EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – III

3.4. La contradicción existente entre propietarios y beneficiarios de la actividad turística en los montes de la Mancomunidad

El aumento de visitantes ha llevado a la Mancomunidad a incluir la gestión turística dentro de sus preocupaciones como entidad propietaria, que no de sus competencias, lo que ha supuesto abrir un periodo de cierta indecisión, donde se han ido tomando medidas adaptadas a las circunstancias, pero carentes de un planteamiento global. Esta situación, aunque parezca un tanto paradógica, invita a plantear una reflexión sobre el futuro de estos espacios, cuya demanda multifuncional y dispersión de competencias crea disfunciones evidentes, agravadas por la falta de rentabilidad de las inversiones turísticas. Las competencias de turismo en Castilla y León están distribuidas entre distintas consejerías, especialmente las de Educación y Cultura, e Industria, Comercio y Turismo. Pero en espacios naturales y áreas recreativas intervienen diversos organismos e instituciones.

Camping Refugio de Pescadores www.covaleda.com

Camping Refugio de Pescadores
http://www.covaleda.com

 La Consejería de Medio Ambiente se ha encargado de realizar una labor de ordenación del uso público de distintos montes. Entre otras infraestructuras, gestiona algunas pistas forestales que acceden a lugares de gran atracción turística. Un ejemplo emblemático es la carretera que accede a la Laguna Negra, objeto de una reiterada polémica con grupos de turistas, a los que se han sumado en los últimos años diversos sectores de la hostelería local, cuando las nevadas coinciden con las vacaciones de Navidad, Semana Santa o determinados puentes, impidiendo el acceso al paraje. El debate es complejo, puesto que supone habilitar un amplio espacio para aparcamiento, además de limpiar el sendero por el que se sube a la laguna, con los riesgos añadidos que unas circunstancias de este tipo generaría. Este hecho, junto con otros, plantea la necesidad de buscar nuevos consensos para proponer otras formas de ordenación de los accesos a este importante paraje de alta montaña. Pero también ayuntamientos, mancomunidades, Diputaciones Provinciales, entre otros, mantienen infraestructuras y gestionan servicios en estos espacios. Dentro de las Directrices de Ordenación del Territorio se contempla el desarrollo de una red regional de áreas de esparcimiento. De hecho, Soria es la provincia con mayor número de instalaciones recreativas, con un total de 179. Su pertenencia, competencia y gestión corresponde a diferentes instituciones y entidades. La propia Confederación Hidrográfica del Duero tiene competencias sobre ríos y embalses. La ley 8/2009 de 16 de junio, aprobada por las Cortes de Castilla y León, ha supuesto la transferencia a Ayuntamientos y Diputaciones de competencias de medio ambiente relativas a instalaciones recreativas. Una decisión que no ayuda, a mi juicio, a clarificar el panorama, pues supone cargar a los endeudados Ayuntamientos con mayores inversiones y responsabilidades ¿Qué debe hacerse con estos espacios? ¿Cómo debe ser su gestión? ¿Cómo distribuir mejor las competencias y la coordinación entre los distintos órganos para garantizar un uso responsable y seguro, sin eludir responsabilidades? ¿Cómo puede contribuir a la economía de la comarca y quién debe sufragar los costes por la prestación y mantenimiento de los servicios y equipamientos necesarios? Son preguntas que se repiten y que siguen siendo fuente de conflictos y tensiones entre las administraciones, o entre estas y las asociaciones o entidades privadas, por las disfunciones que aparecen en la gestión de la demanda turística a lo largo del año. Una realidad, por otra parte, que se contradice con el auge creciente que experimenta el turismo de naturaleza.

El reparto de los ingresos por los distintos aprovechamientos en los dos montes citados revela el gran desequilibrio existente entre las retribuciones por la venta de madera, que suponen más del 95% de las ganancias, y el resto de los conceptos, entre los que el turismo solo aportó un 2,32% en el bienio 2007-08 en Pinar Grande y un 1,52% en Santa Inés y Verdugal. En ambos casos suponen pocas variaciones respecto a los porcentajes medios logrados en el periodo 1997-01 (Figura 4).

Figura 4

PESO DE LOS APROVECHAMIENTOS EN MONTES DE LA MANCOMUNIDAD

fig 4 - Aprovechamientos de Madera

Para valorar mejor el significado económico de la actividad turística para la Mancomunidad, se ha realizado un balance entre ingresos y gastos por este concepto en los tres parajes indicados. Se ha podido comprobar que en 2008 arrojó un saldo negativo superior a los 30.000 €, si bien con ciertas diferencias entre los distintos centros. En la laguna Negra, donde existe un servicio de autobús para trasladar a los visitantes desde el aparcamiento hasta la laguna, los gastos del servicio de autobús quedan más o menos compensados por la venta de billetes y los ingresos procedentes de la adjudicación del bar/restaurante.

