CASONAS CARRETERAS – III

FACTORES DE INFLUENCIA

 Es fundamental el análisis de los condicionantes que nos impone la situación geográfica de la zona en la que queremos estudiar la arquitectura popular, es decir, condicionantes climatológicos, geológicos, históricos, económicos, religiosos, e incluso  las zonas con que limita.

COMARCA DE PINARES BURGOS-SORIA

COMARCA DE PINARES BURGOS-SORIA

ZONA GEOGRAFICA

La Cabaña Real de Carreteros estaba dividido en numerosos núcleos a lo largo y ancho de toda la geografía hispana. Tres eran las principales agrupaciones o Hermandades de carreteros, dedicados al transporte de volúmenes importantes y a grandes distancias: la Asociación de Cuenca al SE de esta provincia, la Asociación de Avila, en la Sierra de Gredos y la que nos ocupa, la Junta y Hermandad de la zona Burgos-Soria.

Para hacernos una idea de la extensión de los distritos que correspondían a  cada asociación, hay que tener en cuenta que la Hermandad de Burgos-Soria abarcaba unos 106.000 km2, la de Ávila, unos 76.000 km2, y la de Cuenca, aproximadamente los mismos que la primera.

Como es lo habitual en los lugares donde se localizan estas organizaciones, se trata de una zona de abundantes pinares, pues disponen de materia prima para el transporte, la madera, y mucho pasto para la cría de ganado vacuno.

En este estudio nos centramos en las viviendas utilizadas por los integrantes de una de las tres organizaciones de carreteros más importantes que han existido en España, La Junta y Hermandad de la Cabaña Real de Carreteros de la Sierra Burgos-Soria, conocida como “Tierra de Pinares”, y ocupando las ramificaciones occidentales del Sistema Ibérico, esto es, las Sierras de la Demanda y Neila La zona a estudiar se ubica dentro de la Comunidad de Castilla y León, extendiéndose al SE. de la provincia de Burgos y al NO. De Soria. Situada en la parte  norte de la Meseta Central, limita al Norte con el Sistema Ibérico, Sierra de Neila y Campiña; al Sur, con las Sierras de Cabrejas y Resomo; al Este, con el Sistema Ibérico, y al Oeste, con Palacios y Hontoria.

Los pueblos carreteros se sitúan en su mayoría en las faldas de montes cuyas cumbres son de aproximadamente 1200 m, e incluso en algunos casos en 2100 m. Se trata de una zona con una densidad poblacional de 10 hab./Km2.

La Comarca de Pinares Burgos-Soria que comprende la Hermandad de Carreteros de la Sierra de la Demanda, abarca unos 670 Km2 considerando los terrenos “comuneros” abundantes en esta zona.

Se reparte ésta superficie entre los siguientes pueblos que constituyeron la Hermandad: En cuanto al relieve, se perfila como una zona montañosa, de sierra, cuyos puntos más elevados se encuentran al norte, superando algunos los 2000 metros (Urbión, Tres Provincias o Muñalva, entre otras), mientras en la zona más meridional, las cotas más altas superan ligeramente los 1000 metros. La morfología general del relieve de esta comarca se caracteriza por una sucesión de ondulaciones, que han sido formadas por las cumbres y las depresiones, dentro de las cuales citaremos la del Arlanza, la del Zumel y la del Duero.

Provincia de Burgos:
Vilviestre del Pinar: 38.03 Km2
Palacios de la Sierra: 70.62 Km2
Quintanar de la Sierra: 64.50 Km2
Canicosa de la Sierra: 29.31 Km2
Regumiel de la Sierra: 25.89 Km2
Hontoria del Pinar: 81.10 Km2
Navas del Pinar: 5.70 Km2
Aldea del Pinar: 2.8 Km2

Provincia de Soria:
Duruelo de la Sierra: 44.71 Km2
Covaleda: 105.66Km2
Molinos de Salduero: 27.89 Km2
Navaleno: 25.06 Km2
Casarejos: 28.21 Km2
Arganza: 1.7 Km2
Vadillo 13.97 Km2
Cabrejas
Abejar
Herreros
Villaverde

Dibujo 05-04

 GEOLOGIA y GEOMORFOLOGIA

Los pueblos carreteros se sitúan en su mayoría en las faldas de montes cuyas cumbres más elevadas se encuentran en la línea Norte, en los términos de Quintanar, Regumiel, Duruelo y Covaleda llegando en algunos casos en 2100 m.

