EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – FINAL

4. LA NECESIDAD DE UNA PLANIFICACIÓN COORDINADA Y RESPONSABLE DE LA ACTIVIDAD TURÍSTICA

El turismo puede jugar un papel relevante en la diversificación económica de la comarca de Pinares, máxime si tenemos en cuenta los problemas económicos en los que se encuentra sumida, por la crisis de la industria de la madera y el mueble, dominante en la comarca. Cuenta con una variedad de atracciones turísticas, dentro de un espacio de gran calidad ambiental. Pese a su juventud, el nivel de afluencia a las distintas áreas ha alcanzado ya unas cifras considerables. Como en otros espacios de montaña, las posibilidades de ocio son múltiples y se desarrollan sobre propiedades rústicas de distinta naturaleza. En este caso, la Mancomunidad de los 150 pueblos de la tierra de Soria/ayuntamiento de Soria gestiona algunos de los parajes más emblemáticos y ha intentado responder al aumento de la demanda de uso público. Quizá la réplica de los agentes económicos está siendo algo más lenta y se advierte todavía un déficit empresarial, especialmente en la generación de servicios turísticos. Se ha multiplicado la capacidad de acogida, si bien no ha afectado por igual a todos los municipios. Los que más han apostado son precisamente los núcleos más vinculados con el acceso a la laguna Negra, Molinos de Duero y Vinuesa, que conservan también algunos de los caseríos más atractivos.

 El auge del uso público supone un aumento de la demanda de infraestructuras y servicios, una multiplicación de los impactos y una acentuación de los riesgos en la práctica turística. ¿Deben ser las entidades propietarias las que deban hacer frente a esta situación que se presenta en sus montes? Entendemos que no. ¿Debería cobrarse a los usuarios por disfrutar de la naturaleza, el paisaje y las distintas actividades que ofrecen estos espacios? Este es sin duda el tema más controvertido y difícil, cuya respuesta no puede ser uniforme en función de la diferente demanda que presenta cada paraje, de su singularidad y de sus distintas posibilidades recreativas. En mi opinión, el pago estaría justificado para compensar las inversiones necesarias para garantizar que el contacto con la naturaleza se pueda realizar en las mejores condiciones posibles de información, seguridad y prestación de servicios, preservando a la vez el uso sostenible de aquellos espacios que, por sus características, resulten más vulnerables. Las condiciones de acceso al paraje, la disposición al pago y la alta valoración que revelan las encuestas, permiten pensar en un modelo de utilización del área recreativa de Playa Pita que contemple una contraprestación económica.

Stitched Panorama

El acceso a la laguna Negra y a las cumbres de Urbión debería regularse mediante un plan de uso y gestión, que contemplara también una mejora de los servicios y el pago de una pequeña cuota, como se hace en otros espacios naturales protegidos. ¿Puede una empresa de servicios turísticos organizar visitas a este paraje sin informar siquiera a los propietarios? ¿Debería corresponsabilizarse de alguna manera a los empresarios del sector, principales beneficiarios de la demanda de uso público que se genera en los montes? Sería una situación más justa y equitativa, pero plantearía varios problemas: el primero, la delimitación del área de influencia socioeconómica, el segundo, la definición de las ramas de actividad involucradas y, además, el problema de la sostenibilidad, por los posibles desencuentros respecto a la necesidad de restringir el uso público a determinados espacios, como es el caso de la laguna Negra.

Todavía existe una creencia muy arraigada, sobre todo en algunos sectores empresariales, de que deben ser las instituciones públicas las que inviertan dinero en organizar eventos culturales, desarrollar infraestructuras y servicios para atraer clientes. Esta realidad debería revisarse en un futuro y someter a debate el papel de las distintas administraciones públicas, la función de los propietarios o el papel que deben desempeñar los agentes económicos, si deben corresponsabilizarse con las inversiones o cuál debe ser su participación

en la generación de actividades, infraestructuras, equipamientos y servicios para atraer al turismo. El recurso al papel de la administración y a la protección estatal forma parte de una cultura empresarial forjada durante décadas, que sería necesario reconducir.

