EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – II

3. UN PROPIETARIO DE EXCEPCIÓN: LA MANCOMUNIDAD DE SORIA Y LOS 150 PUEBLOS DE LA TIERRRA DE SORIA/AYUNTAMIENTO DE SORIA

Los conflictos con los propietarios rústicos por el aumento del uso público han llevado, en ocasiones, a estos, en el ejercicio de su más estricto derecho de propiedad, a cerrar el paso por sus fincas a las infraestructuras turísticas, de las que no obtienen ningún beneficio. En otros casos, los propietarios implicados son entidades públicas que miran con preocupación las nuevas funciones que adquieren sus montes, porque significan asumir ciertas responsabilidades, que escapan a sus objetivos, además de ciertos riesgos, sin que existan contrapartidas económicas directas. Un buen exponente lo podemos encontrar en la comarca soriana de Pinares, situada en el sector noroccidental de la Cordillera Ibérica, que, a partir de sus valores naturales y paisajísticos, se ha erigido en una de las comarcas con mayor atracción turística de Castilla y León. En ella existe un propietario de excepción, la Mancomunidad de Soria y los 150 Pueblos de la Tierra de Soria/Ayuntamiento de Soria, que cuenta con 8 montes, catalogados como Montes de Utilidad Pública, que reúnen en total una superficie de 24.280,24 ha, lo que representa más de un 20% de los montes existentes en Pinares y un 83,5% del total de los montes propiedad de la Mancomunidad en toda la provincia. El patrimonio que la Mancomunidad y Ayuntamiento de Soria mantienen en la comarca de Pinares no solo destaca por su extensión territorial sino también por albergar los lugares más atractivos y los que concentran el mayor número de visitantes. Este hecho plantea un interesante debate en torno a la gestión de estos espacios.

 3.1. Una comarca de media montaña, ejemplo de adaptación a las potencialidades del medio

El espacio de referencia corresponde al ramal más noroccidental de la Ibérica, el segundo más elevado de la cordillera, y también el más identificado con el conjunto de la Demanda. Es sin duda la parte más enérgica, con cumbres por encima de los 2000 m de altitud, si bien no constituye de hecho una cadena continua, sino que aparece compartimentada en varias unidades, separadas por amplias depresiones longitudinales y pequeñas cuencas locales. La configuración del relieve y los rigores climáticos dificultan la actividad agrícola, que se reduce a un 4,7% del espacio agrario. Más de 2/3 de la superficie agraria está ocupada por el bosque, del que es conocido el predominio de las coníferas, que dan nombre a esta comarca, con el pino silvestre como especie dominante. Es una masa natural, sometida desde hace décadas a un sistema de explotación basado en la matarrasa. Un sistema contestado en algunos ámbitos por su impacto paisajístico y por los problemas de erosión que puede originar en algunos sectores.

La comarca de Pinares presenta una cierta singularidad dentro de la provincia de Soria.

Su paisaje forestal sorprende por su extensión y continuidad. Las cumbres de Urbión, nevadas gran parte del año, son conocidas por el nacimiento del Duero, que articula en sus primeros kilómetros este espacio. La claridad del cielo que se disfruta en esta provincia convierte este punto en un mirador privilegiado para otear uno de los territorios más vastos de la península, el que se extiende desde los Pirineos hasta la Cordillera Central.

 Estos paisajes se identifican también con su historia y con su cultura, hasta conformar un modelo de organización y un sentimiento de comunidad que se refleja en sus costumbres y tradiciones, en sus actividades económicas y hasta en su forma de entender la vida. Los montes tienen un aprovechamiento comunal. Cada vecino, por el solo hecho de cumplir una serie de requisitos, recogidos en las ordenanzas de cada ayuntamiento, recibe lo que se llama una «suerte de pinos».