La Sierra de la Demanda que como unidad morfoestructural recibe la denominación de Montaña, presenta en el mapa de tectónica una zona más extensa de terrenos cuya deformación primera y principal corresponde a una fase herciana precoz y que han sido después afectados por otras fases, principalmente durante el Westfaliense. Aparece también una pequeña zona, limítrofe con La Rioja en la que los terrenos han sido deformados al final del Oligoceno.

A las montañas de esta zona se les denomina “sajónicas”, debido a que presentan una mezcla entre plegamientos y fallas, que es producto de la superposición en la zona de las tectónicas herciana y alpina.

En cuanto a su historia estatigráfica, la edad de formación de los materiales sobre los que se asienta el sustrato físico, en la mayor parte de la zona que nos ocupa corresponde al paleozoíco, concretamente al ordovícico y al cámbrico en su mayoría, con alguna zona perteneciente al precámbrico.

Los materiales que podemos encontrar son en su mayoría del jurásico, aunque a veces afloran materiales de otros periodos (triásico, cretácico, pérmico, pleistoceno…). Encontramos desde la Sierra de Cabrejas hasta la de Urbión y de Neila, desde la de Duruelo hasta Palacios, predominantemente cuarcitas conglomeráticas y arcillas arenosas, desde el Valle de Revinuesa, Molinos-Salduero, hasta Palacios, una amplia faja de curzarenitas, en Arganza, Casarejos Vadillo, Hereros, Cabreja y Muriel , predominan terrenos calizos, arenas y areniscas-calizas. Además se encuentran en algunos puntos arcillas, arenas, gravas, limos y pizarras.

INFLUENCIA.PDF

CLIMATOLOGIA

El clima no es sólo un factor condicionante directo en los modos constructivos sino que también lo es de otros procesos de orden físico y biológico que influirán a su vez en la organización, en el sistema y en los materiales que aparecerán en las casas de la zona.

El hecho de que nos localicemos en importantes macizos pétreos alcanza una influencia decisiva en lo que a su clima se refiere.

También su altitud elevada es factor destacado que determina, sobre todo, un descenso de las temperaturas.

El clima como en le resto de la Meseta Norte es el continental típico, seco y extremado, con inviernos fríos y largos, y veranos cortos con elevadas temperaturas diurnas.

Por su situación en la Iberia Seca, las precipitaciones debieran ser bajas, sin embargo la parte septentrional, con altitudes hasta los 2.220 m, destaca por sus abundantes precipitaciones.

En los pueblos de la parte Norte: Neila, Quintanar, Regumiel, Duruelo y Covaleda, nieva abundantemente, permaneciendo en algunas zonas la nieve de un año a otro.

Las precipitaciones es una característica más en esta zona, que junto a las nombradas anteriormente influyen decisivamente sobre su vegetación y producciones agrícolas.

INFLUENCIA.PDF VEGETACION

La vegetación está configurada y condicionada por su clima de montaña con especies de frondosas caducifolias, como robles, hayas y rebollos, a los que se suman las coníferas que han ido ocupando poco a poco el hábitat de las de las frondosas, constituyendo el pino albar el área de monte maderable más importante de la provincia, y que da nombre a la zona de Pinares.

A ellas hay que añadir, el bosque abierto de sabina y enebro que ocupa la zona calcárea de Hontoria en Burgos y parte del área soriana. Además surgen también algunas especies mediterráneas en los lugares de menor altura, como la encina y el enebro.

 ECONOMIA Y DEMOGRAFÍA

Se trata de una economía basada, sobre todo, en la ganadería y silvicultura, dejando a la agricultura en un segundo plano, tanto que podemos hablar de una agricultura de subsistencia. El cultivo más importante es el cereal con una preeminencia del trigo sobre la cebada.

Dentro del sector primario, la ganadería es la actividad más importante. El ganado vacuno ha sido esencial para realizar otro tipo de trabajos, como la carretería, y es ahí donde radica su transcendencia. Además la cabaña ovina y caprina siguen siendo considerables.

Enorme peso ha tenido y tiene la silvicultura, que favoreció siglos atrás la configuración de carretas para el transporte, y hoy día, la industria de las serrerías.

Directamente relacionada con la economía está la demografía de esta zona. Se puede comprobar claramente que la carretería en lo siglos XVI, XVII y XVIII hizo rica a la comarca pinariega, con lo cual, el índice de crecimiento de la población también fue en alza.

