LOS RECURSOS FORESTALES EN EL DESARROLLO RURAL: UN ESTUDIO DE CASO DEL BOSQUE MODELO DE URBION (V)

LOS RECURSOS FORESTALES EN EL DESARROLLO RURAL: UN ESTUDIO DE CASO DEL BOSQUE MODELO DE URBION (V)

2- Percepción sobre la gestión actual del territorio respecto a la conservación y explotación de los recursos forestales.

En referencia a la conservación y explotación de los recursos forestales se evidencian opiniones muy diversas sobre el acceso a los mencionados recursos. Por una parte hay actores que ven que la gestión siempre se ha hecho de la misma forma y otros perciben un leve cambio en la gestión, especialmente en la desvinculación de la población en el desarrollo de los trabajos directos del monte (limpieza, plantación, raleo, cosecha, etc).

El resultado de la buena gestión del monte en la zona ha permitido asentamientos de centros de poblaciones muy prósperas desde hace siglos, si bien ahora el tiempo ha cambiado, la población sigue fuertemente vinculada al monte por la oportunidad de desarrollo económico que ofrece gracias a la generación de fuentes de trabajo, pues los que no trabajan directamente en el monte, lo hacen en el sector de las industrias de la transformación primaria o secundaria, así mismo los bares o casas rurales están favorecidos por los atractivos que ofrece al visitante un bosque gestionado sosteniblemente.

“Yo creo que el mantenimiento de los centros de población en mejores condiciones que las demás zonas rurales de Castilla y León es directamente proporcional a que los vecinos están vinculados con sus montes y los beneficios que sacan de él” (E4).

1973-20

Hay opiniones que coinciden en que la gestión del monte debería estar a cargo de los propietarios que son los ayuntamientos, y si no, que se revise el tema de la propiedad comunal, creando reglamentaciones legales que permitan la participación de los propietarios y/o vecinos en la toma de decisiones referentes al aprovechamiento del monte.

“Básicamente es tocar el tema de las propiedades comunales, lo local que quede en lo local, reinvertir el dinero en el monte. Dar sentido a la singularidad del monte modelo”(E11).

Las gestiones actuales tanto de conservación y explotación maderera en el territorio no evidencian mejoras o beneficios a la población con respecto a épocas anteriores, por lo que les genera dudas, desentendimientos progresivos de la propiedad comunal y ven a las intervenciones de gestión realizadas por los entes administrativos como una imposición de figuras con fines de promoción política, pues no se constatan hechos tangibles. Mencionan que la participación de los vecinos es meramente protocolar, y se quejan de que al final la opinión de los vecinos no es vinculante en la toma de decisiones.

“Los vecinos no ven bien que las instituciones de afuera tengan que decir cómo se deben hacer las cosas, ya que siempre se ha hecho bien”(E9)

“Sí se dan participación a los vecinos en algunos casos, pero solo a nivel consultivo. Creo que es necesaria la participación reglada de los vecinos”(E11)

Si bien la gestión del monte se realiza con las medidas que establecen los parámetros de conocimientos técnicos-científicos conocidos en la actualidad como para favorecer al monte y a la población local, pero en la perspectiva de la población local, este procedimiento de decisión por parte de agentes externos a la comarca respecto al monte no es ampliamente aceptado.

Por ejemplo, la negativa a adecuarse a la nueva forma de gestión y acceso a los recursos del monte con normativas legales que proponen los gestores técnicos y administrativos a los pobladores que siempre han accedido al monte y a los recursos naturales que se encuentran en su entorno sin más trámites que las dictadas por la conciencia y las reglas comunales, se observa así una cierta resistencia a los nuevos límites impuestos.

“Ahora hay cuestionamiento de porque queremos vivir en la zona del parque que no representa ventaja, y a la larga puede influir en la población. Aparte esto de la zona de parques aumenta tremendamente la gestión burocrática” (E6).

