UN ITINERARIO CADA SEMANA: SALAS DE LOS INFANTES – SORIA – BURGO DE OSMA (1917)

El Sol (Madrid. 1917). 3/11/1929, página 5.

Un itinerario cada semana

SALAS DE LOS INFANTES-SORIA-BURGO DE OSMA

Dos carreteras conducen desde Salas de los Infantes a Soria, y ambas atraviesan paisajes espléndidos. La más al sur, por Hontoria y Navaleno, tiene cinco kilómetros más de recorrido, es carretera de segundo orden y, aunque sinuosa y ondulada en toda su extensión, presenta curvas menos cerradas y pendientes más suaves que la otra, un poco más al norte; pero en cambio ésta ofrece más bellos y variados paisajes y pasa por los pueblos de Duruelo y Covaleda, que son los puntos más indicados para emprender la excursión al pico de Urbión; en ambos se encuentran guías y caballerías para realizarla.

La escalada del pico de Urbión no está sólo reservada a los alpinistas muy entrenados, y puede acometerla cualquier viajero al que no moleste cabalgar durante tres o cuatro horas a lomos de un caballo por montañas. El pico tiene la altitud de 2.200 metros, y en una enorme erosión de la época glaciar se encuentra la laguna, y un poco más abajo, las fuentes del Duero; pueden también visitarse las lagunas Larga y Helada, descendiendo después a la pintoresca laguna Negra, que, bordeada de altísimas rocas, ofrece un aspecto imponente.

Se pasa después el pueblo de Molinos, seguramente el de más hermosas construcciones de toda la provincia, pues está formado por casonas de bien labrada piedra sillería, con aleros tallados y espléndidos herrajes, y desde él arranca una carreterita que en cuatro kilómetros conduce a la villa dé Vinuesa, llamada la Corte de los Pinares por los muchos que la rodean, con magníficos edificios, recuerdos de su grandeza de pasadas épocas. Son notabilísimos los palacios de los Carrillos, de los Neyla y el de los marqueses de la Vilueña, éste en una plaza que aun conserva el rollo de la villa.

Stitched Panorama

Soria es de las poblaciones más dignas de recibir la visita de los turistas e Injustamente olvidada por muchos de éstos, tal vez por no encontrarse en los más importantes recorridos, aunque la carretera que por ella pasa es magnifica para dirigirse desde Madrid a Guipúzcoa. Dominada por restos de su antiguo castillo, alrededor del cual se agrupó en la Edad Media la aljama más numerosa de Castilla, sorprende en primer lugar por el magnífico color de todas sus construcciones, que le ha valido el nombre de la ciudad roja.

Sin visitar Soria no puede tenerse un conocimiento completo del arte románico en España. Santo Domingo, San Juan de la Rabanera y San Juan de Duero son monumentos únicos y de belleza inapreciable, especialmente este último, cuyo claustro, del que tan sólo se conservan las arcadas, muestra una originalidad no imitada por nadie. El palacio de los condes de Gomara, con su espléndida fachada y su robusta torre, es una notable muestra de arquitectura civil, y al lado de estos recuerdos medievales las ruinas de Numancia nos trasportan a épocas más pretéritas, que pueden estudiarse cumplidamente en los notables museos Provincial y Numantino.

De Soria a Almazán, por la carretera de Madrid, hay tan sólo una distancia de 35 kilómetros; pero si se recorre la otra carretera que va por Navalcaballo y Quintana, aunque se aumenta en 10 kilómetros la distancia, se pueden visitar las excavaciones que en Cuevas de Soria han puesto de manifiesto los restos de una importantísima villa de recreo de la época romana, tan suntuosa que aun pueden admirarse los pavimentos de mosaico de veintiocho de sus habitaciones.

Almazán, en la ladera de una colina, destaca del cinto de sus murallas, que aun conservan puertas tan bellas como la de Berlanda, la espléndida silueta de sus torres y campanario y la hermosa galería del palacio de los Hurtado de Mendoza.

La catedral de Burgo de Osma, adonde puede llegarse por Ortezuela, carretera que marcha siguiendo la orilla del Duero hasta este punto, donde salta a la margen derecha, es un edificio de pequeñas proporciones, pero tan puro de estilo que, según Lampérez, merece figurar entre los más notables del periodo del apogeo del estilo ojival. Son notables su gran retablo de talla y el sepulcro del obispo San Pedro de Osma, en piedra policromada y labrado en 1258.

Javier CABEZAS

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN ITINERARIO CADA SEMANA: SALAS DE LOS INFANTES – SORIA – BURGO DE OSMA (1917)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s