Stitched Panorama

Me parece un reto interesante, en cualquier caso, intentar convertir una comarca tan singular como la de Pinares en una zona modélica en la valoración, planificación y gestión de los espacios turísticos, en base a conseguir una comarca más cohesionada entre la política, las instituciones, los sectores económicos y los ciudadanos. El panorama del turismo puede mejorar si se plantea una estrategia a escala comarcal, y no de un pueblo concreto, si se consigue la implicación y coordinación de todas las instituciones y agentes afectados y se posibilita el desarrollo de todos los municipios por igual. Se impone una planificación estratégica que compatibilice las distintas funcionalidades, minimice los riesgos para las entidades propietarias, defina las distintas actividades de uso público y clarifique el panorama de la organización de los servicios e infraestructuras necesarias para que la práctica del ocio en estos atractivos parajes constituya realmente una experiencia positiva para los turistas y un recurso económico para los municipios de la comarca. El turismo no puede ser una actividad con actitudes depredadoras sobre el resto de actividades que confluyen en un territorio, ni debe poner en riesgo los valores naturales que atesora. Por ello no hay que eludir ningún tema, desde la ordenación de los distintos espacios, la capacidad de acogida de determinados parajes, la posibilidad de cobro en algunos lugares para sufragar un nivel de servicios adecuado, hasta la ordenación de usos o la delimitación de funciones y responsabilidades.

La reciente aprobación del parque natural de la laguna Negra y circos glaciares de Urbión constituye un buen punto de partida para dar respuesta a todos estos retos. Supondrá un aumento de la demanda turística, que se verá reforzada por la mejora de la accesibilidad a la provincia de Soria a través de las autovías de la N-111 a Madrid y N-122 a Valladolid. Por su parte, la riqueza de la comarca en recursos micológicos, objeto de una regulación a escala regional, debería ser una apuesta unánime de todos los municipios, lejos de las inercias locales, por las enormes posibilidades de aprovechamiento turístico que admite, sobre todo durante la estación otoñal. Todo ello constituye una buena oportunidad para plantear una reflexión profunda sobre la actividad turística en la comarca, la sostenibilidad de sus espacios naturales, la planificación del uso público y la cohabitación con el resto de actividades. Se trata de un activo inmejorable para promocionar estos espacios y promover una estrategia global de uso público que sea espacialmente discriminatoria, es decir, que trate de conjugar la capacidad de acogida, ecológica y social, con los intereses económicos.

Hay espacios reducidos, como la laguna Negra, que reclaman a mi juicio una limitación del uso público por el impacto ambiental que genera y los efectos negativos sobre la calidad de la visita. Las actuaciones de los últimos años han acabado con los problemas de embotellamiento en los accesos y daños a la vegetación en el entorno de la laguna. Pero sería deseable en un futuro Plan Rector de Uso y Gestión impedir el acceso de tantos vehículos privados a cotas tan elevadas. En su lugar, el acceso podría regularse desde abajo, como ocurre en otros parques. Otros espacios tienen un cierto margen de crecimiento y son susceptibles de promoción para la práctica de deportes de montaña, como la sierra de Urbión o Santa Inés. Generar una estancia de carácter activo e interpretativo, que posibilite la demanda de empresas de turismo, es un reto para que la actividad adquiera una mayor capacidad de arrastre. Para ello se impone una mejora de algunas infraestructuras y equipamientos, y ciertos cambios de organización: mejora de la difusión, de la información cartográfica, limpieza y recogida de residuos, delimitación y mejora de senderos, construcción de algunos refugios, acabar con el acceso de vehículos hasta determinados puntos, hay lugares sin cobertura que impiden una llamada de socorro, etc. De esta forma se podrán lograr los compromisos que una actividad turística responsable debe proponerse con la sostenibilidad ambiental, el respeto con el entorno, la práctica del esparcimiento activo y pasivo con seguridad, y, en última instancia, la consecución de una relación del hombre con la naturaleza, que permita al visitante un disfrute placentero e integral de estos espacios.

Stitched Panorama

Todos estos objetivos, sin embargo, no están exentos de serias amenazas. La actual crisis económica está azotando a un sector económico de fuerte implantación en la comarca como es el sector de la madera y el mueble. Distintos municipios parecen ahora más convencidos de la orientación turística de sus términos, sobre todo desde la creación del parque natural, y plantean una posible revitalización de la antigua Mancomunidad Turística de Soria-Urbión, en la que participan Duruelo de la Sierra, Covaleda, Salduero, Molinos de Duero y Vinuesa, con el objetivo de azuzar la idea de rescatar un viejo proyecto de crear una estación de esquí en Urbión. El proyecto obtuvo un amplio rechazo en 1987 entre la población de Covaleda. Hoy, sin embargo, se muestran más receptivos y se piensa que puede ser un buen revulsivo para dinamizar la economía de la comarca.

