madera, con repuntes importantes en los últimos años de la micología y el turismo rural pero, sobre todo, se ha sabido crear una pequeña industria, principalmente a través de pequeñas asociaciones y cooperativas ligadas a la transformación de la madera y sus derivados, que ha hecho mantener a la población joven en los pueblos. Esto no ha sido una casualidad, sino fruto de una conciencia de protección del monte y de arraigo a la tierra que hacen que la gente joven de los pueblos de pinares siempre hayan sido muy reacios a marcharse fuera de su pueblo, fundamentalmente por los ingresos que han recibido de ella, de “sus” montes, a través de las “suertes de pino” y que se han visto acrecentados a mediados de este siglo con motivo de la ordenación de sus montes y la posibilidad de cortar más madera de la que se venía cortando tradicionalmente. Según podemos observar en el cuadro y gráfico 1 de los anexos, por ejemplo, en el monte de Navaleno se ha pasado de cortar 900 pinos de privilegio (1.000 m3cc) antes de la ordenación, a cortar 10.000 m3cc, por 10 tanto 10 veces más; en Talveila 11 veces más, en Muriel Viejo, 13, y en Cabrejas hasta 18 veces más. He supuesto una media, ya de por sí bastante buena, de 1 m3cc/pino en las cortas de pinos de privilegio (m3 iniciales).

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINO-2 copia

A la luz de todo esto, los pueblos de la zona de pinares y la Comunidad Autónoma de Castilla y León han marcado, como se refleja en el título, las bases del desarrollo rural, de la conservación de sus bosques y un modelo de gestión sostenible de su patrimonio natural. Los vecinos de los pueblos siguen viviendo de la madera, recurso natural renovable, y del resto de los productos que provienen del monte pero, sobre todo, sin ningún tipo de conflictos de intereses. No hay masas forestales autóctonas mejor conservadas y cuidadas en toda España, ni con tan bajo Índice de incendios forestales.

El estudio de la sociología e historia de los pueblos y el origen de las “suertes de pinos”, van unidos a la alta cultura de la gente de estos pueblos. Sus curiosas tradiciones, como la fiesta de “la pinochada” (símbolo del poder de la mujer, aunque sólo se refleje en un día simbólico), las “danzas del paloteo” (danzas religioso-pastoriles-guerreras), o la “pingada del mayo” (símbolo fálico), están basadas en el monte y en costumbres antiquísimas.

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINO-3 copia

En la Comarca de Pinares de Soria existen 99 empresas relacionadas con el sector, siendo un ejemplo a exportar a todas las provincias de la Comunidad y a toda España en general. Ninguna comarca de montaña española, si exceptuamos tal vez al Valle de Arán, (TORRE, 1999) ha registrado una evolución tan positiva y tan equilibrada en los tres componentes de 10 que es hoy el paradigma de conservación de la naturaleza, conocido como desarrollo sostenible, integrando de forma equilibrada los componentes social, ambiental y económico del desarrollo sostenible.

La comarca de pinares está demográficamente sana y apenas conoce el paro laboral.

La calidad de los bosques no ha hecho sino aumentar en este siglo; no sólo se produce una elevada cantidad de madera y hongos sino que el ganado, tan hostil a los bosques en muchos lugares, aquí está perfectamente integrado; los incendios intencionados ya no se conocen a pesar de 10 accesibles y visitados que son sus bosques. El turismo es cada vez más importante. La industria de transformación de la madera se ha desarrollado notablemente, en especial en los últimos 15 años, y actualmente es el motor económico comarcal. Como consecuencia el nivel de vida es notablemente alto y los habitantes se identifican con sus bosques como en ningún otro lugar.

INCIDENCIA DE LAS SUERTES DE PINOrevista_19

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a INCIDENCIA DE LAS “SUERTES DE PINO” Y LAS ORDENACIONES DE MONTES EN LA COMARCA DE PINARES DE URBIÓN DE SORIA – I

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s