LA GESTIÓN DE LAS RESERVAS REGIONALES DE CAZA: EL CASO DE LA RESERVA DE URBIÓN – I

Para los que somos profanos en el mundo cinegético y sobre todo para los que no tenemos ni idea de como se gestionan las Reservas Regionales de Caza, a lo largo de los próximos días publicaré un interesante artículo que explica a la perfección como funciona todo este tema, personalizado en la Reserva de Caza de Urbión. Espero que sea de vuestro interés.

LA GESTIÓN DE LAS RESERVAS REGIONALES DE CAZA:

EL CASO DE LA RESERVA DE URBIÓN

Sonia ESTEBAN LALEONA

Juan Carlos FRECHOSO REMIRO

Pablo de FRUTOS MADRAZO

Departamento de Economía Aplicada. Universidad de Valladolid

1.- INTRODUCCIÓN

Soria es una provincia con una dotación de recursos naturales muy importante, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. Las actividades ligadas al medio natural, y más concretamente las relacionadas con el aprovisionamiento de todo tipo de bienes que ofrece la naturaleza, han estado siempre muy arraigadas en la sociedad soriana. Tanto la temporada de recolección, en el caso de frutos silvestres, setas, hongos, etc., como la temporada de levantamiento de la veda, en el caso de la pesca, cangrejos, caza, etc., son esperadas con impaciencia por gran cantidad de aficionados a este tipo de actividades. En este sentido, la cinegética se constituye como una de las actividades recreativas al aire libre más importantes practicadas por los habitantes de las ciudades y pueblos de nuestra geografía.

Tierra de pinares_un mar de pinos5

Pero la diversidad de intereses enfrentados que genera la práctica de la caza la convierten, probablemente, en una de las actividades de ocio más polémicas. Muchos son los colectivos que se ven directa o indirectamente implicados, ya que genera todo tipo de externalidades, tanto positivas como negativas. Las implicaciones económicas, sociales y medioambientales son muy distintas en función del colectivo afectado (cazadores, agricultores, ecologistas, propietarios forestales, vecinos, etc.) lo que genera un debate constante sobre la gestión de esta práctica.

A este debate no ha sido ajena la Reserva Regional de Caza de Urbión. Desde hace años, existe controversia entre cazadores, ayuntamientos, agricultores y ejecutivo regional, sobre cual es la forma más adecuada de gestionar este espacio. Pero una administración racional pasa necesariamente por el conocimiento de aquello que se desea gestionar. Esta situación plantea, por lo tanto, la necesidad de abordar su estudio.

La presente comunicación es el resultado de un trabajo de investigación más amplio (Frutos Madrazo, P. de, 2000) financiado por la Junta de Castilla y León, cuyo propósito es analizar cuáles son los puntos fuertes y débiles de este terreno cinegético en un contexto amplio. Se ha optado por enfocar el estudio desde una perspectiva de mercado, con el objetivo de averiguar cuál es la influencia socioeconómica de la Reserva sobre los municipios afectados. En dicho enfoque la administración regional, comogestora del espacio, actúa de oferente y los cazadores de demandantes. La Reserva Regional de Caza “Urbión”, en el equilibrio, genera unos ingresos que son la base de la influencia socioeconómica de la misma. Creemos que este es el punto clave, ya que, normalmente la controversia suele plantearse en forma de si la imposición de pertenecer a un área protegida bajo la figura de Reserva Regional de Caza, genera más beneficios que perjuicios para los municipios que se ven obligados a formar parte de ella.

0F7CBBA5-BA3D-9A57-AE65405F3C09A273

Sin embargo, antes de abordar esta cuestión, fue necesario conocer cuál es el funcionamiento que el legislador ha previsto para estos espacios. Tanto la legislación que regula la caza en un sentido amplio, como la normativa especifica que afecta a las Reservas Regionales de caza, es muy abundante y variada. El espacio disponible para esta comunicación impide una exposición detallada de la misma, por lo que, en el primer punto, se hace una breve reseña cronológica de las normas más importantes, tanto de carácter estatal como autonómico, que regulan el funcionamiento de esta actividad en estos espacios. En el segundo apartado mostramos la situación territorial actual de la Reserva Regional de Caza “Urbión” mediante el análisis del espacio afectado.

Por último, exponemos las conclusiones más relevantes extraídas del estudio de base, así como las posibles recomendaciones de cara a una mejor gestión de esta Reserva Regional de Caza, que puedan derivar en una mayor influencia económica sobre los municipios afectados, y por lo tanto, en una generación de ingresos creciente y sostenible tanto de forma directa como indirecta para los beneficiarios de la actividad cinegética.