El elevado precio de la madera en los años 50 y 60 proporcionó una gran prosperidad a la comarca, cuyas familias podían vivir, prácticamente, de las suertes de pinos, de los trabajos forestales y de la venta de los hongos que se recolectaban durante el otoño. Las suertes de pinos llegaron a desempeñar una función social de complemento de ingresos en personas mayores con bajas rentas. Surgieron entonces las primeras cooperativas dedicadas a la primera transformación de la madera; estas se fueron extendiendo por los distintos municipios y en algunos, como Duruelo de la Sierra, Covaleda o San Leonado de Yagüe, aparecieron otras empresas de segunda transformación, que aportaban mayor VAB a la comarca. A su vez, los hongos han proporcionado también materia prima a varias fábricas conserveras, algunas de ellas con gran tradición exportadora. Este proceso de transformación, basado en el aprovechamiento de los recursos endógenos, ha sido un factor de estabilidad demográfica, de modo que la comarca de Pinares es la única de la provincia de Soria que no ha perdido población.

La economía forestal, sometida cada vez más a los vaivenes del mercado y a una creciente competencia internacional, ha perdido peso, y el cobro de la llamada suerte de pinos representa ya un porcentaje muy pequeño dentro de la economía familiar. La madera sufre oscilaciones de precios, cuando no crisis profundas, que repercuten de manera notable en el nivel de ingresos de la comarca y de las entidades propietarias. Sin embargo, en los últimos 15 años se han empezado a revalorizar otros recursos que también atesoraban estos montes, entre los que destacan su naturaleza y paisaje, y sus valores históricos y culturales. Ello ha generado un movimiento turístico de cierta entidad, que ha suscitado reacciones desiguales entre los municipios de la comarca, principales beneficiarios de este sector económico, y las entidades propietarias, ajenas por completo al negocio turístico.

Figura 1

LOCALIZACIÓN DEL ÁREA DE ESTUDIO

fig 1

3.2. El patrimonio de la Mancomunidad de los 150 pueblos de la Tierra de Soria/ Ayuntamiento de Soria en la comarca de Pinares

La Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria/Ayuntamiento de Soria es una institución creada en 1898 y es heredera de la antigua Comunidad de Villa y Tierra de Soria y de la más reciente Universidad de la Tierra de Soria. En los 13 montes de su propiedad, mantiene una superficie cercana a las 30.000 ha, todas ellas catalogadas de utilidad pública, lo que le convierte en el mayor propietario de superficie forestal de la provincia.

El aprovechamiento casi exclusivo de estos montes es la venta de madera de pino en pie, que representó un 90% de media del total de los ingresos en el bienio 2007-2008. Solo un 10% procedía de otros aprovechamientos, entre los que destaca la caza con un 6,08%, el turismo con un 1,87% y los pastos con el 1,2%. Los ingresos por turismo, que corresponden a la adjudicación de bares-restaurantes, camping y campamentos, representan por tanto un porcentaje casi insignificante para las arcas de la mancomunidad. Se elevan un poco más, hasta el 8%, contando los ingresos por la caza. El resto son aprovechamientos simbólicos de leñas, áridos y colmenas1. De los ingresos que generan estos montes, el 15% revierten en el fondo de mejoras de cada monte, que gestiona el Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León por estar catalogados de utilidad pública, y el otro 85% se reparte a partes iguales entre el Ayuntamiento de Soria y la Mancomunidad de los 150 Pueblos. Esta última entidad mantiene una forma peculiar de reparto del rendimiento del aprovechamiento forestal, ya que los beneficios excedentes de la administración y gestión de los pinares se reparten entre los 150 pueblos que componen la Mancomunidad, en función del número de vecinos empadronados en cada pueblo. Hoy en día es una de las pocas Mancomunidades en España, heredera de las antiguas Comunidades de Villa y Tierra, que lleve a cabo este reparto económico. Para muchos de los pueblos, los ingresos procedentes por este concepto constituyen una parte importante del presupuesto municipal.

