GEOGRAFÍA, DESARROLLO Y MEDIO AMBIENTE EN LAS CONCENTRACIONES TECNOLÓGICAS EN SORIA. UN ANÁLISIS TERRITORIAL DE LA CALIDAD DE VIDA – VI

GEOGRAFÍA, DESARROLLO Y MEDIO AMBIENTE EN LAS CONCENTRACIONES TECNOLÓGICAS EN SORIA. UN ANÁLISIS TERRITORIAL DE LA CALIDAD DE VIDA – VI

XXII- TENDENCIA HACIA UNA MAYOR CONEXIÓN CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y UNA MEJOR ADECUACIÓN TERRITORIAL 

1.- POSIBLE INSUFICIENCIA TECNOLÓGICA A LARGO PLAZO.

A pesar de su buen funcionamiento socioeconómico, el movimiento de cooperativas de la Tierra de Pinares y sus municipios no están siendo totalmente pioneros en la aplicación de las oportunidades abiertas por las nuevas tecnologías en sus diversos frentes, desde el productivo al ecológico, pasando por el organizativo. Su actividad en este sentido es todavía relativamente tímida, manifestándose en los hechos ya mencionados, como el que las fábricas emplean maquinaria avanzada o el que determinadas empresas tienen una capacidad comercializadora y de gestión algo sofisticada.

Por el momento, su nivel tecnológico es suficiente en los núcleos con cierto carácter urbano, como lo indica el que sus empresas no sólo apenas se han resentido de la última crisis, sino que incluso muchas de ellas han nacido en plena coyuntura económica depresiva. Particularmente notable es el caso de las cooperativas de Duruelo, entidad en la que ninguna de ellas ha sufrido otras dificultades económicas que las propias de los primeros tiempos, en que había que lograr conquistar mercados y comenzar a amortizar el capital invertido.

Probablemente no hay razones para dudar que los núcleos de población con un cierto carácter urbano no van a ser capaces de garantizar el sostenimiento de su dinamismo en el futuro en el marco de la tercera revolución industrial, dado los buenos resultados que hasta ahora han logrado. Aún así, no esta de más insistir en que parece que seria más conveniente que evolucionen hacia estar plenamente conectados con el mundo de las nuevas tecnologías, así como el que se incremente el espíritu innovador hasta generar un efecto multiplicador y difusor del desarrollo endógeno todavía más amplio, que llegue a involucrar a la mayor parte de sus pueblos, repitiéndose en cada uno de ellos lo que ha sucedido en Duruelo y lo que parece que ahora está aconteciendo sobre todo en Covaleda y en menor medida en Navaleno. Lo que existe en la actualidad parece adecuado en el presente y a medio plazo, al menos en los núcleos más dinámicos, pero cada vez hay que pensar más en el largo plazo, lo que implica una mayor incertidumbre.trabajando en el pinar 1972

El crecimiento económico actual es desde cierta perspectiva insuficiente y relativamente poco afianzado, en tanto que sólo ha incidido sobre ciertas entidades de población y porque no ha sido continuo ni tan siquiera en los núcleos con industrias y servicios, como lo muestra el que todos ellos salvo San Leonardo de Yagüe experimentaron una leve caída demográfica entre 1970 y 1981, si bien para el quinquenio siguiente ya se han recuperado.

Respecto al largo plazo puede aventurarse que la Tierra de Pinares no es aún lo suficientemente creativa y dinámica, estando en este aspecto por debajo del nivel alcanzado por las regiones del globo más avanzadas en cuanto a actividad industrial descentralizada, entre las que destacan en España el caso de Mondragón anteriormente mencionado, que comparte además la singularidad de estar también basada en un proceso de trabajo asociativo, mientras que a nivel mundial el ejemplo más significativo lo constituye el centro y noreste de Italia, en donde se han producido unos espectaculares desarrollos dispersos y endógenos, capaces de generar un alto valor añadido gracias a la aplicación de los más modernos sistemas de producción y gestión. Por el contrario, aquí todavía la transformación de la madera sigue siendo en muchos casos una actividad primaria, sobre todo en las industrias endógenas que no son cooperativas; no se está a la vanguardia tecnológica y de investigación y desarrollo, aunque la maquinaría de la que se dispone si es moderna y en muchos casos la última aparecida en el mercado que sea adecuada al tamaño y producción de las empresas; y no se dispone de unos canales de comercialización todo lo avanzados que sería posible, careciéndose en bastantes casos de una gestión moderna de la empresa.

