NOTICIERO DE SORIA (06/09/1923)

Curiosamente este artículo aparecía en la prensa de Soria el mismo día en que se produjo en terrible incendio que sufrió nuestro pueblo y que casi arrasa con la totalidad del mismo.

NOTICIERO DE SORIA (jueves 6 de septiembre de 1923) – pag. 3

DE LA SORIA DE AYER

IMPORTANCIA DE LOS PINARES

El año 1879, se trataba en Soria de la construcción de carreteras, puentes … y aún de ferrocarriles.

Se emitió un informe provincial, y en el primitivo Avisador Numantino, fundado y dirigido por don Francisco P. Rioja (q.e.p.d.) se escribió no poco, y por primera vez en el país se abrió en aquel periódico Tribuna Libre a la pública opinión.

Residía entonces en Covaleda un pinariego muy culto, médico del pueblo, llamado don José Peña y Cámara, de grata recordación.

De lo que aquel buen soriano decía, vamos a exhumar los siguientes párrafos, que aun hoy en el año 1923, tienen no pequeña actualidad, careciéndose todavía de tan ansiado ferrocarril.

Son datos, los que el inolvidable señor Peña y Cámara daba, de una efectividad sin igual, y que cuando capitalistas extranjeros intentaban inclinarse a la construcción del ferrocarril Burgos-SORIA-Calatayud, se nos pidieron llevándoselos a Francia, sin que por motivo de la guerra europea se haya logrado nada después.

He aquí cuanto en síntesis demuestra el sorianismo de uno de nuestros viejos paisanos, cuya muerte tanto tenemos que sentir.

El señor Peña y Cámara, se expresaba así:

“Poco diremos de las treinta cabradas que se alimentan en estos impenetrables y extensos bosques o selvas (diez y seis leguas de circunferencia teniendo solo Covaleda diez), nada de la abundantísima leche que aquellas dan vendiéndose a seis cuartos la azumbre en verano por falta de personal o movimiento; poco también del mucho y delicado queso que de la misma se hace, el cual se consume en parte en el Valle de Valdeavellano, sin que a nadie nos desmienta, prueba evidente o de que allí no se hace o es de una calidad ínfima o de leche cuajada; porque estas son pequeñeces o fruslerías (lo de la leche y queso) que importan poco al lado de estos inmensos tesoros forestales y de esta incalculable riqueza pecuaria; pues cuando hay que recurrir a ellas ponen en ridículo al país que otra cosa no tiene, si por ello aspira a una carretera.

Sus cuatrocientos pares de bueyes en ejercicio, que se triplican con los pueblos de Regumiel, Canicosa, Quintanar de la Sierra, Vivilviestre y Palacios y mil novecientas vacas o reses vacunas de las que se proveen los traficantes aragoneses para abastecer de carnes a Zaragoza y Barcelona y los mismos de Sotillo y Valdeavellano para vendérselas a éstos o las cortantes de Soria o de Almazán.

covaleda 1968

Bastantes yeguas de cría.

Varios carromatos que se paralizan en Herreros en todo tiempo por carencia de vía, y los cuatrocientos pares de bueyes todo el invierno por falta de puente, prueba patente y palmaria de que todas las necesidades son apremiantes en nuestra provincia y prueba inconcusa también, de que en cualquier vallecito o rincón de la misma, se halla estancada riqueza… y pudriéndose inmensos tesoros…

Sus famosas recuas que os son bien conocidas a su tránsito para Aragón, cuando pueden vadear el Ebrillos, que si no, se están en casa un mes continuado, como en la temporada actual.

Regulares piaras de ovejas del país para los usos comunes de la vida, cuyo abono con el de la cabra (sirle) hace que la recolección de patatas sea abundantísima y de una calidad excelente, tanto que de pocos años a esta parte son los pinares los cosecheros más principales de la provincia en este artículo.

Su praderío, que es la admiración de propios y extraños, por su abundantísima yerba para el invernadero de sus muchas reses vacunas convertida en heno, aparte de las que envían a terrenos más cálidos sus buenas dehesas riquísimas de yerba fresca, sus quintos agostaderos.