Figura 2

MONTES DE LA MANCOMUNIDAD EN LA COMARCA DE PINARES

fig 2

La importancia de la conservación y preservación de los montes se justifica por el propio valor que adquiere la explotación maderera. Se trata de una masa bien cuidada y muy bien conservada, de la que la mancomunidad obtuvo unos ingresos en el año 2008 por encima de los 2 millones de €. Sin embargo, aparte de madera, el patrimonio de la mancomunidad ha generado desde finales de los años 80 un importante aumento del uso público, convirtiéndose en soporte de una relevante actividad turística, que ha surtido un efecto directo en la economía de la comarca, pero constituye, como contrapunto, una fuente creciente de preocupación para los propietarios, dada la fuerte presión que ejerce el turismo y la consiguiente demanda de infraestructuras, equipamientos y servicios, sin despreciar los riesgos a que se ven sometidas las masas arbóreas, que son su fuente principal de ingresos. La sensación de peligro aumenta al no existir una regulación del flujo turístico, que ha acabado generando ciertos problemas de masificación en determinadas fechas del año. Las cualidades de estos espacios han tenido reconocimiento oficial al aprobarse en 2009 el parque natural de la laguna Negra y los circos glaciares de Urbión.

El Decreto 129/2003 de la Consejería de Medio Ambiente permite a las mancomunidades que aporten terrenos acceder a las ayudas contempladas en la ley de espacios naturales. La cuestión que se plantea es cómo ordenar estos montes para que puedan contribuir mejor al desarrollo de la comarca, sobre la base de minimizar los riesgos ambientales y del respeto a las actividades tradicionales, qué nivel de equipamiento y servicios se debe prestar a ese turismo creciente que, con la declaración de parque natural, experimentará además un repunte, y quién debe sufragarlos.

Casa Rural La Cueva del Tío Melitón casaruralcovaleda.es

Casa Rural La Cueva del Tío Melitón
casaruralcovaleda.es

 3.3. Un espacio con parajes de gran atractivo turístico

El turismo no es una actividad nueva en los montes de la Mancomunidad de los 150 pueblos de Soria/Ayuntamiento de Soria en la comarca de Pinares, aunque ha sido en los últimos 15 años cuando ha adquirido, casi de forma espontánea, una gran expansión.

Efectivamente, la actividad relacionada con la organización de campamentos de verano en los magníficos parajes naturales de la zona, tiene una larga tradición que se remonta a la época franquista. El acceso a los lugares más emblemáticos era ciertamente minoritario y con escasa repercusión económica. Es a finales de los 80 y sobre todo en los años 90 cuando se produce el gran repunte de la afluencia turística, que tiene en el área hidrorrecreativa de Playa Pita, la laguna Negra y el centro turístico de Santa Inés los tres parajes con mayor atractivo turístico.

a) El área hidrorrecreativa de Playa Pita

Se trata de un cuartel de recreo del M.U.P. 172 «Pinar Grande» que linda con el Embalse de la Cuerda del Pozo en el término municipal de Soria. Es la más conocida de las zonas de baño existentes en este pequeño embalse de cabecera dentro de la cuenca del Duero. Atendiendo a una demanda espontánea, surgida ya en los años 70, se establecieron una serie de infraestructuras para poder practicar pic-nic. El nivel de afluencia fue creciendo desde los cerca de 10.000 usuarios en los años 70 hasta los más de 50.000 en la primera década de siglo, la mayoría procedentes de otras provincias. El aumento de la demanda contribuyó a mejorar los equipamientos y servicios, hasta el punto de que hoy constituye una de las áreas recreativas mejor equipadas de Castilla y León. Tanto es así, que un 76% de los usuarios proceden de otras provincias distintas a la soriana y, además, con un índice de fidelidad muy elevado. De hecho, un 50% de los usuarios vienen muchas veces o casi todos los años. La mayor fuente de preocupación es que hay diez días a lo largo del verano en los que se registran más de 500 vehículos, lo que significa un número de usuarios superior a las 1500 personas, en un espacio en el que la extensión del monte apenas deja margen a la playa, sobre todo al comienzo de la temporada estival. (Bachiller, 2004:80).