Existen síntomas de que el desarrollo económico de Pinares, a pesar de su indudable singularidad e interés, no tiene por el momento, muy probablemente por estar aún en su fase inicial, una base económica todo lo sólida que sería deseable, siendo de destacar:

– La falta de continuidad en el crecimiento demográfico de casi todos sus núcleos, incluso de los que tienen un cierto carácter urbano y son más dinámicos, ya que salvo San Leonardo de Yagüe experimentaron un cierto descenso poblacional entre 1970 y 1981, corregido en todos ellos para 1986.

– Una todavía escasa diversificación industrial, que le hace demasiado dependiente del sector de la madera, aunque por otra parte esto le da una gran solidez, en tanto que implica una especialización en la que son muy competitivos.

 A continuación se expondrán algunas de las principales razones por los que en los próximos años el modelo debe avanzar hacia una mayor incorporación de las nuevas tecnologías.sierra del maestro 1956

2.- DEMANDA, RENTABILIDAD, MANO DE OBRA Y TECNOLOGÍA

En la actualidad se deja bastante demanda insatisfecha, sobre todo en el sector del mueble estilo provenzal, cuyas cooperativas no tienen capacidad productiva suficiente como para atender toda la demanda que reciben. Las empresas se muestran relativamente reticentes a la hora de asumir nuevos riesgos, no realizando de manera decidida todas las inversiones que serían necesarias para crear nuevas fábricas o aumentar la capacidad productiva de las ya existentes, a pesar de que tengan ante si una clara oportunidad de mercado.

Esto ha sido positivo en tanto que ha permitido la multiplicación de empresas dedicadas al sector, pero también es reflejo de que las cooperativas alcanzan poco después de su creación un techo que les es difícil traspasar sin cambiar de estructura empresarial. El lento incremento de tamaño y productividad tras unos primeros años de rápido crecimiento y ampliaciones no está causado por un insuficiente espíritu emprendedor, sino por la dificultad de ampliar el número de socios una vez que la empresa ya está consolidada. Esto se debe a un doble motivo, por una parte porque el capital que deben aportar los que se suman a la iniciativa es muy alto para el entorno socioeconómico del lugar y, por otra, porque los antiguos socios no ven con buenos ojos que otros se beneficien sin apenas luchar de lo que para ellos ha supuesto un tremendo esfuerzo, particularmente durante la primera época. A este respecto falta el espíritu de solidaridad explícita social y territorial que si se da en el grupo Mondragón, en que se comparte hasta parte de los beneficios empresariales.

A partir de un cierto umbral de crecimiento las cooperativas necesitan contratar mano de obra adicional, pero se encuentran con el problema de que la legislación que regula su funcionamiento se lo impide, puesto que les impone el limite de no poder contratar a trabajadores externos en número que supere el 10% de los socios, norma que por otra parte no siempre cumplen.

Temporalmente esto lo suplen con contratos eventuales por el periodo máximo que les permite la ley, que es de tres años, lo que no deja de tener sus inconvenientes en cuanto a la obligatoriedad de renovar el personal una vez concluido ese plazo, a parte de las discriminaciones que se acaban produciendo entre uno y otro tipo de trabajadores. Ante estas pegas la solución que parece óptima es el incremento de la productividad mediante el empleo intensivo de nuevas tecnologías, cosa que ya se han planteado las cooperativas más pioneras. Entre ellas destaca muebles de Navaleno, que por ejemplo ha informatizado su gestión, para cuyo volumen y complejidad ha tenido que arrinconar el primitivo ordenador personal y adquirir otro sistema de una generación más avanzada. Asimismo, se ha planteado una próxima robotización al máximo posible de sus líneas de producción, para lo que están esperando que haya en el mercado prototipos competitivos lo suficientemente sofisticados y flexibles como para adaptarlos a la fabricación de su gama de muebles.