2.- NORMATIVA REGULADORA DE LAS RESERVAS REGIONALES DE  CAZA DE CASTILLA Y LEÓN

La exposición de motivos de la Ley de Caza de 1902 indicaba que su finalidad era armonizar “el aprovechamiento y conservación de la caza con el respeto debido a los derechos inherentes a la propiedad de la tierra, a la seguridad de las personas y a la adecuada protección de sus bienes y cultivos”. Con esta ley como referencia se promulga la Ley 37/1966, de 31 de mayo, de Creación de Reservas Nacionales de Caza, cuya pretensión es proteger, conservar y fomentar las excepcionales posibilidades cinegéticas de determinadas comarcas españolas, así como sus reconocidos valores agrestes. Para ello, la Ley define las reservas nacionales de caza como zonas geográficamente delimitadas y sujetas a régimen cinegético especial establecidas por Ley con la finalidad de promover, fomentar, conservar y proteger determinadas especies, subordinando a esta finalidad el posible aprovechamiento de la caza.

Las reservas nacionales de caza quedaron encuadradas en los “terrenos sometidos a régimen especial” cuando la ley estatal reguladora de la caza (Ley 1/1970, de 4 de abril, desarrollada por el Reglamento de Caza de 1971) diferenció entre este tipo de terrenos y aquellos otros denominados “de aprovechamiento cinegético común”. Siguiendo las líneasdirectrices de las  iniciales reservas nacionales de caza, en 1973 se crean otras trece, entre las cuales se encuentra la Reserva Nacional de Caza “Urbión”.

0

El Decreto 2612/1974 establece el régimen de ingresos de las reservas nacionales de caza, los cuales se derivarán del importe de los permisos de caza, de la venta de reses vivas o muertas y de cualquier otro producto procedente de las mismas, así como de las indemnizaciones correspondientes a infracciones previstas en la Ley de Caza de 1970. Así mismo, determina que los beneficios de las reservas nacionales de caza se distribuirán entre los propietarios y titulares de otros derechos reales o personales sobre los terrenos integrantes de la reserva.

En 1978 la Constitución Española instaura una competencia administrativa de la protección de la caza compartida entre el Estado y las Comunidades Autónomas, aunque hay una clara apuesta por la descentralización, al ser competencia de las administraciones regionales el desarrollo y la aplicación de las leyes estatales sobre la materia. En este sentido, y según su Estatuto de Autonomía, la regulación de la caza en su territorio es competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Entre las distintas actuaciones que la Junta ha realizado destaca la creación del Consejo de Caza de Castilla y León y de los Consejos Territoriales de Caza con el propósito de permitir la participación de todos los interesados. También, corresponde a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio actuar en las zonas de influencia socioeconómica de las reservas nacionales de caza de la comunidad autónoma para compensar a los damnificados por la creación de tales ámbitos.

Pero, sin duda, la norma autonómica más importante en materia cinegética es la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, la cual la define como una actividad de ocio que debe ejercitarse racional y ordenadamente de forma que garantice la existencia permanente del propio recurso y la estabilidad de los procesos y equilibrios naturales. Una completa regulación de esta actividad se contiene en esta Ley, por la cual pasan a denominarse Reservas Regionales de Caza todas aquellas reservas nacionales existentes en Castilla y León.

Otra novedad de esta ley es la aparición de los llamados “terrenos no cinegéticos”, que no habían sido contemplados en la Ley de Caza de 1970, y la unión de los anteriores terrenos sometidos a régimen especial y de aprovechamiento cinegético común en los “terrenos cinegéticos”. Este último grupo se subdivide, a su vez, en las reservas regionales de caza, los cotos de caza y las zonas de caza controlada.

La Ley 4/1996 de Caza de Castilla y León ha sido desarrollada por distintos decretos y órdenes autonómicos. En relación con las reservas regionales de caza, la norma subsidiaria fundamental es el Decreto 83/1998, de 30 de abril, que establece su funcionamiento a través de la regulación de las juntas consultivas, la dirección y planes técnicos, la ordenación cinegética, los cupos y permisos de caza, y el régimen económico.Finalmente, deben destacarse el  Decreto 24/1990, de 15 de febrero, y la Orden de 8 de abril de 1991, que regulan las actuaciones de la Junta de Castilla y León en las zonas de influencia socioeconómica de las Reservas Nacionales de Caza y de los Espacios Naturales Protegidos, al intentar paliar los posibles efectos negativos, de las restricciones que acompañan al funcionamiento de estos espacios, sobre los municipios afectados. Para ello, las zonas de influencia socioeconómica de las reservas regionales de caza cuentan con subvenciones destinadas a la mejora del medio natural y al fomento del bienestar social.