Figura 4

PESO DE LOS APROVECHAMIENTOS EN MONTES DE LA MANCOMUNIDAD

fig 4-2 - Otros aprovechamientos

En el área hidrorecreativa de Playa Pita, por el contrario, la necesidad y el interés por cubrir algunos servicios básicos provoca que el déficit para la mancomunidad sea muy alto cada año. En 2008, por ejemplo, ascendió a 27.157 €. El contrato de dos personas y el convenio con Cruz Roja para cubrir la asistencia sanitaria en caso de accidente, junto a la reposición de infraestructuras y equipamientos, elevaron los gastos a más de 70.000 €, frente a unos ingresos de 43.000 € por la adjudicación del bar, el camping y varios campamentos de verano. Si la Mancomunidad se planteara ofrecer un área recreativa de calidad, el déficit se dispararía puesto que habría que acondicionar debidamente el entorno de la playa y realizar diversas inversiones, necesarias para ofrecer las infraestructuras y los equipamientos en las mejores condiciones posibles. Solo en el periodo 1998-2003 se invirtieron más de 1.200.000 € en la mejora de su infraestructura —reparación de viales, construcción de aparcamientos, instalación de red de distribución de agua, etc—, contando para ello con las ayudas que la Junta de Castilla y León concede a las Mancomunidades, que suponen un 70% en los proyectos más grandes, o con cargo al 15% de los ingresos destinados a mejoras, en el caso de las actuaciones más puntuales. Una de las posibles soluciones que se pueden arbitrar para contrarrestar ese déficit sería el cobro a los usuarios de una pequeña cantidad por el uso de las instalaciones. Esa posibilidad se consultó en el trabajo anteriormente citado y el resultado fue que solo algo más de la mitad de los usuarios —un 51,6%— estaba dispuesto a pagar, si bien el importe medio ascendía a 3 € por pasar todo el día. (Bachiller, 2004:219). En un estudio posterior, los profesores Pablo de Frutos y Sonia Esteban calcularon que el valor promediado de la entrada que un usuario estaría dispuesto a pagar era de 1,91 €, con una disposición al pago del 58%, si bien estimado sobre una población exclusivamente de Soria capital (Frutos y Esteban, 2006:434).

Casa Rural El Bolo www.casaelbolo.com

Casa Rural El Bolo
http://www.casaelbolo.com

 El punto de nieve, por su parte, arroja también un saldo negativo, que en 2008 se elevó a 9.000 €. Las reiteradas necesidades de mejora en el edificio y en las distintas instalaciones para la práctica del esquí, no son compensadas por los 3.000 € del contrato por la gestión del edificio de servicios y las pistas. Los problemas en este centro turístico se han agudizado en los últimos años por la reclamación del vecino municipio de Montenegro de Cameros de contraprestaciones económicas por el paso de la pista de esquí de fondo por su monte, lo cual reproduce el debate sobre la participación de la propiedad en el supuesto negocio turístico, aunque en este caso no es tal. Durante los primeros años, el ayuntamiento de Montenegro solicitaba un trato preferencial en los Planes Provinciales de la Diputación, pero para la campaña 2009-2010 pidió directamente una compensación económica que, tras largas negociaciones, se fijó en 12.000 € anuales. Más de la mitad de este canon ha sido sufragado por la Mancomunidad y ayuntamiento de Soria (7.000 €), lo que significa un nuevo gasto añadido para los propietarios del punto de nieve. El Ayuntamiento de Vinuesa, que es el municipio más beneficiado, solo aporta 2.000 € y el resto lo aporta el Patronato Provincial de Turismo. Por si fuera poco, el municipio de Montenegro de Cameros controla el suministro de agua al punto de nieve, al realizarse desde un manantial situado en su término. En la campaña 2011-2012, la falta de acuerdo sobre las contraprestaciones económicas ha provocado que el alcalde de dicho municipio haya retirado la escasa nieve caída en la pista de esquí de fondo, impidiendo así esta práctica deportiva.

En contraposición a los resultados obtenidos por los propietarios, el aumento de la demanda turística ha tenido una fuerte repercusión en la economía de la comarca, fielmente reflejada en la evolución de su oferta de alojamiento y restauración. En tan solo 17 años, entre 1993 y 2010, los establecimientos hoteleros se han multiplicado por más de 6, pasando de 9 a 59, y el número de plazas también ha crecido espectacularmente, subiendo de 198 a 935. Los campamentos de turismo, por su parte, han pasado de 1 a 5 entre esas fechas, y las plazas de 550 a 3.563. El municipio que mejor ha aprovechado los beneficios que proporcionan estos espacios naturales es sin duda Vinuesa, situado en la puerta de entrada a la laguna Negra y el punto de nieve de Santa Inés, que ha multiplicado por más de 12 su capacidad de acogida, tal como se recoge en la figura 5.

Figura 5

EVOLUCIÓN DE LA CAPACIDAD DE ACOGIDA EN EL MUNICIPIO DE VINUESA

fig 5

Este breve análisis refleja el escenario al que han tenido que hacer frente muchos ayuntamientos y entidades propietarias de montes como consecuencia del aumento de la demanda turística y las implicaciones de todo tipo que todo ello genera. En este caso, la Mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria/Ayuntamiento de Soria ha demostrado una respuesta bastante responsable y desinteresada para atender las demandas del creciente número de turistas que acceden a sus propiedades y, a la vez, sensible con las aspiraciones económicas de la comarca. Su comportamiento es tanto más loable si consideramos que se trata de una entidad mancomunada, con propiedades alejadas de su cabecera, Soria capital, y con las debilidades de gestión propias de una entidad con tanto peso histórico en sus intereses económicos.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – III

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s