Parece como si la iniciativa público-privada solo despertase cuando aparecen  este tipo de macro-proyectos, que parecen asegurar una rápida rentabilidad de las inversiones. Yo soy más escéptico respecto a la viabilidad de una estación de esquí en Urbión y la rentabilidad de las inversiones propuestas. Creo que el turismo en esta comarca tiene un margen de desarrollo, sin recurrir a este tipo de instalaciones. Los empresarios del sector turístico, que han creado el primer Centro de Iniciativas y Turismo de las comarcas de Pinares-el Valle de Burgos y Soria, deberían explorar esas posibilidades y participar en la mejora de la gestión turística.

7983338593_8e5bc9fd26_c

CONCLUSIÓN

El auge del uso público de las áreas rurales está impulsando la defensa de la propiedad rústica y, con ella, la aparición de mayores conflictos en los intentos de reorganización de los espacios turísticos. En la medida que muchos espacios rurales sean proveedores de bienes estratégicos, cada vez más apreciados por las sociedades del futuro, los municipios afectados intentarán defender esos recursos como estrategia para el desarrollo rural y los propietarios, públicos o privados, querrán intervenir de una forma más directa en su gestión, planteando contrapartidas por el uso de sus propiedades. Todo ello puede acabar extendiendo un debate en el que está en juego el carácter social o privado del uso turístico de estos espacios, y la conveniencia de una regulación que tenga en cuenta los intereses y las demandas de los propietarios afectados.

El aumento del nivel de conflictividad viene también motivado por la concurrencia de distintas actividades sobre un mismo territorio, cuyo grado de contribución económica a sus propietarios resulta, sin embargo, muy desigual. Se pone de manifiesto la necesidad de una mayor cooperación en la gestión territorial que, sin perder de vista los principios de sostenibilidad, trate de clarificar todas las situaciones y congeniar los intereses de todos los colectivos. No faltan ejemplos en que ciertos propietarios se han visto abocados a asumir responsabilidades, que no entraban en sus objetivos, movidos por la propia presión que ejerce el turismo. La reorganización de los propietarios y la revalorización del derecho de propiedad, puede crear en un futuro las condiciones necesarias para reclamar una mejor ordenación de la actividad turística, que evite aptitudes de superioridad sobre el vasto territorio que maneja, y defender una compatibilidad con sus intereses o incluso con sus expectativas de lograr contrapartidas económicas por el uso y disfrute de sus propiedades.

El aumento del uso público en los espacios naturales es un factor de desarrollo de las comarcas rurales y un objetivo estratégico del sector turístico en algunas comunidades autónomas. Lo muestra la eclosión de los alojamientos rurales y los servicios de restauración en los últimos 15 años. Sin embargo, el nivel y aptitud de las infraestructuras y servicios, imprescindibles para garantizar la seguridad y calidad de la experiencia turística, no siempre se corresponden con las posibilidades recreativas que ofrecen estas áreas, debido en gran parte a las disfunciones existentes en la gestión de los espacios afectados. En el caso de Castilla y León, el traslado de las competencias sobre infraestructuras medioambientales a las entidades locales y diputaciones no ayudan a encauzar el problema. Más bien puede agravarlo porque representa trasladar a los ayuntamientos responsabilidades sobre una actividad compleja, de la que pueden inhibirse, sobre todo si perjudica otros intereses.

DSC_0102

La situación que se ha descrito en los montes de la Mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria-Ayuntamiento de Soria constituye un ejemplo de cómo algunas entidades propietarias, movidas por la presión que ejerce el turismo, se han visto abocadas a asumir responsabilidades, que exceden a sus competencias y objetivos, y que suponen un gran desembolso económico del que se beneficia, sobre todo, la comarca de Pinares.