Se trata de un crecimiento lentísimo hasta los últimos años del siglo XIX, debido a las innumerables pestes y epidemias que azotaron estas tierras a lo largo de los siglos XVI y XVII, a los conflictos bélicos, como la guerra de la independencia o las guerras Carlistas, a la pérdida de privilegios de los carreteros en el XIX, y al estancamiento de los transportes desde la segunda mitad de dicha centuria.

Dibujo 05-13

Para hacernos una idea de la imagen económica de la época, mostramos a continuación dos textos recogidos en una descripción del año 1788, realizada por Juan Loperraez Corvalán, del Obispado de Osma al que pertenecía esta zona:

“En muchos pueblos de esta parte del Obispado, que son los lugares de Duruelo, Covaleda, Salduero, los Molinos, Palacios, Bilviestre, Regumil, Cañicosa, Navaleno, Arganza, y otros, nada se siembra; y quitando algunos vecinos que tienen carretas, los demás se mantienen solo de hacer artesones y gamellas, distrayéndose tanto con este exercicio, que apenas entran en el pueblo en todo el año, viviendo en el campo á las inclemencias. (tienen en lo alto de las sierras algunos hornos, donde tuestan las gamellas.)…”

“De esta desidia y poca aplicación, nace que exceptuando tal qual casa, que se mantiene con medianas conveniencias, por tener algunas carretas, los demás se hallan reducidos á vivir con mucha miseria, y sujetos, así a hombres como mugeres, á conducir á costilla para vender, y poderse mantener, leñas y gamellas (causa compasión al ver cargados así á hombres como á mugeres, por el mucho peso que llevan á costilla, y van así á los mercados de Soria, y á otros pueblos crecidos.) y á vestir con tanta desnudez, que por lo comun las mugeres llevan unos sacos de paño basto, que les coge desde los hombros á los pies, y les dan el nombre de jornea, (es un trage cerrado, pero tan estrecho, y de hechura tan extraña, que para ponérselo, entran primero la cabeza; y para quitárselo, tienen en la espalda una lazada, y entránsola en una escarpia, que está aprevención clavada en la pared del dormitorio, van sacando poco á poco el cuerpo de la jornea, quedando colgada, y en disposición para vestirse á la mañana siguiente.) sin mas abrigo de sayas, guardapie, ni otra ropa. Con este trage hacen las cortas de pinos, arreglan las maderas, cargan y gobiernan en caso necesario las carretas. En los demás pueblos de toda esta parte del Obispado, se visten tambien con igual ó mayor miseria, distinguiéndose por los diversos cortes y adornos de las cabezas, las casadas, viudas y solteras (es mucha la diversidad de trages que se advierte en esta parte del Obispado, aunque los mas extraños son los de los lugares de Moncalvillo, Cabezon, Pinilla de los Berruecos, Navas, Rabanera y Acinas.); cargándose generalmente en los dias festivos y de funciones, de corales y planchas de plata, sobre otros vestidos de paño pardo, pespunteados con estambres de colores, y con cortes y henchuras tan honestas, y de dura, que nos recuerdan la moderacion antigua de nuestra España, y nos hace ver que no se ha introducido en esta parte de ella, por la misericordia de Dios, el luxo que experimenta en otras, tan perjudicial á los pueblos, proviniendo este sin duda de la ociosidad, y aquella de los continuos afanes con que viven, y exercicios varoniles en que se emplean.”

Dibujo 05-12

COMO ERA Y VIVIA EL CARRETERO

Para conocer bien un tipo de construcción, hay que estudiar al tipo de gente que la ocupa, no sólo la funcionalidad que el propietario ha buscado en ella, sino que su cultura, sus ideas, incluso su carácter.

Según Pedro Gil Abad, “el serrano es de mediana talla, nervudo, fuerte, sincero, sufrido, valiente, leal, comunicativo, abierto, individualista, orgulloso y poco emprendedor, inteligente y poco razonador, piensa muchos los pros y contras y así pierde muchas oportunidades”. “Es mezcla de celta-judio- vasco y castellano.”

“La mujer serrana cultiva la tierra, corta pinos, guarda ganados, lleva las caretas si es necesario. No pueden ni tienen tiempo para la educación y crianza de sus hijos ni de aprender a coser para vestir bien. De ahí que no usen sábanas, …….”