En este aspecto es importante la implicación de la población permitiendo que la comunidad local participe en la gestión y hagan uso de los recursos disponibles en la zona de un modo sostenible, como menciona Porter et al (2012), la cubierta forestal manejado por las comunidades locales en virtud de objetivos combinados para la producción de bienes y servicios y no únicamente de protección, igualmente resulta (si no es más) eficaz para mantener la cubierta forestal.

Los habitantes de la comarca de Pinares poseen conocimientos acumulados en la gestión del monte, siendo este el principal recurso disponible de que dependía la población local para la generación de riqueza en el pasado y que ha modelado el territorio. Sin embargo, la población local percibe que están cada vez más desvinculados de la gestión actual del monte. Sobre el tema de conocimientos autóctonos de los actores locales se puede mencionar a Doménech (2007), que habla sobre numerosos analistas que han advertido que la actual tendencia a desprenderse del conocimiento acumulado durante años, podría ser un grave error.

21724_10200249607378025_283415370_n

3- Relaciones entre la gestión forestal y el desarrollo rural sostenible.

Se constata en los discursos de los diferentes agentes locales, en el contexto actual, que existe poca relación directa entre la gestión forestal y el desarrollo rural en la comarca de Pinares. La gestión forestal está desarrollada y aplicada como proceso técnico-científico por los distintos gestores involucrados en el manejo del monte; por otro lado está la ejecución de programas de desarrollo rural como técnica de dinamización socioeconómica del territorio, sin embargo, la integración de ambos cuando actúan en un mismo territorio todavía es un tema a desarrollar. Como manifiestan varios de los entrevistados, por un lado es ventajoso que existan varias instituciones involucradas en la gestión del territorio, pues esto permite que se puedan canalizar mejor los recursos para la zona. Pero, es posible también que se puedan plantear objetivos comunes para lograr el desarrollo rural con una gestión forestal sostenible.

La información referente a una visión territorial y análisis de situaciones en donde se integren los recursos forestales y el desarrollo rural no es muy común, y en ese aspecto el Bosque Modelo Urbión no es una excepción. Por más que el desarrollo rural y la gestión forestal estén vinculados, porque tienen un territorio común y la base en la que se fundamenta la existencia de ambas instituciones gira en torno al aprovechamiento del monte, son gestionados por diferentes instituciones y actúan separadamente (Asociación Bosque Modelo Urbión y grupo de acción local ASOPIVA). Esto implica que en algunos casos aborden el mismo problema desde diferentes perspectivas.

“…los objetivos están muy próximos entre la gestión forestal y el desarrollo rural, aunque todavía falta integrar bien las políticas y los sistemas de administraciones de la administración agraria y la forestal” (E15).

La diversidad en los territorios rurales refuerza la necesidad de estrategias integradas de desarrollo territorial, exigen superar las actuaciones sectoriales aisladas, que sitúen en primer plano la coordinación de actuaciones, la gestión profesionalizada y el protagonismo de la sociedad civil organizada (Regidor y Trotiño, 2008). Como ya se ha mencionado, tanto la gestión forestal como el desarrollo rural como disciplina científica ya tienen su trayectoria, pero en el ámbito de este estudio no se ha detectado una integración de estas áreas del conocimiento para dar mayor soporte a la sostenibilidad del territorio.

“Si se coordinan las acciones seria sinérgico y habría más resultado. Hasta el momento no se ha planteado el trabajo así en esta zona…”(E4).

La visión del bosque modelo como marca de calidad en la promoción turística y de productos maderables es todavía un tema pendiente, varios de los entrevistados manifiestan que la administración no ha vendido muy bien la imagen del Bosque Modelo, que afuera tampoco es muy conocido, así mismo, la calidad de la producción todavía no está unificada que también representa desventaja en la promoción.

“Es una figura reciente, igual aquí hay gente que no sabe lo que es el bosque modelo, hay que publicitarlo” (E8).