La segunda alternativa que les queda a las cooperativas para poder crecer seria la de transformarse en Sociedad Anónima, lo que les permitiría contratar el suficiente personal como para atender la demanda de sus productos que todavía dejan insatisfecha. Pero esta vía presenta más inconvenientes que la progresiva tecnologización, entre los que destaca el que su rentabilidad por trabajador no mejoraría de manera sustancial, por lo que en cualquier caso tendrían que incorporar intensivamente nuevas tecnologías. Además, perderían las ventajas fiscales que ahora disfrutan, que no son desdeñables.SO-0637

Por otra parte, junto a la queja de la imposibilidad de comunicarse telefónicamente, el único factor locacional negativo traído a colación por las empresas de la zona ha sido la dificultad de encontrar mano de obra, algo que afecta no sólo al sector industrial, sino también al primario (la explotación del bosque) y al terciario (al turismo). Esta escasez de mano de obra apunta de nuevo a la progresiva mecanización e informatización como el camino a emprender en el futuro más próximo.

Respecto a las posibles desventajas de localización que representaba el estar en un pequeño núcleo de un área de montaña únicamente en una ocasión una empresa manifestó más inconvenientes, Puertas Norma, cuyo gerente afirmaba que no existía ninguna ventaja comparativa por estar en San Leonardo en vez de en un polígono de una gran ciudad. Argumentó que en el medio urbano por el mismo coste de la mano de obra (en ambos sitios según el convenio colectivo del sector, obtienen además una mayor facilidad de contratar trabajadores cualificados, así como unos servicios allí no disponibles.

Sin embargo, la práctica de la empresa desdice estas declaraciones, porque tiene la sede social y otra planta cerca de Barcelona, en Sant Boi, a la que progresivamente le restan competencias que son trasladadas a la Tierra de Pinares. El último episodio de este proceso se ha realizado en 1989, en que se ha pasado a la fábrica de San Leonardo la parte de administración encargada de recibir los pedidos, decisión tomada a pesar del inconveniente de tener que resolver graves problemas telefónicos. Pero aunque no parezca cierta la falta de interés por el emplazamiento rural frente al urbano, entre otros motivos probablemente por la menor conflictividad laboral, la queja no deja de tener un trasfondo verdadero, el que el coste de la mano de obra ya no es (o lo es cada vez menos) una ventaja comparativa. En España de manera creciente, tanto en el mundo rural como en el urbano, el mantenimiento de la competitividad respecto a las naciones con unos bajos salarios reside principalmente en la tecnificación y sofisticación tanto de los productos y procesos como de la comercialización.TRONCO COOPERATIVA ALTO DUERO 1

3.- LAS EMPRESAS EXOGENAS

El que las empresas mayores y más creativas hayan sido creadas por gente de fuera de la comarca indica que al dinamismo autóctono todavía le queda un gran trecho por recorrer antes de asumir totalmente el liderazgo de la zona.

No obstante las empresas exógenas son únicamente dos, siendo la principal y más veterana Puertas Norma, a la que se acaba de mencionar en el apartado anterior. Desde sus inicios ha experimentado un importante crecimiento que va desde los 325 m2 en 1955 a los 70.000 m2 que ocupa tras las ampliaciones realizadas en 1989, hecho que constituye otro indicio de que esa ubicación le sigue resultando ventajosa. Pertenece a unos catalanes cuyo padre fue al pueblo para hacerse cargo de una simple serrería, constituyendo hoy en día la mayor empresa europea de fabricación de puertas. En todo el mundo es el único fabricante que cuenta con cuatro prensas Fama funcionando simultáneamente, maquinaria sofisticada que por el momento constituye uno de los índices más utilizados para medir el potencial de una fábrica de puertas.