Situaciones como esta motivan el desinterés de las instituciones locales por estos recursos, que pueden acabar siendo una carga difícil de gestionar. Si se quiere que cumplan un papel relevante en el desarrollo rural será imprescindible una planificación del uso público a escala comarcal, una mejor coordinación entre las instituciones y agentes económicos y sociales afectados, y una mayor corresponsabilidad en los temas de ordenación, gestión de infraestructuras y servicios, reparación de daños, etc. Solo así podrá darse una respuesta adecuada a los retos que plantea una actividad de carácter transversal como es el turismo, para erigirse en un verdadero factor de desarrollo local. De lo contrario, podemos asistir a una degradación progresiva de estos espacios naturales y áreas recreativas.

DSC_0139

BIBLIOGRAFÍA

ARANDA PALMERO, E. (2002): «Los movimientos turísticos al lugar de nacimiento» Estudios Turísticos, nº 152, pp. 119-128.

BACHILLER MARTÍNEZ, J.M; BADOS SEVILLANO, R. y PINILLOS HERRERO, F. (2004): Diagnóstico de la actividad turística en los montes copropiedad de la mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria y ayuntamiento de Soria en la comarca de Pinares-el Valle. 3 tomos. Inédito.

BACHILLER MARTÍNEZ, J.M; BADOS SEVILLANO, R. y PINILLOS HERRERO, F. (2006): «El turismo en la Laguna Negra: algunas reflexiones para su ordenación». Ería, 70, pp. 211-223.

BLANCO PORTILLO, R. (2006): «El turismo de naturaleza en España y su plan de impulso». Estudios Turísticos, nº 169-170, pp. 7-38.

CAMPOS PALACÍN, P. y CAPARROS GASS, A. (2009): «La integración del valor de cambio de los servicios ambientales en las cuentas verdes de las áreas naturales», Información Comercial Española, nº 847, pp. 9-22.

DE FRUTOS MADRAZO, P. (2008): «Estimación de los beneficios de los ecosistemas forestales regionales para los habitantes de la Comunidad Autónoma de Castilla y León», Revista de Investigación Económica y Social de Castilla y León, nº 11, pp. 13-132.

DE FRUTOS MADRAZO, P. y ESTEBAN, S. (2006): «Valoración medioambiental de lugares de esparcimiento en espacios naturales. Aplicación del método de valoración contingente al espacio recreativo de playa Pita (Soria)». X Congreso de Economía Regional de Castilla y León. Valladolid.

DIEZ SANZ, E. (1995): La Tierra de Soria. Un universo campesino en la Castilla Oriental del siglo XVI. Siglo XXI Editores, Madrid, 434 pp.

FIGUEIREDO, E. (2008): «¿Cómo proteger a las personas en las áreas protegidas? El medio ambiente como vulnerabilidad en dos áreas protegidas portuguesas». Revista de Estudios Agrosociales y Pesqueros, nº 220, pp. 45-70.

DE FRUTOS MADRAZO, P. y ESTEBAN, S. (2006): «Valoración medioambiental de lugares de esparcimiento en espacios naturales. Aplicación del método de valoración contingente al espacio recreativo de playa Pita (Soria)». X Congreso de Economía Regional de Castilla y León. Valladolid.

JORDÁ BORREL, R. (1991): «La nueva política de desarrollo rural: interrelación entre los local y las pequeñas empresas». Estudios Regionales, nº 29, pp. 119-133.

PARRA, F. (2007): «La cultura del territorio: la naturaleza contra el campo». Ciudad y Territorio. Estudios Territoriales, nº 151, pp. 27-51.

RICO GONZALEZ, M. (2005): «El turismo como nueva fuente de ingresos para el medio rural de Castilla y León». Cuadernos de Turismo, nº 16, pp. 175-197.

SANZ DOMÍNGUEZ, C. (2008): «Fundamentos de sostenibilidad y desarrollo en la implantación de actividades turísticas en el medio rural». Estudios Turísticos, nº 177, pp. 91-98.

SERRANO GIL, O. (2008): «Efectos de la declaración de un espacio natural protegido en territorios de ruralidad profunda». Diez años de cambios en el mundo, en la Geografía y en las ciencias sociales. X Coloquio Internacional de GEOCRÍTICA. Barcelona, Universidad de Barcelona.

VALENZUELA RUBIO, M. (1984): «El uso recreativo de los espacios naturales de calidad » Revista de Estudios Turísticos, nº 82, pp. 3-14

VILLALVILLA ASENJO, H. (1992): Desarrollo y problemática del turismo rural en el estado español. Documentos Aedenat.

7009716979_04fed35998_c

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – FINAL

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s