“Nosotros ya teníamos idea de la gestión y conservación antes de que se declarase Bosque Modelo, lo vimos como una marca de calidad al uso …”(E5).

El principal objetivo de un bosque modelo es la de mantener la sostenibilidad en el marco del relacionamiento del hombre con el monte, son necesarios desarrollar parámetros y criterios de evaluación específicos para cada sector de la población local de la zona de estudio y hacer un seguimiento de la evolución a través del tiempo.

“En este sentido creo que hemos quedado cortos todavía, con el bosque modelo ya tenemos la marca, ahora es explotar para todos, que todavía no se ha hecho” (E5).

Las medidas implementadas en la gestión forestal y de desarrollo rural no han sido reflejados muy claramente en la población, estas medidas del desarrollo rural tienen un enfoque con poca integración del sector forestal y además tanto la gestión forestal y el desarrollo rural son administrados por diferentes entes.

En este estudio, se abarca principalmente a dos instituciones locales: el Grupo de Acción Local ASOPIVA (Asociación Pinares el Valle para el desarrollo rural integral) y la Asociación Bosque Modelo Urbión.

El Grupo de Acción Local ASOPIVA, se encarga del gerenciamiento de las Iniciativas Comunitarias de desarrollo rural promovido por la UE, ha surgido del programa LEADER, su área de actuación se encuentra en el mismo territorio que abarca el Bosque Modelo Urbión, está formado por varios tipos de socios: ayuntamientos, organizaciones, instituciones y entidades sin ánimos de lucro, socios particulares y socios protectores, la organización gestiona los fondos provenientes de los programas de desarrollo rural promovidos por la Unión Europea. En estos momentos la Asociación se encuentra ejecutando el programa LEADERCAL 2007-2013.

“ASOPIVA se dedica a ayudar a iniciativas privadas, son ayudas reales son dinero sonante…En el programa LEADERCAL, lo que hace es apoyar a las industrias forestales de primera y segunda transformación y al turismo…” (E5).

De modo más específico, se mencionan en algunas entrevistas sobre esta organización que tuvo trascendencia sobre actividades productivas de iniciativas privadas como las que se citan a continuación. Estos son ejemplos de la contribución de este Grupo de Acción Local a la promoción de desarrollo rural en la zona.

“ASOPIVA pues ayudó a los aserraderos a adquirir maquinarias, a mí en particular me ha ayudado en una inversión” (E3).

“Bueno tuvo mucha importancia, trajo mucha inversión en esta zona, bueno ahora cada vez más su acción son más limitadas”(E1).

laguna negra - 1

El Bosque Modelo Urbión es también una asociación que incluye además de los dos Grupos de Acción de Local (ASOPIVA y la Asociación Tierras Sorianas del Cid) a los grupos de empresarios, los ayuntamientos y otras entidades públicas. Las decisiones de sus asociados en asamblea determinan el rumbo a seguir. Es un órgano de discusión, de promoción y de aglutinación de todos los sectores del territorio que se encuentran en su área de influencia para garantizar un adecuado equilibrio para la producción de bienes y la prestación de servicios. Tiene poco margen de maniobrabilidad, debido a que las competencias legales de la gestión del monte están a cargo de la junta de Castilla y León, y además por la carencia de fondos propios. Estas son mencionadas a menudo como un punto crítico de la figura del Bosque Modelo como indica el siguiente entrevistado.

“El problema que yo veo del bosque modelo es que no tiene un marco financiero en que apoyarse. Siempre depende de las subvenciones de la administración, que a veces hay para una u otra cosa, pero no es seguro” (E5).

ASOPIVA lleva trabajando en la zona de Urbión desde el año 1992, y la asociación Bosque Modelo desde el 2007, aunque igualmente ambas figuras no son muy conocidas de manera generalizada por la población local, en cuanto a cómo y en qué trabajan específicamente cada uno de los entes.

