LA VOZ DEL URBIÓN: LA VIDA DEL TÍO MELITÓN

LA VOZ DEL URBIÓN, Nº 7 (Abril – 1982)

CRUZ DE LERIN- , EN CUEVA MUJERESRecuerda el lugar ¿exacto? ,en El que Melitón Llorente mató a Cipriano García."eI Lerín" -. A la izquierda toconas de Ios pinos junto a los que esperó a su víctima.

CRUZ DE LERIN- , EN CUEVA MUJERES
Recuerda el lugar ¿exacto? ,en El que Melitón Llorente mató a Cipriano García.
“eI Lerín” -. A la izquierda toconas de Ios pinos junto a los que esperó a su víctima.

VIDA DE MELITON

Vamos a relatar la historia de un personaje que corre por estas tierras. Contiene parte de verdad y parte de leyenda.

Yendo paseando por el paraje denominado “Cueva Mujeres” un grupo de amigos, vimos una cruz que pone: “Aquí fue muerto el tío Lerin el 9 de Julio de 1.870 a mano airada”. Y empezamos a comentar qué significaba:

–          ¿Quién era el tio Lerin?.

–          Era un señor que vivía en Covaleda.

–          Pero; ¿quién lo mató?.

–          Anda, ¿no lo sabes? ¡El tío Melitón!

Entonces una de las personas del grupo dijo:

–          El tio Melitón era un hombre que también vivía en Covaleda; nació el 10 de Marzo de 1.838 y lo bautizó el sacerdote Don Cándido Domínguez el 13 de Marzo de 1.838, con el nombre de Melitón Llorente Rioja. Hasta que se casó, vivía en el pueblo en una “casucha”; después de casado se fue al monte con su mujer.

–          ¿Y con quien se casó?

–          Se casó con Francisca García, de Cabrejas del Pinar … para la gente del pueblo “la cabrejana”.

–          ¿Y no tuvieron hijos?

–          Si. Tuvieron uno, pero al poco tiempo de nacer murió.

–          ¡Que lástima!

–          ¡Si!, pero todavía no nos has dicho quién era el Tío Melitón.

–          Como ya os decía vivió en el monte desde que se casó y cambió totalmente de forma de vida. Se dedicaba a robar cabras, vacas, etc. aterrorizando a las gentes del pueblo, llegando estas gentes al extremo de no atreverse a salir de noche de casa por miedo a encontrarse con él.

–          A mí me han contado que un día se encontraban desollando un toro (Melitón y su mujer), cuando los encontró el dueño del animal que andaba buscando el rebaño. Al verlos, les echó el !alto!, y Melitón le advirtió: “¡De eso nada!”, “¡Hombre muerto no habla!” … dijo la mujer. Entonces, el tío Melitón echó a correr detrás de él, mas no pudo alcanzarlo porque era mucho más joven. Cuando llegó a casa, se metió en la cama muy asustado, muriendo del susto.

–          ¡Anda ! ¡Pues sí que le tenian miedo!.

–          Sí, pero… al tío Lerin ¿por qué lo mató?

–          Parece ser que era el único que no le tenía miedo en el pueblo. Era más fuerte que él.

–          ¿Y como lo mató?

–          Yendo un día el tío Lerín a Salduero o a la vuelta (no se sabe seguro) le estaban esperando, Melitón y su mujer, subidos a un árbol, por el camino estrecho que llevaba a Salduero, que estaba lleno de matorrales. Entonces desde lo alto del árbol le tiraron un hacha y dándole en el hombro, le cortaron el brazo. Entonces se bajaron del árbol y, como no se podía defender, entre los dos lo arrastraron y lo tiraron por un precipicio. Lo encontraron muchos días después, por las moscas que andaban alrededor del cadáver.

–          Oye, a mí me han dicho también que al tio Lerin lo había quemado en una taina llena de cabras.

–          ¡Si!. Y parece ser que estaba en la cárcel de Soria y se escapó esa noche para quemar la taina, volviendo al día siguiente a la cárcel.

–          ¡Hay que ver! ¡Qué carácter más raro tenia!

–          ¿Y como murió el tío Melitón?

–          Como nadie se atrevía a matarlo, un grupo de personas le estaban esperando por una calleja que siempre iba, se llama “Los Bolicios” y está a las afueras del pueblo. Gritaron: “¡Alto !, ¿Quién vive?. Respondió: “Melitón Llorente”. Y sonaron unos disparos: ¡Pun! ¡Pun!

–          ¿Quién fue el que disparó?

–          Dicen que un vecino que se llamaba Simón, pero se hizo reo de su muerte la Guardia Civil. Murió el 6 de Enero de 1.878.

–          ¿y qué pasó con su mujer?

–          Sobre ella ya no se saben muchas cosas. Tenéis que daros cuenta de que como todos les tenían miedo procuraron olvidarla.

–          A mi me han dicho que se volvió a casar … ¿es verdad?

–          Según creo si, y también intentó hacer lo mismo que con el tío Melitón pero el otro no le hacia caso; es más, dicen que le daba muchas “palizas”.

Cueva despensa-secadero del Tío Melitón. Foto de N. de Diego

Cueva despensa-secadero del Tío Melitón. Foto de N. de Diego

Mientras estuvimos hablando se nos hizo de noche y tuvimos que ir al pueblo, y ya no comentamos nada más de ello… ¡Todos teníamos un poco de miedo!.

 Olga Herrero 7º

Merche Jiménez7º

Anabella G. 7º

Mª Jesús J. 7º

José Luis Cacho 6º

Fermín González 8º

Alicia Mata 8º

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS, PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA VOZ DEL URBIÓN: LA VIDA DEL TÍO MELITÓN

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s