3.- LA RESERVA REGIONAL DE CAZA “URBIÓN”

Situada al Noroeste de la provincia de Soria, la Reserva Regional de Caza de Urbión, se encuentra encuadrada entre los meridianos 0º 33´ y 1º 24´ de longitud Este y los paralelos 42º 8´ y 42º 6´ de latitud Norte, limitando al Norte con la Comunidad Autónoma de la Rioja y al Oeste con la Provincia de Burgos. Sus 270 kilómetros de perímetro le confieren una superficie aproximada de 1000 kilómetros cuadrados.

MAPA Nº 1: PLANO DE SITUACION DE LA RESERVA REGIONAL DE CAZA DE URBION PROVINCIA DE SORIA

7º Congreso de Economía

Este espacio se encuentra subdividido en 14 cuarteles, unidad de referencia en la gestión cinegética de la Reserva, que afectan a un total de 26 términos municipales, ocupando aproximadamente tres cuartas partes de estos municipios. Esta distribución podemos observarla en el cuadro nº 1.

Tanto la cantidad aportada por cada ente municipal a la Reserva, como su propiedad, son variables muy importantes de las que dependen cuestiones tan importantes como la concesión de los fondos de influencia socioeconómica, el reparto de las cuotas de caza o la asignación del número de piezas de caza mayor. Más concretamente, el porcentaje que aporta cada uno, respecto del total (columna C), se constituye como la variable fundamental en la gestión de la Reserva.

En el primero de los casos, los tres municipios que más hectáreas aportan a la Reserva son Soria capital con 22.181 Hc, Covaleda con 10.566 Hc y Montenegro de Cameros con 5539 Hc (81%, 100% y 100% del total de su término municipal respectivamente), situándose Rebollar, Salduero y Cubilla en el extremo contrario con 145, 249 y 282 respectivamente (13%, 100% y 13%). Es de esperar, lógicamente, que la influencia de la Reserva en el municipio sea mucho mayor en los tres primeros que en los tres últimos.

En el segundo de los casos, el 86,5 por ciento del territorio afectado por la figura de la Reserva es de propiedad municipal, siendo un 11% propiedad de la Junta de Castilla y León, estando solamente un 2,5% en manos particulares. Esta situación confiere a los municipios un papel muy importante tanto en la gestión como en la influencia de la Reserva Regional de Caza de Urbión.

Por lo tanto, estamos hablando de 25 términos municipales[1] cuya población asciende a 11.829 habitantes que se reparten en un total de 1.338 km², lo que arroja una densidad media de población de 8,8 habitantes por kilómetro cuadrado. Este dato parece mostrarnos un espacio prácticamente despoblado, pero requiere varias aclaraciones.

CUADRO Nº 1: COMPOSICION TERRITORIAL POR CUARTELES DE LA RESERVA REGIONAL DE CAZA DE URBION

7º Congreso de EconomíaSin título-1

Fuente: Base de Datos Municipales. Junta de Castilla y León

Servicio de Vida Silvestre. Delegación Territorial de Soria. Junta de Castilla y León

A: Superficie aportada a la reserva en hectáreas

B: Porcentaje de la superficie municipal aportada sobre el total municipal

C: Porcentaje de la superficie municipal aportada sobre el total de la reserva.

En primer lugar, estamos hablando de un territorio cuyas 2/3 partes se encuentran en trámites de declaración como espacio natural por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla de León. En este sentido, uno de los criterios manejados para la elección de un espacio natural es que el grado de humanización no sea apreciable, o en todo caso, que el entorno no halla sido sustancialmente alterado por la acción antrópica, situación esta que se cumple en el espacio objeto de estudio.

CUADRO 2: DENSIDAD DE POBLACION DE LA RESERVA REGIONAL DE CAZA DE URBION

7º Congreso de Economía7º Congreso de Economía

Fuente: Base de Datos Municipales. Junta de Castilla y León

En segundo lugar, la reducida densidad de población se generaliza para toda la

provincia, tal y como podemos observar en el cuadro nº 2. El reducido volumen de población en relación con el espacio es una constante a nivel provincial, ya que los datos arrojan cifras prácticamente idénticas, con valores de 8,9 para el total provincial. Es más, si eliminamos la capital, que representa un tercio de la población total provincial, esa cifra disminuye hasta 5,7 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que sitúa a la Reserva en una situación de mayor densidad poblacional respecto de lo que podríamos denominar los espacios rurales de la provincia.

Por último, la zona de influencia de la Reserva tampoco ha escapado al contexto de pérdida de población en el que se encuentra inmerso la provincia de Soria, ya que en menos de una década ha perdido un 3,5% de sus efectivos poblacionales, cifra superior en un punto a la media provincial.

berrea camping urbion

[1] Por razones que se explican detalladamente en el estudio de base, se ha excluido del análisis la capital de Soria, que tiene una parte de su término municipal incluida en la Reserva Regional de Caza.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA GESTIÓN DE LAS RESERVAS REGIONALES DE CAZA: EL CASO DE LA RESERVA DE URBIÓN – I

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s