El área hidrorrecreativa de Playa Pita es la que mejor simboliza el esfuerzo de inversión realizado por la mancomunidad para crear un espacio de uso público para la práctica de un ocio de calidad y con las mayores garantías. Cuenta, entre otros equipamientos, con casi un centenar de mesas de madera con bancos a ambos lados, servicio de bar restaurante, edificio para socorrismo, edificios de aseos y vestuarios, biblioteca, embarcadero, campo de vóley-playa, etc. Se trata de un embalse de cabecera, con 65 km de ribera y una superficie máxima de 2.176 ha, utilizado inicialmente para el abastecimiento de agua para consumo humano, el abastecimiento de agua para riego y la generación de energía eléctrica, lo cual planteaba una cierta incompatibilidad con el desarrollo de otros usos, como el recreativo, sobre todo en épocas de sequía. La Ley de Aguas de 2001 permite el uso para el baño y otros usos domésticos de las aguas continentales, siempre que no alteren su calidad. La inercia forjada durante décadas permite de facto la convivencia de hechos de todas las características: Existe una tradición de baño y de práctica de actividades acuáticas, que pueden perjudicar lógicamente la calidad de las aguas para consumo humano, en este caso de la ciudad de Soria; pero los mayores impactos proceden de la falta de depuración de algunas de las aguas que vierten directa o indirectamente al embalse, ya sea procedentes de la industria o de los propios municipios, y los problemas de residuos que se acumulan en algunos sectores por la frecuencia de las prácticas inadecuadas de lavado de vehículos, vertidos de aceites, combustibles, residuos de la ganadería, etc., que requerirían la puesta en marcha de acciones más eficaces de control.

Figura 3

LOCALIZACIÓN ESPACIAL DEL ÁREA HIDRO-RECREATIVA DE PLAYA PITA

fig 3

Uno de los mayores problemas que presenta esta área hidrorrecreativa es su dependencia del agua del pantano, lo que significa disponer de unos niveles adecuados de agua embalsada para facilitar la práctica recreativa. Esto no siempre se consigue, bien por exceso –si el año ha sido muy lluvioso y se ha acumulado nieve en las montañas- o, sobre todo, por defecto, debido a la frecuencia de años con inviernos y primaveras secos y a la prioridad que todavía se otorga a las comunidades de regantes del centro de la cuenca en el uso del agua. Cuando esto ocurre, disminuye la capacidad de atracción.

En cuanto a la clasificación del embalse a efectos de navegación, están permitidas las embarcaciones a vela o remo y las embarcaciones a motor, y no están autorizadas las motos náuticas (Resolución de 1 de julio de 2002, de la Confederación Hidrográfica del Duero), debido a las reiteradas protestas de los usuarios del embalse por los riesgos que pueden conllevar En la provincia de Soria los amantes de los deportes acuáticos como vela ligera, windsurf, canoa o piragua encuentran en el pantano el lugar idóneo para practicarlos.

Otro aspecto importante a considerar en una zona de baño es el estado de la playa. En general, las orillas del embalse y, especialmente las más próximas a la zona de servicios, cuentan con un gran desarrollo de la vegetación arbustiva, lo que dificulta el normal desempeño de las distintas prácticas recreativas. Conseguir unas condiciones adecuadas requeriría hacer unas inversiones importantes, que iría desde el desbroce de las orillas hasta el aporte de arena en algunos sectores.

 b) La laguna Negra

Los otros dos parajes se encuentran ubicados en el término municipal de Vinuesa (Soria), dentro del Monte de Utilidad Pública nº 177/180 «Santa Inés y Verdugal». Quizá la laguna Negra es el que mejor representa la preocupación de las entidades propietarias, al ser el espacio que mayor crecimiento del uso público ha generado —se acerca a los 60.000 visitantes durante el verano y superan los 100.000 a lo largo del año—. Se trata, sin duda, de la mejor manifestación de geomorfología glaciar del Sistema Ibérico, cuyas aguas umbrías, que ocupan una superficie de 3,24 hectáreas, están rodeadas de paredes rocosas de unos 90 metros de altura y una morrena de cierre. Bajo el farallón de piedra se desarrolla un bosque mixto de pinares de albar (Pinus sylvestris L.), hayas (Fagus sylvatica L.) y serbales (Sorbus aucuparia L.). Sus valores biológicos y paisajísticos merecieron reconocimiento con su inclusión en 1994 en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León y, posteriormente, en la red Natura 2000. En 2009 la Junta de Castilla y León ha aprobado un parque natural que abarca la laguna Negra y los circos glaciares de Urbión.