“La figura del bosque modelo busca todavía en que la sociedad le acepte y que la administración lo legitime como interlocutor”(E4).

“En general la población creo que desconoce al grupo de acción local, sobre todo de cómo trabaja. El grupo de acción local ha ayudo en acciones puntuales a que el turismo mejore, con la ayuda que dan a los promotores turísticos y ayuntamientos para crear infraestructura” (E9).

La Asociación Bosque Modelo Urbión y ASOPIVA tienen funciones diferentes, los objetivos están muy próximos y la finalidad es la misma que consiste en mantener un territorio sostenible. Ambas instituciones coexisten en un mismo territorio, trabajan en él y son socios, aunque trabajan independientemente. La mayor parte de nuestros entrevistados asumen que coordinadamente se podría hacer más, sin embargo, hasta el momento no hay iniciativas conjuntas. En la práctica, cada uno desconoce los pormenores de las actuaciones del otro. A nivel más administrativo se reconoce la necesidad de establecer un mecanismo de trabajo conjunto entre ambas instituciones.

“Para unir la gestión del bosque Modelo y el desarrollo rural, en el punto en que estamos requiere que se diseñen proyectos que acerquen a las partes, por ejemplo la plataforma de madera es un sitio virtual en la que participan todos…Sería más eficiente hacer una sola cosa, solo un tema específico bien hablado y previamente estudiado, obviamente falta coordinación…”(E4)

“la sociedad es cada vez más compleja y no podemos aunar todos los esfuerzos, entonces es bueno que hayan figuras distintas… Que tienen que aprender a trabajar juntos, porque son realidades distintas pero muy próximas y la gente que participan en ellas al final son los mismos, entonces que tiene que encontrar su cauce, cada uno por lo que conoce y al final buscar sinergias” (E15).

Existen emprendimientos de gestión de desarrollo local con el aprovechamiento y valorización de los recursos forestales. Pero es necesario un mayor esfuerzo dentro de los propios sectores y además un trabajo coordinado entre los mismos porque actualmente los esfuerzos se encuentran divididos, y el trabajo mancomunado entre los organismos encargados de la gestión forestal, el desarrollo rural y la población es aún insipiente.

6833887676_11705860b1_o

Conclusión

Se pudo constatar en esta investigación que el Bosque Modelo Urbión, es una zona cuya economía en gran parte se basa en los recursos forestales que posee. Es importante destacar el sentido de pertenencia al monte de sus pobladores, que ha contribuido a lograr una gestión forestal sostenible del territorio. Esta gestión está a cargo de varios actores que trabajan separadamente pero que poseen una misma finalidad que es lograr el desarrollo rural sostenible en base a un recurso común.

En cuanto a los recursos forestales se puede mencionar que los mismos desempeñan un papel fundamental en la promoción del desarrollo rural y de la sostenibilidad del territorio, al generar empleo directo e indirecto y proveer de los productos forestales maderables y no maderables a la población, además de ser un soporte para el turismo rural. El área que abarca el Bosque Modelo Urbión es un ejemplo de que los recursos forestales maderables y no maderables han sido factores de arraigo y desarrollo, aunque en la actualidad no satisface toda la demanda de la población local, especialmente en lo que se refiere a generación de empleos.

Como se puede constatar en el resultado, tanto la conservación como la explotación maderera en la comarca se han realizado y siguen realizándose en forma paralela, es decir considerándolos igualmente importantes y prioritarios en el desarrollo de las actividades habituales y esto contribuye a fomentar la sostenibilidad del territorio. A raíz de esto la figura del Bosque Modelo es una legitimación y reconocimiento a la gestión que se viene realizando.

Existe aún una escasa conexión entre la gestión forestal y los programas de desarrollo rural, los órganos de gestión actúan separadamente en temas muy específicos, pero también en los temas coincidentes. Las gestiones conjuntas y coordinadas entre las mencionadas figuras es una tarea pendiente, sin comprometer la independencia de cada institución podrían apoyarse mutuamente para lograr un mejor alcance a la población y de esta manera pueden resultar más efectivas las actividades destinadas a la misma población que vienen realizando ambas instituciones separadamente.