¡¡¡Seis mil pinos de concesión legal anual!!! Quinientos vecinos (entre los cuatro pueblos) dedicados al tráfico de las carretas y al acarreo de maderas, a la agricultura y siembra de patatas, a la arriería, a la construcción de aros y gamellas; cuyos dos artículos ha tenido la satisfacción el Ayuntamiento de Covaleda de que hayan sido premiados en la Exposición universal de Paría por el Jurado internacional de la misma, con mención honorífica, como lo fueron también en su época los aros en la de Valladolid; al pastoreo, al asierro de madera, a carbonear, al oficio de molinero, sin salir nadie del país ni aun a la aceituna, como si hubieran oído a Lista cuando dice:

Feliz del que nunca ha visto

más río que al de su patria

y duerme anciano a la sombra

de pequeñuelo jugaba

el caudaloso y cristalino Duero y su compañero el Triguera el que (entre paréntesis) no ha tomado a mal que le haya usurpado aquél el derecho de primogenitura con sus finas y delicadas truchas asustadas a veces por la manada de jabalíes o corzos que perseguidos por el sabueso del solitario pastor, los cruzan veloces, testigos mudos de tanta riqueza y reunidos corren por medio del valle de los antiguos Pelendones con saltos mil a derecha e izquierda; para el desarrollo de otras tantas industrias con brezos, pinos, robles y hayas para hacer carbón cuanto se quiera, a la mano y sin acarreo, especialmente del primero con mejora del arbolado, y continuando este riquísimo valle con otro más floreciente y rico, si cabe, con las mismas producciones; pero más agricultura, más cereales y garbanzos con su carretera provincial próxima a concluirse, cuyos dos valles (nueve leguas de longitud) trocando la carretera en carromato, menos para los arrastres locales, será uno de los principales puntos de España para alimentar el ferrocarril con inmensos materiales forestales sin competencia en el Globo, pues sus renombradas maderas de pino, haya y roble, dan el resultado en sus inmensas producciones; atención, Excelentísima Corporación; atención sorianos y empresarios de vías férreas, siquiera murmure la oruga de la fábula.

Vigas, viguetas, machones, sesmados, catorzales, postes para telégrafos, tablones de catorce pies, tablas para trillos, tabla, tableta, hojas, chillas, ripia, costeras, traviesas, alfangías y terciadillos, etc…; ruedas de aros de doce a trece palmos para zarandas de cribas y arneros, ceazos, panderas, gamellas, gamellones, artesas, chocolateras, dernajos y orejudas, taburetes, mesas, palos de diferentes formas de haya para sillas, catres, hormas, tablas de roble para subas, brea, resina y pez, carbón de los mismo y brezo para leñas muertas hasta lo infinito, es decir, la mar… de comercio para abastecer, de las primeras, a toda España, y de las últimas, a toda Europa, y que hoy se están pudriendo en vez de calentarse con ellas tierra de Campos y Aragón y servir para diferentes fábricas de vidrios, ferrerías, tejeras, hornos, fraguas, etc… con grandes masas de lignito y excelentes muestras de carbón de piedra; arcillas varias con asfalto y sobre todo betún glutinoso o sea malto o pisasfalto; minas de hierro abundantes y una de las mejores de España en la parte norte del pico de Urbión y según los prácticos de más rendición que la de Somorostre, si bien no tan fundente.

Este es, Excmo., señores, a grandes rasgos, éste es el país de los renombrados pinares, ésta es la rica comarca que sin hipérbole se ha denominado, hace muchos años, el río de oro inagotable por sus producciones forestales; éste el país que en ganado lanar, cabrío, vacuno y boyar desafía a otro “rico en ganadería” a que presente la cuarta parte que él; este es, por último al que los señores informantes letrados dejan sin carretera o al menos no la indican, y a vosotros, ilustres descendientes de Megara y Retógenes, y a vosotros, sorianos, sin el principal elemento de vuestras deseadas vías férreas.”

 

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NOTICIERO DE SORIA (06/09/1923)

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s