Todo ello justifica el éxito de este paraje y también la acumulación de los problemas, ya que a lo largo de unos 26 días al año llega a superar la barrera de los 1000 visitantes, la mayoría concentrados entre las 11 y las 14 horas, con el consiguiente hacinamiento en un espacio tan reducido —no supera las 2 ha el área más frecuentada— y no pocos problemas de embotellamiento en los accesos al aparcamiento (Bachiller, 2006:215). El impacto sobre la masa arbórea del entorno motivó la construcción de una pasarela alrededor de la laguna. Para resolver el segundo problema se ha abierto una pista de evacuación a fin de habilitar una dirección única en las fechas de mayor afluencia.

474149_500692779965256_148293814_o

c) El punto de nieve de Santa Inés

El puerto de Santa Inés, entre Soria y la Rioja, es un centro con gran valor paisajístico, por donde transcurren distintos senderos del GR y donde se practicaba desde hace años esquí de fondo en una pequeña pista de unos 6 km de longitud. A finales de los 90 surgió la idea de abrir una pista de esquí alpino, después de algunos intentos fallidos en la vecina sierra de Urbión. El objetivo principal era romper la estacionalidad que caracteriza al turismo de la comarca y posibilitar la práctica de este deporte a un buen número de aficionados de Soria y provincias vecinas. En diciembre de 2002 se abrieron las instalaciones, que cuentan con una pequeña pista de esquí alpino, a la que se accede por un remonte, junto a otra de iniciación, con un edificio de servicios y un pequeño aparcamiento. La iniciativa partió de la Diputación Provincial de Soria y contó con el apoyo de fondos europeos.

El punto de nieve de Santa Inés es fruto de una demanda de un sector de la población de Soria capital y provincia, representado por una centro excursionista, que aglutina más de 1500 socios. Dispone de una pista de esquí alpino de 484 metros de longitud y 80 metros de desnivel, con orientación oeste, que se remonta con un telesquí monoplaza que se mueve a una velocidad de 800 vueltas a la hora. Esta pista de esquí alpino discurre por un cortafuego que separa los términos de Vinuesa y Montenegro de Cameros. La pista está sobre una vía pecuaria, pero dispone de autorización. Sobre el edificio en dirección norte hay instalado un tele-baby desmontable para principiantes. Por sus características de longitud y desnivel, esta pista no puede acoger a una gran cantidad de esquiadores y resulta más adecuada para esquiadores noveles que para esquiadores profesionales. Otro problema que plantea es que el remonte se sitúa en una cota baja y expuesta al viento, con lo cual pierde la nieve con mucha facilidad.

En cuanto a las pistas de esquí de fondo (esquí nórdico), el punto de nieve cuenta con 10 km de pista máximos unidireccionales (descenso y bajada por la misma pista), en años de nevadas copiosas e inviernos fríos. Esta pista de esquí, situada a menos de 1750 metros de altitud, pierde cota y en condiciones normales de innivación la pista queda reducida a unos 4 km. Se trata en general de pistas con pendiente poco apropiada para la práctica de esquí nórdico. La Mancomunidad ha tenido que hacer frente a distintos problemas de mantenimiento de las instalaciones y los provocados por el vecino municipio de Montenegro de Cameros, que se niega a aceptar el paso de la pista por montes de su propiedad, si no media una contraprestación económica.

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, LIBROS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL TURISMO RURAL EN LA TIERRA PINARIEGA SORIANA – II

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s