La segunda empresa exógena es Conservas Arozt, ubicada en Navaleno desde 1969, cuyo propietario inicial es de origen navarro, .quien en 1988 ha vendido parte del capital de la sociedad a Ebro, a su vez participada por la Kuwait Investment Office (KIO). A esta sociedad está vinculado (a través de Agritrusa) el cultivo de encinas para trufas ubicado en la sierra de Cabrejas, del que se hablará extensamente más adelante.

Las grandes empresas en núcleos pequeños suelen provocar una excesiva dependencia de la economía de todo el pueblo respecto a una sola fábrica, situación que se da muy claramente en San Leonardo de Yagüe con los 420 puestos de trabajo de Puertas Norma. A comienzos de la década de los 80 esta empresa absorbía el 73% de la población activa, siendo la repartición por sectores del resto del empleo: 12% en Otras industrias; 6% en comercio y servicios; 5% en construcción y 4% en funcionarios y profesiones liberales.

La dependencia de Navaleno respecto a conservas Arozt es mucho menor, reposando su relevancia para el pueblo no sólo en los 35 trabajadores que emplea en la fábrica, sino también en los ingresos eventuales que reporta. A este respecto hay que tener en cuenta, por una parte las rentas indirectas que genera al propiciar la recogida de setas, que compra para envasarlas en la fábrica y, por otra, el que ofrece numerosos trabajos eventuales, tanto en labores de enlatado de temporada como en la plantación de trufas, para la que en épocas altas se han llegado a contratar unas 50 personas.

La economía de los dos pueblos, aunque sobre todo la de San Leonardo, resulta bastante vulnerable no sólo a una posible crisis de estas empresas sino también a una decisión de relocalización, que siempre es más factible y representa una mayor amenaza cuando no son empresas autóctonas, como ocurre en ambos casos.

La situación es más complicada en el caso de Puertas Norma, por su mayor peso específico en la economía local empresa y porque ha perdido buena parte de sus ventajas locacionales iniciales, ya que la mayor parte de la materia prima la traen de fuera y los salarios están acogidos al convenio del sector. Sin embargo, sigue contando con ciertas ventajas por estar asentada en una pequeña entidad, entre las que destaca el contar con una mano de obra poco conflictiva.

El que la vida del pueblo dependa casi por completo de la sociedad hace que los trabajadores de la empresa sean extremadamente dóciles ante las amenazas abiertas o veladas de relocalización.

En Conservas Arozt la situación es distinta, no sólo por su menor incidencia en el empleo total de Navaleno, sino también porque mantiene vivas las ventajas locacionales iniciales, principalmente el que la zona es una gran productora de setas y el que para su competitividad internacional es de máxima importancia el envasado de los productos lo más frescos posible.covaleda 16

4.- OBJETIVOS DE LA SOFISTICACION TECNOLÓGICA

El pretender que las empresas nacidas en la Tierra de Pinares tengan una mayor conexión con las nuevas tecnologías no tiene por meta el crecimiento por el crecimiento, ya que interesa preservar el actual equilibrio de su habitat y evitar que se produzcan los males característicos de los desarrollos exponenciales incontrolados, como la contaminación, el alargamiento de las distancias, el encarecimiento de la vivienda, las deseconomias de escala, etc. Pero si tiene por finalidad potenciar la capacidad de iniciativa e inversión autóctona necesaria para difundir el proceso de desarrollo endógeno y lograr el autosostenimiento a largo plazo del crecimiento. Dicho de manera más detallada, se trata de conseguir un dinamismo de una envergadura tal que permita alcanzar los siguientes objetivos:

– Tener capacidad de dar una respuesta rápida a las nuevas circunstancias productivas y de mercado que vayan surgiendo. En el mundo generado por la revolución microelectrónica las condiciones de la demanda, la oferta y el trabajo son cada vez más cambiantes, por lo que para pervivir es necesario ser mucho más flexible y estar mucho más alerta de lo que sucedía en la anterior revolución industrial.