Finalmente según lo que se pudo constatar durante el desarrollo de esta investigación se puede concluir que en el Bosque Modelo Urbión, los recursos forestales han desempeñado un papel preponderante en el desarrollo rural y además que la gestión forestal que se viene realizando ha logrado un desarrollo sostenible del territorio. Por otro lado, se pudo apreciar una todavía escasa relación entre la gestión del desarrollo rural y la gestión forestal.

CUMBRE DEL URBION

Referencias

BARDAJÍ, I.; GIMÉNEZ, M., 1995. La iniciativa LEADER I y su contribución a la pluriactividad en Castilla y León. Agricultura y Sociedad, nº 77, p147-172.

BRANG, P., COURBAUD, B., FISCHER, A., KISSLING-NAF, I., PETTENELLA, D., SCHÖNENBERGER, W., SPORK, J., GRIMM, V., 2002. Developing indicators for the sustainable management of mountain forests using a modelling approach. Forest Policy and Economics. 4, 113-123.

BRAVO, F., OSORIO, L.F., PANDO, V., DEL PESO, C., 2010. Long-term implications of traditional forest regulation methods applied to Maritime pine (Pinus pinaster Ait.) forests in central Spain: a century of management plans. iForest Biogeosciences and Forestry. 3, 33-38.

CABARLE, B., CHAPELA, F., Madrid, S., 1997. El manejo forestal comunitario y la certificación. El manejo forestal comunitario en México y sus perspectivas de sustentabilidad. Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias. Universidad Nacional Autónoma de México. En publicación: disponible http://www.crim.unam.mx/bibliovirtual/Libros/Merino/forest/forest.htm.

CAMARERO, L. (Coord.) 2009. La población rural en España. De los desequilibrios a la sostenibilidad social. Fundación la Caixa. Barcelona.

CASTILLO, F., BOSCO, J., BLANCO, J, TRAVER, C., PUERTAS, F., 2003. Gestión forestal sostenible de masas de pino silvestre en el Pirineo Navarro. AEET (Asociación Española de Ecología Terrestre). Ecosistemas. Año XII (3).

CRABOS, J., MARTIN, M., 2011. Estrategias de gestión sostenible: Por una visión sistemática de los temas medio ambientales. Remar (Red Energía y Medio Ambiente): Guía práctica nº19. Cooperación territorial España-Francia-Andorra.

CRUZ, F., 2006. Género, psicología y desarrollo rural: la construcción de nuevas identidades. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.

CRUZ, F., 2007. Empoderamiento y sostenibilidad en el Desarrollo Rural: trampas de la racionalidad productivista. Anduli, Revista Andaluza de Ciencias Sociales 7: 91-104.

CRUZ, F., 2011. Desarrollo Rural y Sostenibilidad: Estrategias y Experiencias en España y Brasil. Ed. Asociación País Románico. Cantabria – España.

CHETTY, S., 1996. The case study method for research in small- and médium – sized firms. International small business journal, vol. 5, octubre – diciembre.

DANIELS, J., 2004. Assessing socioeconomic resiliency in Washington counties. Forestry Sciences Laboratory, United States. General Technical Reports of the US Department of Agriculture, Forest Service. pp1-35.

DÍAZ, L., ÁLVAREZ, A., ORIA, J., 2003. Integración de la producción fúngica en la gestión forestal. Aplicación al monte Urcido (Zamora). España. Invest Agrar: Sist. Recur. For. 12, 5-19.

DÍAZ, L., RODRÍGUEZ, A., 1999. Modelos de Planificación Forestal Basados en la Programación Lineal. Aplicación Al Monte “Pinar de Navafria” (Segovia). España. Invest Agrar: Sist. Recur. For. Vol. 8(1), 63-92.