Mientras el carretero se dedicaba al transporte y pasaba largas temporadas fuera del hogar, era su esposa la que se encargaba de todo en la casa y en los trabajos de la hacienda. Este es el motivo de que aún hoy, en toda la zona, la sociedad sea matriarcal principalmente.

Todas estas características influirán en el modo de construir, siendo la vivienda reflejo muchas veces, del carácter de su morador además del de su nivel económico.

INFLUENCIA.PDF

La vida del carretero se desarrolló en función de la vida nacional: guerras, sal, edificios públicos, Corona, etc… y en función de su trabajo, transportes, rutas, madera, dehesas de invierno, estancia en los pueblos, etc.

Según PedroGil Abad, normalmente iban en caravana de unas 25 a 30 carreteras, lo que llamaban “carretería”. Cada carretería iba guiada por un mayoral, un aperador y un ayudante de aperador, un pastero y un ayudante de pastero, un gañán y un ayudante de gañán.

El mayoral llevaba la responsabilidad de la carretería, el aperador se encargaba con su ayudante del arreglo de las carretas, el pastero y su ayudante eran los encargados de cuidar los pastos del ganado y los gañanes que eran los más jóvenes se ocupaban del trabajo de carga y descarga de las carretas, aunque en esta tarea ayudaban todos.

Cada día andaban entre 30 y 40 kilómetros, según el terreno y la carga. Durante el invierno, los más jóvenes se quedaban en las dehesas de invierno cuidando del ganado y los demás carreteros iban a sus respectivos pueblos en los que permanecían unos tres meses. La salida de los pueblos para el transporte era a primeros de Marzo y regresaban para San Martín o San Andrés a finales de Noviembre.

Mapa de GEOLOGIA.

Mapa de GEOLOGIA.

Eran pueblos cerrados, de difícil comunicación, de patrimonio común y por tanto de vida comunal. Esta característica hace que yuxtapongan el individuo a la comunidad, que pospongan los intereses individuales a los de grupo. Se tienen derechos y deberes por pertenecer a la comunidad. Todo es común. De ahí los comuneros entre pueblos, ledanías, Ciudad y Tierra. Estos aspectos han dado, lugar a familias endogámicas para conservar lo común, los aprovechamientos forestales, el patrimonio. Aun en nuestros días casarse con forastero o forastera, en algunos pueblos serranos supone no percibir los aprovechamientos forestales completos.

Más del 80% de la población de los pueblos carreteros eran trabajadores de carretería al igual que en los pueblos de merineros ese tanto por ciento eran pastores. Los sueldos de los trabajadores de la carretería se encontraban entre los más importantes. Iban de más a menos desde el mayoral, aperador, ayudante de aperador, pastero, ayudante de pastero, gañán y ayudante de gañán.

Pero en el aspecto económico debemos tener en cuenta que de los 1.336 trabajadores de la Hermandad de Carreteros Burgos-Soria, eran propietarios unos 1.040; que tenían unas 6.429 carretas en el transporte y unos 19.287 bueyes dedicados al trajino. La media de carretas por propietario era de cinco y con carretería completa había 22 carreteros.

En el informe que emiten los responsables para la única contribución en el Catastro de Ensenada, sobre la economía de los carreteros, se dice que “los carreteros visten y calzan a sus mujeres e hijos y familiares con esplendidez además de aumentar sus caudales más que los médicos, boticarios, practicantes, escribanos, maestros, etc…”

INFLUENCIA.PDF

Del pinar sacaban madera para sus casas, para las carretas, para fabricar sillas, aros, gamellas, pez y disfrutaban de aprovechamientos y privilegios de sus pinares, lo que suponía otros ingresos de gran interés para la época. La producción de la Hermandad de Carreteros Burgos-Soria a escala nacional ascendía a más del 12% del total de los transportes por carretera.

El Consulado de Burgos debe mucha de su importancia al transporte efectuado por los carreteros de la Hermandad con las lanas castellanas por el Cantábrico y a veces incluso por Almería en el Mediterráneo.

DISTRIBUCION DE LOS PINOS

DISTRIBUCION DE LOS PINOS

DISTRIBUCION DE ROBLE

DISTRIBUCION DE ROBLE

SUPERFICIE MADRABLE.

SUPERFICIE MADRABLE.

INFLUENCIA.PDF

Galería | Esta entrada fue publicada en DOCUMENTOS, FOTOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CASONAS CARRETERAS – III

  1. Pingback: HISTORIA DE COVALEDA CUMPLE 3 AÑOS | HISTORIA DE COVALEDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s