– Mantener un ritmo de crecimiento suficiente para, en primer lugar, incrementar el nivel de vida actual de los núcleos industriales y con servicios y, en segundo lugar, asegurar que sean un lugar atractivo incluso a la generación dotada de estudios universitarios y de una mentalidad mucho más urbana, que está comenzando a entrar en el mercado del trabajo. Para lograrlo será necesario acudir a unos aprovechamientos menos primarios, más dinámicos y de mayor rentabilidad. Es decir, por una parte, únicamente se podrá proporcionar a la población los salarios relativamente elevados a los que está acostumbrada si se desarrollan actividades más sofisticadas, capaces de generar un alto valor añadido y, por otra, no existe una alternativa distinta para poder cubrir las aspiraciones de una mano de obra cada vez más cualificada, salvo que por el desempleo general de cerca del 20% de la población activa española los hijos de los empresarios endógenos se vean forzados a aceptar trabajo en la fábrica familiar. A este respecto Conservas Arozt muestra el camino que deben emprender las cooperativas y pequeñas empresas familiares, en tanto que a pesar de su escaso número de empleados si es capaz de atraer al lugar a cuanto personal especializado requiere, que no sólo es nacional, sino que también incluye técnicos e ingenieros extranjeros para aquellas tareas en que en otros países se recibe una mejor formación. Para lograr este nivel se requiere una empresa de gran rentabilidad, lo que implica una mayor sofisticación tanto en la producción como en la red comercial y la gestión, para lo que a su vez es necesario un uso más masivo de investigación, experimentación, desarrollo y nuevas tecnologías. Con una adecuada combinación de estos ingredientes Arotz es capaz de llegar a facturar unos 75 millones de pesetas por trabajador fijo, mientras que en las cooperativas del mueble que obtienen un mejor rendimiento la cifra se sitúa en torno a los 10 millones de pesetas.

Conseguir que las cuatro entidades de población mayores de la zona alcancen el dinamismo empresarial de Duruelo, así como el que algunos de los pueblos que todavía no pueden considerarse núcleos con un cierto carácter urbano lleguen al menos al umbral de éstos. Como mínimo se trataría de lograr que disminuyan sus problemas de desempleo, que tengan garantizado el relevo generacional y que haya algo de vida en las calles. Ha de tenerse en cuenta que únicamente son cinco las entidades con una cierta diversificación y dinamismo, quedando todavía muchos pueblos completamente ajenos al fenómeno del desarrollo endógeno o exógeno. No obstante, tampoco se trataría de pretender que todas las aldeas recobraran vida, pero si más núcleos de los que ahora la tienen.

Para que lo anterior fuese algún día realidad se tendrían que producir numerosos cambios, entre los que se encontrarían: que se realice una mayor investigación tanto a nivel de procesos productivos como de productos finales; que se dote a las sociedades familiares y cooperativas de una organización y sistemas de producción que estén en la vanguardia de los nuevos tiempos; que se busque una creciente sofisticación y diversidad de productos, con la introducción de nuevas ideas y una mayor experimentación en cuanto a diseño y estilos; que se tenga una mayor visión prospectiva, anticipándose a los cambios de la demanda, así como un grado más elevado de energía y agresividad comercial; que se produzca una más profunda internacionalización de su economía, siendo todavía más eficaces en el mercado mundial, sabiendo aprovechar todas las oportunidades que presenta pero sin estar a la merced de distribuidoras foráneas; que se establezcan mecanismos para potenciar y difundir la creación de empresas innovadoras, involucrándose los ayuntamientos en la extensión y profundización del proceso; conexión a través de servicios telemáticos con los centros de investigación y asociaciones del sector, por ejemplo con el instituto tecnológico establecido en Alfafar por la Comunidad Valenciana o con la agrupación del mueble de las cooperativas de Modragón; etc.

Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s