DOMÉNECH, J., 2007. Huella ecológica y desarrollo sostenible. AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación).

EL ENFOQUE LEADER: GUÍA BÁSICA. 2006. Comisión Europea, Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural. Bruxelles – Bélgica.

ESPARCIA, J., NOGUERA, J., PITARCH, M., 2000. LEADER en España: desarrollo rural, poder, legitimación, aprendizaje y nuevas estructuras. Anales de Geografía. 37, 95-113.

FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural). 2005. Reglamento (CE) n° 1698/2005 del Consejo de 20 de septiembre de 2005. Diario Oficial de la Unión Europea.

FERNÁNDEZ, A., 2011. Importancia de la Gestión Forestal Sostenible. Foro sobre gestión forestal sostenible e innovación. Reinosa-España.

GARCÍA, A., CAMPOS, J., VILLALOBOS, R., JIMÉNEZ, F., SOLORZANO, R., 2005. Enfoques de manejo de recursos naturales a escala de paisajes: Convergencia hacia un enfoque ecosistémico. Serie Técnica, informe numero 30. Publicación nº1. Centro Agronómico Tropical y Enseñanza (CATIE), Turrialba-Costa Rica.

GIL, J., 1994. Análisis de Datos Cualitativos: Aplicaciones a la Investigación Cualitativa. Barcelona. Editorial PPU S.A.

GIMÉNEZ, G., 1999. Territorio, Cultura e Identidades: la región socio-cultural. Estudios Sobre la Cultura Contemporánea. Época II. Vol. 9, 25-57.

INGOLD, K., ZIMMERMANN, W., 2010. How and why forest managers adapt to socio-economic changes: A case study analysis in Swiss forest enterprises. Journal of Forest Economics. 13, 97-103.

LA DECLARACIÓN DE CORK: “Por un paisaje rural vivo”. 1996. Conferencia Europea de Desarrollo Rural, Cork (Irlandia).

LARRUBIA, R., NAVARRO, S., 2010. El desarrollo rural a través de las aportaciones científicas-académicas en revistas españolas (1990-2010). Anales de Geografía. 31, 61-81.

MARTEL, S., 2011. Comunicación personal. Gerente de Bosque Modelo Urbión. Burgos.

MARTÍNEZ, P., 2006. El método de estudio de caso. Estrategia metodológica de la investigación científica. ed. Universidad del Norte. Revista Pensamiento y Gestión. nº 20,165 -193.

NIETO, A., GURRIA, J., 2005. Análisis de la Población de los programas de Desarrollo Rural en Extremadura Mediante Sistemas de Información Geográfica. Cuadernos Geográficos, 36 (2005-1), 479-495.

NUESTRO FUTURO COMÚN. 1987. Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo. Alianza Editorial S.A. Madrid-España.

NYBAKK, E., 2009. Antecedents to forest owner innovativeness: An investigation of the non-timber forest products and services sector. Forest Ecology and Management. 257, 608-618.

PÉREZ, R., 1993. El derecho de suertes en la zona de Pinares de Soria. Boletín de la Facultad de Derecho (UNED), 4: 151-169.

PORTER, L., ELLIS, E., GUARIGUATA, M., RUIZ, I., NEGRETE, S., REYES, V., 2012. Community managed forests and forest protected areas: An assessment of their conservation effectiveness across the tropics. Forest Ecology and Management. 268, 6-17.

REGIDOR, J., TROITIÑO, M., 2008. El Nuevo Desafío. En Regidor, J (Eds), Desarrollo Rural Sostenible: Un Nuevo Desafío (pp. 147-169). ed. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Mundi-Prensa, Madrid.

REVISTA AMBIENTA. 2007. Ministerio de Ambiente, nº68. http://www.vidasostenible.org/observatorio/f2_final.asp?idinforme=1276.

RODRÍGUEZ, V., PÉREZ, M., 2010. Analysis of individual private forestry in northern Spain according to economic factors related to management. Journal of Forest Economics. 16, 269-295.

ROS-TONEN, M., ANDEL, T., MORSELLO, C., OTSUKI, K., ROSENDO, S., SCHOLZ, I., 2008. Forest-related partnerships in Brazilian Amazonia: There is more to sustainable forest management than reduced impact logging. Forest Ecology and Management. 256, 1482-1497.

SANCHO, R., REGIDOR, J., RUIZ-MAYA, L., 2008. Medio Rural y Agricultura. En Regidor, J (Eds), Desarrollo Rural Sostenible: Un Nuevo Desafío (pp. 147-169). ed. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Mundi-Prensa, Madrid.

SCHMINTHUSEN, F., KAZEMI, Y., SEELAND, K., 1998. Actitudes de la población antes el bosque y sus prestaciones sociales. Agricultura y Sociedad. 85, 43-66.

SEGUR, M., 2007. Monte Modelo de Urbión: Documento Base. Junta de Castilla y Leon, Consejería de Medio Ambiente. Valladolid-España.

SEPÚLVEDA, S., RODRÍGUEZ, A., ECHEVERRI, R., PORTILLA, M., 2003. El enfoque territorial del desarrollo rural. IICA. San José – Costa Rica.

SHEPHEN, S., MEITNER, M., 2005. Using multi-criteria analysis and visualisation for sustainable forest management planning with stakeholder groups. Forest Ecology and Management. 207, 171-187.

STAKE, R., 1999. Investigación con estudio de casos. 2da.edicion. Ediciones Morata, S. L. Madrid-España.

STAKE, R., 2008. Qualitative Case Study. En Denzin, N y Lincoln, Y (Eds), Strategies of Qualitative Inquiry (pp. 119-149). 3ed. Editorial SAGE Publications. Thousand Ooks, California 91320.

URBIÓN. 2011. Red Internacional del Bosque Modelo. http://www.Urbión.es/index.php?mod=BosqueModelo.

VAZQUEZ, F., 2006. Territorio y Población: Nuevas dinámicas regionales en el Paraguay. 1ª ed. Asunción, Py. Asociación Paraguaya de Estudios de Población /Fondo de Población de las Naciones Unidas / Cooperación Técnica Alemana (gtz). pp 194.

VILLAMUDRIA, M.D., CRUZ, F., 2010. La participación social en la Gestión Forestal Sostenible: implicación de la sociedad en el Bosque Modelo Urbión (Burgos-Soria). Trabajo Fin de Máster. Instituto Universitario de Investigación en Gestión Forestal Sostenible. Universidad de Valladolid. Palencia-España.

VILLAMUDRIA, M.D.; DEL PESO, C., CRUZ, F., 2011. Influencia de los Factores Sociales en la Gestión Forestal Sostenible. Un Estudio de Caso. Trabajo Fin de Carrera de Ingeniería Técnica Forestal. Universidad de Valladolid. Palencia-España.

XI, W., COULSON, R., BIRT, A., SHANG, Z., WALDRON, J., LAFON, CH., TCHAKERIAN, M., KLEPZIG, K., 2009. Review of forest landscape models: Types, methods, development and applications. Acta Ecológica Sinica. 29, 69-78.

ZAVALA, M., ZAMORA, R., BLANCO, J., BOSCO, J., MARAÑÓN, T., CASTILLO, F., VALLADARES, F., 2004. Nuevas perspectivas en la conservación, restauración y gestión sostenible del bosque mediterráneo. En: Valladeres, F. 2004. Ecología del bosque mediterráneo en un mundo cambiante. Ministerio de Medio Ambiente, EGRAF S.A. Madrid-España. pp 509-529.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS RECURSOS FORESTALES EN EL DESARROLLO RURAL: UN ESTUDIO DE CASO DEL BOSQUE MODELO DE URBION (V)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s